Abbás ibn Ali

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Al-Abbás ibn Ali
العباس بن علي
Al Abbas Mosque, Shrine Karbala.jpg
Santuario de Hazrat Abbas, Irak, Karbala.
Información personal
Nacimiento 4 de Shaabán del 26 de la Hégira, (15 de Mayo de 647)
Medina, Hiyaz (ahora en Arabia Saudita)
Fallecimiento 10 de Muharram del 61 de la Hégira, (10 de octubre de 680 (33 años)
Kerbala, Irak
Causa de la muerte Muerto en combate Ver y modificar los datos en Wikidata
Residencia Medina Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Islam Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Ali Ibn Abi Tálib
Fátima bint Hizam (Ummul-Banin, Madre de los hijos)
Cónyuge Lubaba bint Ubaydillah
Hijos Fazl Ibn Abbás
Ubaidul-lah Ibn Abbás
Familiares Mahoma, Hasan ibn Ali, Husáyn ibn Ali, Záynab bint Ali
Información profesional
Ocupación Imán Ver y modificar los datos en Wikidata
Título

Abul Fazl (padre de virtudes) (en árabe, ابوالفضل),


Qamar Bani-Hashim (La luna de Bani-Háshim) (en árabe, قمر بنی هاشم),


Babul Hawa’idy (La puerta del cumplimiento de las necesidades) (en árabe, باب الحوائج),


Taiiar (El volador) (en árabe, طیار),


El Mártir (en árabe, شهید),


El proveedor de agua (en árabe, سقا ),


El siervo piadoso de Dios (en árabe, عبدالصالح ),


El portador de la bandera de Husáyn (en árabe, صاحب لواء الحسین).

Al-Abbás ibn Ali (en árabe, العباس بن علي , en persa: عباس فرزند علی  ; nacido el 4 de shaabán del 26 de la Hégira – 10 de muharram del 61 AH; aproximadamente el 15 de mayo de 647 – 10 de octubre de 680). Fue hijo del Imán Ali (el primer Imán de los musulmanes chiíes y el cuarto califa de los musulmanes sunitas), y Fátima bint Hizam conocida comúnmente como, Madre de los hijos (en árabe: أم البنين Umm ul-Banin).

Él es famoso como "Hazrat Abbás" entre los chiitas.

Cuando intentaba traer agua para los niños y esposas de Husáyn Ibn Ali, fue martirizado sediento en Kerbala en el día de Ashura. El nueve de muharram es el día de la conmemoración de su martirio, este día es famoso como Tasua entre los chiitas. Según los dichos, Abbás era alto y muy bello; amable, generoso y fiel.[1]

Apodos[editar]

  • Abul-Fazl (padre de virtudes) es su apodo más famoso.[2]​ Y lo llamaron así, por la cantidad de virtudes que poseía.[3]
  • Abul-Qásim es otro de sus apodos, y es mencionado así también en la Ziarat de Arbain, donde Yabir Ibn Abdul-lah Ansari dice: “¡La paz sea contigo, oh Abul-Qásim; La paz sea contigo, oh Abbás hijo de Alí!”.[4]
  • Qamar Bani-Háshim (La luna de Bani-Hashim). Según las narraciones se menciona que su cara fue tan bella que la gente lo llamaba la luna de Bani Hashim.[2]
  • Babul-Hawa’idy (La puerta del cumplimiento de las necesidades).[5]
  • Taiiar (El volador).
  • El Mártir.
  • El proveedor de agua.
  • El siervo piadoso de Dios.
  • El abanderado de Husáyn.[3][1]

Vida y familia[editar]

Abbás nació el cuarto día de shaabán del año 26 después de la Hégira, en la ciudad de Medina.

El padre de Abbás fue el primer Imán de los chiitas, Ali, y su madre fue Fátima bint Hazam bin Jálid Kilabi, que más tarde fue conocida como Umm ul-Banin (Madre de los hijos).

Abbás se casó con Lubábah, la hija de Ubaidul-lah Ibn Abbás, hijo de Abdul-Muttálib. De este casamiento nacieron dos hijos llamados Fazl y Ubaidul-lah.

La descendencia de Abbás continuó a través de su hijo Ubaidul-lah. De entre su descendencia se puede mencionar también a Muhámmad Ibn Ali Ibn Hamza quien fue uno de los sabios y narradores más famosos que vivió en el tercer siglo de la hégira. [22] Abbás estuvo con Ali Ibn Abi Tálib en las batallas de Siffin y Nahrawan.[5][6]

Vivió su infancia con su padre, Ali y sus hijos, Hasan y Husáyn, y Abbás utilizaba la ciencia de ellos. Ali dijo sobre las virtudes de su hijo Abbás: “Ciertamente mi hijo Abbás durante su infancia aprendió de mí, el conocimiento, como un pajarito que toma alimento del pico de su madre poco a poco”.[5]

Abbás en Kerbala[editar]

Abbás ibn Ali en Kerbala - Pintor: Yousef Abdinejad

Abbás Ibn Ali durante el califato de Husáyn continuaba con él. Estaba junto a Husáyn cuando éste salió de Medina hacia Kufa por invitación de la gente de Kufa. Le cuidaba y era el Portaestandarte del ejército de Husáyn.

En el día de Tasua (el nueve de muharram), Shimr (el general de ejército de Ómar al-Saad), trajo una carta para Abbás y sus hermanos para que se separasen de Husáyn, y le dijo: “Si dejas a Husáyn Ibn Ali, te daremos mucho dinero y se cuidará de tu vida y la vida de tus hermanos”.

Abbás no le respondió, pero Husáyn le pidió que contestara.

Abbás dijo: ¿Qué dices?

Shimr dijo: Nosotros cuidaremos de ti y de tus hermanos si dejáis a Husáyn.

Abbás respondió: ¡Que perezcan tus manos y maldición (de Dios) a lo que has traído, oh enemigo de Dios!, ¿Me mandas que mis hermanos y yo dejemos a nuestro señor, Husáyn, el hijo de Fátima? ¡Nos dejas asombrados, quieres matar al hijo del profeta del Islam![1]

Muerte[editar]

Como el acceso al agua del Éufrates estaba ocupado por el ejército de Ómar Saad, la sed se extendió en el campamento de Husáyn, entre los niños y mujeres; Abbás y Husáyn intentaron ir juntos hacia la orilla del Éufrates en busca de agua. Oportunidad que los enemigos aprovecharon para atacarles en el camino, logrando de esta manera separar a Abbás del Imán Husáyn, momento que los enemigos aprovechan para atacarlo. La lucha duró unos momentos hasta que uno de ellos, llamado Hákim Ibn Tufeil salió de su emboscada y con un golpe de espada cortó la mano derecha de Abbás y luego con otro golpe cortó su mano izquierda. Simultáneamente a este suceso, Abbás recitó estas epopeyas: “No tengo miedo de los infieles porque mi corazón está seguro con la misericordia de Dios, y me estoy dando las albricias de ver pronto al Profeta. Ellos cruelmente me han cortado la mano izquierda; mi Señor los ingresará en el fuego del Infierno.” Luego lo golpeó en la cabeza con un gurz (maza de guerra) y de esta forma fue martirizado.[2][7][8]

Abbás desde el punto de vista de los Imanes[editar]

Según Sayyad (El cuarto Imán de los chiitas)[editar]

Se ha narrado de Sayyad que dijo sobre su tío: “Que Dios compadezca a mi tío Abbás. Ciertamente él mostró valentía y se sacrificó a sí mismo por su hermano, hasta que sus manos fueron cortadas. Dios le recompensa por este sacrificio con dos alas por las cuales vuela con los ángeles en el Paraíso. En verdad, en el Día de la Resurrección, Abbás tendrá una posición muy elevada ante Dios Exaltado, una posición que todos los mártires desean tener. [9]

Según Sadiq (el sexto Imán de los chiitas)[editar]

Sadiq describe a Abbás con estos atributos: La fe perfecta, la Yihad (lucha sagrada) en la senda de Husáyn, la abnegación, el martirio por el Imán de su época, la sumisión al Imán, la lealtad, la persistencia hasta el último momento, entre otros atributos.[3]

Según Mahdi (el duodécimo Imán de los chiitas)[editar]

Se ha narrado que Mahdi alabó a Abbás con estas palabras: “La paz sea con Abul-Fazl, Abbás hijo del príncipe de los creyentes, quien sacrificó su vida por la de su hermano, quien dejó su vida mundanal de un lado para ir a una estancia mejor en el más allá. El guardia que trató de traer agua para los sedientos de Ahlul-Bait y perdió sus dos manos en la lucha en el camino de Dios. Que Dios maldiga a sus asesinos, Yazid Ibn Riqad y Hákim Ibn Tufeil.[10]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Amin Amoli, Muhsen (2009). Ayan Al-Shia 7. Beirut: Dar Al-Tarif. p. 439. 
  2. a b c Hil-li, Ibn Nama (2001). Muthirul Ahzan. Qom: Haziq. p. 254. 
  3. a b c Hasani, Ibn Anba (1998). Umdatu Talib fi Ansabi A’li Abi Talib. qom: Ansarian. p. 280. 
  4. Maylisi, Muhammad Baqir (1983). Biharul Anwar 101. Beirut: Al-Wafa. p. 330. 
  5. a b c Al-Naseri, Muhammad Ali (1985). Mawlidu Abbas Ibn Ali. Beirut. p. 30. 
  6. Bujari, Abi Nasr (1963). Sirrus-Silsilatul-Alawiah. Nayaf: Maktab Al-Heydariyah. p. 90. 
  7. Sayyed Ibn Tavus, Abulqasim (1970). Al-Luhuf. Teherán: Yahan. p. 117-118. 
  8. Al-Abbas by Badr Shahin
  9. Saduq, Sheij (1867). Al-Jisal 1. Beirut: Al-A’lami. p. 68. 
  10. Muzaffar, Abdulvahab (1867). Batalul Alqami 2. Beirut. p. 311.