Abdas de Susa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Abdas (también Abda, Abdias, y Audias) fue obispo de Susa en Irán (Sócrates de Constantinopla también lo llama "obispo de Persia").[1]​ Envuelto en una disputa con el Zoroastrismo local en 420, incendia uno de sus templos, la pirámide de Ahura Mazda. El rey Yazdegerd I ordenó al obispo restaurar y reparar la construcción por su propia cuenta, y luego de que Abdas rehusó, el rey ordenó la destrucción de iglesias. Estos eventos deterioraron la relación entre la Iglesia cristiana y el gobierno persa, que previamente había sido buena, y causaron una ola de persecuciones contra los cristianos en Persia.[2]

Otro hecho que se le atribuye es el de haber ayudado a san Marutas en la expulsión de un demonio de Yezdegerd,[3]​ ningún otro dato fiable es conocido sobre Abdas. La tradición añade que él fue uno de los primeros mártires en la persecución (fue golpeado hasta morir), y por eso es considerado un santo. Sus compañeros en la matanza incluyeron a los sacerdotes Hashu e Isaac, el secretario Efrén de Siria, el archidiácono Papa, los laicos Daduk y Durdan, y Papa, un hermano del mismo Abda. Su día festivo se celebra el 5 de septiembre o el 16 de mayo en la Iglesia Católica, y 31 de marzo en la Iglesia Siria.

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Socrates Scholasticus, Ecclesiastical history,vii. 8
  2. Theodoret, v. 39
  3. Socrates Scholasticus, vii. 8