Alejandro II Zabinas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Alejandro II Zabinas
Zebinas.jpg
Información personal
Nacimiento Siglo II a. C. Ver y modificar los datos en Wikidata
Egipto Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 123 a. C. Ver y modificar los datos en Wikidata
Antioquía del Orontes (Turquía) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Intoxicación Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padre Antíoco VII Evergetes Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Soberano Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados Rey seléucida Ver y modificar los datos en Wikidata

Alejandro II Zabinas (en griego, Ἀλέξανδρoς Zαβίνας) fue un usurpador del reino seléucida de Siria. Consiguió reinar de 128 a 123 a. C.

Pretendiente al trono seléucida, surgió en el caos que siguió a la pérdida de Mesopotamia a manos de los partos. Fue un falso príncipe, pues se hizo pasar por hijo de Antíoco VII Evergetes, aunque parece que en realidad su padre era un comerciante egipcio llamado Protarco. Sin embargo, el disgusto generalizado contra la tiranía de Demetrio II Nicátor provocó que algunas ciudades, Antioquía y Apamea entre ellas, lo reconociesen como rey legítimo. Fue utilizado como un títere del rey lágida Ptolomeo VIII Trifón, que lo introdujo como un medio para derrocar al rey legítimo Demetrio II, aliado de su hermana Cleopatra II en las complicadas luchas de las dinastías helenísticas tardías.[1]

Alejandro logró derrotar a Demetrio II, que huyó a Tiro, donde fue asesinado. Pero con el tiempo, perdió el apoyo egipcio y fue vencido a su vez por el hijo de Demetrio, Antíoco VIII Grifo.

Finalmente, huyó a la capital seléucida, Antioquía, donde saqueó varios templos. Se decía que cuando fundió una estatuilla de Niké, diosa de la victoria, que estaba situada en la mano de una estatua de Zeus, dijo bromeando: "Zeus me ha dado la Victoria". Enfurecidos por su impiedad, los antioquenos le echaron de su ciudad. Terminó cayendo en manos de ladrones, que lo entregaron a Antíoco VIII, que le condenó a muerte en 122 a. C.

El epíteto Zabinas es un mote despectivo que significa «esclavo comprado», refiriéndose a su relación con su protector el rey Ptolomeo. Por razones desconocidas, Alejandro II fue el único seléucida tardío que utilizó epítetos en sus monedas, de las que se conservan varias.[2][3][4]

Referencias[editar]

  1. Smith, Dictionary of Greek and Roman Biography and Mythology, «Alexander Zabinas».
  2. Clinton, Fasti Hellenici, the Civil and Literary Chronology of Greece from the 55th to the 124th Olympiad, iii. pág. 334
  3. Josefo, Antigüedades judías xiii. 9, 10
  4. Justino, Epítome de las "historias filípicas" de Pompeyo Trogo: prólogos, fragmentos, xxxix. 1, 2

Bibliografía[editar]


Predecesor:
Demetrio II Nicátor
Rey seléucida
128-123 a. C.
contra Demetrio II Nicátor (129-126 a. C.), Seleuco V Filométor (126-125 a. C.) y Antíoco VIII Grifo (125-123 a. C.)
Sucesor:
Antíoco VIII Grifo