Airbnb

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Airbnb
Industria Internet, Viaje
Fundación 2008
Fundador(es) Brian Chesky, Joe Gebbia, Nathan Blecharczyk
Sede San Francisco, CA, Flag of the United States.svg Estados Unidos
Sitio web www.airbnb.com

Airbnb es un mercado comunitario para publicar, descubrir y reservar viviendas.

Descripción[editar]

Airbnb cubre unas 500.000 propiedades en 192 países y 33.000 ciudades. Desde la creación en noviembre de 2008 hasta junio de 2012, 10 millones de noches fueron reservados en Airbnb.[1]

Historia[editar]

Airbnb fue fundada en noviembre de 2008 por Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk en San Francisco, California. La financiación original fue obtenida de la incubadora de empresas Y Combinator. Más tarde Greylock Partners, Sequoia Capital y Ashton Kutcher también invirtió en la empresa.[2]

Críticas y controversias[editar]

En junio de 2011, el blogger y competidor Dave Gooden alegó que la práctica de ventas dudosas, incluyendo envío masivo de correos electrónicos automáticos enviados a los dueños de propiedades en Craigslist, ha llevado al éxito de Airbnb como empresa de nueva creación en Internet. Esta táctica para abarcar usuarios fue utilizada en más sitios Web cuando se construye el negocio de la compañía en 2009. Sin embargo, la compañía encontró la práctica en gran medida ineficaz.

En julio de 2011, empezaron los primeros informes negativos de un cliente, "EJ", el cuál sufrió un robo y el destrozo en su apartamento por parte de un huésped procedente de Airbnb. Después de 14 horas sin respuesta, Airbnb inicialmente indicó que no compensarían los daños. Más tarde rectificaron esta decisión debido a la negativa reacción pública. Después de tres días atendiendo a la víctima, ésta afirma que Airbnb animó a retirar su denuncia por el "impacto potencialmente negativo"que podría perjudicar a la empresa, y por lo tanto dejó de comunicarse por completo con ellos.

Tras el incidente, más clientes (dueños, anfitriones, etc. de viviendas) expusieron sucesos similares, incluyendo a un hombre cuya casa había sido alquilada a través de Airbnb por un adicto a la metanfetamina que más tarde robó el certificado de nacimiento de dicho dueño, y destrozó todo lo que tenía, causando miles de dólares en daños. El dueño expresó su insatisfacción similar a la de "EJ" con la respuesta que obtuvo de Airbnb sobre dicha situación.

Además, en 2012, hubo una redada policial en un apartamento escandinavo el cuál fue alquilado por dos prostitutas a través de Airbnb.

En respuesta a las reclamaciones sobre los daños a la propiedad por parte de los huéspedes, Airbnb lanzó la "Garantía Airbnb para anfitriones" que consiste en un programa de protección de la propiedad, que salió en agosto de 2011 y que cubría la pérdida o daños causados ​​por el vandalismo en la propiedad y también robo (hasta $ 50.000).

Además, la compañía inició un servicio de atención al cliente 24 horas, estableció un departamento para revisar las actividades sospechosas y puso en marcha un conjunto de medidas de seguridad. En mayo de 2012, Airbnb contrató un seguro en Lloyd's of London y así consiguió extender la garantía a $ 1 millón en daños a la propiedad, sin costo extra para los dueños de las propiedades listadas en la Web.

En enero de 2013, el usuario de Airbnb, Nigel Warren, fue condenado a pagar una multa de 2.400 dólares a la ciudad de Nueva York por el alquiler de su habitación en Airbnb. Fue debido a una infracción en la "ley de hoteles ilegales" vigente desde 2011 en la Gran Manzana para proteger a la industria hotelera.

Warren alquiló su dormitorio en un apartamento del East Village en septiembre de 2012 a una mujer por tres días a través de Airbnb. Los agentes especiales de Nueva York encargados de hacer cumplir la ley impusieron una sanción de más de 40.000 dólares al dueño del piso por violar la normativa de los hoteles transitorios, informa el Times. La legislación neoyorquina prohíbe a los residentes alquilar sus propiedades por períodos inferiores a 30 días, a no ser que vivan en la casa durante la estancia del huésped. Este fue el caso de Nigel Warren, cuyo compañero permaneció en el domicilio mientras duraba el alquiler gestionado por Airbnb. Finalmente, el beneficiario del alquiler accedió a pagar la multa final, de 2.400 dólares, en lugar de su casero, que fue acusado de operar como un hotel ilegal. Airbnb ha emitido un comunicado en el que asegura que continuará plantando batalla legal en este caso. Entre sus condiciones de servicio figura que los usuarios deben cumplir las legislaciones locales, pero la compañía estadounidense sostiene que las leyes de la ciudad de Nueva York no se dirigen a los inquilinos individuales, sino a prevenir que los propietarios compren edificios residenciales y los operen como alojamientos turísticos, según CNN Money. La ciudad de los rascacielos no es el único lugar del mundo en el que la empresa ha tenido problemas. Recientemente, en Ámsterdam ha provocado la crítica de las autoridades porque sus transacciones eluden las normas locales, como el pago de las tasas turísticas.

El 26 de mayo de 2013, el periódico Globe and Mail publicó un artículo titulado "Quebec toma medidas contra Airbnb" con respecto a la objeción que presentó la sección de Turismo de Quebec por el tipo de vacaciones ofrecidas en Airbnb. Una portavoz de Turismo Quebec dice que la provincia está investigando a 2.000 personas por el alquiler de sus viviendas para estancias de corta duración sin un permiso. "Los agentes del gobierno, incluso están haciendo solicitudes de reserva falsas para aumentar los incidentes. A los residentes no se les permite hacer publicidad o alquilar su apartamento de forma regular, por menos de 31 días sin registrarse y pagar una cuota de $ 250. La ley y los reglamentos de establecimientos turísticos es clara", dijo Suzanne Asselin a la emisora ​​de radio 98.5 FM de Montreal. El objetivo, dijo, es garantizar la seguridad de los visitantes a la provincia.

Referencias[editar]

[3] [4] [5]

Enlaces externos[editar]