Adaptógeno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los adaptógenos son sustancias naturales que según la Teoría Sistémica se encuentran solamente en unas cuantas plantas y hierbas raras[cita requerida]. Las plantas y hierbas proporcionan nutrientes especiales que ayudan al cuerpo a alcanzar un rendimiento óptimo mental, físico y de trabajo[cita requerida].

Historia[editar]

En los años de 1947 a 1991, durante la época de la llamada “guerra fría”, entre los Estados Unidos y la Unión Soviética existía un ambiente muy hostil y competitivo. Estas dos poderosas naciones del mundo competían en todos los niveles por ganar aliados a sus respectivas ideologías[cita requerida].

En aquella época los rusos trataban de demostrarle al resto del mundo que sus tecnologías, poder militar, capacidades físicas y deportivas eran las mejores. Ambas naciones competían en una carrera de lanzamientos espaciales y tecnología nuclear.

El científico ruso Dr. Nicolai Lazarev, que inventó el nombre "adaptógeno", descubrió los Adaptógenos en 1947[cita requerida].

Adaptógeno según la Teoría Sistémica[editar]

Un adaptógeno, según la Teoría Sistémica, es cualquier sustancia capaz de incrementar el triángulo de la salud compuesto por la Energía, la Inteligencia Biológica y la Organización (función y estructura) de cualquier sistema biofísico; y en particular el cuerpo humano[cita requerida]. Por definición[cita requerida], un adaptógeno no debe causar efectos secundarios, debe tener efecto modulador, no puede causar adicción y debe transferir sus propiedades de supervivencia a quien lo ingiere. De acuerdo a esta definición un adaptógeno comunica entropía negativa al sistema viviente al transferirle información de supervivencia al sistema global[cita requerida]. La diferencia entre un adaptógeno y una planta medicinal es que el primero, por definición, no debe causar efectos secundarios[cita requerida]. La diferencia con un nutracéutico es que su aporte terapéutico va más allá del aporte de sustratos bioquímicos indispensables para la vida al también aportar información vital de supervivencia humana[cita requerida].

Aplicaciones[editar]

En el ámbito de los deportes y de las competencias internacionales de atletismo los rusos y sus aliados se destacaban como atletas y deportistas[cita requerida]. En especial los rusos demostraban tener una gran fuerza y una resistencia física sin igual[cita requerida]. En los eventos olímpicos los atletas rusos siempre terminaban entre las primeras posiciones[cita requerida].

El término fue creado para describir un grupo de sustancias naturales que tienen unas propiedades muy especiales[cita requerida]. Son sustancias que ayudan al cuerpo humano a adaptarse a condiciones de estrés interno o externo[cita requerida]. Son sustancias que logran que el cuerpo pueda resistir situaciones de estrés que normalmente afectarían el funcionamiento de forma negativa[cita requerida].

Los adaptógenos no se parecen en nada a las sustancias estimulantes como la cafeína, guaraná o efedrina[cita requerida]. Los adaptógenos son sustancias que ayudan al cuerpo a lograr un balance óptimo de las energías internas[cita requerida]. Por ejemplo, una sustancia natural adaptógena tiende a bajar la presión arterial si la persona padece de presión alta. Pero, este mismo adaptógeno también tiene el efecto de subir la presión arterial en una persona que padece de baja presión arterial[cita requerida]. O sea, los adaptógenos “adaptan” al cuerpo y contribuyen a obtener un estado más equilibrado de funcionamiento celular[cita requerida].

Hay sustancias naturales que reducen la presión arterial, como el ajo[cita requerida]. Hay también sustancias que suben la presión como la cafeína o la sal[cita requerida]. Sin embargo, los adaptógenos tienden a estabilizar la presión arterial y las otras funciones del cuerpo[cita requerida]. Se dice que los adaptógenos son “bidireccionales” porque trabajan en ambas direcciones según sea la necesidad[cita requerida]. Como decir que aceleran los sistemas del cuerpo que están muy lentos (por ejemplo el metabolismo) mientras desaceleran y tranquilizan los estados de estrés emocional que han demostrado ser productores de obesidad[cita requerida].

Según esta teoria[cita requerida], adaptógenos son sustancias naturales que regulan la química interna del cuerpo en la dirección que sea necesaria para lograr un equilibrio[cita requerida]. Aumentan la resistencia del cuerpo a cualquier situación estresante (sobrepeso, debilidad física, cansancio, estrés emocional, etc.)[cita requerida]. Dan la impresión de ser sustancias “inteligentes”[cita requerida] que logran lo mismo aumentar que reducir lo que sea necesario en el cuerpo como para lograr un mejor nivel de adaptación y un equilibrio físico, mental y emocional[cita requerida].

Por muchos años los rusos condujeron estudios científicos secretos sobre los adaptógenos con la idea de obtener ventaja para sus soldados, atletas y cosmonautas[cita requerida]. Hicieron extensos estudios con sus poblaciones para determinar las propiedades y los efectos de los adaptógenos[cita requerida]. Estos estudios eran secretos del estado ruso y solamente trabajaban en ellos sus científicos contratados[cita requerida]. Los atletas y los cosmonautas rusos usaban, de forma secreta, adaptógenos para obtener mayor resistencia, aumentos en la fuerza física, mejor concentración mental, mejor coordinación de reflejos y tiempos de reacción[cita requerida].

El 25 de diciembre de 1991 se disolvió la Unión Soviética y cayó el régimen comunista que había dominado a Rusia por tantas generaciones. Desde ese día los científicos que habían trabajado en secreto con los adaptógenos quedaron sin trabajo. Muchos de ellos emigraron hacia Europa y Estados Unidos retomándose el trabajo de los Inmunoterápicos-Adaptógenos-Cubanos y difundiendo la información sobre la existencia de estas maravillosas sustancias naturales en los países occidentales.

Las semillas de Chía poseen once saponinas por ello es considerado como un adaptógeno[cita requerida].

Cuando ya habían sido clasificadas 3,700 hierbas naturales con sus propiedades, solamente 11 de ellas habían sido consideradas “adaptógenos”[cita requerida]. Para que alguna clase de hierba o planta natural sea considerada como adaptógeno debe tener la característica especial de poder trabajar en dos direcciones opuestas según le sea necesario al cuerpo[cita requerida]. O sea, debe tener la característica de ser bidireccional en su funcionamiento[cita requerida]. Hasta ese momento, solo 11 de las hierbas o plantas del planeta cumplen con este requisito[cita requerida].

Características[editar]

Efecto[editar]

Poseen un efecto energizante a mediano y largo plazo[cita requerida]. Crearían y mantendrían reservas de energía, en lugar de agotarlas, como lo haría un estimulante como la cafeína[cita requerida].

Véase también[editar]

Withania somnifera

Panax ginseng

Rhodiola rosea