Academia de Minería y Geografía Subterránea de Almadén

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Academia de Minería y Geografía Subterránea de Almadén fue fundada en 1777 por Carlos III en la localidad manchega de Almadén, España, a semejanza de la Escuela de Minas de Freiberg en Freiberg (Sajonia).

Historia[editar]

Impulsó su creación principalmente Parés y Franques, así como los ingenieros alemanes Carlos Hennig Köeler, y el que fue su primer Director, el también alemán Enrique Cristóbal Storr, que en 1759 había trabajado ya en las minas de Linares. La Academia se fundó diecisiete años antes que se iniciaran los estudios de Minas en el Real Instituto Asturiano de Gijón en 1794. En 1795 se construye el edificio de la Academia donde se han venido desarrollando las enseñanzas de minas hasta 1973, así como un muy bien abastecido Museo de Minas. La enseñanza estaba principalmente orientada hacia la extracción de la plata americana. Hasta 1808 se graduaron 32 ingenieros de minas, entre los cuales destacan Andrés Manuel del Río, descubridor del vanadio, y don Fausto de Elhúyar, figura de capital importancia para la mineralogía y metalurgia hispanoamericana, así como dos ingenieros que fueron pensionados en 1796 para ampliar estudios en Alemania: Francisco de la Garza, tío del famoso mineralogista Felipe Naranjo de la Garza, y Diego de Larrañaga.

Entre 1808 y 1826 la Escuela de Minas sufre una paralización casi total. La invasión napoleónica (1808–1812) obliga al cierre de toda actividad. En 1814 se reanuda la vida docente, pero la independencia de las colonias americanas (Ayacucho, 1814) condiciona una lenta transformación de los contenidos. La plata deja de llegar a España, y los objetivos de la Escuela se difuminan. En 1814 sólo hay dos profesores (los hermanos Larrañaga) de los cuales uno fallece ese año, y el otro abandona el destino. Entre 1817 y 1826 la Escuela permanece inactiva y no se gradúa ningún ingeniero.

En esta época se produce la aparición de la figura más importante en la historia de la formación minera en España: Fausto de Elhúyar, que había sido Director del Real Seminario de Minería en México y había impulsado notablemente la minería en aquel país, regresa a España en 1821, tras la independencia mexicana. Asume la Dirección General de Minas en España y, desde ella, la dirección de la Academia de Minería de Almadén. Abre de nuevo la institución, que en 1825 cuenta ya con 34 alumnos, reforma las enseñanzas, otorga pensionados a cinco estudiantes destacados para que amplíen sus conocimientos en la prestigiosa Academia de Freiberg, y traslada la sede de la Escuela a Madrid. Algunos ingenieros jóvenes (Lorenzo Gómez Pardo, Isidro Sainz de Baranda…) son conscientes de que el centro de la minería ya no es Almadén, y proponen con insistencia a Fausto de Elhúyar el traslado de la Escuela a Madrid.

Es una verdadera revolución de las enseñanzas que, aunque tardíamente, permite que la minería española se incorpore a la Revolución industrial que imperaba en Inglaterra desde finales del siglo XVIII, y se extendía lentamente por Europa. La base de esta revolución industrial fue la minería del carbón y la producción de acero. Con estos materiales se construyen los primeros ferrocarriles, los primeros telares, y se transforma la vida laboral.

Con extraordinaria visión de futuro, el Director General Fausto de Elhúyar pensiona a Lorenzo Gómez Pardo, Isidro Sainz de Baranda, Rafael Amar de la Torre, Felipe Bauzá y Joaquín Ezquerra del Bayo para que perfeccionen estudios en la Academia de Freiberg. Estos ingenieros se desplazan a Alemania entre 1829 y 1830 y permanecen allí tres años, regresando a España a tiempo de ser, algunos de ellos, los primeros profesores de la nueva Escuela, que se ubicó en Madrid, por Real Orden de la Reina Regente María Cristina (viuda de Fernando VII), de 23 de abril de 1835.

Su heredera es la actual Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén. Entre sus profesores y alumnos hubo importantes figuras de la Ilustración y la ingeniería del siglo XVIII y XIX, como Juan Bautista de Erro, etc.

Directores de la Institución[editar]

Directores de la Escuela Años Directores de la Escuela Años
D. Enrique Cristóbal Störr de 1777 a 1785 D. Juan Martín Hoppensack de 1785 a 1792
D. Juan Federico Mayer de 1792 a 1796 D. Manuel Angulo de 1796 a 1799
D. Manuel Pérez Estela de 1799 a 1802 D. Diego de Larrañaga y Gárate de 1802 a 1814
D. José de Larrañaga y Arambarri de 1814 a 1816 D. Francisco de la Garza de 1816 a 1826
D. Fausto Delhuyar y de Lubice de 1826 a 1833 D. Timoteo Álvarez de Veriña y Cadrecha de 1833 a 1833
D. Estanislao Peñafiel de 1833 a 1835 D. Rafael Cabanillas Malo de 1835 a 1841
D. Casiano de Prado de 1841 a 1841 D. Policarpo Cía. y Francés de 1841 a 1843
D. José Monasterio y Correa de 1843 a 1844 D. José de Arciniega de 1844 a 1845
D. Francisco de Salas García de 1845 a 1846 D. Enrique Bermejo y Rey de 1846 a 1847
D. José Ruiz y León de 1847 a 1850 D. Miguel Fourdiner de 1850 a 1851
D. Diego Laviña de 1851 a 1852 D. Jacobo Rubio de 1852 a 1853
(Período sin clases) de 1853 a 1855 D. Eduardo Fourdiner de 1855 a 1856
D. Calixto Andrade y Guerra de 1856 a 1857 D. Andrés Pérez Moreno de 1857 a 1858
D. Justo Egozcue de 1858 a 1866 D. José Luis Arrue de 1866 a 1868
D. Eusebio Oyarzabal y Zabala de 1868 a 1872 D. Francisco Gascue de 1872 a 1873
D. Isidro Sebastián Buceta y Solla de 1873 a 1874 D. José Joaquín Almeida de 1874 a 1879
D. Félix Pérez Duro de 1879 a 1882 D. José María de Madariaga de 1882 a 1885
D. Gonzalo Aguirre y Carbonel de 1885 a 1888 D. Eusebio Oyarzabal y Zabala de 1888 a 1897
D. Domingo Jiménez Fuentes de 1897 a 1898 D. Alfredo de Madrid Dávila de 1898 a 1899
D. Eusebio Oyarzabal y Zabala de 1899 a 1904 D. Ildefonso Sierra y de León de 1904 a 1905
D. Francisco Cascajosa y Alcázar de 1905 a 1916 D. Gonzalo del Río y Valerino de 1916 a 1921
D. Enrique Conde Diez de 1921 a 1923 D. Francisco Pintado Carranza de 1923 a 1925
D. Carlos Mata Martí de 1925 a 1929 D. Paulo Calvo Enrique de 1929 a 1932
D. César de Madariaga Rojo de 1932 a 1935 D. Paulo Calvo Enríquez de 1935 a 1948
D. Luis Pancorbo Tercero de 1948 a 1955 D. Ricardo Martín Gallego de 1955 a 1973
D. Luis Juan Mateo López de 1973 a 1979 D. Ricardo Martín Gallego de 1979 a 1980
D. Pablo Galisteo Gámiz de 1980 a 1983 D. Cristóbal Ruiz Caballero de 1983 a 1985
D. Juan Alberti Grifols de 1985 a 1987 D. Octavio Puche Riart de 1987 a 1989
D. Fernando Losilla Moreno de 1989 a 1991 D. Luis Mansilla Plaza de 1991 - 2012
D. Francisco Mata Cabrera de 2012 a actualidad

Docencia[editar]

Las enseñanzas impartidas desde la Orden Ministerial corresponden al Plan 1957, siendo asignadas a la Escuela de Almadén las especialidades de minería, metalurgia y siderurgia, e instalaciones eléctricas en minas y fábricas.

1964 - 1970[editar]

Por Ley 2/1964 pasa a ser Escuela de ingeniería técnica minera, y en el curso 1964-65 se adaptan a la misma los alumnos que proceden del Plan 1957 (Peritos de Minas). Las specialidades asignadas a la Escuela fueron las de: explotación de minas, electromecánica minera y fábricas siderometalúrgicas y mineralúr­gicas.

Por Orden Ministerial de 11 de septiembre de 1967, se asigna a la Escuela la especialidad de instalaciones de combustibles y explosivos, suprimiéndose por la misma Orden la specialidad de electromecánicas mineras.

Por Decreto 148/1969, se establecen las siguientes denominaciones para las especialidades impartidas en la Escuela­: explotación de minas, metalurgia e instalaciones de combus­tibles y explosivos.

Por aplicación de la Ley General de Educación y Finan­ciamiento de la Reforma Educativa de 14/1970 de 4 de agosto, se comenzó a impartir el Plan Experimental, con las especialidades siguientes:

  • Laboreo y explosivos;
  • Combustible y energía;
  • Sondeos y prospecciones mineras;
  • Instalaciones electromecánicas mineras;
  • Metalurgia;
  • Cementos y mineralurgia.

1972 - 1999[editar]

La Escuela se integra en la Universidad Politécnica de Madrid por Decreto 1377/1972.

En virtud del Real Decreto 1848/1978 de 2 de junio, pasa a ser Escuela Universitaria Politécnica de Ingeniería Técnica Minera e Industrial, dependiente de la Universidad Politécnica de Madrid, con dirección única, iniciándose en el curso 1978-79 los estudios de la rama industrial e impartiéndose las enseñanzas correspondientes al primer curso, las especialidades impartidas dentro de la Ingeniería Técnica Industrial son las siguientes:

  • Mecánica (estructuras e instalaciones);
  • Electricidad (centrales y redes);
  • Química (petroquímica y polímeros).

A partir del día 1 de octubre de 1985, en virtud del Real Decreto 717/1985, de 2 de abril, la Escuela Universitaria Politécnica se integra en la Universidad de Castilla-La Mancha.

Plan 1999/2000[editar]

A partir del curso 1999/2000 se implantaron los nuevos planes de estudios, que componían un total de dos titulaciones y tres subespecialidades cada una:

- Ingeniero Técnico de Minas, con las especialidades de:

  • Explotación de minas;
  • Especialidad en sondeos y prospecciones mineras;
  • Combustibles y explosivos.

- Ingeniero Técnico Industrial, con las especialidades de:

  • Mecánica;
  • Electricidad;
  • Química industrial.

Proceso de Bolonia[editar]

En 2010, y bajo el amparo del Proceso de Bolonia, y dentro del proyecto común Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), se comienzan a impartir las nuevas titulaciones de grado, reduciéndose las seis titulaciones anteriores a cuatro, pero continuándose, aún, con la tradicional enseñanza minera del centro, siendo estas:[1]

  • Grado en Ingeniería Mecánica;
  • Grado en Ingeniería Eléctrica;
  • Grado en Ingeniería de los Recursos Energéticos;
  • Grado en Ingeniería de la Tecnología Minera.

Notas[editar]

  1. «Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén». Universidad de Castilla-La Mancha. Consultado el 10 de julio de 2015.