Alessandro Magnasco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La resurrección de Lázaro, obra de Alessandro Magnasco.

Alessandro Magnasco también conocido como il Lissandrino (4 de febrero de 1667-1749), fue un pintor rococó italiano del Norte de Italia, conocido sobre todo por sus escenas de género o paisajes estilizadas, fantásticas, a menudo fantasmagóricas.

Biografía[editar]

Nació en Génova, hijo de un artista menor, Stefano Magnasco, aprendió con Valerio Castello, y finalmente con Filippo Abbiati (1640-1715) en Milán. Excepto por el periodo 1703-9 (o 1709-11)[1] cuando estaba trabajando en Florencia para el Gran Duque Cosme III, Magnasco permaneció en Milán hasta 1735, cuando regresó a su Génova nativa. Rudolf Wittkower le considera "solitario, tenso, extraño, místico, extático, grotesco, y sin relación con el curso triunfal de la escuela veneciana" desde 1710 en adelante.[1] Sin embargo, Magnasco encontró mecenas entre sus contemporáneos por su obra entre las familias destacadas de su época, incluyendo a los Arese y los Casnedi de Milán.[2]

Estilo maduro[editar]

Después de 1710, Magnasco destacó produciendo pequeños lienzos hipocrómicos, con paisajes y ruinas extraños y sombríos, o interiores repletos de gente con personajes pequeños, a menudo alargados como si fueran personajes de tiras cómicas. Las personas de las pinturas de Magnasco eran a menufo pordioseros licuados vestidos con harapos, pintados a brochazos nerviosos. Algunas de las pinturas se completaron con la ayuda de Clemente Sprera y Antonio Francesco Peruzzini. A menudo tratan temas inusuales tales como servicios en una sinagoga, reuniones de cuáqueros, o de ladrones, catástrofes, e interrogatorios inquisitoriales. Sus sentimientos en relación con estos temas no quedan muy claros.

Luigi Lanzi le describe como el Cerquozzi de su escuela; y le coloca así en el círculo de los bambochantes. Indica que Magnasco tenía figuras poco más que un largo arco pintaba con humor y placer, pero no si esta era la intención del pintor. Indica que estas piezas excéntricas eran favorecidas por el Gran Duque Giovanni Gastone Médicis. Magnasco a menudo colaboró colocando figuras en los paisajes de Carlo Antonio Tavella y las ruinas de Clemente Spera en Milán. Magnasco era más estimado por los extranjeros que por los genoveses. "Su toque grueso, aunque unido a una concepción noble y un correcto dibujo, no era atractivo en Génova, puesto que está lejos del acabado y la unión de tintas que estos maestros seguían."[3]

Notas[editar]

  1. a b Wittkower, 1993, p. 478
  2. Spike, 1986, p. 87
  3. *Lanzi, Luigi (1847). Thomas Roscoe (traductor), ed. History of Painting in Italy;From the Period of the Revival of the Fine Arts to the End of the Eighteenth Century (Vol. III). Londres; Original from Oxford University, Digitized January, 2007: Henry G. Bohn. pp. pages 287. 

Referencias[editar]

  • Spike, John T. (1986). Centro Di, Kimball Museum of Art, Fort Worth, Texas, USA, ed. Giuseppe Maria Crespi and the Emergence of Genre Painting in Italy. p. 87. 
  • Wittkower, Rudolf (1993). Art and Architecture Italy, 1600-1750. Penguin Books, Pelican History of Art. p. 478. 

Enlaces[editar]