Acelular

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Los virus no son células.

El término acelular significa literalmente "sin células" y se refiere tanto a los microorganismos no celulares como a los tejidos sin células (que sólo poseen matriz extracelular).

Usos del término[editar]

El término se aplica principalmente a los virus, pero también a los agentes subvirales como viroides y priones que son entidades biológicas no formadas por células, a diferencia de bacterias y arqueas, compuestas por células procariota; y de protistas, hongos, vegetales y animales, formados por células eucariotas.

La composición y complejidad de los microorganismos acelulares (exceptuando los priones) los sitúa en un punto intermedio entre las simples moléculas orgánicas y los organismos unicelulares.

El término acelular para referirse a la vida no celular está estrechamente relacionado con el grupo taxonómico Acytota.

También se aplica el término a agrupaciones de moléculas orgánicas con características de auto-ensamblaje con las cuales posiblemente se habría formado la vida (abiogénesis).

El adjetivo acelular también se usa para designar los tejidos que sólo poseen matriz extracelular y que carecen de células, como la mesoglea de algunos invertebrados o la cutícula de los artrópodos.

Vida no celular[editar]

Estructura de diferentes tipos de virus.

La vida no celular o la vida acelular se define como la vida sin una estructura celular durante al menos parte de su ciclo de vida. Históricamente, la mayoría de las definiciones (descriptivas) de vida postulaban que un organismo vivo debe estar compuesto de una o más células, pero ahora parece que esto ya no se considera necesario y los criterios modernos permiten formas de vida basadas en otros arreglos estructurales.

Los principales candidatos para la vida no celular son los virus y agentes subvirales como viroides y priones. Una parte de los biólogos considera que los virus y agentes subvirales son organismos vivos, pero una parte no. Su objeción principal es que ningún acelular conocido es capaz de una reproducción autónoma: deben confiar en las células para copiarlos. Sin embargo, el reciente descubrimiento de virus gigantes que poseen genes para parte de la maquinaria de traducción requerida ha elevado la posibilidad de que hayan tenido antepasados extintos que podrían evolucionar y replicarse independientemente. La mayoría de los biólogos están de acuerdo en que ese antepasado sería una forma de vida no celular, pero su existencia y características aún son inciertas.

Basado en la secuencia de ADN y ARN y otros estudios se estima que el linaje de los acelulares es más antiguo que el de los seres vivos o celulares.

En cualquier caso los acelulares dan una imagen de como pudo haber comenzado el origen de la vida. Una hipótesis es la de los protobiontes un grupo de acelulares compuesto por biomoléculas orgánicas igual que los virus y priones, pero no infecciosos, considerados antepasados de todas las formas de vida celulares. Se creé que de los hipotéticos protobiontes surgieron primero las bacterias, de un grupo bacterias surgieron las arqueas y de un grupo de arqueas evolucionaron los eucariotas protistas y de estos últimos los animales, plantas y hongos.

Tipos de acelulares o entidades víricas[editar]

Los acelulares se clasifican dependiendo el tipo de material genético que porten, sin embargo presentan diversas composiciones genómicas o biomoleculares:[1]

  • Virión o virus verdadero: Compuestos por material genético puede ser ADN o ARN, una cápside proteica y una envoltura lipídica. Se especializan en infectar cualquier tipo de organismo como los bacteriófagos en bacterias.
  • Agentes subvirales: Son agentes virales que carecen de ciertas moléculas orgánicas o que requieren ayuda de un virión o virus verdadero para su replicación, el huésped debe contener el mismo material genético.
    • Virus satélite: Comparten las mismas características que los viriones, pero se diferencian de estos en que son más pequeños y necesitan un virus auxiliar (virión) para la infección. Por tanto se consideran virus dependientes de otros virus. Se distinguen algunos subtipos como los virófagos que se especializan en infectar virus gigantes, mientras que los virusoides se especializan en el virus de la Hepatitis D.
    • Viroide: Están compuestos únicamente por moléculas de ARN, no poseen cápside proteica y envoltura lipídica. Infectan exclusivamente plantas.
    • Virus interferente defectuoso: Son pequeños agentes víricos, sin cápside proteica o envoltura vírica, pueden estar compuestos de ADN o ARN, poco conocidos que intervienen en la replicación viral de otros virus produciéndoles una replicación defectuosa a sus huéspedes.
    • Prión: Son los más diferentes de todos los acelulares ya que están compuestos por una proteína (PrPSc), lo cual pueden verse como simples proteinas infecciosas ya que no están autoemsamblados. Los priones infectan mamíferos especialmente (bóvidos) y levaduras.[2]

Taxonomía[editar]

El término taxonómico para los acelulares es Acytota, para las formas celulares se usa Cytota. Actualmente Acytota y Cytota han sido situados en el taxón superior Biota como grupos hermanos. Los acelulares se clasifican dependiendo el tipo de material genético por el que esten compuestos:

Notas[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Agents subvirals Sciencedirect
  2. "90. Prions - ICTVdB Index of Viruses." (Website.) U.S. National Institutes of Health website.
  3. Baltimore, D. (1974). «The strategy of RNA viruses». Harvey Lect. 70 Series: 57-74. PMID 4377923. 
  4. «Virus Taxonomy: 2018 Release» (html). International Committee on Taxonomy of Viruses (ICTV) (en inglés). October 2018. Consultado el 13 octobre 2019.