Alcohol en gel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Un frasco de alcohol en gel

El alcohol en gel o gel hidroalcohólico, gel desinfectante, gel de alcohol, alcohol gel, gel limpiador bactericida o gel antibacterial, es un producto que se emplea como complemento del agua y el jabón para lavarse las manos. Supuestamente fue creado en 1966 por la estudiante de enfermería Guadalupe Hernández. Sin embargo, esto es controvertido ya que los intentos de verificar el dato por investigadores independientes del periódico The Washington Post, el museo Museum of American History y el diario Los Angeles Times han resultado infructuosos.[1][2][3][4]

Usos[editar]

El gel hidroalcohólico es un producto empleado para detener la propagación de gérmenes. La cantidad de alcohol en su composición varía entre el 60% y el 85%, siendo la cantidad más común de 70%.

El alcohol mata entre un 99.99% y un 99.999% de las bacterias en un minuto,[5]​ aunque no actúa contra las esporas de las bacterias anaerobias, de allí que al gel se le agregue agua oxigenada, que sí lo hace. Es, también, un efectivo viricida y fungicida. Se caracteriza por la rapidez del comienzo de su acción (unos 15 seg).

Cuando las manos no están sucias visiblemente, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CCPEEU) recomiendan el uso del gel para matar la mayoría de las bacterias.

Para lavarse las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol, los CCPEEU recomiendan lo siguiente:

  • Aplique el producto en la palma de una mano.
  • Frote las manos entre sí.
  • Refriegue el producto sobre todas las superficies de las manos y los dedos hasta que se sequen.
Centros para el Control y Prevención de Enfermedades[6]

Para los musulmanes, el alcohol es considerado haram (prohibido). Por esta razón, algunos de ellos no lo usan. Sin embargo, según el médico musulmán Rajab Abu Mleeh, el alcohol en gel es una medicina y, por lo tanto, es halal (aceptable). Cree que evitar las enfermedades está entre las leyes que los musulmanes tienen que cumplir, y por eso se permiten tocar el alcohol aunque esté prohibido.[7]

Efectividad[editar]

Las fricciones con alcohol matan muchos tipos de bacterias, incluyendo las que tienen resistencia a antibióticos y la bacteria de la tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis). El alcohol tiene actividad antivírica y pueden "eliminar" efectivamente virus con envolturas como los de la gripe, el resfriado común o el VIH.

Un experimento entre 200 trabajadores de FedEx en 2004 demostró que colocar dispensadores de desinfectante para las manos en la oficina, junto con la formación de los trabajadores acerca del uso apropiado, hizo descender el 21% el absentismo laboral.[8]​ En una escuela de educación primaria, el absentismo había disminuido en un 51%[9]​ y en un dormitorio universitario disminuyó en un 43%.[10]

Algunos investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia han demostrado que usar el gel para detener el resfriado es más efectivo que lavarse las manos.[11]

Según Rotter,[5]​ las fricciones de alcohol son aproximadamente cien veces más efectivas contra los virus, que cualquier otra forma de lavarse las manos. El alcohol isopropílico mata instantáneamente un 99.99% o más de las bacterias que no forman esporas, en menos de 30 segundos.

El alcohol mata microorganismos que causan enfermedades, junto otros microorganismos que no las causan. Sin embargo, investigaciones muestran que el cuerpo repone los gérmenes "buenos" rápidamente, a menudo trasladándolos desde los brazos, donde hay menos microbios dañinos.[12]

En hospitales, la óptima cantidad de alcohol está entre el 70% y el 95%.[13]

Control[editar]

Los geles que contienen alcohol pueden arder con facilidad, pues este es inflamable. Por esta razón, la mayoría de los departamentos de bomberos [¿cuál?]recomiendan que el gel desinfectante se guarde lejos de la exposición al fuego. Por otra parte, algunos geles de alcohol no se pueden inflamar a causa de su alto contenido de agua u otros agentes hidratantes.[cita requerida]

En caso de acercar una llama el alcohol en gel puede quedar encendido aunque no se vea flama, por lo tanto no se debe acercar papel ni elementos combustibles, además hay que tener cuidado al utilizarlo y manipularlo cerca de llamas..

Ha habido casos de embriaguez después de su ingestión en algunas cárceles y hospitales, por lo que están prohibidos en algunos de estos establecimientos.[14]

En contra de algunas creencias populares, el gel causa irritaciones en la piel menos visibles que las causadas por detergente.[15]

Producción[editar]

En 2010 la OMS editó una guía para fabricar gel hidroalcohólico para manos, que en 2020 recibió un interés renovado debido a su escasez durante la pandemia de la covid-19.[16]​ Numerosos fabricantes de perfumes pasaron de producir sus productos a fabricarlo.[17]​ Para satisfacer la demanda, algunas destilerías comenzaron a usar su producción de alcohol para manufactuarlo directamente.[18]

Se ha observado que hay peligros en la producción en casa de gel hidroalcóholico. La efectividad puede ser baja por fallos en las concentraciones, productos de baja calidad, recipientes no esterilizados, contaminación del agua por bacterias y condiciones de elaboración no adecuadas. Con el uso del gel casero las manos podrían cuartearse o sangrar.[19]​ Muchas recetas caseras no son efectivas y podrían ser perjudiciales.

Composición[editar]

La OMS publicó una guía para la producción de gel hidroalcóholico partiendo de productos químicos disponibles en los países en desarrollo donde la población no podía comprarlo por no estar disponible comercialmente.[16]

Fórmula 1
     Etanol de 96º (80%)      Glicerol de 98º (1,45%)      Peróxido de hidrógeno al 3% (0,125%)      Agua destilada (18,425%)
Fórmula 2
     Alcohol isopropílico de 99.8º (75,15%)      Glicerol de 98º (1,45%)      Peróxido de hidrógeno al 3% (0,125%)      Agua destilada (23,425%)
FÓRMULA 1 10-L prep. Ingrediente activo (Fracción en volumen v/v) FÓRMULA 2 10-L prep. Ingrediente activo (v/v)
Etanol 96º 8333 ml 80% Alcohol isopropílico 99.8º 7515 ml 75,15%
Glicerol 98º 145 ml 1,45% Glicerol 98º 145 ml 1,45%
Peróxido de hidrógeno al 3% 417 ml 0,125% Peróxido de hidrógeno al 3% 417 ml 0,125%
Agua destilada 1236 ml 18,425% Agua destilada 1923 ml 23,425%

La formulación de la OMS es menos viscosa que las disponibles comercialmente y por tanto tiene un mayor riesgo de prenderse fuego. Los desinfectantes de manos comerciales están disponibles como líquido, aerosol, espuma o gel, y contienen 60 a 95% de alcohol.[20]

Referencias[editar]

  1. «Ella es Lupe Hernández, la latina que creó el gel antibacterial en 1966». El Universal. 24 de marzo de 2020. Consultado el 29 de marzo de 2020. 
  2. «Gel antibacterial. Su historia y la mujer latina que lo creó». www.milenio.com. Consultado el 29 de marzo de 2020. 
  3. Rodríguez, Karen (29 de marzo de 2020). «Ella es Lupe Hernández, la mujer latina que invetó el gel antibacterial». La Razón. Consultado el 29 de marzo de 2020. 
  4. TIM, Televisa. «Ella es Lupe Hernández, la mujer que inventó el gel antibacterial». Unicable. Consultado el 29 de marzo de 2020. 
  5. a b Rotter M. (1999). "Hand washing and hand disinfection". Hospital epidemiology and infection control 87.
  6. Sepa más sobre cuándo y cómo lavarse las manos
  7. «Copia archivada». Archivado desde el original el 25 de marzo de 2010. Consultado el 16 de junio de 2010. 
  8. Arbogast, Ferrazzano-Yaussy, Cartner (2004). "FedEx Custom Critical Outcome Study Executive Update, Interim Report". GOJO Industries, Inc..
  9. Guinan, M., M. McGuckin, and Y. Ali. (2002). "The effect of a comprehensive handwashing education program on absenteeism in elementary schools.". American Journal of Infection Control 31: 1-8.
  10. White, C., R. Kolble, R. Carlson, N. Lipson, M. Dolan, Y. Ali, M. Cline (2003). "The effect of hand hygiene on illness rate among students in university residence halls". American Journal of Infection Control 13: 364-370.
  11. «Copia archivada». Archivado desde el original el 16 de septiembre de 2010. Consultado el 16 de julio de 2010. 
  12. Aiello et al (2007). "Consumer antibacterial soaps: effective or just risky?". Clin Infect Dis.
  13. Kramer, Axel; Peter Rudolph Gonter Kampf Didier Pittet (2002). "Limited efficacy of alcohol-based hand gels". Lancet 359 (April 27): 1489–1490. doi:10.1016/S0140-6736(02)08426-X.
  14. Prisoner 'drunk on swine flu gel'
  15. «Copia archivada». Archivado desde el original el 6 de marzo de 2016. Consultado el 23 de febrero de 2010. 
  16. a b WHO, ed. (1 de abril de 2010). «Guide to Local Production: WHO-recommended Handrub Formulations». Consultado el 11 de mayo de 2020. 
  17. "White House Works With Distillers to Increase Hand Sanitizer Production", Forbes, 18 de marzo de 2020
  18. Kaur, Harmeet. «Distilleries are making hand sanitizer with their in-house alcohol and giving it out for free to combat coronavirus». CNN. Consultado el 11 de mayo de 2020. 
  19. Mitroff, Sarah. «No, you shouldn't make your own hand sanitizer». CNET (en inglés). Consultado el 25 de marzo de 2020. 
  20. Bonnabry, Pascal; Voss, Andreas (2017). «Hand Hygiene Agents». En John Wiley & Sons, ed. Hand Hygiene: a Handbook for Medical Professionals. pp. 51 et seq. ISBN 9781118846865.