Alerta meteorológica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una Alerta Meteorológica se emite cuando el Servicio meteorológico, recibe suficiente información que indica alta probabilidad de fuertes tormentas, granizo, fuertes vientos bajo criterios de severas tormentas, temperaturas extremas. Y no necesariamente acontece con relámpagos o inundación.

Alerta meteorológica en Estados Unidos[editar]

En EE. UU. El Servicio Nacional Meteorológico emite una "Alerta Meteorológica Significativa" cuando el tamaño de las piedras de granizo son mayores a 2 cm de diámetro, o los vientos por lo menos son de 90 km/h o mayor.

Alerta meteorológica en España[editar]

La "Agencia Estatal de Meteorología" tiene como una de sus misiones básicas vigilar y predecir fenómenos meteorológicos adversos para la protección de vidas y bienes del ciudadano. Así, desde la década de los 80, desarrolla diversos planes operativos, entre ellos el "Plan Nacional de Predicción y Vigilancia de Meteorología Adversa: METEOALERTA".

Objetivo de MeteoAlerta[editar]

METEOALERTA facilita una detallada y actualizada información sobre los fenómenos atmosféricos adversos que puedan afectar a España hasta un plazo máximo de 60 h, manteniendo información continua de su evolución una vez iniciado su desarrollo. Para ello, se distribuyen los "Boletines de Aviso", a "Protección Civil", y a los medios informativos, además de actualizar la página web de la AEMET.

Fenómenos contemplados[editar]

Lluvias, nevadas, vientos, tormentas, temperaturas extremas, fenómenos costeros (viento y mar), polvo en suspensión, aludes, galernas cantábricas, rissagas en Baleares, nieblas, deshielos, olas de calor y de frío y tormentas tropicales.

Umbrales y niveles de adversidad[editar]

Los avisos de METEOALERTA aclaran sobre el riesgo potencial de un fenómeno adverso previsto. Estos umbrales se han establecido con criterio climatológico y de adversidad cercano al concepto de "poco o muy poco frecuente" siempre y cuando impliquen un riesgo para la población.

El riesgo meteorológico se relaciona con la “rareza” del fenómeno ya que, cuanto mayor sea ésta, menos preparada está la población para enfrentarse a sus efectos. Para determinarla, el INM ha desarrollado estudios para cada provincia española y a partir de ellos, ha establecido para cada fenómeno contemplado dos umbrales: “naranja” o “rojo” de acuerdo con esa rareza.

De acuerdo con ello, aparecen cuatro niveles básicos:

Color Nivel de Riesgo
rojo el riesgo meteorológico es extremo (fenómenos meteorológicos no habituales de intensidad excepcional y con un nivel de riesgo para la población muy alto).
naranja existe un riesgo meteorológico importante (fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales).
blanco no existe riesgo meteorológico para la población en general aunque sí para alguna actividad concreta. Este nivel no genera ningún aviso pero hace una llamada para que se esté atento a la predicción meteorológica en vigor. Se emite esta información en un boletín nacional de situaciones blancas.
verde no existe ningún riesgo meteorológico.

Solo se generan avisos específicos cuando se prevé alcanzar los niveles “naranja” o “rojo” si bien se informa también sobre qué zonas geográficas se encuentran en nivel blanco.

Véase también[editar]

Fuentes[editar]