Abelardo de la Espriella

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Abelardo De La Espriella
220px
Información personal
Nombre de nacimiento Abelardo De La Espriella Otero
Nacimiento 31 de julio de 1978 (39 años)
Bogotá, Colombia Bandera de Colombia
Residencia Colombia - Estados Unidos de América
Nacionalidad Colombiana e Italiana
Familia
Padres Abelardo De La Espriella Juris y María Eugenia Otero
Cónyuge Ana Lucía Pineda
Hijos Lucia De La Espriella, Salvador De La Espriella y Filippo De La Espriella.
Educación
Alma máter Universidad Sergio Arboleda
Posgrado Universidad del Rosario
Información profesional
Ocupación Abogado
Obras notables La Pasión del Defensor
La salida jurídica del proceso de negociación con las FARC
Muerte Al Tirano
Distinciones Doctorado Honoris Causa en Derecho - Universidad Autónoma del Caribe

Abelardo De La Espriella Otero (Bogotá, 31 de julio de 1978), es un abogado, escritor y columnista colombo italiano. De La Espriella es abogado y maestro en Derecho de la Universidad Sergio Arboleda, especialista en Derecho Penal y Ciencias Criminológicas de la Universidad Externado de Colombia, especialista en Derecho Administrativo de la Universidad del Rosario[1]​ y Doctor Honoris Causa en Derecho de la Universidad Autónoma del Caribe.[2]

Ha ejercido como abogado litigante, asesor y consultor legal. Es socio fundador y Director General de la Firma DE LA ESPRIELLA Lawyers Enterprise, Consultorías y Servicios Legales Especializados.[3]​ Ha sido conferencista en temas políticos y procesos de paz[4]​ y presidente del Primer Congreso Internacional del Derecho Penal en Colombia.[5]

Biografía[editar]

Aunque nació en Bogotá el 31 de julio de 1978, su infancia transcurrió en Montería, junto a sus padres Abelardo De La Espriella Juris y María Eugenia Otero.

A los 10 años de edad participó en el programa Inquietudes juveniles de la cadena de televisión Telecaribe y para la emisora de su colegio. A los 15 años se trasladó a la ciudad de Bogotá donde estudió Derecho en la Universidad Sergio Arboleda. Igualmente, hizo parte de la mesa de trabajo de Juan Gossaín.

Aparte del Derecho, otras pasiones han hecho parte de su vida: la música como cantante y productor, el arte como galerista y coleccionista, la equitación y los caballos, la docencia, la investigación, el análisis sociopolítico y el periodismo, participando en varios programas de radio y televisión y escribiendo columnas de opinión que son publicadas por más de 20 medios de comunicación colombianos.[cita requerida]

Procesos jurídicos relevantes[editar]

Abelardo De La Espriella ha liderado con éxito más de dos mil procesos judiciales que han cobrado protagonismo en los órganos legales y la opinión pública por la complejidad y particularidad de los mismos y los significativos precedentes judiciales alcanzados que se han transformado en importantes hitos jurídicos del derecho en Colombia.[cita requerida]

  • Proceso COMSA (2006): De La Espriella representó legalmente al grupo colomboespañol COMSA Corporación en el millonario pleito contra el Estado colombiano. Demostró que nunca existió apropiación alguna de recursos por parte del consorcio defendido y logró un acuerdo histórico y único, en el cual la Nación fue resarcida. 
  • Defensa de parapolíticos (2007): Tras el escándalo de la parapolítica, varios parlamentarios y funcionarios del Estado colombiano fueron acusados de tener vínculos con los grupos armados ilegales de autodefensas, de los cuales trece fueron representados con éxito por De La Espriella. Los primeros políticos exonerados en el mediático caso fueron representados por De La Espriella y su firma.
  • Sedición (2007): De La Espriella solicitó a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia decretar el cambio de concierto para delinquir a sedición, en virtud del principio y derecho fundamental constitucional de favorabilidad, sin que ello implique aceptación de responsabilidad penal alguna. Esta fue la primera solicitud de adecuación típica en ese tipo de proceso.    
  • Natalia París contra Madame Rochy (2007): la modelo Natalia París, junto a otras famosas colombianas, fue objeto de un escándalo por cuenta del libro de Madame Rochy, Las Prepago. Tras comprobarse las falsas acusaciones contra la modelo, De La Espriella por medio de una tutela logró que el libro fuera retirado del mercado, acción judicial sin precedentes en Colombia para ese entonces.
  • Sentencia de la Corte Constitucional sobre interceptaciones (2008): La acción de tutela instaurada por Abelardo De La Espriella contra el Ministerio de Defensa Nacional y la Fiscalía General de la Nación, por las interceptaciones ilegales de sus comunicaciones, se convirtió en un antecedente judicial importante para el derecho a la intimidad, estipulándose que las conversaciones entre abogados y clientes hacen parte del secreto profesional y por tal son inviolables. El fallo se posicionó como un precedente jurisprudencial en materia constitucional de gran relevancia.
  • Denuncia contra Rafael Correa (2009): Abelardo De La Espriella denunció ante la Corte Penal Internacional a Rafael Correa, presidente de Ecuador, por sus presuntos vínculos con las FARC. Los correos hallados en el computador del exjefe del grupo guerrillero Raúl Reyes, fueron pruebas contundentes en la ambiciosa acción legal, única en su clase.
  • Tutela señorita Valle (2009): Diana Salgado, representante del Valle al Concurso Nacional de Belleza, fue destituida por el Comité de Belleza del Valle por considerar que no cumplía los estándares estéticos requeridos por ser “caderona”. La exitosa defensa de De La Espriella logró la reintegración de Salgado al concurso, la reivindicación de su dignidad, el respeto por el debido proceso y un importante precedente jurisprudencial en materia constitucional.
  • Sara Corrales contra Marcela Mar (2009): Las afirmaciones en medios de comunicación de la actriz Marcela Mar contra su colega Sara Corrales, conllevaron a un pleito legal, en el que De La Espriella consiguió que los malintencionados comentarios fueran retractados públicamente, dejando como antecedente reglamentario, los alcances de la responsabilidad por lo dicho y la afectación de la dignidad.
  • Proceso de Jorge Andrés Pulido contra Unicentro (2010): De La Espriella representó legalmente a Jorge Andrés Pulido, menor de cinco años que tras sufrir un accidente en las escaleras eléctricas en Unicentro de Bogotá, perdió tres dedos de su pie derecho. El fallo permitió una indemnización de Unicentro para el menor y su familia y la instauración legal de protocolos de seguridad en las escaleras eléctricas de todo espacio público a nivel nacional, inexistentes hasta ese momento.
  • Denuncia contra Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible - CAR (2010): De La Espriella presentó una denuncia penal en la Fiscalía General de la Nación contra todos los directores de las CAR, por la omisión y negligencia para prevenir y atender las alertas y emergencias ocurridas a causa de la temporada invernal en Colombia en el año 2010, que como consecuencia cobró la vida de más 200 víctimas. La denuncia se presentó por los cargos de homicidio culposo y lesiones personales culposas.
  • Proceso de Juliana Jaramillo contra Metroparques (2011): De La Espriella logró una  multimillonaria indemnización a favor de los padres de la menor Juliana Jaramillo Gómez, quien falleció tras un accidente en una atracción mecánica  de Metroparques de Medellín. Este caso permitió formular reglamentaciones para el funcionamiento de los parques de atracciones, en especial para el cuidado de los menores. 
  • Defensa de Dania Londoño (2012): De La Espriella asumió la defensa de Dalia Londoño, protagonista del escándalo con un agente del servicio secreto de Estados Unidos, designado para la protección del Presidente Barack Obama, durante VI Cumbre de las Américas en Cartagena (Colombia). La estrategia empleada permitió aclarar la situación jurídica de Londoño y mejorar su calidad de vida y la de su familia.  
  • Crimen de Rosa Elvira Cely (2012): El escalofriante crimen de la mujer de 35 años empalada en el Parque Nacional, en el centro de Bogotá, generó la indignación de los colombianos, entre ellos la de Abelardo De La Espriella, quien representó a la familia Cely y logró que Javier Velasco Valenzuela, responsable del cruel hecho, fuera condenado en tiempo récord a 48 años de cárcel. El proceso generó una reforma al Código Penal, con la que buscó garantizar que los feminicidios no quedaran en la impunidad con las herramientas legales y alcances de la Ley Rosa Elvira Cely.
  • Caso Álvaro Gámez (2013): Álvaro Gámez, reconocido líder evangélico de Pasto, sostuvo relaciones sexuales consentidas con varias mujeres de su congregación, quienes, al descubrirse tal situación, afirmaron haber sido víctimas del delito de acceso carnal con persona puesta en incapacidad de resistir. De La Espriella, a lo largo de un juicio oral y público, logró demostrar que la conducta de Gámez no constituía infracción a la ley penal, por lo cual fue absuelto de los cargos.
  • Ataque con ácido a Natalia Ponce de León (2014): Natalia Ponce de León fue atacada brutalmente con ácido por Jonathan Vega, desfigurando su rostro y comprometiendo gran parte de su cuerpo. El actuar de De La Espriella como apoderado de la víctima, permitió que la Fiscalía General de la Nación, imputara por primera vez en la historia judicial colombiana, el delito de tentativa de homicidio agravado y no por lesiones personales en un caso de ataque con ácido; logrando una condena para el agresor de 21 años de prisión. El trabajo jurídico liderado por De La Espriella generó una importante reforma al Código Penal, con la cual se tipifico el delito de ataque con ácido, surgiendo allí la Ley Natalia Ponce de León.
  • Proceso de Camila Abuabara contra el sistema de salud en Colombia (2014): La batalla legal emprendida por Abelardo De La Espriella en la defensa de Camila Abuabara contra el sistema de salud en Colombia, abrió un debate nacional ante el respeto por los pacientes y la responsabilidad y cumplimiento de las EPS y el Estado. La tutela interpuesta y los demás recursos judiciales, apelaban que a Abuabara, por su delicado estado de salud, en consecuencia de la leucemia linfoblástica aguda que padecía y los retrasos en las acciones preventivas de la EPS SANITAS, recibiera tratamiento en el MD Anderson de Cáncer en Estados Unidos, por ser el único centro especializado para su cuidado y recuperación, sin embargo las autoridades colombianas dilataron y omitieron tal solicitud y Camila murió el 24 de febrero de 2015. La lucha de Camila y su apoderado representan las duras batallas que centenares de colombianos disputan contra el Estado y las EPS por el respeto a la vida.
  • Caso Grupo4 Management & Events (2016):  De La Espriella representó los intereses del Grupo4 Management & Events en relación con el conflicto derivado por el incumplimiento contractual por parte de la exvirreina universal Ariadna Gutiérrez, por el pago de las comisiones y honorarios causados a favor de esa agencia. Esta situación fue finalmente resuelta a través de un importante acuerdo entre las partes, cuyos términos y condiciones fueron confidenciales.
  • Caso Hyundai (2016): De La Espriella representó a Hyundai Colombia en la controversia contractual existente con Neocorp, derivada de la distribución de los vehículos de la marca Hyundai en el territorio colombiano. De La Espriella obtuvo para su cliente una cuantiosa indemnización.
  • Defensa de Jorge Pretelt (2016): La defensa del primer aforado constitucional que va a juicio ante la Corte Suprema de Justicia en Colombia es liderada por Abelardo De La Espriella en el mediático caso de Jorge Pretelt, magistrado que por supuesta corrupción asume juicio penal y, paralelamente, juzgamiento político ante el Senado. Los avances en la defensa de Pretelt, demuestran la inocencia del magistrado, a través de las nulidades y pruebas otorgadas por su defensor.
  • Representación de BLACK JAGUAR WHITE TIGER (2017): 6 leones en condiciones precarias por el maltrato al que fueron sometidos en un circo y el posterior abandono en una jaula en el municipio de Santo Tomás – Atlántico (Colombia), fueron finalmente trasladados a México al  santuario de felinos más popular de América Latina, gracias a las acciones de representación y asesoría de De La Espriella a BLACK JAGUAR WHITE TIGER, fundación encargada de los animales.
  • Cerro Matoso (2018): Las acciones legales contra Cerro Matoso lideradas por Abelardo De La Espriella, dieron paso a un fallo histórico en pro de las víctimas de la minería irresponsable. El 16 de marzo de 2018, tras 5 años de controversias judiciales y acciones legales, la Corte Constitucional de Colombia fallo a favor de las comunidades indígenas y afrodescendientes y los ex trabadores de la mina, representados por De La Espriella. La medida judicial exige a la mina Cerro Matoso de propiedad de BHP Billiton, matriz de la compañía denunciada, reparar a los 8 cabildos indígenas y una comunidad afrodescendiente del Zenú del Alto San Jorge y de San José de Uré (Córdoba, Colombia), por los delitos de lesiones personales con perturbación funcional y deformidades físicas de carácter permanente, homicidio, contaminación ambiental y daño en bien ajeno, entre otros. La mina de níquel más grande de Latinoamérica, deberá reparar a las víctimas y medio ambiente afectado bajo una indemnización que se calcula sobre los 400 millones de dólares. A lo anterior, se suma que durante 25 años, de los 30 de funcionamiento, Cerro Matoso opero sin licencia ambiental, razón por la que se presentaran acciones legales contra el Estado y BHP Billiton.
  • Representación legal de figuras públicas: De La Espriella ha apoderado a reconocidos artistas como Silvestre Dangond, asesores políticos como Juan José Rendón, políticos de gran prestigio como el expresidente Ricardo Martinelli y un sinnúmero de figuras públicas a nivel nacional e internacional. 

Libros[editar]

  • La pasión del defensor (2012) Abelardo de la Espriella (2012). La pasión del defensor. Ediciones B. [6]
  • La salida jurídica del proceso de negociación con las FARC.[7]
  • Ensayo concepto jurídico sobre la sedición aplicada a las autodefensas.[8][9]

Véase también[editar]

Referencias[editar]