Alexia González-Barros

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alexia González-Barros
Información personal
Nacimiento 7 de marzo de 1971
Madrid, (España)
Fallecimiento 5 de diciembre de 1985 (14 años)
Pamplona (Navarra, España)
Nacionalidad Española
Familia
Padres Ramona González y Francisco González-Barros
[editar datos en Wikidata]

Alexia González-Barros González (Madrid, 7 de marzo de 1971 - Pamplona, 5 de diciembre de 1985) fue una niña española que está en proceso de beatificación. Murió a los 14 años a causa de un proceso tumoral en la columna vertebral conocido como sarcoma de Ewing.

Biografía[editar]

Nació en Madrid el 7 de marzo de 1971 y fue la menor de siete hermanos. Desde los 4 años de edad hasta el comienzo de su enfermedad cursó sus estudios en el colegio "Jesús Maestro" de la Compañía de Santa Teresa de Jesús. Con 13 años, el 4 de febrero de 1985, se le diagnostica un tumor maligno que en poco tiempo la deja paralítica. Sufre cuatro largas operaciones y prolongado tratamiento médico durante los siguientes 10 meses. En las distintas biografías publicadas sobre su vida, como la de María Victoria Molins o Miguel Ángel Monge, se refleja cómo Alexia aceptó su enfermedad y decidió ofrecer su sufrimiento y sus limitaciones físicas por la Iglesia, por el Papa y por los demás; destacando su fortaleza, paz y alegría, que fueron constantes a lo largo de su enfermedad.

Falleció el 5 de diciembre de ese mismo año.

Causa de beatificación[editar]

La causa de beatificación de Alexia fue introducida en Madrid el 14 de abril de 1993 y clausurada el 1 de junio de 1994. La fase de Roma comenzó el 30 de junio de ese mismo año. El Decreto de Validez fue otorgado por la Sagrada Congregación para las Causas de los Santos el 11 de noviembre de 1994.

Documental[editar]

En 2011 se estrenó un documental sobre su vida dirigido por Pedro Delgado.[1]

Película[editar]

La película Camino, de Javier Fesser, fue estrenada el 17 de octubre de 2008 en España y está inspirada en la vida de Alexia.

El director afirmó que todo lo que aparece en la película tiene base real y que intentó retratar a una familia del Opus Dei con una hija en trance de muerte, realizando una exhaustiva investigación «sobre otros casos de "olor de santidad" y sobre el modo de operar del Opus Dei», conduciéndose como un «espectador neutral». Sin embargo, la cinta tuvo cierta polémica debido a la forma en que retrataba a sus personajes, supuestamente alejada de la realidad. De hecho, la familia de Alexia afirmó en un comunicado que «en ningún momento ha existido ni existe relación, colaboración o participación de ninguna clase con el director, guionista, productor o cualquier otra parte responsable de tal ficción».

Notas[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]