AENOR

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


AENOR, a través de la certificación y de la evaluación de la conformidad, contribuye a mejorar la calidad y competitividad de las empresas, sus productos y servicios; de esta forma ayuda a las organizaciones a generar uno de los valores más apreciados en la economía actual: la confianza. AENOR es la entidad líder en certificación en España, ya que sus reconocimientos son los más valorados y se encuentra entre las 10 principales certificadoras del mundo.

Actualmente, más de 77.000 centros de trabajo tienen alguno de los certificados de AENOR, que apoyan a las organizaciones en campos como la Gestión de la Calidad, Gestión Ambiental, I+D+i, Seguridad y Salud en el Trabajo o Eficiencia Energética. Asimismo, la Entidad ha realizado 470 verificaciones y validaciones ambientales y más de 8.000 inspecciones. En el campo de la Formación desarrolla la mejor oferta en español en herramientas de gestión, mientras que su acción editorial abarca desde las normas a valoradas obras técnicas.

AENOR es una entidad global, que ya desarrolla operaciones en 100 países. Esta Entidad acompaña a las empresas en su expansión exterior, tanto en la implantación en otros mercados como en la exportación de productos. En España dispone de una completa red de 20 sedes.

AENOR es el miembro español de IQnet, la mayor red internacional de certificación de sistemas de gestión de la calidad y ambiental, compuesta por organismos de más de 30 países. Así, junto a sus certificados de Empresa Registrada y Gestión Ambiental, AENOR emite los certificados IQnet.

Acreditaciones[editar]

AENOR cuenta con cerca de 190 acreditaciones, reconocimientos, acuerdos y nombramientos para las actividades de certificación, validación, verificación, inspección y ensayos, otorgados por distintas entidades nacionales e internacionales.

Estos múltiples reconocimientos suponen que AENOR, sus actividades y personal, se somete a más de 100 jornadas anuales de auditoría y supervisión por parte de los organismos citados y otros. Todo se fundamenta en la naturaleza y forma de actuación de AENOR, la cual:

  • cuenta con personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines, a través de sus órganos, de acuerdo con las disposiciones legales aplicables y sus Estatutos y reglamentos,
  • mantiene implantado y documentado un Sistema de Gestión de la Calidad basado en la gestión por procesos y que cumple con las normas internacionales aplicables como UNE-EN ISO/IEC 17021, UNE-EN ISO/IEC 17025, etc.,
  • ha establecido las condiciones y procedimientos específicos para la concesión, mantenimiento, ampliación, suspensión y retirada de la certificación e inspección en sus Reglamentos correspondientes,
  • dispone del personal competente para todos los sectores en los que desarrolla las actividades de inspección y certificación, siempre dando cumplimiento a los requisitos internacionales de acreditación o a los requisitos reglamentarios que apliquen,
  • exige que todo el personal, subcontratado o colaborador, implicado en la certificación o inspección, adquiera una serie de compromisos de confidencialidad, independencia e imparcialidad, y no vinculación en las evaluaciones en las que participen,
  • ejerce el control adecuado sobre la propiedad, uso y publicaciones de licencias, certificados y marcas de conformidad.

Historia[editar]

La Asociación Española de Normalización y Certificación se constituyó en 1986, coincidiendo con la incorporación de España a la Comunidad Económica Europea, la apertura de fronteras que suponía era al mismo tiempo una gran oportunidad y un tremendo reto para los productos españoles.

Hasta esa fecha, las labores de normalización eran responsabilidad del Instituto de Racionalización y Normalización (IRANOR), entidad pública creada en 1945 dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Sectores económicos y administración pública coincidieron en la necesidad de que nuestro país dispusiese de una organización similar a las que ya existían en otros países europeos. Así, se trasladó a la iniciativa privada las actividades de normalización y certificación con la constitución de una organización privada e independiente y sin fines lucrativos. El objetivo era difundir la cultura de la calidad entre el tejido productivo español para así mejorar su competitividad.

También en 1986 se creó la infraestructura básica para desarrollar la actividad de certificación, entonces circunscrita exclusivamente a la certificación de producto. Así, los primeros comités técnicos de certificación fueron los de plásticos y aparatos domésticos. Paulatinamente se fueron creando comités hasta alcanzar los 70 actuales. La certificación de producto, en la primera década, se refería a material de construcción y eléctrico. Es a finales de los 90 cuando se inicia en nuevos campos como la alimentación, la artesanía o los servicios.

En 1989 se comenzó a certificar sistemas de gestión según la norma UNE-EN ISO 9001 y desde entonces su proyección ha sido imparable hasta superar los 26.000 certificados. En la década de los 90 esta certificación era fundamentalmente demandada por las organizaciones puramente industriales, pero a partir del año 2000, con la publicación ese año de una nueva versión de la Norma ISO 9001, se abre el abanico a las organizaciones de servicios y a las pymes.

En 1992, la celebración de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro supuso el inicio de las políticas ambientales. Ese mismo año, la Entidad inició su actividad en este campo y emitió sus primeros certificados de sistemas de gestión ambiental en 1994. De esta certificación, la segunda de sistemas de gestión más implantada, AENOR ha emitido 6.900 certificados.

El cambio de modelo[editar]

En 2017 se materializa el cambio de modelo aprobado por los miembros de la Asociación Española de Normalización y Certificación, por el que las actividades se desdoblan en dos organizaciones. La Asociación Española de Normalización, UNE, desarrolla la normalización y la cooperación. Por su parte AENOR, entidad mercantil, trabaja en los ámbitos de la evaluación de la conformidad y otros relacionados, como la formación y las venta de publicaciones. Se aborda este paso con la ambición de reforzar, a largo plazo, la capacidad de ofrecer servicios a la altura de las necesidades en evolución del tejido económico.

Imparcilidad[editar]

El desarrollo de la actividad de AENOR, implica una actuación marcada por una permanente imparcialidad. Desde el inicio de sus trabajos -en el área de certificación de productos en el año 1987 y como precursora en España de la certificación de sistemas en 1989-, AENOR ha mantenido como factores básicos, en el desarrollo de las actividades de evaluación de la conformidad, el rigor y la independencia en todos sus actos. A esto se une la transparencia en su actuación, como principio fundamental, elemento capital para aportar valor a las entidades, tanto públicas como privadas, que confían en AENOR desde sus comienzos.

Enlaces externos[editar]