Alameda Vieja

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Paseo Principal de la Alameda Vieja, en verano.

La Alameda Vieja es una zona verde y esparcimiento situada en Jerez de la Frontera (Andalucía, España).

Su origen se remonta a los alrededores del Alcázar, siendo dedicada al héroe de Jerez Fortun de Torres.[1]

Actualmente acoge diferentes actividades, tales como el rastro o mercado de los domingos,[2]​ el mercado de las Fiestas de la Vendimia[3]​ y otras actividades musicales, escénicas y culturales.

Historia[editar]

Templete

En el último tercio del siglo XV, Rodrigo Ponce de León realizó excavaciones en el lado sur del recinto del Alcázar, creando un foso de acceso a la muralla.

En 1787 se clausuró ese foso y se embelleció el entorno, quedando por tanto constituida el paseo de la Alameda Vieja.

A finales del siglo XIX se plantó un pinar en la zona[4]

En 1981 la Alameda Vieja experimentó su última gran remodelación, a causa de la construcción de un aparcamiento subterráneo. Esto implicó la reforma de las zonas ajardinadas, que se encontraban en estado de semiabandono.

Plaza 3×3 CaixaBank en la Almeda Vieja de Jerez de la Frontera

Hasta la década de los 60, la Almeda Vieja fue lugar de encuentro y diversión, sobre todo en las tardes estivales, debido a que, por su altura, disfrutaba de brisas frescas procedentes de la bahía. En estos encuentros, se realizaban conciertos, se podían tomar copas, tapas y contaba con diversas atracciones infantiles.

En el siglo XX ha dejado de tener actividad constante, pasando a albergar el rastro los domingo, el Belén monumental y espectáculos de diverso tipo.

Descripción[editar]

A grandes rasgos se pueden distinguir dos áreas:

Rastrillo

Paseo Principal[editar]

Situado entre la Torre del Homenaje y la Torre Octógona del Alcázar, se levanta el paseo principal. Bajo este paseo fue donde en 1981 se construyó un aparcamiento subterráneo.

El paseo está presidido por un templete de valor arqueológico[5]​ y uno de los pocos ejemplos de arquitectura del hierro en la ciudad.[6]​ Hay uno de similar estilo situado en la Plaza del Banco.

La entrada el paseo está flanqueada por dos columnas, con sendas esculturas que representan a las diosas romanas Fortuna y Ceres. Esta última, diosa de la agricultura, las cosechas y la fecundidad, tiene especial relación con el origen del nombre de la ciudad, de Ceret a Jerez.

En los Jardines Bajos de la Alameda se encuentra un pequeño arco del triunfo, el cual marcaba el camino que conducía hacia El Puerto de Santa María.

Este paseo, situado en dirección a la bahía, ha contado tradicionalmente con uno de los mejores atardeceres de la ciudad.

En un extremo del paseo se encuentra un merendero de 1903 donado a la ciudad pero que tras restaurarse está abandonado[7]


Panorama del Paseo Principal de la Alameda Vieja.


Explanada andalusí[editar]

Entrada

Sobre un motivo ortogonal de inspiración árabe, esta explanda presenta caminos pavimentados con losas tradicionales. Este tejido configura arriates de forma cuadrada, alternándose unos cubiertos de albero unos y otros sembrados de naranjos.

Desde esta explanada se puede observar una hermosa vista de la parte trasera de la Catedral de Jerez, construida en el siglo XVIII.


Panorama de la explanada andalusí. De izquierda a derecha, la Catedral y la torre del Palacio de Villavicencio.


Referencias[editar]

  1. Jerez, Diario de (24 de enero de 2011). «La Alameda Vieja de hace un siglo». Diario de Jerez. Consultado el 10 de marzo de 2020. 
  2. El Rastro de la Alameda Vieja sigue siendo todo un referente del Jerez de los domingos (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  3. Mercado de las Fiestas de la Vendimia
  4. Jerez, Diario de. «Pinos y pinares». Diario de Jerez. Consultado el 5 de marzo de 2017. 
  5. «Copia archivada». Archivado desde el original el 12 de abril de 2012. Consultado el 23 de diciembre de 2015. 
  6. [1]
  7. Un merendero de 1903 convertido en techo para ‘okupas’

Bibliografía[editar]

  • Antonio Mariscal Trujillo (2003). Por las Calles del Viejo Jerez. Ediciones Jerezanas. 84-95570-07-6. 
  • Adolfo de Castro (2002). Historia de Xerez de la Frontera. Renacimiento. 84-8472-047-0. 
  • Agustín Muñoz y Gomez (1903). Noticia histórica de las Calles y Plazas de Xerez de la Frontera, sus nombres y orígenes. 

Enlaces externos[editar]