Alféizar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El alféizar, palabra que proviene del árabe al-fasha,[1]​ es un elemento constructivo que se corresponde a la parte baja de la ventana, cubriendo el antepecho. El alféizar tiene un vierteaguas con pendiente hacia afuera, asegurando una evacuación rápida del agua; por la misma razón de estanqueidad ha de penetrar en las jambas del hueco[2]​ y suele resaltarse hacia fuera formando un goterón. Por su importancia en la estanqueidad, el diseño del alféizar es uno de los puntos críticos en la proyección constructiva de los edificios.[2]

Tipos de alféizares según material[editar]

Puede colocarse una pieza de remate del muro en el hueco que funciona de alféizar y vierteaguas.

  • Hormigón: Pueden prefabricarse. Poseen una mayor resistencia ante empujes mecánicos y son fáciles de limpiar.[3]
  • Madera: Se generan pocas deformaciones debido a los cambios de temperatura y a la humedad, aunque éstas dependen del tipo de madera.[3]
  • Piedra: Gran resistencia ante empujes mecánicos.
  • Compuestos de piedras: Pueden generarse superficies muy tersas y por tanto, muy fáciles de limpiar. Pueden tener muy buen comportamiento ante la abrasión, los choques y los rayos UV.[3]
  • Metal: Normalmente de acero galvanzado o aluminio. Se tratan para resistir a las inclemencias del tiempo.[3]

Referencias[editar]

  1. Lajo Pérez, Rosina (1990). Léxico de arte. Madrid - España: Akal. p. 12. ISBN 978-84-460-0924-5. Consultado el 1 de mayo de 2015. 
  2. a b Collado Trabanco, Pablo (2005). Control de ejecución de tabiquerías y cerramientos. Lex Nova. p. 197. ISBN 978-84-84066606. 
  3. a b c d http://www.robwill.nl/index.php?option=com_content&view=article&id=14&Itemid=35&lang=es (Última consulta: 18 de marzo de 2011).