Acytota

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Acytota
Rango temporal: 4300–0Ma Hádico - Reciente [1]
Tipus Virus.png
Estructura de algunos tipos de virus.
Clasificación de los virus
(sin rango): Biota
(sin rango): Acytota
Grupos

En biología, Acytota (acelular) o Aphanobionta es un grupo taxonómico o superdominio propuesto que agrupa a organismos o entidades acelulares como los virus y priones. Los virus, junto con priones y otros agentes subvirales, son clasificados por el Comité Internacional de Taxonomía de Virus.[4]​ El Centro Nacional para la Información Biotecnológica[7]​ mantiene una base de datos que contiene, entre otros, transposones y plásmidos.

Esta compuesto del dominio Nucleacuea y el dominio Aminoacuea.[8]

Se presentan como simples biomoléculas o complejos supramoleculares que no están adjustos a una célula o una estructura amplia organizada.[6]​ La mayoría de los acelulares son patógenos obligados que no pueden reproducirse fuera de una célula, pues necesitan la maquinaria de replicación para producir nuevos individuos, los cuales posteriormente escaparan de la célula para infectar otras. Aunque no todos ellos son patógenos, los plásmidos y transposones pueden integrarse en el genoma de diversas bacterias y otros unicelulares si dañar o producirle una enfermedad al huésped. Estos últimos juegan un papel importante en un proceso llamado transferencia horizontal de genes.[6]

Actualmente se están construyendo y debatiendo la clasificación de los virus, se han hecho clasificaciones donde se los agrupa dependiendo del tipo ADN o ARN que porten y el tipo de replicación, a su vez dentro los virus existen diversos agentes subvirales como los viriones o virus verdaderos, viroides, virus satélite, virófagos, etc.

También se creé que varios de sus grupos no están estrechamente emparentados como se piensa y que solo tienen como característica la falta de células rasgo plesiomorfico lo que indicaría que son un taxón parafilético.[6]​ De acuerdo al consenso científico los seres vivos no derivan de los virus pero es posible que hayan compartido antepasados acelulares que si estuvieran emparentados (Ver Hipótesis del mundo de ARN, Hipótesis del mundo de HAP y Teoría del mundo de hierro-sulfuro). [9]

El término también puede abarcar a otras formas acelulares como los posibles antepasados acelulares de la vida por ejemplo los protobiontes.

Sinonimia[editar]

Se han usado los términos Aphanobionta (Novak 1930, Rothmaler 1951), Archaeophyta (Barkley 1939 non Archephyta-Haeckel 1866), Archetista (Jahn & Jahn 1949), Acellularae (Traub 1963), Protobiota (Hsen-Hsu 1965) y Acytota (Jeffrey 1971).

Consideraciones generales[editar]

Rango de tamaños que presentan los virus en comparación con las células y biomoléculas.

Se ha vuelto a proponer este término para evitar la polémica que causa considerar a los virus y a los priones como seres vivos, puesto que, aunque contienen información genética (excepto los priones) y son capaces de replicación, ninguno de ellos contiene células, es decir, son acelulares (de ahí el término Acytota).

Para que pudieran considerarse seres vivos tendrían que pasar la prueba de la teoría celular, la cual establece que:

  1. La célula es la unidad básica y estructural de los seres vivos; todos los organismos están compuestos por células.
  2. Todas se forman por la división de células preexistentes. Cada una contiene material genético que se transmite.
  3. Toda función química y fisiológica básica ocurre en el interior de la célula.
  4. Las células contienen información hereditaria indispensable para regular sus funciones y ser transmitida a las siguientes generaciones.

Entre las razones por las que no se considera a este imperio como vivo, además de la prueba de teoría celular, se citan el que necesitan reproducirse dentro de una célula huésped, no pueden realizar ningún intercambio proteínico fuera de una célula hospedadora, ni de ADN y ARN, y que también, por ejemplo, un virus no puede entrar en un huésped sin inducirle una enfermedad o una mutación.

Todos los conformantes de este gran imperio, no conocido en toda su variedad, pueden aparecer dentro de un huésped en cualquier momento, por lo que son considerados como entidades virales o subvirales. Además, su tamaño los coloca como los seres ultramicroscópicos, justo a continuación de las proteínas.

Como última razón, después de entrar en un huésped al intentar ser eliminados es casi imposible hasta ahora liberarse totalmente de ellos, ya que aunque sean destruidos, sus genes continúan mostrándose en las células dañadas por estos de por vida.

Y también como no fosilizan es imposible detectar si fueron seres vivos que aparecieron en un principio y dieron origen a los procariotas y eucariotas.

Tipos de acelulares[editar]

Filogenia viral.

Dentro los acelulares pueden distinguirse diferentes tipos de agentes o partículas subvirales:

Filogenia[editar]

Una posible filogenia es la siguiente:

Biota
Acytota
Aminoacuea

Prion


Nucleacuea

Elementos genéticos móviles


Virus

Riboviria (Virus ARN)



Virus ADN







Protobionte



Cytota




Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Boenigk, J., Wodniok, S., & Glücksman, E. (2015). Biodiversity and Earth history. Springer.
  2. Baltimore, D. (1974). «The strategy of RNA viruses». Harvey Lect. 70 Series: 57-74. PMID 4377923. 
  3. Clasificación de Baltimore
  4. a b «Virus Taxonomy: 2018 Release» (html). International Committee on Taxonomy of Viruses (ICTV) (en inglés). October 2018. Consultado el 13 octobre 2019. 
  5. a b c Gorbalenya, Alexander E.; Krupovic, Mart; Siddell, Stuart; Varsani, Arvind; Kuhn, Jens H. (15 de octubre de 2018). «Riboviria: establishing a single taxon that comprises RNA viruses at the basal rank of virus taxonomy» (docx). International Committee on Taxonomy of Viruses (ICTV) (en inglés). Consultado el 9 de marzo de 2019. 
  6. a b c d Horizontal transfer - imperative mission of acellular life forms
  7. National Center for Biotechnology Information (website). Consultado el 21-11-2008.
  8. Aphanobionta Biolib
  9. Robertson, M. P., & Joyce, G. F. (2012). The origins of the RNA world. Cold Spring Harbor perspectives in biology, 4(5), a003608.
  10. Royuela, Enrique. «Tabla periódica de los virus y sus partículas infecciosas.» Journal of Feelsynapsis (JoF). ISSN 2254-3651. 2012.(5): 100-101.