Administradora de fondos de ahorro previsional

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «AFAP»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP) en Uruguay son empresas que administran los aportes jubilatorios del trabajador por el tramo de ahorro individual (capitalización individual). Las AFAP surgen a partir de la creación del Sistema Previsional Mixto en 1996.

Las AFAP reciben una parte del aporte jubilatorio de los trabajadores afiliados y lo invierten con el fin de generar ganancia en las cuentas de ahorro individual. Estas inversiones son reguladas por ley y controladas por el Banco Central del Uruguay. En la AFAP, cada afiliado tiene una cuenta de ahorro personal que le pertenece. Cada AFAP está obligada por ley a enviarle al trabajador un estado de cuenta dos veces al año, sin perjuicio del derecho de cada trabajador de solicitar información cuando así lo necesite o considere pertinente. A través del estado de cuenta, el afiliado puede controlar los aportes realizados por la empresa en la que trabaja y apreciar la evolución de su ahorro. Los afiliados a las AFAP aportan el mismo porcentaje de su sueldo nominal que aquellos trabajadores no afiliados (el 15%).

Actualmente (2017) hay cuatro AFAP funcionando en el Uruguay:

Anteriormente existieron:

  • Santander AFAP (abril 1996- octubre 2001 se fusiona con Comercial AFAP formando Afinidad AFAP)
  • Comercial AFAP (abril 1996- octubre 2001 se fusiona con Santander AFAP formando Afinidad AFAP)
  • Capital AFAP (abril 1996 - octubre 2001, se fusiona con Unión AFAP formando Unión Capital AFAP)
  • Unión AFAP (junio 1996 - octubre 2001, se fusiona con Capital AFAP formando Unión Capital AFAP)

Prestaciones[editar]

El pago de jubilaciones (común, anticipada y por incapacidad total) y pensiones se hace a través de una empresa aseguradora, autorizada por Banco Central del Uruguay que el solicitante elige (actualmente la única aseguradora encargada de este tipo de prestaciones es Banco de Seguros del Estado)

  • Jubilación común: Como mínimo se exigen 60 años de edad y 30 años de trabajo registrados en la historia laboral. En los casos de jubilación común y anticipada, el saldo del afiliado en su cuenta de AFAP se envía a la aseguradora que determinará una prestación mensual, teniendo en cuenta las siguientes variables: expectativa de vida y tasa de interés técnico (1,5%). En 2008 la ley estableció un beneficio para las madres: se les facilita el acceso a la jubilación, ya que por cada hijo se computa un año más de trabajo, con un máximo de 5 años. Por ejemplo: si tiene 2 hijos, necesita 28 años de trabajo en vez de 30.
  • Jubilación anticipada: A los 65 años de edad por el tramo de la AFAP sin requisito mínimo de años de trabajo.
  • Jubilación por edad avanzada: Con 65 años de edad y 25 años de trabajo. También se puede acceder con 15 años de trabajo y 70 años de edad. A medida que aumentan los años de edad se requieren menos años de trabajo.
  • Jubilación por incapacidad total: Es la jubilación que percibe el trabajador frente a una incapacidad absoluta y permanente para todo trabajo. En el cálculo de la jubilación por incapacidad total y del subsidio transitorio se aplica el 45% al monto que surge del promedio del valor actualizado de las asignaciones computables de los 120 últimos meses. Es decir, se toma el promedio del sueldo por el que está aportando a la AFAP en los últimos 10 años y sobre este se calcula un 45%
  • Subsidio transitorio: Es un subsidio que percibe el trabajador frente a una incapacidad que no le permite trabajar en su actividad habitual, pero puede seguir trabajando en otras tareas. Se paga por un máximo de 3 años.
  • Pensión: Cuando fallece un afiliado los beneficiarios pueden solicitar una pensión. Los beneficiarios pueden ser por ejemplo: hijos solteros menores de 21 años y el cónyuge o concubino. Es la misma base de cálculo que la jubilación por incapacidad, otorgándose un porcentaje del 66% en caso de cónyuge, que incrementa en un 9% en el caso de tener hijos, siendo el 75% el tope de renta por pensión que se otorga. La ley determina los beneficiarios y su concurrencia.
  • Haber sucesorio: Si el afiliado fallece antes de acceder a su jubilación y no existen beneficiarios de pensión, el dinero ahorrado en su AFAP lo cobrarán sus herederos. El ahorro generado por el trabajador le pertenece. Por eso, el dinero de la cuenta nunca se pierde. Siempre beneficia al trabajador, en vida a través de la jubilación y en caso de fallecimiento a su familia o a sus herederos.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]