Alejandro del Río Soto Aguilar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alejandro del Río Soto Aguilar
Alejandro del Río.jpg
Información personal
Nacimiento 3 de mayo de 1867 Ver y modificar los datos en Wikidata
Santiago de Chile, Chile Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 5 de febrero de 1939 Ver y modificar los datos en Wikidata (71 años)
Nacionalidad Chilena Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Médico, político y cirujano Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Alejandro del Río Soto-Aguilar (Santiago, 3 de mayo de 1867- 5 de febrero de 1939) fue un médico cirujano y político chileno, gestor y organizador de los servicios sociales y fundador del Hospital de Urgencia Asistencia Pública, también conocido como Posta Central. Fue el primer ministro de Higiene, Asistencia y Prevención Social, secretaría de Estado cuya creación impulsó y que es antecedente del Ministerio de Salud.[1]​ Es hermano del también destacado médico chileno Roberto del Río.

Biografía[editar]

Nació en Santiago el 3 de mayo de 1867. Estudió en el Instituto Nacional y posteriormente siguió sus estudios universitarios en la Universidad de Chile donde se tituló como médico cirujano en 1889. Además ejerció como ayudante de Patología general y Anatomía patológica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile entre los años 1887 y 1888.[2]​ En el año 1887 fue asignado como secretario de la delegación chilena a la conferencia de sanidad americana en la ciudad de Lima, Perú.

En 1892 viajó a Europa becado por el gobierno para realizar estudios de Higiene Pública en Alemania. Permaneció allí cuatro años, formándose en los principales centros de microbiología de la época, donde se encontraban los laboratorios de célebres bacteriólogos como Max von Pettenkoffer, Robert Koch y Karl Joseph Eberth.[2][3]​ Asistió a los congresos médicos de higiene de Roma (1893) y Budapest (1894).[3]

A su regreso al país, en 1894, fue nombrado Profesor Titular de la recién creada Cátedra de Bacteriología. Se mantuvo en este cargo por solo seis años, ya que pronto su interés se enfocó en mejorar aspectos relacionados con el estado deplorable de la salud pública e higiene del país en dicha época, aprovechando los conocimientos que adquirió durante su paso por el viejo continente.[2]

En paralelo, fue designado jefe de la sección microscopía del Instituto de Higiene y posteriormente su director en 1897,[3]​ cargo desde el cual fue uno de los impulsores de la construcción del alcantarillado de Santiago. También, con la ayuda del Estado y las municipalidades, promovió la creación de las Inspecciones sanitarias.[1][4]

Ejerció el cargo de presidente de la sociedad médica en dos oportunidades y formó parte del consejo superior de higiene durante doce años. También fue uno de los editores de la revista y el boletín de higiene.

Creación de la Posta Central[editar]

Chile, entre los años 1891 y 1925 estuvo bajo el mando de presidentes procedentes de oligarquías plutocráticas y profesionales, entre estas se destacaban los médicos, lo que generó un gran impacto beneficioso para el desarrollo de las ciencias biomédicas y el llevar al país a una legislación en medicina social y en lo que formó los pilares de la salud publica convertidos en organismos institucionales.

Un hecho trascendental para la consolidación de la asistencia hospitalaria moderna ocurre el 7 de agosto de 1911, cuando el Dr. Alejandro del Río funda la Posta Central, conocida desde 1993 como Hospital de Urgencia Asistencia Pública (HUAP), la que dirigió durante los siguientes 18 años. Antes de su creación, los lesionados eran llevados por la policía a los cuarteles policiales donde eran atendidos en modestas policlínicas incapaces de satisfacer a no más de mínimas necesidades de saludlos centros asistenciales. Como no poseían carros ambulancias, obligaban a cualquier vehículo que fuera transitando a subir al herido. A comienzos del siglo XX, se contrataron estudiantes de medicina que en los cuarteles policiales entregaban la primera atención a los accidentados.[5]​Estas personas eran atendidas después de hacer el papeleo correspondiente y en ocasiones eran llevados a un hospital para casos más graves, por lo cual en la mayoría de las veces llegaban muertos. Como director del instituto de higiene al Dr. Del Río le preocupaba saber que los enfermos y heridos sufrían en las calles. Frente a estos hechos, impulsó la atención pública.

Bajo su mandato esta unidad llegó a ser la más adelantada y especializada de América Latina. Durante la ceremonia de inauguración del servicio el Dr. Alejandro del Río fue reconocido como “la figura médica de mayor nivel profesional y académico en el ámbito de la higiene y la salubridad pública” .[5]

En gran medida, la tarea de construcción, rehabilitación y modernización de la infraestructura pública hospitalaria fue gracias a importantes donaciones de la burguesía chilena entre ellos Juana Ross de Edwards, María Barros Luco y Carlos van Buren.[5]

Salud pública[editar]

Durante su periodo como director del Instituto de Higiene también promovió la creación del desinfectorio público, el Servicio gratuito de diagnóstico serológico de la tifoidea, reorganizó las Farmacias, el Museo de Higiene; creó plazas para Inspectores Sanitarios y publicó una serie de trabajos científicos de salud pública en general.

En 1917, fue uno de los directores de la revista de beneficencia pública, encargada de mostrar las realidades sanitarias y proporcionar soluciones técnicas, como lo fue el alcantarillado para Santiago. Consciente de la necesidad de contar con profesionales preparados para desempeñarse en recintos médicos creó la primera Escuela de Enfermeras Sanitarias en 1924. Ese mismo año bajo el gobierno de la junta presidida por el general Luis Altamirano se creó el Ministerio de Higiene, Asistencia y Previsión Social, actual Ministerio de Salud de Chile siendo del Río su primer ministro, fundando así la carrera de médico sanitario y un centro de salud piloto en la comuna de Puente Alto.

Trabajo social[editar]

En 1925, con el apoyo del médico belga René Sand, fundó la primera escuela de trabajo social en Latinoamérica. Lo hizo después de viajar a Europa para conocer el rol que jugaban los trabajadores sociales como apoyo a los médicos.[6]

Referencias[editar]

  1. a b «Alejandro del Río (1867-1939)». Memoria Chilena. Consultado el 9 de enero de 2015. 
  2. a b c «Historia de la enseñanza de la microbiología en Chile: centros formadores». Revista Chilena de Infectología. Consultado el 5 de julio de 2017. 
  3. a b c Cruz-Coke, Ricardo. «La Época del Parlamentarismo y la Medicina Científica». Historia de la Medicina Chilena. Andrés Bello. p. 584. Consultado el 5 de julio de 2017. 
  4. «Biografía Dr Alejandro del Río Soto-Aguilar (1867-1939) en Biblioteca Ministerio de Salud». Consultado el 4 de julio de 2017. 
  5. a b c Hospital de Urgencia Asistencia Pública. «Nuestra Historia». Consultado el 4 de julio de 2017. 
  6. Lynne, Healy. «The Profession Internationally». International Social Work (en inglés). Oxford University Press. p. 138. Consultado el 5 de julio de 2017. 

Enlaces externos[editar]