De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Otto e mezzo / 8 ½
Ottoemezzo-Cardinale crop.png
Claudia Cardinale en parte
de un fotograma de la película.
Título Fellini 8½ (Argentina)
Fellini ocho y medio (España)
Ficha técnica
Dirección
Ayudante de dirección Lina Wertmüller
Producción Angelo Rizzoli
Guion Argumento:
Federico Fellini
Ennio Flaiano
Guion:
Ennio Flaiano
Tullio Pinelli
Brunello Rondi
Federico Fellini
Música Nino Rota
Sonido Alberto Bartolomei
Mario Faraoni
Maquillaje Otello Fava
Fotografía Gianni Di Venanzo
Montaje Leo Cattozzo
Escenografía Vito Anzalone
Vestuario Piero Gherardi
Protagonistas Marcello Mastroianni
Claudia Cardinale
Anouk Aimée
Sandra Milo
Barbara Steele
Rossella Falk
Madeleine LeBeau
Mario Pisu
Guido Alberti
Caterina Boratto
Annibale Ninchi
Giuditta Rissone
Eddra Gale
Tito Masini
Nadine Sanders
Georgia Simmons
Hazel Rogers
Riccardo Guglielmi
Giulio Paradisi
Maria Antonietta Beluzzi
Polidor
Maria Wertmüller
Rossella Como
Nino Rota
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Italia
Francia
Año 1963
Género Drama
Duración 138 min.
Idioma(s) Italiano
Inglés
Francés
Alemán
Compañías
Productora Cineriz
Francinex
Distribución Columbia Films
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

Otto e mezzo, también conocida como (en Argentina, Fellini 8½; en España, Fellini ocho y medio), es una película francoitaliana de 1963 del género de drama dirigida por Federico Fellini, con Marcello Mastroianni, Claudia Cardinale y Anouk Aimée como actores principales.

Es una de las cintas más conocidas del realizador, y según varios críticos cinematográficos es una de las mejores películas que se han hecho.[1] Fue filmada en blanco y negro, y la música fue compuesta por Nino Rota.

Argumento[editar]

El famoso director y guionista Guido Anselmi está atravesando una profunda crisis creativa e intenta relajarse después de su última película. No puede conseguir la tranquilidad necesaria para encontrar ideas nuevas para su siguiente película y todo el mundo parece ansioso de saber en qué punto se encuentra el trabajo que está preparando. Está solo, quiere estar solo, y busca una respuesta en las visiones que invaden su mente, las mágicas y enigmáticas palabras: «Asa-Nisi-Masa», recuerdos de una vida, sueños fantásticos y oscuras imágenes de un futuro nebuloso. La llegada de Claudia, actriz y musa de su vida, y de su amante Carla trae nuevas inquietudes en vez de la serenidad y el consuelo que él esperaba.

No puede escapar eternamente, y se ve obligado a participar en un grandioso refrigerio organizado por los productores de su película. Cae presa del pánico: no sabe qué contestar a las preguntas y busca instintivamente refugio debajo de la mesa, símbolo del último acto de su ocaso humano y artístico. Sin embargo, cuando todo parecía perdido, las visiones que hasta entonces lo habían atormentado adquieren una resplandeciente claridad: ésta es la llave de vuelta de la película. Todos juntos, los fantasmas de su conciencia reconstruyen un mosaico hecho de verdad y belleza, a través del cual renace el placer mismo de la vida y de todo lo que ella contiene. Con una marcha circense, la película finalmente puede comenzar.

Es una película en parte autobiográfica, sobre los problemas en los rodajes. Para liberarse de la presión, se refugia en fantasías oníricas, y allí encuentra la inspiración para su nueva película y para enfrentarse con el mundo. Empieza a recordar los principales acontecimientos de su vida, y a las mujeres de las que ha estado enamorado y que ha perdido. Alrededor del personaje central, Guido, se van entretejiendo historias varias que se concentran en el balneario, en el que aparecen entrelazadas varias historias con los habituales personajes fellinianos.

Temas[editar]

El tema principal de la película es la crisis creativa de un artista, el problema de confrontarse con las expectativas de todos (productores, periodistas, amigos), y también la crisis existencial de un hombre, que se aferra a los recuerdos y a los sueños para soportar el peso de la vida. Fellini encuentra en el final una solución original e inesperada al problema de la crisis existencial. Este final es el fruto de la genialidad creativa de Fellini.

8 ½, que consiguió un gran éxito internacional y obtuvo el Óscar a la mejor película extranjera, es una película bastante autobiográfica. Este hecho ha sido reconocido y negado, según cómo le viniese el ánimo, por el propio Fellini. La película suponía el número ocho y medio en su filmografía, porque ya había rodado anteriormente siete películas, "y media", considerando sus colaboraciones en las de creación colectiva con otros renombrados directores: L'amore in città (1953), en la que el episodio dirigido por Fellini se titula Agencia matrimonial (Agenzia matrimoniale), y Boccaccio 70 (1962), en la que Fellini aporta el episodio titulado Las tentaciones del doctor Antonio.

Recepción y premios[editar]

Cuando fue a los Estados Unidosa para presentar la película, Fellini

estaba convencido de que un film tan personal, tan "latino", de estructura psicológica tan precisa, condicionada por una cultura y una sociedad tan determinadas, estaba convencido, decía, de que no podría ser comprendido por un público estadounidense.[2]

Para sorpresa de su autor, la película tuvo un gran éxito, incluyendo el premio Óscar de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas a la mejor película extranjera en 1963. Fellini atribuía esta capacidad de comprensión mutua a que "las historietas acostumbran a los estadounidenses desde la infancia a cultivar el sentido del humor y el de lo maravilloso".[2] Además, obtuvo el Premio del Festival de Cine de Moscú.

Adaptaciones: Nine (musical y película)[editar]

El argumento de esta película de Fellini fue adaptado al género del musical con el título de Nine. Se cuenta que Fellini dio su aprobación para esta obra, a condición de que su nombre no figurase ni en su título ni en la lista de personajes. De este modo, se respetaba el carácter encubierto del autorretrato de Fellini en el personaje de Guido.

El éxito del musical propició su adaptación al cine, en la película Nine (2009), de Rob Marshall, una superproducción protagonizada por Daniel Day-Lewis y con numerosas estrellas galardonadas con el Premio Óscar, como Sophia Loren, Nicole Kidman, Marion Cotillard y Penélope Cruz.

Homenajes e influencias[editar]

  • La cantante estadounidense Deborah Harry, fanática de Fellini, iba a titular su disco Debravation (1993) como esta película, pero fue rechazado por la discográfica. Al año siguiente lanzó de modo independiente 8 ½: Debravation Producer's (Director's) Cut, con las canciones que había preparado para el disco original, incluyendo 8 ½ Rhumba como apertura del mismo.
  • Desde que se estrenó en 2009, City Tour, programa de 13C (Chile), tiene como banda sonora, una de sus músicas: Carlotta's Galop[3]
  • La película "I'm not there" de Todd Haynes Le rinde homenaje en varias de las escenas de la historia protagonizada por Kate Blanchett
  • El video del grupo estadounidense R.E.M "everybody hurts" también le rinde homenaje a la escena principa de este film
  • El comienzo de la película "Un día de furia" es sospechosamente similar al inicio de , ahora no hay pruebas de que sea efectivamente un tributo,(como en el caso de "I'm not there")o un plagio

Referencias[editar]

  1. En bfi.org.uk
  2. a b Declaraciones de Federico Fellini en 1966, recogidas por Bertieri, Claudio en Los cómics humorísticos "a la italiana" para la Historia de los Comics, volumen II, fascículo 14, Editorial Toutain, Barcelona, 1982, pp. 365 a 372.
  3. Nino Rota - 8½ - Carlotta's Galop (En Español) Consultado el 29 de julio de 2012.

Enlaces externos[editar]