Adipoquina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Las adipoquinas, adipocinas o adipokinas (del griego adipo-, grasa; y -kinos, movimiento) son una serie de moléculas de señalización celular (citokinas) secretadas por el tejido adiposo. La primera adipoquina descubierta fue la leptina.[1]​ Desde entonces, se han descrito decenas de ellas.[2]

Fisiología[editar]

Las adipoquinas son un grupo de moléculas bioactivas que juegan un papel decisivo en el desarrollo de la inflamación y la resistencia a la insulina asociadas a la obesidad.[3]​ El desequilibrio en las cantidades de adipoquinas secretadas por el tejido adiposo que ocurre durante la obesidad y el sobrepeso se ha relacionado con la patogénesis de diversas enfermedades debido a la alteración que causa en la respuesta inmune.[4]​ De hecho, se conocen ya determinados cambios en sus patrones de expresión relacionados específicamente con la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares.[5]

El tejido adiposo regula de forma dinámica y de forma endocrina, paracrina y autocrina la función de órganos tan diversos como el hipotálamo, el páncreas, el hígado, el músculo, los riñones, el endotelio o el sistema inmunitario.[6]​ En todos los casos, la adipoquina del tejido adiposo debe unirse a los receptores de membrana localizados en las células del tejido diana.

Principales adipoquinas[editar]

De todas ellas, se considera que las principales son:

Se han asociado con la obesidad y el sobrepeso otra serie de moléculas secretadas también por el tejido adiposo como son las interleuquinas 8 (IL-8) y 10 (IL-10), el interferón gamma (IFN-γ) y la proteína inducible 10 (IP-10 o CXCL10).[8]

Referencias[editar]

  1. Conde J, Scotece M, Gómez R, López V, Gómez-Reino JJ, Lago F, Gualillo O (2011). «Adipokines: BioFactors from white adipose tissue. A complex hub among inflammation, metabolism, and immunity». BioFactors 37 (6): 413-420. PMID 22038756. doi:10.1002/biof.185. 
  2. Lehr S, Hartwig S, Sell H (2012). «Adipokines: a treasure trove for the discovery of biomarkers for metabolic disorders». Proteomics: Clinical Applications 6 (1-2): 91-101. PMID 22213627. doi:10.1002/prca.201100052. 
  3. Pereira S, Alvarez-Leite J (2014). «Adipokines: biological functions and metabolically healthy obese profile». Journal of Receptor, Ligand and Channel Research 7: 15-25. doi:10.2147/JRLCR.S36060. 
  4. a b Ouchi N, Parker JL, Lugus JJ, Walsh K. (2011). «Adipokines in inflammation and metabolic disease». Nature Reviews Immunology 11: 85-97. PMID 21252989. doi:10.1038/nri2921. 
  5. Viviane de OliveiraLeal, Denise Mafra (2013). «Adipokines in obesity». Clinica Chimica Acta 419: 87-94. doi:10.1016/j.cca.2013.02.003. 
  6. Marisa Coelho, Teresa Oliveira, Ruben Fernandes (2013). «Biochemistry of adipose tissue: an endocrine organ». Archives of Medical Science 9 (2): 191-200. PMID 23671428. doi:10.1002/prca.10.5114/aoms.2013.33181. 
  7. Priest, C; Tontonoz P (Dic 2019). «Inter-organ cross-talk in metabolic syndrome». Nature Metabolism. doi:10.1038/s42255-019-0145-5. 
  8. Sharabiani, MT; Vermeulen R; Scoccianti C; Hosnijeh FS; Minelli L; Sacerdote C; Palli D; Krogh V; Tumino R; Chiodini P; Panico S; Vineis P. (May 2011). «Immunologic profile of excessive body weight». Biomarkers 16 (3): 243-51. PMID 21506696. doi:10.3109/1354750X.2010.547948.