Acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos de 2009

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos de 2009 fue un acuerdo bilateral de tipo militar entre los gobiernos del ex-presidente colombiano Álvaro Uribe y el estadounidense Barack Obama con el que ambos países buscan combatir con mayor eficacia el narcotráfico en Colombia y el terrorismo. A Estados Unidos se le permitiría mayor acceso a 7 bases militares, incluyendo la Base Militar de Palanquero que es considerada estratégica por su posición en el continente americano.

Antecedentes[editar]

Desde el año 2000, Colombia recibe asistencia del gobierno de los Estados Unidos para la lucha contra el narcotráfico y contra el terrorismo. Bajo el Plan Colombia, Estados Unidos ha enviado a Colombia más de 6 mil millones de dólares desde el 2000 hasta 2009. Por leyes estadounidenses, el número de empleados del departamento de Defensa en Colombia no puede exceder 800, mientras la cifra de contratistas militares sólo puede alcanzar los 600.[1]

Acuerdo militar[editar]

William Brownfield, Embajador de Estados Unidos en Colombia

Las bases son las de Malambo, Atlántico; La Base Militar de Palanquero, en la región del Magdalena Medio; La Base Militar Apiay, en el Meta; las bases navales de Cartagena y Bahía Málaga el Pacífico; y ahora, el centro de entrenamiento de Fuerte Militar Tolemaida y el Fuerte Militar Larandia en Caquetá.[2]

El pacto fue firmado en Bogotá el 30 de octubre de 2009 por el canciller colombiano Jaime Bermúdez y el embajador de Estados Unidos, William Brownfield. Sectores de la oposición y algunos oficialistas criticaron el acuerdo.[3][4]

Reacciones[editar]

Debate en Unasur[editar]

El ex presidente colombiano, Álvaro Uribe pidió a los miembros de Unasur que se realizara una sesión extraordinaria en el Consejo de Defensa Suramericano. La reunión se realizó en Bariloche, Argentina. El ex presidente venezolano Hugo Chávez y el presidente boliviano Evo Morales fueron los críticos más fuertes contra la decisión del ex presidente Uribe de permitir que Estados Unidos accediera a bases militares colombianas ya que según ellos representaba una amenaza para la seguridad de Sudamérica. Chávez hizo referencia a la presunta participación de Estados Unidos en el Golpe de Estado de Honduras de 2009.

El ex presidente peruano Alan García, alegó que los países tenían el derecho de realizar acuerdos bilaterales con el país que quisieran que le da la beligerancia y el estado de derecho. García criticó que el presidente Chávez le vendiera petróleo y negociara con Estados Unidos y al mismo tiempo lo acusara de querer "invadirlo".

Crisis diplomática colombovenezolana de 2010[editar]

El ex presidente venezolano Hugo Chávez fue el principal opositor al acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos.

Con las relaciones diplomáticas aún maltrechas y la economía binacional entre Venezuela y Colombia reducida por orden de Chávez, el 22 de julio de 2010, el ex presidente colombiano Álvaro Uribe acusó al gobierno del ex presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de encubrir a miembros terroristas de las FARC y el ELN en su país. Las pruebas fueron presentadas ante foros regionales como la OEA y la UNASUR. El 7 de agosto de 2010, el ex presidente Uribe dio paso a Juan Manuel Santos en la presidencia y Santos decidió reunirse con Chávez para tratar la crisis. El 10 de agosto de 2010, los presidentes Santos y Chávez se reunieron en Santa Marta, Colombia. Tras unas horas de discusión a puerta cerrada, los mandatarios acordaron reanudar relaciones diplomáticas.[5]

En declaraciones a la prensa el exvpresidente Chávez dijo que Colombia es "soberana" en su acuerdo militar con Estados Unidos y señaló que conversó el tema con su homólogo Juan Manuel Santos.[5]

"Siempre he dicho que Colombia, como Venezuela, es soberana para establecer convenios con cualquier país del mundo, lo único es que ninguno de esos convenios afecte la soberanía del vecino ni se convierta en amenaza".[5]

Hugo Chávez, 10 de agosto de 2010 en Santa Marta, Colombia

Constitucionalidad[editar]

El 22 de julio de 2010, un informe fue presentado por el magistrado de la Corte Constitucional de Colombia Jorge Iván Palacio, designado por la misma Corte para estudiar la demanda contra el acuerdo que permite el uso de bases militares en Colombia por Estados Unidos sugirió que el tema exigía la elaboración de un nuevo tratado y no una extensión al convenio existente entre ambos países. Por ser "un nuevo convenio", el tema de las bases militares debió haberse discutido en el Congreso de la República. El tema será tratado en Sala Plena. El magistrado Palacio también propone en su ponencia que se le otorgue al gobierno un año para que realice el trámite en el Congreso para aprobar el nuevo tratado.[6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

Wikinoticias