Adosinda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tumba de la reina Adosinda. Iglesia de San Juan de Santianes de Pravia.

Adosinda (¿? - después de 785). Reina consorte de Asturias por su matrimonio con el rey Silo de Asturias.

Fue hija de Alfonso I el Católico, rey de Asturias, y de la reina Ermesinda, y hermanastra del rey Mauregato de Asturias.

Biografía[editar]

Fue hija de Alfonso I el Católico, rey de Asturias, y de la reina Ermesinda. Por parte paterna era nieta del duque Pedro de Cantabria, y por parte materna eran sus abuelos el rey Don Pelayo, primer monarca asturiano, y su esposa, la reina Gaudiosa. Fue hermana del rey Fruela I de Asturias y, tras el asesinato de éste último, Adosinda, temiendo por la vida de su sobrino Alfonso, hijo de su difunto hermano, lo envió al monasterio de San Julián de Samos, en Lugo, a fin de darle protección y formación cultural.

Tras el asesinato de su hermano permaneció en la corte asturiana, bajo la protección del rey Aurelio, y es en esta época cuando conoció a Silo, un ricohombre gallego. Lo eligió como esposo, hecho inusual en la época y, tras la muerte del rey Aurelio de Asturias, ocurrida en el año 774, su esposo, Silo, pasó a ser rey de Asturias, convirtiéndose de ese modo Adosinda en reina consorte de Asturias. Su esposo reinó en Asturias desde 774 hasta 783.

Al morir su esposo en el año 783 sin dejar descendencia, Adosinda intervino en la elección de su sucesor, que pasó a ser su sobrino Alfonso, hijo de su hermano, el rey Fruela I. No obstante, el rey Mauregato, hermanastro de la reina Adosinda, expulsó del trono a Alfonso II el Casto y se apropió de él, obligando con ello al depuesto rey Alfonso II a refugiarse en Álava.

Debido al apoyo que prestó a su sobrino, la posición de Adosinda en la corte se hizo insegura, y fue obligada a ingresar en el monasterio de San Juan de Santianes de Pravia,[1] donde profesó como religiosa el 26 de noviembre de 785 o del 783 según el cronista Ambrosio de Morales, en presencia del abad Fidel y de Beato y Eterio, siendo éstos dos últimos conocidos por la controversia que mantuvieron con Elipando de Toledo, arzobispo de Toledo.[2]

Se desconoce su fecha de defunción, aunque algunos autores señalan que residió en el monasterio de San Juan de Santianes de Pravia hasta su muerte.

Sepultura de la reina Adosinda[editar]

Después de morir, el cadáver de la reina Adosinda recibió sepultura en la iglesia de San Juan de Santianes de Pravia, en la que había sido enterrado su esposo, el rey Silo de Asturias, quien había ordenado erigir dicho templo. En la iglesia de San Juan de Santianes de Pravia aún se conserva la tumba en la que se supone que yacen los restos del rey y los de su esposa, la reina Adosinda.[3]

En el mismo templo había sido sepultado el rey Mauregato de Asturias, hijo ilegítimo del rey Alfonso I el Católico, y hermanastro de la reina Adosinda.

Notas[editar]

  1. Historia de España de la Edad Media. Vicente Ángel Álvarez Palenzuela. Capítulo 5, página 97.
  2. Recuerdos y bellezas de España: Asturias. José María Quadrado. Página 45
  3. Del Arco y Garay, Ricardo (1954). «X». En Instituto Jerónimo Zurita. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Sepulcros de la Casa Real de Castilla. Madrid. pp. 133. 

Bibliografía[editar]

  • Del Arco y Garay, Ricardo (1954). Instituto Jerónimo Zurita. Consejo Superior de Investigaciones Científicas.. ed. Sepulcros de la Casa Real de Castilla. Madrid. 

Enlaces externos[editar]