23andMe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

23andMe es una empresa privada estadounidense (Mountain View, California) activa en el campo del diagnóstico genético. Fue fundada conjuntamente por Linda Avey, Paul Cusenza y Anne Wojcicki en 2006, respaldada por inversiones de Google. El principal servicio que ofrece es un paquete personal de prueba genética que permite conocer las raíces genéticas de un individuo y diversos rasgos relacionados con su salud.[1]​ El paquete salió al mercado en 2007 por el precio de $999,1000 [2]​ pero las financiaciones han conseguido reducir el precio hasta $99. Para junio del 2015, más de un millón de personas han hecho uso del paquete.[3]

Misión[editar]

Su misión es ser una fuente fiable de información genética personalizada, combinando la gran fuerza de Internet con el creciente potencial de la genética para entender la forma en la que los genes definen quiénes somos como un colectivo y el papel que tienen en cada individuo. Su filosofía describe que el valor de la información genética aumentará con el tiempo, por lo que pretenden contribuir a la investigación genómica global además de incrementar el conocimiento sobre uno mismo. Motivan a las personas a enviar su muestra de ADN para aprender más acerca de ellos como individuos y también cambiar la comprensión de nosotros mismos a través de la unión.[4]

Tubo de saliva de ADN de 23andMe[editar]

23andMe empezó a ofrecer sus servicios en noviembre de 2007, siendo los resultados de las pruebas de ADN publicadas en línea, lo que permite realizar la evolución de ciertos rasgos heredados, genealogía y posibles factores de riesgo congénitos. Una vez realizado el pedido en línea por un valor de U$149 (octubre de 2016), los clientes reciben un “Tubo de saliva para el ADN” en casa para que sigan algunas pequeñas instrucciones, entre ellas registrar el paquete y depositar 2,5mL de saliva en dicho tubo. Tras devolverlo a la empresa, la muestra es analizada por medio de la tecnología de microarrays de Illumina, para 602300 (versión 4 del chip en noviembre de 2013) polimorfismo de nucleótido simple (SNPs). Tras 2-4 semanas las personas reciben acceso a su información en línea. Se garantiza que la información que ofrecen y su contexto es comprensible para cualquier persona, y que los sujetos tienen la custodia total sobre el control de acceso de la misma.[5]​ En 2008, la revista Time nombró este servicio de análisis de ADN basado en la saliva "Invención del Año".

Dicho servicio y su habilidad para mapear porciones del genoma significativas han levantado ciertas cuestiones controvertidas, como si los resultados pueden malinterpretarse y si podrían dar lugar a la discriminación genética. Los estados de Nueva York y de California intentaron, sin éxito, prohibir las pruebas ofrecidas por empresas como 23andMe y otras, bajo el argumento de que se utilizaban técnicas sin una correcta licencia y se pretendió que dichas pruebas únicamente se llevaran a cabo cuando un médico así lo solicitase. No obstante, en agosto de 2008 23andMe obtuvo una serie de licencias que les permite seguir desarrollando su actividad en California.

La actividad de la empresa siguió llevándose a cabo hasta noviembre de 2013, en el que la FDA cesó los estudios genéticos enfocados a la salud personal. A través del comunicado de la FDA, la empresa 23andMe facilitaba información sobre ‘estados de salud’, ‘riesgos sanitarios’ y ‘primeros pasos para la prevención’ sin el correspondiente consejo genético. Esta situación podía inducir a sus clientes a tomar medidas innecesarias contra enfermedades graves que podrían no padecer, tales como el cáncer de mama o enfermedades coronarias.[6]

Por todo ello, actualmente 23andMe ofrece el estudio genético enfocado hacia la genealogía del usuario, así como los demás datos genéticos sin ninguna apreciación médica.

Información proporcionada[editar]

Los principales tipos de información que es capaz de ofrecer el paquete son:

  • Historia genética:
    • Buscar parientes vivos (personas que comparten tu información genética y también han hecho uso del paquete).
    • Conocer tus orígenes globales (pertenencia a diferentes poblaciones mundiales).
    • Rastrear tus caminos ancestrales (remontar tus raíces hasta los comienzos de la humanidad).[7]
  • Salud personal:
    • Conocer si eres portador de alguna enfermedad y si tus descendientes directos podrán sufrirla (incluyendo fibrosis quística, anemia de células falciformes y las enfermedades Tay-Sachs y Niemann-Pick).
    • Informarte sobre tu riesgo o a padecer ciertas enfermedades (como Parkinson y diabetes), permitiendo tomar un papel más activo en las decisiones referentes a tu propia salud.
    • Conocer tu perfil de respuesta a ciertos fármacos (por ejemplo, la sensibilidad a warfarina y el riesgo a cáncer de esófago por consumo de alcohol y tabaco), en cuanto a consecuencias, dosis y efectos secundarios.[8]

Se ha de tener en cuenta que la mayoría de la información está basada en probabilidades y requiere una correcta interpretación. Los conocimientos que se adquieren despiertan varias cuestiones éticas y controversiales.

Comentarios y críticas[editar]

Un artículo publicado en la revista Scientific American[9]​ (en inglés) señala cómo las bases de datos que compila 23andMe parecen destinadas a comercializar información crucial (en este caso, genética) sobre sus clientes. De hecho, el artículo compara a 23andMe con Google y señala que hay lazos personales entre algunos de los dirigentes y accionistas importantes de ambas compañías. Como señala el autor Charles Seife (énfasis añadido):

23andMe Personal Genome Service ... es la entrada sin retorno hacia un mundo en el que las corporaciones tendrían acceso a las entrañas y componentes más íntimos de tus células. Un mundo en el que las aseguradoras, compañías farmacéuticas y vendedores sabrían más que tú mismo sobre tu cuerpo. Y como el propio 23andMe advierte en su website: “la información genética que compartes con otros podría usarse contra tus intereses. Deberías ser precavido al compartirla con extraños". (Exceptuando a los presentes, desde luego.)[9]

Por otro lado, varios blogs publicados por académicos explican las limitaciones de los estudios genéticos actuales, para la finalidad de rastrear a los ancestros o el origen geográfico del linaje de una persona, más allá de unas pocas generaciones atrás. Ver, por ejemplo,[10]​ y .[11]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]