Atentados del 11 de marzo de 2004

(Redirigido desde «11-M»)
Atentados del 11 de marzo de 2004
Parte de yihadismo y terrorismo en España

Restos de uno de los trenes, junto a la estación de Atocha.
Lugar Bandera de España Madrid, España
Coordenadas 40°24′24″N 3°41′22″O / 40.406666666667, -3.6894444444444
Blanco(s) Civiles
Fecha 11 de marzo de 2004
07:36-07:39 horas (CET)
Arma(s) Mochilas bomba con dinamita plástica, «sin que haya absoluta certeza sobre la marca de la dinamita que explotó en los trenes» (Goma-2 ECO o Titadyn)[1][2]
Muertos 193
Heridos 2057
Perpetrador(es) Grupo terrorista «diferente e independiente» de Al Qaeda[3]​ y sin vínculos probados con ETA[4]
Motivación Yihadismo[5]

Los atentados del 11 de marzo de 2004, conocidos por el numerónimo 11M, fueron una serie de ataques terroristas producidos en España en cuatro trenes de la red de Cercanías de Madrid. Fallecieron 192 personas y alrededor de dos mil resultaron heridas aquel día. Semanas más tarde, una operación antiterrorista localizó a los autores en un piso franco en la localidad de Leganés. Acorralados, los terroristas se inmolaron, matando en la explosión a un policía de élite, con lo que el cómputo global de los atentados ascendió a 193 fallecidos.

Es el mayor atentado de la historia de España y el segundo mayor atentado cometido en Europa por detrás del atentado de Lockerbie de 1988.

Entre las 07:36 y las 07:40 (CET) del 11 de marzo de 2004, en hora punta, se produjeron diez explosiones casi simultáneas en cuatro trenes de Madrid. Más tarde, y tras un intento de desactivación, la policía detonó de forma controlada dos artefactos que no habían estallado. Tras ello desactivaron un tercero que permitiría, debido a su contenido, iniciar las primeras pesquisas que conducirían a la identificación de los autores.[6]

Los atentados se produjeron tres días antes de las elecciones generales de 2004. Los dos principales partidos políticos españoles —Partido Popular (PP) y Partido Socialista Obrero Español (PSOE)— se acusaron mutuamente de ocultar o distorsionar información relativa a los atentados por razones electorales, lo que dio lugar a teorías de la conspiración.[7]​ Otras causas, según algunos medios de comunicación, fueron incumplimientos de varios procedimientos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de profesionales químicos, a la destrucción de la mayoría de los trenes. Algunas de las conclusiones de la sentencia de 2007 refiriéndose a estas dudas, sospechas y especulaciones: “Los tribunales no pueden atender a especulaciones, insinuaciones, elucubraciones o hipótesis basadas en hechos negativos que no han sido explícitamente planteadas y de las que no aportan el más mínimo indicio”.[8]​ Fueron este tipo de elucubraciones lo que se ha venido llamando teorías de la conspiración del 11M.[9][10][11][12]

Por el hecho fueron condenados tres hombres: Othman el Gnaoui y Jamal Zougam, en calidad de autores, y José Emilio Suárez Trashorras, en calidad de colaborador necesario.

Antecedentes[editar]

El 11 de septiembre de 2001 se produjeron los atentados del 11S en Estados Unidos. Diecinueve miembros de la red Al Qaeda secuestraron aviones comerciales para ser impactados contra diversos objetivos, causando la muerte de al menos 2996 personas y dejando 25 000 heridos. En España habían sucedido algunos acontecimientos relacionados con atentados de esta naturaleza [13]​:

Amenazas[editar]

  • En diciembre de 2001, en Karachi (Pakistán), se toma la decisión de atentar en España, ratificada en febrero de 2002 en Estambul durante una reunión de organizaciones yihadistas norteafricanas y aprobada por los dirigentes de Al-Qaeda hacia finales del verano o inicios del otoño de 2003. La red del 11-M estuvo conectada con la matriz de Al-Qaeda en Pakistán mediante Amer Azizi, adjunto a su jefe de operaciones externas y antiguo destacado miembro de la célula de Abu Dahdah.[14]
  • El 12 de marzo de 2003, la Guardia Civil emite la siguiente nota: «Es probable que, en parte o en todo el territorio nacional, no puede descartarse la comisión de actos ilícitos de diversa índole, incluso de carácter terrorista». La reitera a mediados de 2003, en los siguientes términos: «El apoyo prestado a los Estados Unidos en su guerra contra Irak implica determinados riesgos. La imagen de nuestro país pasa de ser la de una entidad individual a la de un 'opresor occidental', a los ojos de determinadas naciones y grupos extremistas».[15]
  • El 18 de octubre de 2003, bin Laden expresa y directamente amenaza a España tras el apoyo explícito y visible, por parte del Gobierno, a las guerras de Irak y Afganistán y por la participación de las Fuerzas Armadas españolas en la coalición que ocupó Irak tras la invasión, emitidas por el canal catarí Al Jazeera.[16]​ Al día siguiente, como nota de agencia, fue publicitada por el periódico El Mundo y otros medios.[17]
  • A finales de 2003, el Centro Nacional de Inteligencia emite nota informativa en la que informaba de un comunicado de bin Laden y de las amenazas de atentado yihadista que se cernía sobre España.[18]​ En el mismo sentido informó la Comisaría General de Información en una nota fechada el 28 de diciembre de 2003, comunicando que Al Qaeda, con un operativo de la organización Ansar al Islam, estaría reclutando extremistas islámicos en Túnez y Argelia, para trasladarlos a Alemania y España al objeto de planear atentados en Europa.
  • El 10 de diciembre de 2003, el órgano de Información de Ayuda al Pueblo Iraquí (Centro de Servicios de los Muyahidin), en la lista de distribución del Global Islamic Media (GIM), a través de internet, difunde un documento donde aconseja atentar contra España.[19]

En la primera parte del dictamen de la Comisión Parlamentaria del 11 M, dedicada a terrorismo internacional, se hace constar el conocimiento que ya se tenía sobre estas amenazas citadas y otras que también figuraban en informes del CNI, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Esta parte del dictamen también refleja las reuniones de los grupos de colaboración y prevención europeos a los que había asistido el ministro Acebes.[20][21]

Operaciones policiales anteriores[22][editar]

El 13 de marzo de 2004, dos días después de los atentados, el diario El Mundo publica un artículo titulado Cronología de las detenciones de integristas islámicos en España.[23]

El 13 de octubre de 2001, en un registro a un grupo islamista establecido en la calle de la Ronda de Cooperativas 4 de Madrid, se detiene a un ciudadano marroquí, Majib Chaid Mohamed. Junto a material para fabricar bombas se le encuentra un teléfono Trium con los orificios en la parte superior del mismo, similar a los utilizados por la red Al-Qaeda en el ataque de Bali (Indonesia).[24]​ Posteriormente, según el escrito del fiscal (2005), coincidiría también con el mismo sistema que ha sido usado en los ataques terroristas de Madrid, cometidos el 11 de marzo de 2004 y, en particular, con el terminal de telefonía móvil recuperado en la mochila que fue desactivada por los TEDAX en Puente de Vallecas.[25]​ En realidad, Majib Chaid Mohamed huyó en esa fecha, pero fue detenido posteriormente en Barcelona. Al realizar el registro en el citado domicilio de Madrid fue cuando se hallaron armas y material para fabricar explosivos.[26]

A principio de 2003 se llevan a cabo otras operaciones policiales en Barcelona para desarticular al comando «Dixan», en las que se detiene por segunda vez a un terrorista islámico que portaba documentación falsa.[27][28]

En marzo de 2003, la Audiencia Nacional pone en libertad a varios detenidos a los que se les habían ocupado varios videos con operaciones militares y documentación falsa.[29]

En enero de 2004, al investigarse una nueva trama, aparece un teléfono móvil similar manipulado en la calle Bonaire, de Olot, domicilio del argelino Mohamed Amine Benboura.[30]​ Sin embargo, El Mundo nunca informó de estos detalles relacionados con los teléfonos móviles.[24]

Algunos analistas, ya en 2004, después de los atentados, consideraron la posibilidad de que todas estas operaciones policiales llevadas a cabo antes de los atentados crearan una falsa sensación de seguridad en las autoridades policiales y políticas, y le atribuyeron un efecto preventivo que no tuvieron.[31]

Informes policiales y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI)[editar]

Posteriormente, pasados diez años, con motivo de estas y otras notas informativas del Centro Nacional de Inteligencia sobre el 11 M, su director, Jorge Dezcallar, en el libro autobiográfico Valió la pena. Una vida entre diplomáticos y espías (2015), escribió «que se había sentido engañado y manipulado cuando se le presionó para emitir aquel desmentido a los comentarios de la cadena SER, o cuando el Gobierno aún en funciones decidió el 18 de marzo desclasificar y publicar dos informes del CNI, uno de ellos con un párrafo tachado [...]».[34]

Atentados[editar]

Mapa de los atentados

En la hora punta de la mañana del jueves 11 de marzo de 2004 se produjeron diez explosiones en cuatro trenes de Cercanías de Madrid. Las explosiones fueron provocadas por mochilas cargadas con Goma-2 ECO, usado habitualmente en canteras.[35]​ Todas las explosiones tuvieron lugar entre las 07:36 y 07:40 (UTC+1) en la línea férrea que une la estación de Alcalá de Henares y la estación de Atocha.

Los cuatro trenes atacados fueron:[36]

  • Tren número 21431, de seis coches. Salió a las 07:01 de la estación de Alcalá de Henares con destino a la estación de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes.
  • Tren número 17305, de seis coches. Salió a las 07:04 de la estación de Alcalá de Henares, con destino a la estación de Chamartín.
  • Tren número 21435, de seis coches y doble altura. Salió a las 07:10 de la estación de Alcalá de Henares, procedente de Guadalajara, con destino a la estación de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes.
  • Tren número 21713, de seis coches. Salió a las 07:14 de la estación de Alcalá de Henares con destino a la estación de Príncipe Pío.

El tren n.º 21431 estaba estacionado en la vía 2 de la estación de Atocha cuando se produjeron tres explosiones. Antes de las 07:37:47 se produjo la primera explosión en el coche 6, a las 07:38:36 se produjo la segunda en el coche 5 y a las 07:38:40 se produjo la tercera en el coche 4. Además existía un cuarto artefacto localizado en el coche 1 que no estalló inicialmente. Los equipos TEDAX del Cuerpo Nacional de Policía lo explosionaron a las 09:59:18. Antes, observaron que la sustancia explosiva era de color blanco.[37]

El tren n.º 21435 estaba iniciando la marcha en la estación de El Pozo cuando sobre las 07:38 se produjeron dos explosiones en los coches 4 y 5. Un tercer artefacto estaba en el andén de la estación a la altura del coche 3 y fue explosionado por los TEDAX. También observaron que la sustancia explosiva era de color blanco. Un cuarto artefacto realizó de forma inadvertida un periplo entre el IFEMA y varias comisarías de policía hasta ser finalmente examinado. Contenía 500 gramos de explosivo plástico Goma-2 ECO, metralla, un detonador y un teléfono móvil que hacía de temporizador, manipulado para que la alarma activase el detonador. Los indicios hallados en esa mochila permitieron establecer las primeras hipótesis firmes, y desencadenaron la persecución policial sobre los supuestos autores.

El tren n.º 21713 estaba estacionado y acababa de cerrar puertas en la estación de Santa Eugenia cuando hacia las 07:38 tuvo lugar una explosión en el coche 4.

El tren n.º 17305 estaba a unos 800 metros de la estación de Atocha, en la línea férrea paralela a la calle de Téllez, cuando sobre las 07:39 se produjeron cuatro explosiones en los coches 1, 4, 5 y 6. Poco después de las explosiones, los servicios de emergencias prepararon un hospital de campaña en las instalaciones del polideportivo Daoíz y Velarde, a unos cincuenta metros del lugar de la explosión.[38]

Hechos posteriores[editar]

Daños en la vivienda de Leganés como consecuencia de la explosión suicida del comando terrorista que se encontraba atrincherado

El 2 de abril se encontró un artefacto en la línea férrea del AVE Madrid-Sevilla. El artefacto tenía dinamita Goma-2 ECO y un detonador conectado a un cable de más de cien metros de longitud que en el otro extremo no estaba conectado a nada, por lo que no podía funcionar. Estaba preparado para ser conectado a una pila de "petaca" que se llevó el terrorista cuando fue sorprendido, según explicó en el juicio la Guardia Civil. El artefacto era diferente a los utilizados en los atentados de los trenes: no tenía metralla ni teléfono móvil.[39]​ No parecían necesarios dichos elementos: la activación era manual a tiempo real, según pasaba el AVE para hacerlo descarrilar; para esta finalidad no se necesitaba metralla.[40]

El 3 de abril la policía localizó y rodeó a varios miembros del comando terrorista en Leganés, una ciudad al sur de Madrid. Existen tres versiones diferentes acerca de cómo se localizó este piso[41]​, aunque no existe acuerdo entre los diferentes agentes policiales acerca de cuál es la versión auténtica[42][43][44][45]​. Los terroristas se atrincheraron en una vivienda de la calle Carmen Martín Gaite y se produjo un tiroteo intermitente entre las seis y las ocho de la noche. Al verse acorralados, a las 21:03 los terroristas se suicidaron haciendo estallar el piso cuando el GEO iniciaba el asalto. La explosión derribó parte de la fachada del edificio. En esta acción murió un agente del grupo policial, además de los ocho miembros de la célula islamista allí presentes.[5][46]

Víctimas[editar]

Víctimas por nacionalidad[47]
País Muertos
Bandera de España España 142
Bandera de Rumania Rumanía 16
Bandera de Ecuador Ecuador 6
Bandera de Bulgaria Bulgaria 4
Bandera de Polonia Polonia 4
Bandera de Perú Perú 4
Bandera de Colombia Colombia 2
Bandera de Marruecos Marruecos 2
Bandera de Ucrania Ucrania 2
Bandera de la República Dominicana República Dominicana 2
Bandera de Honduras Honduras 2
Bandera de Brasil Brasil 1
Bandera de Cuba Cuba 1
Bandera de Chile Chile 1
Bandera de Francia Francia 1
Bandera de Filipinas Filipinas 1
Bandera de Senegal Senegal 1
Total 192

A fecha de 23 de marzo de 2004, la cifra oficial de muertos era de 190. El número de 202 fallecidos que se había proporcionado en un principio se redujo debido a una mejor identificación de algunos restos.[48][49]​ El recuento definitivo de heridos fue de 1857 personas lesionadas.[cita requerida]

Los heridos fueron trasladados a diversos hospitales de Madrid. El número de afectados fue tan grande que fue preciso instalar un hospital de campaña en las instalaciones deportivas Daoíz y Velarde, próximas a la calle Téllez, para proporcionar las primeras ayudas y planificar la evacuación a instalaciones hospitalarias.

El 3 de abril murió un agente del GEO cuando asaltaban el piso de los terroristas en Leganés.[46]

El 10 de mayo murió un recién nacido a las 48 horas de nacer debido a las heridas sufridas por su madre en el atentado.[50]​ En 2014 murió otra víctima de los atentados, tras pasar diez años en coma, con lo que el número de fallecidos en los atentados del 11 de marzo de 2004 quedó en 192.[51]

Reacciones[editar]

Discusión sobre la autoría[editar]

Las primeras declaraciones son de José Antonio Durán Lleida, que lo atribuyó a ETA[52]​. Poco después, Zapatero en la Cadena SER afirma "Una reflexión clarísima: ETA ha intentado intervenir en la campaña"[53]​. Se sumaron a estas declaraciones sobre la autoría, en orden, Izquiera Unida[54]​, Ibarreche (lehendakari)[55]​ y Carod Rovira, secretario general de Esquerra Republicana.

Más adelante el Gobierno, del Partido Popular, y algunos medios de comunicación españoles se unieron a la atribución de la autoría de los atentados a ETA. Incluso ese mismo día 11, faltando tres días para las elecciones generales, en el seno del Gobierno se hicieron valoraciones: «Si ha sido ETA, barremos; si han sido los islamistas, gana el PSOE».[56][57][58]Arnaldo Otegi, líder de Batasuna, negó la participación de ETA en los atentados y atribuyó la matanza a la «resistencia árabe».[59]​ El 11 de marzo el ministro del Interior Ángel Acebes atribuyó a ETA la autoría de los atentados, añadiendo: «Me parece absolutamente intolerable cualquier tipo de intoxicación que vaya dirigida, por parte de miserables, a desviar el objetivo y los responsables de esta tragedia, de este drama».[60]​ El presidente del Gobierno, José María Aznar, dijo: «Todos sabemos que este asesinato masivo no es la primera vez que se intenta. [...] Lograremos acabar con la banda terrorista».[61]​ El líder de la oposición, José Luis Rodríguez Zapatero, condenó los atentados mencionando a ETA: «Estamos ante el atentado más horrendo que haya cometido nunca ETA. Ante una barbarie incalificable, cometida por un grupo de asesinos que quiere imponer su voluntad a una sociedad libre, a base de bombas. Es un acto que repugna a cualquier conciencia».[62]​ De la misma manera, el entonces presidente del Gobierno autonómico vasco, Juan José Ibarrexte, condenó los atentados dando por hecho la participación de ETA en los hechos.[63]

Sin embargo, el presidente José María Aznar y los servicios de Presidencia del Gobierno, no tuvieron en cuenta la nota informativa del Centro Nacional de Inteligencia, emitida a finales de 2003, en la que informaba de un comunicado de Bin Laden y de las amenazas de atentado yihadista que se cernían sobre España.[18]​ No solo eso: las expresas y directas amenazas de Bin Laden a España tras el apoyo visible por parte del Gobierno de España a las guerras de Irak y Afganistán, y la participación de las Fuerzas Armadas españolas en la coalición que ocuparía el país tras la invasión, emitidas por el canal catarí Al Jazeera el 18 de octubre de 2003, fueron publicitadas por el periódico El Mundo, al día siguiente como nota de agencia (difundida por más medios).[64]

En 2003, en una reunión confidencial en Madrid de jefes de Inteligencia Militar de la OTAN, el director del CNI había adelantado el peligro creciente de que en España se cometieran atentados islámicos tras el estallido de la guerra de Irak.[32]​ Después, con motivo de otras notas informativas del Centro Nacional de Inteligencia sobre el 11 M, su director, Jorge Dezcallar, en el libro autobiográfico Valió la pena. Una vida entre diplomáticos y espías (2015), escribió «que se había sentido engañado y manipulado cuando se le presionó para emitir aquel desmentido a los comentarios de la cadena SER, o cuando el Gobierno, ya en funciones, decidió el 18 de marzo desclasificar y publicar dos informes del CNI, uno de ellos con un párrafo tachado [....]».[34]​ También era conocida en los ámbitos periodísticos la certera nota informativa del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) sobre el yihadista Lamari, del 6 de noviembre de 2003 (Documento C/ 15697) en la que alertaba de atentados yihadistas en España.[65]

En la misma mañana del 11 de marzo de 2004, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), en atención al contenido de sus notas y noticias citadas, debió recordárselo al Gobierno y alertarle de la más que probable autoría yihadista. Con ello hubiera evitado precipitaciones del Gobierno adjudicando los atentados a ETA en comunicados oficiales que, posteriormente, resultaron tan contraproducentes para el prestigio de España;[66]​ además de propiciar acusaciones de mentir a los ciudadanos.

Como eso no se tuvo en cuenta por el Gobierno, el 11 de marzo, a las 17:28, la ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, remitió telegrama a ONU, embajadas y consulados comunicando autoría de ETA. A la vez que requería a los embajadores «aprovechar aquellas ocasiones que se le presenten para confirmar autoría de ETA de estos brutales atentados, ayudando así a disipar cualquier tipo de duda que ciertas parte interesadas puedan hacer querer surgir en torno a quien está detrás de estos atentados».[67][68]​ El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas emitió un comunicado condenando a ETA el mismo día 11.

Antes de ese telegrama, a las 15:00 horas, según el jefe de los TEDAX (Técnicos en Desactivación de Explosivos), comisario Juan Jesús Sánchez Manzano, en su libro,[69]​ las autoridades policiales y políticas habían sido informadas por los TEDAX que:

  1. ETA no había comunicado la colocación de bombas en los trenes, como hacía siempre.
  2. Dos bombas que no habían explosionado (estaciones de Atocha y El Pozo), contenían sustancia blanca.[70]​ La dinamita Titadyn que normalmente usaba ETA era rojiza. Lo que comunicó el jefe de los TEDAX inmediatamente, a las 10 horas de ese mismo día 11. Así consta en la página 30 y en el documento oficial nº 5 del anexo documental del libro "Las bombas del 11 M. Relato de los hechos en primera persona" (Amazon 2014).[71]
  3. La furgoneta Renault Kangoo, utilizada por los terroristas y hallada en Alcalá de Henares, no tenía la matrícula doblada como habitualmente hacía ETA.[72]
  4. En esa furgoneta se encuentran restos de cartucho Goma 2 ECO[73]​. También se encuentran detonadores de fabricación nacional que tampoco utilizaba ETA y una cinta-casete con cánticos del Corán.[74]

El 11 de marzo el periódico Al Quds Al Arabi recibió en su sede en Londres una carta que afirmaba que las Brigadas de Abu Hafs Al Masri, en nombre de Al Qaeda, estaban detrás de los atentados perpetrados en Madrid.[75][76]

El 11 de marzo a las 22.00 la Cadena SER daba la noticia de que "tres fuentes distintas de la lucha antiterrorista han confirmado a la cadena SER que en el primer vagón del tren que explotaba antes de llegar a Atocha iba un terrorista suicida. Interior no lo confirma".[77]​ Nunca se ha investigado ni llegado a conocer el origen de este bulo propagado por Iñaki Gabilondo y Ana Terradillos, más allá de que lo proporcionó una periodista "de una enorme solvencia".[78]

El periódico El Mundo, junto a otros medios de comunicación, un día después de los atentados yihadistas, publicó la noticia de la reivindicación por Al Qaeda;[79]​ además, conocía y había publicado las amenazas citadas anteriormente. Sin embargo, desarrolló y apoyó, durante 10 años, las teorías de la conspiración del 11M.

El 12 de marzo ETA negó su responsabilidad en los atentados. Un comunicante anónimo llamó por teléfono al diario Gara y a la televisión pública vasca Euskal Telebista (ETB) asegurando que la organización terrorista no estaba en absoluto involucrada en el 11-M.[80]

El 12 de marzo el ministro del Interior anunció en rueda de prensa que había aparecido una bolsa de deportes con dinamita Goma-2 ECO, metralla, detonador y un teléfono como temporizador. Además, afirmó que el modus operandi de los atentados tenía mucha relación con atentados frustrados de ETA como el de Nochevieja de 2002 o el de Nochebuena de 2003.[60]​ El ministro señaló que ETA seguía siendo la principal línea de investigación. Sin embargo, el detonador no coincidía con los utilizados por ETA.[81]

El 12 de marzo, nada más desactivar la bomba, a primera hora de la mañana, los TEDAX remitieron una nota a las autoridades policiales, con los resultados de la actuación policial y con las analogías establecidas entre todos los indicios encontrados hasta ese momento.[82]

El 13 de marzo, Mariano Rajoy, candidato a la presidencia del Gobierno por el PP, afirmó en una entrevista a El Mundo que tenía la convicción moral de que había sido ETA.[83]​ El ministro del Interior, Acebes, se reunió con el jefe de información de la Guardia Civil y supo que se iba a detener a varios marroquíes en relación con los atentados y que las pruebas ya no apuntaban a ETA.[84]​ A pesar de ello, el ministro del Interior en una nueva rueda de prensa afirmó que la línea prioritaria de investigación tenía que ser ETA porque era la organización terrorista que actuaba de forma prioritaria en España y negó haber tergiversado la información.[60]​ Esa tarde Rodríguez Zapatero llamó al ministro diciéndole que sabía desde hacía horas que la autoría era del terrorismo islámico.[85]

Por la tarde una llamada efectuada a la televisión regional Telemadrid permitió localizar en una papelera junto a la Mezquita de la M-30 un vídeo en el que Al Qaeda se declaraba autora del atentado. Un hombre con acento marroquí, que afirmaba ser Abu Dujan al Afgani y se autodenominaba portavoz militar de Al Qaeda en Europa, reivindicaba su autoría. Hacia las 00:40, el ministro del Interior informó de ello.[86]

Las declaraciones de los ministros Zaplana y Acebes provocaron la reacción de todos los partidos políticos excepto el PP. Acusaron al Gobierno de manipular y ocultar información sobre la autoría de los atentados por razones electorales. Los partidos recriminaron al Gobierno su empeño en responsabilizar a ETA cuando todas las pistas apuntaban al terrorismo islamista. El portavoz socialista, Pérez Rubalcaba, dijo que los españoles se merecían un gobierno que no les mintiera. IU acusó al gobierno de dar un «golpe de Estado informativo».[85]​ Miles de manifestantes se concentraron en las calles acusando al Gobierno de mentir y retrasar deliberadamente información relativa a la responsabilidad de la masacre.[87]

Esta discusión o polémica sobre la autoría, sumada a irregularidades en las investigaciones,[88][89][90][91][92]​ fue la causa de las teorías de la conspiración del 11 M que surgieron de inmediato y se prologaron durante diez años.[93]​.

En junio de 2009, el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez y Casimiro García Abadillo presentan un libro titulado "Titadyn" [94]​. El libro está escrito por Casimiro García Abadillo y por Antonio Iglesias, unos de los peritos independientes que analizaron los restos químicos durante el juicio, y contiene el informe que resultó del peritaje. El informe concluye que, como mínimo, explotó Titadyn en los trenes, aunque pudo haber otras marcas de explosivos también. Además, también se concluyó que la dinamita Goma-2 Eco encontrada en la furgoneta Renault Kangoo pertenece con un grado muy elevado de certeza, al mismo cartucho que el que los TEDAX proporcionaron a los peritos para cotejar. Esto puede leerse en las páginas 396 a 398. [95]

Reacciones políticas[editar]

Reacciones internacionales[editar]

Homenaje a las víctimas de los atentados en la estación de Atocha

Diversos líderes mundiales expresaron su condena por los atentados de Madrid y se solidarizaron con las víctimas. Estados Unidos condenó el horrible atentado de Madrid y ofreció su apoyo en la lucha antiterrorista para localizar a los responsables. El presidente del Parlamento Europeo, Pat Cox, describió los atentados como el peor acto de terror en el recuerdo de todos los estados europeos. El presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, los calificó como asquerosos.[96]​ Al día siguiente de los atentados, el Parlamento Europeo declaró el día 11 de marzo como el día europeo de las víctimas del terrorismo, a propuesta del Partido Popular.[97]

La Unión de Comunidades Islámicas de España condenó los atentados terroristas e hizo un llamamiento a sus miembros a donar sangre y acudir a las manifestaciones convocadas. El papa Juan Pablo II condenó los execrable atentados cometidos en Madrid y animó a los españoles a proseguir en el camino de una convivencia pacífica y serena.[96]

En Francia, todas las banderas nacionales ondearon a media asta durante los tres días de luto en España. Polonia y Portugal declararon el 12 de marzo día de luto nacional.[cita requerida] En Rumanía, todas las banderas nacionales ondearon a media asta y el gobierno declaró el 14 de marzo día de luto nacional solidarizando con las víctimas españolas y rumanas.[cita requerida] El 14 de marzo la Guardia Real británica hizo sonar los acordes del himno de España en el Palacio de Buckingham como homenaje a las víctimas y en solidaridad con el pueblo español.[98]

La mayor parte de las bolsas europeas cayeron el 11 de marzo entre un 2 y un 3 % como consecuencia de los ataques de Madrid. El índice Dow Jones cayó un 1,6 %. Las acciones de empresas relacionadas con la aviación y el turismo fueron las más afectadas, según el Documento de trabajo, nº 55. Septiembre 2006 del Instituto de Análisis Industrial y Financiero "Impacto de los atentados terroristas del 11-M sobre los meercados de valores".

Un año después de los atentados varios países e instituciones internacionales homenajearon a las víctimas de los atentados con repicar de campanas y minutos de silencio. Entre ellos la Comisión Europea, el Parlamento Europeo, la OTAN, el Vaticano o Estados Unidos.[99]​ Además, se celebró un homenaje en el Bosque de los Ausentes de Madrid al que acudieron doce jefes de Estado, cuatro jefes de Gobierno y varios ministros de Asuntos Exteriores. También acudió el secretario general de la ONU, Kofi Annan.[100]

Reacciones de la sociedad[editar]

El 11 de marzo se sucedieron concentraciones silenciosas en rechazo por el atentado en las universidades y algunos colegios e institutos españoles. En toda España tuvieron lugar manifestaciones espontáneas en cuanto se dio a conocer la noticia del atentado, sin esperar a la manifestación convocada por el Gobierno para el día siguiente.[101]​ Hacia las 15:00 de esa misma tarde, la reina Sofía junto con el príncipe Felipe y su prometida, Letizia Ortiz, llegaron al hospital Gregorio Marañón de Madrid junto con la ministra de sanidad Ana Pastor y otras autoridades para recibir las últimas noticias de las víctimas y conocer la repercusión real de semejante tragedia. Simultáneamente las infantas Elena y Cristina junto a sus esposos visitaron el hospital La Paz.

Manifestación en Barcelona el 12 de marzo

El 12 de marzo once millones de personas se manifestaron por las calles de España contra los atentados.[102][103]

A las 19:00 se celebró en Madrid una manifestación convocada por el Gobierno y todos los partidos políticos. 2,3 millones de personas se manifestaron bajo una lluvia intensa entre la plaza de Colón y Atocha. El príncipe Felipe y las infantas Elena y Cristina de Borbón se unieron a la manifestación, siendo la primera vez en la historia que un miembro de la Familia Real española lo hizo. El cardenal Rouco Varela, arzobispo de Madrid, también se manifestó por primera vez. El presidente del Gobierno José María Aznar acudió a la manifestación y fue recibido con gritos de «¿Quién ha sido?». El lema de la manifestación fue Con las víctimas, con la Constitución, por la derrota del terrorismo.[104]

También estuvieron en la manifestación madrileña el presidente de la Comisión Europea Romano Prodi, el primer ministro italiano Silvio Berlusconi, el primer ministro portugués José Manuel Durão Barroso y el primer ministro francés Jean-Pierre Raffarin, así como los ministros de Exteriores alemán, sueco y marroquí.[105]

En Barcelona se manifestaron un millón y medio de personas. El lema oficial fue Cataluña con las víctimas de Madrid. Contra el terrorismo. Por la democracia y la Constitución. Muchas pancartas condenaron el terrorismo y la guerra de Irak. Algunas pancartas expresaron un rechazo contra el uso de la Constitución en el lema oficial.[106]​ También se produjeron manifestaciones en otras ciudades de Europa y América.

A pesar de que ya existían indicios que apuntaban cada vez con más fuerza a la autoría islámica, el Gobierno insistía en no descartar a ETA como la principal vía de investigación.[107][108]​ El 13 de marzo era la jornada de reflexión antes de las elecciones por lo que estaban prohibidas las declaraciones políticas.[109]

A las 13:45 se produjo el asesinato del panadero Ángel Berrueta en Pamplona por parte de un policía nacional, que estaba libre de servicio, y su hijo, tras una discusión política con la mujer del policía, que había intentado forzarle a poner un cartel en su panadería que adjudicaba a ETA la autoría del atentado de Madrid. Esto produjo incidentes en Pamplona, así como en varias ciudades vascas.[110][111]

El 13 de marzo miles de personas se manifestaron exigiendo saber la verdad sobre la autoría de los atentados y acusando al Gobierno de mentirosos. Alrededor de 5000 personas se concentraron ante la sede madrileña del PP. En Barcelona varias manifestaciones concluyeron ante la sede del PP.[87]​ Existieron manifestaciones similares en otras ciudades como Santiago de Compostela, Sevilla o Valencia. Esa noche se produjeron caceroladas en varias ciudades.[112][113]

Mariano Rajoy, candidato del PP a la presidencia del Gobierno, criticó las manifestaciones por intentar «influir y coaccionar la voluntad del electorado en el día de reflexión». El Partido Popular lo denunció ante la Junta Electoral Central, ya que en la jornada de reflexión no se permite ningún pronunciamiento electoral.[114]​ La Junta declaró ilegales esas manifestaciones el día posterior, pasando las actuaciones a la Fiscalía del Estado sin que esta llegara a actuar contra nadie.

Elecciones generales[editar]

Las elecciones generales se celebraron el 14 de marzo. Desde diversos medios de comunicación se animó a los ciudadanos a votar en las urnas. La participación se elevó al 77,2% del censo.[115]​ El presidente Aznar votó entre vítores de partidarios y críticas de detractores que le responsabilizaron de los atentados. Su esposa Ana Botella no pudo evitar las lágrimas.[116]​ El PSOE ganó las elecciones al obtener una mayoría simple de 164 escaños en el Congreso de los Diputados. El PP se quedó en 148. Fueron las elecciones con la mayor participación en número de votantes de España con más de 26 millones de votantes, aunque el porcentaje no fue el mayor (75,66 %). Hubo una gran polarización del voto: los dos grandes partidos acumularon el 82 % de todos los votos emitidos.

Consecuencias[editar]

Destino de las víctimas[editar]

Monumento a las víctimas, en la estación de Alcalá de Henares
Monumento a las víctimas, Coslada
Homenaje a las víctimas del 11M en el Bosque del Recuerdo, Madrid 2020

Tras los atentados, se creó la Oficina de Atención a las Víctimas.[117]​ A fecha de 2011, el Ministerio del Interior había indemnizado a más de 3500 afectados por un importe total de unos 314 millones de euros.[118]​ También concedió 449 tarjetas de residencia a víctimas y 451 a sus familiares, de los 2590 que las solicitaron. Por su parte, la Comisaría General de Extranjería y Documentación recogió hasta el 1 de mayo de 2004, 1209 solicitudes de nacionalidad, que remitió a la Dirección General de los Registros y del Notariado.[cita requerida]

Tres meses después de los atentados se constituyó la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo. La mayoría de familiares y víctimas de dichos atentados se unieron a la asociación que presidiría Pilar Manjón. Meses más tarde se fundó la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M presidida por Ángeles Domínguez a la que se unieron algunas víctimas afines a la de Francisco José Alcaraz quien presidía la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) asociación a la cual también acudieron unos pocos afectados. La asociación de Manjón insistió en la responsabilidad de José María Aznar y de su gobierno, por haber implicado a España en la guerra de Irak.[119]

La Asociación 11-M Afectados del Terrorismo fue beligerante con la politización que se hizo de los atentados y con las prolongadas teorías de la conspiración del 11 M (más de 10 años) por el negativo efecto que estaba causando a sus asociados. Esta asociación, mayoritaria de las víctimas del 11 M, edita la revista "11MAGINA"[120]​ como medio de comunicación entre sus asociados y el público en general. En el nº 17, en su página 11, "El largo camino del trauma a la superación en las víctimas de terrorismo, una vía de esperanza", el catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco, Enrique Echeburúa dice: Junto a la victimización primaria, derivada directamente del hecho violento, puede existir la victimización secundaria, ligada a la relación posterior existente entre la víctima y el sistema jurídico-penal o un apoyo institucional o social (indemnización económica, asistencia psicológica, apoyo psicoeducativo a los hijos, afrentas a las víctimas, etcétera) defectuoso. Es decir, el maltrato institucional puede contribuir a agravar el daño psicológico de la víctima o a cronificar las secuelas psicopatológicas.

Fractura social[editar]

Mientras en democracias más antiguas como Estados Unidos y Reino Unido, atentados similares (11-S y 7-J, respectivamente) no produjeron apenas fractura social, sino que unieron a la sociedad civil en torno a sus instituciones, en España tuvo lugar el cénit de la tensión social y política que se había ido incrementando durante la segunda legislatura de Aznar (Véase VII Legislatura de España).

Este fenómeno, denominado «agrupamiento tras la bandera», no se produjo en el caso español debido, entre otros factores y según los expertos en terrorismo, a la mala gestión de la crisis llevada a cabo por el entonces presidente José Mª Aznar.[121][122]​ Mala gestión demostrada también en otras emergencias a las que tuvo que hacer frente, como el accidente del Prestige o del Yakovlev Yak-42).[123]

Ruptura del Pacto Antiterrorista[editar]

Tras los atentados se rompió de pacto el Pacto Antiterrorista que el PP y el PSOE habían firmado, pues este prohibía expresamente el uso electoralista de los atentados. El PSOE acusó entonces al PP de mentir y manipular, mientras que el PP lo acusaría a su vez de instigar y participar en las manifestaciones contra las sedes y miembros del PP.[124][125][126]

Influencia en las elecciones[editar]

Existe la teoría, de que el resultado electoral se vio influido por los atentados yihadistas que tuvieron lugar tres días antes en Madrid. Ese mismo día 11, faltando tres días para las elecciones generales, en el seno del Gobierno del PP ya se hicieron las primeras valoraciones: "Si ha sido ETA, barremos; si han sido los islamistas, gana el PSOE".[57][58][127]

Hay dos posturas a este respecto:

  • Una de ellas afirma que los atentados dieron un vuelco a las elecciones. Según esto, un gran número de votantes cambiaron finalmente su voto a favor del PSOE, a causa de su irritación y el descontento que les producía la supuesta manipulación informativa del gobierno y su política exterior. El hecho de que los atentados de Madrid hubieran podido producirse en respuesta al apoyo español a la invasión de Iraq, contra la cual se había manifestado masivamente el pueblo español, debió de servir como catalizador recuperando todo el descontento acumulado desde entonces. Contra esto, y ya en semanas posteriores, algunos miembros del PP han argumentado que estos actos terroristas estaban planeados desde antes de la invasión.[128]
  • Otra hipótesis es que los atentados únicamente mejoraron los resultados de los socialistas, pero no dieron el vuelco, porque el PSOE hubiera ganado de todos modos o, por lo menos, el PP no hubiera conseguido la mayoría absoluta que necesitaba para gobernar, habida cuenta de la situación de desencuentro que mantenía con el resto de fuerzas políticas [128]​y el descontento general por situaciones anteriores como: el desastre del Prestige, el accidente del Yak 42 o la participación española en la Guerra de Irak.

En lo que sí parecen coincidir todos los análisis es que los atentados actuaron como revulsivo entre muchos de los indecisos, y entre ciudadanos tradicionalmente abstencionistas, aunque más cercanos a la izquierda, que ese día acudieron masivamente a las urnas incrementando la participación por encima de toda previsión, provocando la victoria clara del PSOE.[cita requerida]

La veracidad de una u otra hipótesis resulta imposible de probar, dado que no existe manera de saber cuáles hubiesen sido exactamente los resultados de no haberse producido los atentados. Lo cierto es que, en los últimos sondeos previos presentados el sábado anterior, daban una victoria justa para el PP con pérdida de mayoría absoluta pero asimismo arrojaban otra duda, ya que se apreciaba de nuevo un cierto crecimiento en el voto al PSOE. Resulta imposible evaluar en qué medida se disparó esa tendencia a partir del jueves, ya que la última semana antes de las elecciones España tiene prohibida por ley la realización de sondeos electorales.[cita requerida]

Sin embargo, se sabe que todos los atentados terroristas cometidos en el transcurso de la historia, tienen un componente de arma política.[cita requerida]

El asesinato del archiduque Francisco Fernando (1914), heredero del imperio Austro-Húngaro por el grupo terrorista serbio la Mano Negra, el de Carrero Blanco (1973) por ETA, los atentados de ETA en las proximidades de elecciones territoriales (1998) o nacionales (2000) o los atentados en Irak en la jornada de elecciones (2005) son algunos de los ejemplos más claros en los que los terroristas buscaban efectos políticos. En ciertas ocasiones los consiguieron y, en otras, consiguieron justo el efecto contrario al buscado.

En el caso del 11-M, el atentado se produjo tres jornadas antes de las elecciones nacionales del 14 de marzo, buscando probablemente influenciar el resultado de las mismas.

Según el informe policial de conclusiones terminado el 3 de julio de 2006, remitido al juez Juan del Olmo e incorporado al sumario judicial del 11-M, entre el magma de objetivos y amenazas por parte del islamismo internacional que los ejecutores materiales del atentado tomaron como inspiración, un documento de Global Islamic Media (una página web consultada por los ejecutores del atentado) planteaba en el caso español una serie de objetivos estratégicos:[129]

  1. Provocar un cambio de gobierno
  2. Conseguir la retirada de las tropas españolas y, por contagio o reiteración de las acciones terroristas, en otros países
  3. El aislamiento de las tropas estadounidenses

Aunque es difícil asegurar cuál fue el efecto conseguido por los atentados, pueden servir como indicador del mismo las encuestas encargadas por los medios de comunicación la semana anterior.[130]​ Todas ellas daban como ganador al PP variando solo en el porcentaje de personas (de un 59 % a un 70 %) que opinaban que ganaría este partido (frente a un 6-12% de personas que pensaban que vencería el PSOE).

Las encuestas posteriores al 14-M indicaban que el 64% de las personas creían que "el PSOE no hubiera ganado las elecciones si no hubieran tenido lugar los acontecimientos del 11-M" (frente a un 23% que opinaban lo contrario).[131]

La diferencia entre los partidos mayoritarios había ido experimentando un sostenido descenso a medida que se acercaba el día de las elecciones. En los primeros días de marzo estaba cifrada en aproximadamente 5 puntos a favor del PP, pero había encuestas que reducían esta ventaja a apenas 2,5 puntos.[77]​ obteniendo finalmente el PSOE una diferencia de 7 puntos en el resultado de las elecciones, un 12% de diferencia frente a las previsiones. Nunca se había dado una diferencia tan grande entre las encuestas y el resultado final.

La cuantificación de la influencia política es algo evidentemente difícil. Un análisis que cuantifica esa influencia indicó varios aspectos, resumidos en los siguientes efectos sobre los votantes:[131]

  • la activación de 1 700 000 votantes movidos por el atentado y el clima provocado en los días posteriores,
  • la decisión de no votar de 300 000 votantes por los mismos motivos y
  • la conversión del voto de 1 100 000 votantes.

El número de votantes en esas elecciones fue el más alto de la historia de la democracia española (con 25 millones) en número, pero no en el porcentaje de votantes (74 %) que participaron en las mismas con respecto al censo electoral total (1977 - 78 %, 1982 - 78 %, 1993 - 76 %, 1996 - 78 %).

Otra influencia importante de los atentados en las elecciones fue el del llamamiento del «voto útil» que provocó la polarización más importante en unas elecciones nacionales. De hecho el 82 % de los votos se repartieron entre el PSOE (10 909 687) y el PP (9 630 512). El total de los otros partidos sumaron 3 827 501 votos. El PSOE logró el mayor número de votos jamás logrado en unas elecciones nacionales, y aun así no obtuvo la mayoría absoluta debido al gran número de votos obtenido por el PP.[132]

Las hipótesis que se han planteado para explicar el efecto producido en las elecciones se pueden resumir en cuatro:

  • La existencia de un deseo latente de cambio de gobierno.
  • La conmoción provocada por los atentados en los ciudadanos,
  • Un castigo al gobierno por la participación en la guerra de Irak y Afganistán,
  • La manipulación informativa llevada a cabo por el Gobierno y contra el Gobierno.

Todas ellas son necesarias para conseguir el efecto que se produjo en las elecciones.

En otras ocasiones (EE. UU., Reino Unido) se ha producido el efecto inverso, el llamado agrupamiento tras la bandera. En esas ocasiones la gestión de la emergencia se llevó a cabo siguiendo estrictos procedimientos políticos que no se dieron en España.

Las claves en la gestión de una emergencia como la del 11-M[editar]

  • Informar puntualmente a los medios de comunicación de los avances en la investigación policial, sin adornos, añadidos ni recortes.
  • Es importante que los informadores de esos avances sean personas de gran confianza por parte del público, a ser posible, miembros de las FCSE o investigadores forenses que además formen parte del gabinete de emergencia.
  • Los miembros del gobierno no deben involucrarse en la interpretación de los datos, sino solo apoyar a las instituciones estatales y sus investigaciones.
  • Deben seguirse estrictamente los procedimientos de emergencias graves, reuniendo a los gabinetes previstos para las mismas y seguir puntualmente sus consejos.
  • Toda la información, sin excepción, propagada por los medios de comunicación, nacionales o internacionales, deberá ser analizada rigurosamente e introducida en los informes del gabinete de emergencia.

Ninguno de estos puntos fue correctamente aplicado por el gobierno en los días posteriores al atentado:

  • El presidente del gobierno nunca convocó al gabinete de emergencia previsto, sino que formó un gabinete de emergencia improvisado y diferente.
  • La información de las investigaciones policiales era suministrada directamente por un miembro del gobierno (concretamente el ministro de Interior Ángel Acebes y el ministro Portavoz del Gobierno Eduardo Zaplana).
  • No se tuvieron en cuenta las distintas hipótesis utilizadas en otros medios de comunicación tanto nacionales como extranjeros para ser incorporadas a los análisis.
  • Hubo información policial suministrada antes por los medios de comunicación que por el propio gabinete de emergencia.

El mando de la Policía Nacional que estaba en primera línea aquellos días y, por lo tanto, era el responsable de recopilar los primeros datos obtenidos en el lugar de los atentados y comunicarlos a las autoridades policiales y políticas, era el Jefe de los TEDAX, el Comisario Juan Jesús Sánchez Manzano. Él explica cómo debió de ser la comunicación y no fue: "En los ataques del 11-M, sin embargo, no fue así. Tras el atentado, inmediatamente surgió un choque dialéctico basado en informaciones que nada o poco tenían que ver con la realidad. Aunque no existían datos fehacientes en esos primeros momentos, infundadamente se impuso la urgencia de transmitir mensajes, cosa que no se había hecho en otras ocasiones. Ante esa ausencia de datos, los actores políticos y sociales los inventaron, los deformaron y exageraron con el fin de adaptarlos a sus estrategias o deseos.

Para nuestro asombro, ese día los poderes públicos ignoraron los procesos adecuados de obtención de datos, los análisis sosegados y la meditada difusión que tan eficazmente se habían aplicado en otras ocasiones. Cualquier observador podía apreciar que estas cuestiones se estaban produciendo con total ausencia de racionalidad".[133]

Proceso judicial[editar]

Sumario judicial[editar]

Las investigaciones sobre los atentados permanecen abiertas y son actualmente dirigidas por el juez Eloy Velasco que ha sustituido a Juan del Olmo, al frente del Juzgado Central de Instrucción número 6. Continúan instruyéndose cinco diligencias separadas relacionadas con el Sumario 20/2004, ya concluido. Moutaz Almallah Dabas, ha sido el primer procesado tras el primer juicio con ocasión de los atentados. Asimismo, se espera que Abdelilah Hriz, Hicham Ahmmidan y Saad Huseini sean puestos a libertad en los próximos meses en Marruecos por su presunta relación con los ataques.[134][135]

Permanecen huidos Amer Azizi, Mohamed Belhadj, Said Berraj, Mohamed Afalah y Daoud Ouhnane. La investigación estima, no obstante, que alguno de los citados podría haber muerto en Iraq.[136][137]​ Además, cinco perfiles genéticos "especialmente relevantes" permanecen aún sin identificar.[138]

En relación con la investigación judicial posterior a los atentados, pueden señalarse los siguientes hitos:

  • El 11 de marzo, al enterarse por las noticias del atentado, un conserje de una finca próxima denuncia la aparición de la furgoneta Kangoo y una dotación policial se desplazó al lugar en el que se encuentra la furgoneta. Tras una inspección ocular, piden la ayuda de la Unidad de Guías Caninos. Tras una inspección exterior y una interior, los perros no detectan explosivos, y los policías tampoco[139][140]​.
  • A las 14.30, la grúa deposita la furgoneta en el complejo policial de los TEDAX, en Canillas.
  • A las 15:30 horas, se informa a la Policía Científica de que la furgoneta Kangoo está en el complejo policial. Policía Científica encuentran restos de cartucho Goma 2 ECO. También se encuentran detonadores de fabricación nacional y una cinta-casete con cánticos del Corán.[73]
  • El 12 de marzo de 2004, a las 3:00 horas (de madrugada) los TEDAX desactivan una bomba que se encuentra entre las pertenencias de las víctimas depositadas en la Comisaría de Puente de Vallecas. Los componentes coinciden con los hallados en la furgoneta (detonadores, explosivos y bolsa de plástico azul)[141][142]
  • El 15 de marzo de 2004, los TEDAX consiguen determinar que los detonadores y explosivos proceden de Mina Conchita, Avilés (Asturias)[143][144]
  • El 26 de marzo de 2004 la policía halla una finca ubicada en el término municipal de Chinchón, cerca de Morata de Tajuña, donde supuestamente se montaron las bombas y se activaron los teléfonos móviles utilizados en siete de los artefactos.
  • El 2 de abril se encontró un artefacto en la línea férrea del AVE Madrid-Sevilla, a su paso por la localidad de Mocejón (Toledo). El artefacto, que había sido colocado entre las 7:20 y las 10:15, estaba compuesto por dinamita Goma-2 ECO y un detonador conectado a un cable de más de cien metros de longitud. El extremo del cable estaba preparado para conectar a una pila de "petaca" que se llevó el terrorista cuando fue sorprendido, según explicó en juicio la Guardia Civil. La activación era manual a tiempo real, según pasaba el AVE para hacerlo descarrilar.[145]
  • El 3 de abril de 2004, es localizado el piso donde se refugiaban los autores del atentado, ubicado en la localidad de Leganés, Madrid. A las 21:03 intervienen los Geos de la Policía Nacional, los terroristas, en una acción kamikace contra el operativo policial, se suicidaron activando el explosivo que guardaban en la vivienda, cuando el GEO iniciaba el asalto. La explosión derribó parte de la fachada del edificio. En esta acción murió un agente del grupo policial, además de los siete miembros de la célula islamista allí presentes[146]
  • El 15 de abril de 2004 la cadena de televisión Al Jazeera emite la grabación de un mensaje de Osama bin Laden en la que asegura que los atentados del 11-M son una represalia contra España por sus acciones en Irak, Afganistán y Palestina.[147]
  • El 6 de mayo de 2004, el FBI arrestó en Portland, Oregón, Estados Unidos, al abogado estadounidense Brandon Mayfield, converso al islam, al determinar que era suya una huella dactilar encontrada por los investigadores españoles en la mochila con explosivos que no estalló; sin embargo, el Gobierno español anunció el 21 de mayo siguiente que la huella pertenecía al ciudadano argelino Daoud Ouhnane.
  • El 8 de junio de 2004 fue arrestado en Milán Rabei Osman el Sayed Ahmed, alias 'Mohamed el Egipcio', inicialmente sería considerado como uno de los "cerebros" o ideólogos del 11-M. Condenado en Italia a 8 años de prisión como responsable de asociación para delinquir con fines de terrorismo internacional, sería, en cambio, absuelto en España de todos los cargos de los que se le acusaba.
  • El día 13 de junio de 2004 es localizado en la calle Infantado de Alcalá de Henares un vehículo Skoda Fabia supuestamente empleado por la célula terrorista junto a la furgoneta Renault Kangoo hallada el mismo día del atentado.
  • El 16 de noviembre de 2004 fue condenado Gabriel Montoya Vidal (conocido por el sobrenombre de El Gitanillo),[148]​ de 16 años de nacionalidad española a seis años de internamiento en régimen cerrado por un delito de suministro de explosivos a grupo terrorista.[135]
  • El 17 de diciembre de 2004 el marroquí Hassan el Haski alias Abu Hamza es detenido en Lanzarote, la instrucción le consideraría como el líder en España del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM). Ha sido condenado en España a 14 años de prisión, siendo posteriormente extraditado a Marruecos para ser juzgado por sus presuntos vínculos con el atentado de Casablanca (Marruecos) de 2003.[149]
  • El 1 de febrero de 2005 fue detenido en Bélgica Youssef Belhadj, también considerado como miembro del GICM: la instrucción le atribuiría el alias de 'Abu Dujan', la persona en cuyo nombre la célula reivindicó los atentados, pero dicho extremo no fue acreditado en el juicio oral en el que se le condenó a 12 años de prisión por pertenencia a organización terrorista.[150]
  • El 15 de junio de 2005 Mohamed Larbi Ben Sellam es detenido en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), dentro de la denominada Operación Sello.
  • El 23 de julio de 2005 sería igualmente detenido en Serbia Abdelmajid Bouchar, quien había logrado escapar del cerco policial al piso de Leganés en abril de 2004.
  • El 10 de mayo de 2006 Saed el Harrak queda en libertad tras dos años de prisión provisional al no haberse revisado a tiempo su situación. Juan del Olmo, sería sancionado por ello con falta leve.[151]
  • El 28 de febrero de 2007 Juan Del Olmo decreta la prisión incondicional para Abdelilah Hriz al considerarlo autor material de los atentados. Hriz se halla actualmente preso en Marruecos a la espera de ser juzgado.[152]
  • El 20 de septiembre de 2008 Moutaz Almallah Dabas es procesado por colaboración con organización terrorista.

Auto de procesamiento[editar]

El martes 10 de abril de 2006 el magistrado de la Audiencia Nacional, Juan del Olmo, concluye que el atentado fue inspirado pero no ejecutado por la red Al Qaeda justificando la acción en la participación española en la Guerra de Irak.[153]

El juez instructor determina la existencia de dos grandes redes en la investigación: «Una que tuvo participación, más o menos directa en los hechos (...) y otra que habría intervenido en la huida de los reclamados y que aparentemente también presentaría conexiones con el entramado terrorista islámico en España, fundamentalmente con el GICM. Ambas redes presentarían conexiones comunes, por diferentes individuos o puntos de contacto, todos ellos vinculados también al GICM, entendido máximo referente del Movimiento Salafista Yihadista en nuestro país».[154]

Tras más de dos años de investigaciones, el auto de procesamiento incluyó finalmente a 29 de los 116 imputados en la causa. Jamal Zougam y Abdelmajid Bouchar fueron procesados por 191 asesinatos terroristas, 1755 en grado de tentativa, cuatro delitos de estragos terroristas y por pertenencia a organización terrorista.[155]​ Bouchar, sería, no obstante, condenado finalmente solo por integración en banda armada, organización o grupo terrorista y por tenencia o depósito de sustancias explosivas.[156]

Nueve españoles fueron procesados por su vinculación a la denominada por los medios de comunicación 'trama asturiana', que habría suministrado los explosivos, y que estaría encabezada por el exminero José Emilio Suárez Trashorras.[157]​ Finalmente, sólo serían condenados el citado Suárez Trashorras, Antonio Toro Castro por tráfico de explosivos, y Sergio Álvarez y Antonio Iván Reis Palicio por transporte de explosivos.[158]​ A los que habría que sumar la condena de Gabriel Montoya Vidal, en un proceso independiente, por un delito de suministro de explosivos a grupo terrorista.[159]

Autoría intelectual[editar]

La autoría intelectual y financiera del atentado permanece sin resolver y no consta en el sumario, porque no existían pruebas sólidas para determinar la autoría intelectual de ninguno de los procesados.[160][161][162]​ De hecho, la única vez en el sumario 20/04 que se menciona la autoría intelectual es en la página 634 para decir que su atribución a Rabei Osman se funda en "pruebas claramente equívocas".

Sin embargo, Rabei Osman 'Mohamed el Egipcio', Hassan el Haski y 'Youssef Belhadj, sí fueron considerados los inductores del atentado[163]​ y fueron procesados por conspiración para delito terrorista. La sentencia condenó a los dos últimos a 15 (rebajada a 14 en casación) y 12 años de cárcel respectivamente por pertenencia a banda armada, el primero en condición de dirigente. En cambio, Rabei Osman 'Mohamed El Egipcio', que ya cumplía condena en Italia por el mismo delito, fue absuelto en aplicación del principio non bis in idem). A todos ellos se les exculpó de la participación directa en el atentado. Nunca se ha llegado a conocer si cumplían órdenes o actuaban por libre, pues su vinculación con Al Qaeda no está probada (como se lee en la página 646 del sumario). Otra opinión es la de Fernando Reinares: En lo fundamental está claro y bien documentado quién ideó e instigó los atentados del 11-M, cómo se formó la red terrorista y qué componentes tuvo, cuáles fueron las motivaciones de los individuos implicados y por qué se convirtió España en blanco de Al Qaeda. También está claro y bien documentado cómo se financiaron los terroristas y de qué manera consiguieron los explosivos para atentar [164]​.

Youssef Belhadj fue uno de los individuos que actuó como miembro y enlace del Grupo Islámico Combatiente Marroquí en la red del 11-M y estaba vinculado a la célula de dicha organización en Bélgica. Hassan el Haski, cuando se cometieron los atentados del 11-M, era uno de los principales líderes de del GICM en Europa.[165]​ Según Fernando Reinares, en su libro ¡Matadlos!, ya referenciado, Rabei Osman 'Mohamed el Egipcio' era un individuo que se movía por los países del sur de Europa como una suerte de agitador yihadista itinerante. En su país natal, hizo durante tres años el servicio militar en una unidad especializada en explosivos. A consecuencia de las actividades de radicalización que llevaba a cabo en Madrid, en enero del 2002, se judicilizó una investigación por la Policía Nacional, interviniéndole el teléfono hasta el 22 de mayo de 2003, comprobándose que se relacionaba con algunos que luego resultaron ser autores del 11-M. Dejó España el 27 de febrero de 2003 para finalmente establecerse en Milán. A inicios de marzo de 2004 estuvo de nuevo en Madrid, regresando a Milán unos días antes del 11-M.[166]

Se publicaron opiniones denigratorias sobre los autores de los atentados "los moritos de Lavapies",[167]​ insinuando que con su nivel cultural no era posible cometer e idear los atentados del 11-M. Fernando Reinares, en su libro "¡Matadlos!" Quién estuvo detrás del 11-M y por qué se atentó en España", explica el nivel cultural y laboral de los integrantes de la red yihadista que cometió el atentados: heterogeneidad en experiencia laboral y algunos con formación universitaria.[168]

Mercedes Cabrera, en su libro "11 marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España" desglosando el perfil de los autores, expone que Sarhane ben Abdelmajid Fakhet, alias el "Tunecino", tenía formación universitaria y para más inri (burla) había sido becado por el gobierno español.[169]

Procesamiento de Moutaz Almallah Dabas[editar]

El 20 de septiembre de 2008 se hizo público el auto de procesamiento contra Moutaz Almallah Dabas, por colaboración con organización terrorista. Almallah Dabas, sirio nacionalizado español, fue detenido en Londres el 18 de marzo de 2005 y entregado por la justicia británica en marzo de 2007.

El auto de procesamiento, dictado por el magistrado Eloy Velasco, señala que la colaboración de Moutaz se produjo con el «entramado terrorista en la banda comandada por Serhane el Tunecino, y que de seguro influyó en el posterior entramado que concluyó en el atentado del 11-M y posteriores suicidios de Leganés».

Juicio[editar]

El juicio se celebró entre el 15 de febrero de 2007 y el 2 de julio de 2007, cuando el juicio quedó visto para sentencia.[170]

Sentencia de la Audiencia Nacional[editar]

De los 29 acusados, tres personas fueron condenadas por tener responsabilidad en el atentado, diecinueve personas fueron condenadas por otros delitos y siete personas fueron absueltas.[171]

Según la Sentencia de la Audiencia Nacional los autores de los atentados fueron diez personas; Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet, Jamal Ahmidan, alias El Chino, Mohamed Oulad Akcha, Rachid Oulad Akcha, Abdennabi Kounjaa, Asrih Rifaat Anouar, Allekema Lamari, Jamal Zougham, Otman el Gnaoui y otra persona no identificada. Estas diez personas, que formaban parte de una célula terrorista de tipo yihadista,[172]​ colocaron los trece explosivos en los cuatro trenes en la mañana del 11 de marzo de 2004.[5][173]​ De las diez personas declaradas integrantes de la célula terrorista y consideradas como autores del atentado, sólo fueron enjuiciados Jamal Zougham y Otman el Gnaoui, debido a que los demás habían muerto. El Gnaoi fue condenado a 42.219 años de prisión y Zougam fue condenado a 42.917 años de prisión, sumándose las penas correspondientes a cada uno de los delitos cometidos contra cada una de las víctimas del atentado.

Una tercera persona fue condenada como cooperador necesario del atentado, José Emilio Suárez Trashorras, recibiendo una pena de 34.715 años y 6 meses de prisión, atenuada por la anomalía psíquica padecida.

La sentencia estableció que la célula terrorista estaba compuesta por otras personas que no participaron del atentado, a saber Rabei Osman Al Sayed Ahmed, Hassan El Haski, Youseff Belhajd, Abdelmajid Bouchar, Basel Ghalyoun, Mohamed Larbi Ben Sellam, Rachif Aglif, Mohannad Almallah Dabas, Fouad el Morabit Anghar, Mohamed Bouharrat, Sael el Harrak y Hamed Ahmidan.[5]​ Todas ellas fueron condenadas, con penas entre doce y veintiún años de prisión, con excepción de Rabei Osman al Sayed que fue absuelto.[174]

El tribunal absolvió también a ocho acusados de haber estado involucrados en el atentado, y los condenó por cometer otros delitos: Rafá Zouhier (10 años), Abdelilah El Fadoual El Akil (9 años), Nasreddine Bousbaa (3 años), Mahmoud Sleiman Aoun (3 años), RaúL González Peláez (5 años), Antonio Iván Reis Palicio (3 años) y Sergio Álvarez Sánchez (3 años).

La sentencia absolvió de todos los cargos a siete procesados (Antonio Toro Castro, Carmen Toro Castro, Emilio Llano Álvarez, Mohamed Moussaten, Brahim Moussaten y Rabei Osman); otro más fue exculpado durante el juicio oral. La sala no halló pruebas para considerar como autores intelectuales (autores de un delito de conspiración para delito terrorista) a ninguno de los tres procesados a los que la Fiscalía atribuía esta condición: Rabei Osman El Sayed, "Mohamed el Egipcio", Hassan El Haski y Youssef Belhadj.

La sentencia avala la instrucción de Juzgado de Instrucción y considera insuficiente la prueba aportada por la defensa sobre una eventual participación de ETA en los ataques.[175]​ En relación con el explosivo empleado, el Tribunal determinó que «toda o gran parte de la dinamita de los artefactos que explosionaron en los trenes el día 11 de marzo y toda la que fue detonada en el piso de Leganés, más la hallada en el desescombro posterior, procedía de mina Conchita. (...) El explosivo utilizado por los terroristas fue, en todos los casos, dinamita plástica "tipo goma"».[176]​ La Audiencia no entra a valorar las motivaciones del atentado, o la posible incidencia de la participación de España en la Guerra de Irak o Afganistán.

La sentencia, al analizar y resolver el pedido de nulidad de las autopsias llamadas "de Leganés" planteado por algunas defensas sostiene que:

“Como en muchas otras ocasiones a lo largo de este proceso, se aísla un dato –se descontextualiza- y se pretende dar la falsa impresión de que cualquier conclusión pende exclusivamente de él, obviando así la obligación de la valoración conjunta de los datos –prueba- que permita, mediante el razonamiento, llegar a una conclusión según las reglas de la lógica y la experiencia”.

El Tribunal expone más argumentos en la sección «Fundamento Jurídico III: Valoración de la prueba sobre los hechos. 3».[177][178]

Más adelante, al atender el alegato de varias defensas sobre la falta de acreditación de la llamada cadena de custodia de la bolsa de deportes conteniendo un artefacto explosivo que fue desactivada en el parque Azorín, existiendo la posibilidad de que pudiera haber sido puesta por cualquiera, el tribunal resolvió:

“Los tribunales no pueden atender a especulaciones, insinuaciones, elucubraciones o hipótesis basadas en hechos negativos que no han sido explícitamente planteadas y de las que no aportan el más mínimo indicio”.[179]

La sentencia fue elogiada por algunos y criticada por otros. Según el escritor José Díaz Herrero, «la sentencia constituyó un varapalo contra El Mundo y la COPE. Los autores de las extravagantes teorías quedaban en ridículo y sufrían el mayor descrédito de los últimos años».[180]​ Por el contrario Manuel Marraco en El Mundo criticó la sentencia, por, según él, aceptar acríticamente la investigación policial, la falta de relación de la mayoría de los condenados con el atentado y la cantidad de dudas que quedaban sin responder.[181]

Sentencia del Tribunal Supremo[editar]

De los 29 acusados, la sentencia definitiva del Tribunal Supremo, confirmó las responsabilidad y penas de las tres personas fueron condenadas por la Audiencia Nacional por tener responsabilidad en el atentado. Absolvió a cuatro personas (Basel Ghalyoun, Mouhanad Almallah Dabbas, Abdelillah El Fadual El Akil y Raúl González) que habían sido condenados en primera instancia. Condenó a Antonio Toro Castro (4 años de prisión) que había sido absuelto en primera instancia y confirmó las seis absoluciones restantes. En total, de 29 acusados, 19 condenados (tres por el atentado) y 10 absueltos.

La sentencia 65/2007 fue impugnada por el Ministerio Fiscal, dos asociaciones de víctimas y por particulares. Estos recursos fueron revisados por el Tribunal Supremo en vistas celebradas los días 30 de junio de 2008, 1 y 2 de julio del mismo año, dictando sentencia el día 17 de julio de ese año. En esa sentencia se recoge que, aunque la reivindicación de la autoría de los atentados presenta una dependencia ideológica respecto de Al Qaeda, no aparece relación alguna con otros grupos o dirigentes de esa organización, por lo que se considera que esa célula no dependía de ningún grupo terrorista pudiendo ser identificada, a efectos penales, como grupo terrorista independiente.[182]

Sobre otros acusados, entre los que se citan a Hassan El Haski y Youssef Belhadj, que fueron condenados en primera instancia por su pertenencia a «otras organizaciones terroristas, también dentro de la órbita ideológico-religiosa de Al Qaeda», el Tribunal no considera acreditada ninguna relación con los atentados del 11 de marzo de 2004 ni con las actividades de los ocupantes del piso de Leganés.

La Sala Segunda del Tribunal Supremo ratificó las condenas de Otman El Gnaoui (42.922 años de prisión), Jamal Zougam (42.922 años), José Emilio Suárez Trashorras (34.715 años y seis meses de prisión), Abdelmajid Bouchar (18 años), Rachid Aglif (18 años), Hassan El Haski (14 años), Youssef Belhadj (12 años), Hamid Ahmidan (12 años), Fouad El Morabit (12 años), Mohamed Bouharrat (12 años), Saed El Harrak (12 años), Rafa Zouhier (10 años), Mohamed Larbi Ben Sellam (9 años), Sergio Álvarez (3 años), Antonio Iván Reis Palicio (3 años), Mamoud Slimane Aoun (2 años) y Nasreddine Bousbaa (2 años).[183]

Decidió, en cambio, absolver a Basel Ghalyoun y Mouhanad Almallah Dabbas (que habían sido condenados por la Audiencia Nacional a 12 años), a Abdelillah El Fadual El Akil (que había sido condenado en primera instancia a 9 años) y a Raúl González (que había sido condenado a 5).

Por el contrario, condenó a Antonio Toro Castro (4 años de prisión) como autor de un delito de tráfico de explosivos.

Asimismo, el Tribunal Supremo acordó mantener las absoluciones de Rabei Osman El Sayed alias "Mohamed El Egipcio", Emilio Llano, Iván Granados, Javier González Díaz, Carmen Toro, Mohamed Moussaten y Brahim Moussaten.

La aparición del tren de Santa Eugenia y nuevo cierre del caso[editar]

El tren que estalló en la estación de Santa Eugenia aquella mañana de marzo fue el único que no se destruyó tras los atentados, sino que se envió primero a Vicálvaro en la madrugada del 12 de marzo, supuestamente por petición de los Tedax de la provincia de Madrid.[77]​ Allí permaneció hasta el 11 de septiembre de ese mismo año.[184]​ Según Libertad Digital y otros medios como El Español a través del ingeniero Carlos Sánchez de Roda, autor de Los trenes del 11-M. Las pericias necesarias, este vagón se entregó a la empresa Tafesa, perteneciente al grupo Remimfer, dependiente a su vez de Renfe, para que lo reparase en una de sus instalaciones en el distrito de Villaverde de la capital.[185]​ Este medio informó, además, de que agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil se personaron en el lugar para comprobar la reparación del tren, como así lo declaró el director general de Remimfer ante la exmagistrada Coro Cillán. Estas inspecciones, realizadas entre abril y junio de 2005, habrían coincidido en tiempo y forma con las instrucciones del juez Del Olmo, que dictó la instrucción en primera instancia, de analizar los focos de explosión para su informe. A partir de ciertas fotos aéreas se podría comprobar, siempre según Libertad Digital, que se construyó en la propiedad de la empresa un cobertizo entre el 21 de julio y el 19 de octubre de 2007.[186]​ El juicio, que había quedado visto para sentencia, ahora instruido por el juez Gómez Bermúdez, el 2 de julio de ese mismo año, no recogió nada referente a este vagón, como tampoco se informó a los peritos encargados del informe pericial por el juez instructor de la existencia de este vagón. Fue el 13 de octubre de 2011 cuando la empresa se declaró en concurso de acreedores y, al hacer inventario de cuanto allí había, se descubrió este vagón, con rasgos muy semejantes a los que pueden observarse en las fotografías que se conservan del tren de Santa Eugenia en las horas y días posteriores al atentado.

El 2 de marzo de 2012 el nuevo fiscal del Estado Eduardo Torres-Dulce, nombrado por el gobierno del Partido Popular presidido por Mariano Rajoy, ordenó abrir una investigación a raíz de estas informaciones, calificadas de bulo por el diario El País. Tres meses después la investigación fue archivada porque los fiscales encargados del caso consideraron que no se apreciaba «ninguna actuación de ocultación o manipulación de los referidos restos» para hacer desaparecer pruebas. Además afirmaron que «todo se llevó a cabo con pleno conocimiento de los órganos judiciales de la instrucción de la causa y del enjuiciamiento, que fueron informados en su momento».[187]​ Se referían al hecho de que el 30 de julio de 2007 se envió «al tribunal encargado de juzgar el caso del proceso de desguace y destrucción de los trenes y vagones que resultaron afectados por las explosiones y en el que se detallaba el destino de cada una de las unidades y sus vagones, los que habían sido reparados y los desguazados». Sin embargo, en ningún momento se habría dado cuenta ni de la supervivencia ni del paradero del tren de Santa Eugenia. El 6 de junio de 2012, la Fiscalía de Madrid, «tras consulta con el fiscal general», decidía «la adopción de medidas para la conservación de dichos restos ante la eventualidad de posibles análisis posteriores. Todo ello se llevó a cabo con pleno conocimiento de los órganos judiciales de la instrucción de la causa y del enjuiciamiento que fueron informados en su momento». Al día siguiente, el fiscal general del Estado dijo que aquellos restos permanecerían allí «debidamente custodiados y precintados para que libremente disponga de ellos», pero al año siguiente, de nuevo según Libertad Digital, comenzó a producirse un extraño trasiego de camiones que, pertenecientes a supuestos ladrones, sacaban de la propiedad de Tafesa los restos del tren, todo esto regulado por miembros de la Policía Municipal, que velaban por el tráfico. El caos circulatorio provocado por este tráfico llegó al pleno del Ayuntamiento de Madrid.[9]​.Así dejó constancia el diario de sesiones del 20 de noviembre de 2013, en que el concejal de Izquierda Unida, Ángel Lara Martín de Bernardo, denunció la situación. Aquí se deja constancia de su intervención[77]​:

Cómo es posible que se identifique a unas personas, que eso sí me lo dicen ustedes muchas veces, se han filiado, se han filiado, pero, aparte de filiar ¿qué han hecho ustedes? ¿Decir que se marcharan con los camiones cargados con las vigas? No es de recibo, y yo no voy a hacer responsables a los agentes que han intervenido allí, don Enrique; voy a hacer responsable a los mandos, que son los que tienen que dictar las instrucciones de cómo se tienen que comportar los agentes y cómo tienen que actuar los agentes cuando están comprobando in situ que se está produciendo un robo. No se puede coger al delincuente, preguntarle cómo se llama y decir: márchese usted con el producto de su pillaje, que es lo que ha hecho la Policía Municipal, y no una vez, don Enrique. Usted va a ver en estas fotografías que hay al menos doce camiones esperando el turno para cargar, con la presencia de la Policía Municipal. Y, ante todo esto, usted me dice que la actuación ha sido correcta.
Ángel Lara Martín de Bernardo, ante la Comisión Permanente de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid. 20 de noviembre de 2013

El ingeniero Carlos Sánchez de Roda explicó para el diario digital El Español un resumen de la historia de este tren, aportando, entre otras cosas, que la Policía Nacional logró identificar a los ladrones, sin que sin embargo se conozcan medidas contra ellos, y que la reparación del tren amén de la solución de "más daños ocultos" le aportó a Tafesa 675.175,20 euros, cuando su valor pendiente de amortizar era de 476.175,36 euros.[10]

Hechos procesales posteriores[editar]

En 2017, uno de los condenados, Youssef Belhadj, salió de la cárcel de Villena tras cumplir su condena de doce años.

Comisión de investigación[editar]

La Comisión de investigación de los atentados del 11 de marzo de 2004 fue creada por el Congreso de los Diputados el 27 de mayo de 2004 con el fin de esclarecer las circunstancias bajo las que se produjeron los atentados del 11 de marzo de Madrid y las actuaciones policiales y políticas anteriores y posteriores a los mismos. Se finalizó el 30 de junio de 2005 con un Dictamen sobre conclusiones[188]

A lo largo de la Legislatura VIII (2004 a 2008) el PP siguió formulando preguntas parlamentarias sobre la actuación de la Policía, de la Guardia Civil y la instrucción del Sumario[189][190][191]

En la cultura popular[editar]

Reportajes periodísticos y ensayos[editar]

El abogado que defendió los intereses de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, José María de Pablo, publicó La cuarta trama en 2009. En él, se limita a narrar lo que se sabe del atentado a partir de las investigaciones policiales y judiciales. Él mismo dice que "Cada dato, cada historia, viene acompañada de una nota a pie de página en la que identifico la prueba en la que se apoya cada afirmación".[192]

El perito químico independiente designado por la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Antonio Iglesias, y el periodista Casimiro García Abadillo publicaron en 2009 Titadyn, donde tratan de esclarecer por qué la sentencia refleja que en los trenes explotó Goma-2 ECO a pesar de que los resultados de los peritos no fueran tan claros.[193][95]

Nos vemos en esta vida o en la otra (2016) de Manuel Jabois es un reportaje novelado sobre El Gitanillo, el único menor implicado en la trama de los atentados.[148]11M, el mayor atentado terrorista de la historia de España (2020) de Ana Pastor Bermejo[194]¡Matadlos!. Quién estuvo detrás del 11-M y por qué se atentó en España (2014) de Fernando Reinares.[195]​ 11 marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España (2020), Mercedes Cabrera[196]El nuevo terrorismo islamista. Del 11-S al 11-M (2004) Fernando Reinares y Antonio Elorza[197]El Gobierno de Aznar me pidió que asumiera su mentira sobre el 11-M (2018) Juan Jesús Sánchez Manzano.[198]El honor perdido de José María Aznar (2004) Juan Luis Cebrián.[199]​. 11M: Terror en Madrid (2022), producida por Netflix, es una película documental que narra los atentados del 11 de marzo desde el punto de vista de supervivientes y expertos, quienes analizan sus orígenes y consecuencias[200]

Literatura[editar]

Narrativa[editar]

El gran impacto social de los atentados también ha tenido su reflejo en la literatura,[201][202]​ si bien no en la cantidad de obras que cabría haber esperado de un acontecimiento tan importante: el norteamericano Ben Lerner considera que en su país habría habido un aluvión de películas y libros. El crítico español Ignacio Echevarría afirma que esta carestía se debe al escapismo de la última literatura española:

Salvo muy evidentes excepciones, la narrativa española de las últimas décadas ha discurrido por vías muy alejadas de la realidad y de los problemas más acuciantes de la sociedad a la que supuestamente se dirige.[203]

Con todo, las siguientes obras literarias novelan situaciones o personajes relacionados con los atentados, su preparación o sus consecuencias: Viene la noche (2007) de Óscar Esquivias,[135]La piedra en el corazón, cuaderno de un día de marzo (2007) de Luis Mateo Díez,[202]Madrid blues (2008) de Blanca Riestra,[202][204]El corrector (2009) de Ricardo Menéndez Salmón, El mapa de la vida (2009) de Adolfo García Ortega,[202][205]La vida antes de marzo (2009) de Manuel Gutiérrez Aragón,[206]El vigilante del fiordo (2011) de Fernando Aramburu,[207]Un día sin comienzo (2014) de Alonso Guerrero,[208]Sil, una novela romántica (2015) de Tino Barriuso,[209]​, Blues de invierno (2015) de Gabriel Albiac o Cosas que brillan cuando están rotas (2016) de Nuria Labari.[210]

La novela de Daniel Múgica La dulzura (Almuzara, 2017) trata sobre una joven con esquizofrenia paranoide, de quien se cree que salió de un sanatorio mental con la intención de tomar un tren la misma mañana de los atentados. La investigación sobre su desaparación (no apareció en la lista de víctimas) es el motor de la intriga de la novela.[211]

También algunos autores extranjeros se han interesado por los atentados. La primera novela del poeta norteamericano Ben Lerner, Saliendo de la estación de Atocha, se ambienta en Madrid las vísperas del atentado.[212][213]

Poesía[editar]

En la Feria del Libro de Madrid de 2004 se presentaron dos antologías poéticas en las que se recogía la obra de numerosos autores que trataban sobre los atentados. Fueron Madrid, once de marzo. Poemas para el recuerdo (editorial Pre-Textos, con poemas de Luis Eduardo Aute, Felipe Benítez Reyes, Antonio Colinas, Juan Cruz, Antonio Gamoneda, Luis García Montero, Antonio Lucas, Clara Janés, Manuel Rico o Andrés Sánchez Robayna) y 11-M: Poemas contra el olvido (Bartleby Editores, con obras de Marcos Ricardo Barnatán, José Manuel Caballero Bonald, Pere Rovira, Andrés Trapiello y Luis Antonio de Villena, entre otros).[214]

Cartas a Angélica (Vitrubio, 2016), de Beatriz Villacañas está dedicado a la joven de diecinueve años Angélica González García, que fue alumna de la escritora en la Universidad Complutense.[215]

Enrique Falcón escribió «Vientres de Madrid y de Badgad», publicado en el libro No adoptes nunca el nombre que te dé la policía.[216]

Teatro[editar]

En 2015 Paloma Pedrero estrenó Ana el once de marzo, codirigida por la autora y Pilar Rodríguez y protagonizada por María José Alfonso. La obra trata sobre distintas mujeres (la madre, la esposa y la amante) de un pasajero de los trenes el día de los atentados, que van entretejiendo su relato.[217]

Cine[editar]

En 2008 se estrenó Chicos normales, el primer largometraje del director español Daniel Hernández. Se presentó en la sección Zabaltegui del Festival de San Sebastián. Rodada en árabe y con tono documental, está ambientada en el barrio marginal de Jamaa Mezwak, en Tetuán (Marruecos), de donde procedían tres terroristas de los atentados de Madrid, y trata de reflejar cómo unos chicos normales pueden llegar a convertirse en terroristas fundamentalistas.[218]

En 2010 se estrenó la película documental Un largo invierno, de Sebastián Arabia, con Pilar Manjón como protagonista. La cinta tuvo una reedición especial en el 2020 para la plataforma Filmin[219]

En 2022, con motivo del 18º aniversario, se incorporó en Netflix una película-documental: 11M. Víctimas, policías, jueces, fiscales, periodistas y políticos analizan el atentado terrorista y su influencia en las elecciones generales y la investigación y localización de los culpables.

En 2022, con el mismo motivo, se estrenó en Prime Video (Amazon) una serie titulada El Desafío: 11M. Versa sobre los acontecimientos que rodearon el terrible ataque terrorista. La colaboración de los servicios de emergencia y cientos de héroes anónimos para ayudar a las víctimas del atentado, y como convirtieron a Madrid en un ejemplo de solidaridad, valentía y unión ciudadana.

También en 2022, en concreto el 24 de enero, el grupo Terra Ignota produjo y publicó 11M: el principio del fin, documental de libre consulta en YouTube que a través de diversas fuentes ofrece un análisis del caso.[220][221][222][223]​ Un año después, el 11 de marzo de 2023, habida cuenta de la previsible prescripción del caso, Terra Ignota organizó una serie de actos presentados por Inés Sainz y dividido en dos mesas redondas: "Claves para reabrir el caso" a cargo de Raúl 'Pirata', con la presencia de Carlos Sánchez de Roda, ingeniero de Renfe y autor de Los trenes del 11-M, y Ricardo Moreno, presidente de Peones negros; "Víctimas y prescripción de los delitos del 11-M" a cargo de Javier Soria y con la presencia de Ángeles Domínguez, víctima del 11-M, y Arturo González de León, doctor en derecho penal y profesor universitario.[224][225]

Música[editar]

El compositor Arvo Pärt dedicó su obra Da pacem Domine (2004, revisada en 2007) a las víctimas del atentado. Se trata de una composición para coro y orquesta de cuerda encargada por Jordi Savall, que el compositor comenzó a escribir dos días después de los atentados. Se estrenó en Madrid, el 11 de marzo de 2005.[226]

Pilar Jurado recibió el encargo de componer una obra para la Semana de Música Religiosa de Cuenca apenas dos meses después de los atentados, lo que influyó poderosamente en el sentido de su composición, un Stabat mater en el que, aparte del texto latino, utilizó también frases ajenas, entre otras unas palabras de Pilar Manjón con las que cierra la obra.[227]

Luz Casal dedicó a las víctimas del atentado su canción Ecos,[218]​ que pertenece a su disco Sencilla alegría.

La banda española La Oreja de Van Gogh compuso la canción Jueves, que relata una historia de amor involucrada en estos eventos. Marcos Vidal compuso dos canciones en homenaje a las víctimas del atentado para su disco Dedicatoria: «Tu costado sigue abierto» y «Magerit».

Así mismo el grupo español Amaral incluyó la canción Esta madrugada en su disco Pájaros en la cabeza, que habla sobre la angustia y la impotencia vividas en este suceso.

De igual forma, el cantante y compositor Ricardo Arjona compuso el tema Nadie sabe a donde va que se incluyo en el disco 5to piso lanzado en 2008 que trata sobre los trágicos eventos ocurridos en la mañana del 11 de marzo de 2004.

El álbum de Fran Perea Viejos conocidos incluye la canción La mirada de María como homenaje a las víctimas del 11-M.[228]

El grupo de rock vigués Kannon incluyó en su álbum Intro la canción Chaval, desde la perspectiva de una víctima.

El cantante belga Jonatan Cerrada publicó en 2005 el disco La Preuve du contraire que incluye la canción Ruban noir (Lazo negro) que relata la impotencia y la rabia que generaron en él los atentados del 11-M.[229]

El cantautor y poeta madrileño Marwan Abu-Tahoun Recio, conocido como Marwan, incluye en su álbum Trapecista de 2008 la canción Jueves 7:36h en homenaje al atentado.[230]

El cantautor madrileño José Francisco Córdoba, conocido como "El Chivi", compuso la canción Trenes para el Cielo tomando como referencia la pena y la pérdida de fe después de una desgracia de tal magnitud.[231]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Sentencia número 65/2007, pp. 172 y 537 y siguientes.
  2. Pablo, José María de (2024). La cuarta trama. Verdades y mentiras en el caso del 11-M (2.ª edición). Ciudadela. pp. 235-237. 
  3. «Sentencia 503/2008». 17 de julio de 2008. Consultado el 27 de febrero de 2024. «La dependencia ideológica respecto de los postulados defendidos por Al Qaeda resulta asimismo del contenido de las reivindicaciones de la autoría de los actos terroristas y del resto del material incautado. Sin embargo no aparece relación alguna de carácter jerárquico con otros grupos o con otros dirigentes de esa organización, lo que permite establecer que la célula que operaba en Madrid, en la medida en que ha sido identificada, no dependía jerárquicamente de otra y por lo tanto puede considerarse a los efectos penales como un grupo u organización terrorista diferente e independiente ». 
  4. «Sentencia 65/2007». 31 de octubre de 2007. p. 586 y siguientes. Consultado el 27 de febrero de 2024. «IV. 1. 5. Por último, la defensa de Jamal ZOUGAM -que también defiende a Basel GHALYOUN- formuló en su escrito de defensa una amplia tesis alternativa según la cual los atentados del 11 de marzo, no el del 3 de abril, los pudo cometer E.T.A. [...] Ninguna de estas pruebas, sometidas a contradicción en el plenario, avala la tesis alternativa de la defensa ». 
  5. a b c d Sentencia número 65/2007, pp. 172 y 173.
  6. Sánchez Manzano (2014). «Actuación de los TEDAX». En J Sanchez, ed. Las Bombas del 11 M. Relato de los hechos en primera persona. Amazon. pp. 27 - 38. ISBN 978-1-493797-31-8. 
  7. Cabrera, Mercedes (2020). «2». 11 marzo 2014. El día del mayor atentado de la historia de España. Taurus. p. 45 y ss. ISBN 978-84-306-2277-1. 
  8. «Sentencia AN del 11 M, pag. 512». 
  9. a b Sánchez de Roda, Carlos (10 de marzo de 2023). «Importantes investigaciones del 11-M pendientes, a un año de su prescripción». Libertad Digital (Madrid). Consultado el 11 de marzo de 2023. 
  10. a b Sánchez de Roda, Carlos (11 de marzo de 2016). «11-M: el tren de Santa Eugenia y sus increíbles misterios». El Español (Madrid). Consultado el 13 de marzo de 2023. 
  11. Marraco, Manuel (15 de septiembre de 2009). «Manzano admite que destruyó buena parte del material recogido el 11-M». El Mundo (Madrid). Consultado el 13 de marzo de 2023. 
  12. «El Mundo, jueves 15 de marzo de 2007». 
  13. Reinares, Fernando (2024). 11-M. PUDO EVITARSE. Galaxia Gutenberg. ISBN 9788410107427. Consultado el 23 de febrero de 2024. 
  14. «Yihadismo global y amenaza terrorista: de al-Qaeda al Estado Islámico. Extensión y diversificación del yihadismo». Archivado desde el original el 28 de enero de 2021. Consultado el 8 de febrero de 2021. «Fernando Reinares (2015) ». 
  15. Ordaz, Pablo (5 de marzo de 2007). «Tanta conspiración empieza a irritar al juez». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  16. «Referencias a España en la propaganda yihadista». «“dejemos que los injustos sepan que nos reservamos el derecho de responder en el momento y lugar adecuados contra todos los países implicados [en la guerra de Irak], especialmente el Reino Unido, España, Australia, Polonia, Japón e Italia” ». 
  17. «elmundo.es - Bin Laden amenaza a España en un nuevo mensaje atribuido al líder de la red terrorista Al Qaeda». www.elmundo.es. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  18. a b Cabrera, Mercedes (2020). 11 marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España. Taurus. p. 104 y 105. ISBN 978-84-306-2277-1. «Unas semanas más tardes [9 octubre de 2003], el CNI emitió un informe en el que se hacía eco de un comunicado de Bin Laden contra los "cruzados" que participaron en la guerra de Irak, señalando directamente a España. El CNI alertaba de la visibilidad creciente de nuestro país en los medios de comunicación árabes, que se relacionaban con el apoyo de España a la invasión de Irak en los debates del Consejo de Seguridad de la ONU.... » 
  19. «Referencias a España en la propaganda yihadista». «Año 2003: “Por ello decimos que, para forzar al Gobierno español a la retirada de Irak, la resistencia debe propinar golpes dolorosos a sus tropas, y que eso se vea acompañado de un seguimiento informativo que aclare la verdad de la situación dentro de Irak. Debe aprovecharse al máximo la proximidad de la fecha de las elecciones generales en España en el tercer mes del año próximo”. Creemos que el Gobierno español no soportará más de dos o tres golpes, como máximo, antes de verse obligado a retirarse por la presión popular. Si sus tropas permanecen tras estos golpes, la victoria del Partido Socialista estará prácticamente garantizada, y la retirada de las tropas españolas estará en la lista de su proyecto electoral. » 
  20. Cabrera, Mercedes (2020). 11 marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España. Taurus. p. 159. ISBN 9788430622771. 
  21. «PDF. - Comisión de investigación - CONGRESO DE LOS DIPUTADOS www.congreso.es › public_oficiales › CONG PDF Elaboración del dictamen con las conclusiones de la Comisión. (Número de expe- ... ticos atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid se saldan con uno de ... Núm. 242 - BOLETÍN OFICIAL DE LAS CORTES GENERALES». 
  22. «OPERACIONES POLICIALES CONTRA EL TERRORISMO YIHADISTA EN ESPAÑA». 
  23. «OPERACIONES POLICIALES. Cronología de las detenciones de integristas islámicos en España». 
  24. a b Díaz Herrera, José (2009). Pedro J. Ramírez al desnudo. Akal. p. 560 y 561. ISBN 9788496797338. 
  25. «El fiscal solicita 62.512 años de cárcel para el jefe de la célula española de Al Qaeda Acusa a Abu Dahdah y otros dos islamistas como cooperadores necesarios en el 11-S». «También en ese piso, de la Ronda de Cooperativas número 4, 5.º A, de Madrid, según el escrito del fiscal, fue encontrado "un teléfono móvil de la marca Trium, con dos orificios efectuados en la parte superior del mismo, parecido a los utilizados en el ataque de la red Al Qaeda, realizado en Bali (Indonesia) y que, al parecer, coincidiría también con el mismo sistema que ha sido usado en los ataques terroristas de Madrid, cometidos el 11 de marzo de 2004 y, en particular, con el terminal de telefonía móvil recuperado en la mochila que fue desactivada por los Tedax tras dichos atentados, después de que quedasen en uno de los trenes sin estallar". » 
  26. «La Policía detiene en Barcelona a dos presuntos miembros de la red terrorista de Bin Laden». «Najib Chaib Mohamed y Atmane Resall eran buscados por su pertenencia a banda armada, concretamente por ser presuntos miembros de la red terrorista internacional Al Qaida (La Base), integrados en su infraestructura montada en España y desarticulada a raíz de la «Operación Dátil». Así, antes de esta actuación policial, los reclamados vivían en Madrid en el piso de Luis José Galán González, alias «Yusuf Galán», donde se localizaron armas, munición, machetes, cuchillos y documentos falsos. «Yusuf Galán» realizó un curso de entrenamiento terrorista-militar en Indonesia en julio del año 2001. » 
  27. «Detenido por segunda vez en Banyoles un presunto terrorista islámico (La Vanguardia 03/11/2003)». «La Policía Nacional ha detenido en Banyoles a un presunto integrante de la organización terrorista argelina Grupo de Protectores de la Corriente Salafista (D.H.D.S) que quedó en libertad tras haber sido arrestado el pasado mes de enero por el mismo motivo durante la "Operación Lago". » 
  28. «Condenados a 13 años cinco miembros del 'comando Dixan'». «La Audiencia Nacional ha condenado a 13 años de prisión por integración en banda terrorista y falsificación de documentos a cinco de los islamistas detenidos en Cataluña el 25 de enero de 2003 por su presunta relación con Al Qaeda y conocido como el comando Dixan. » 
  29. «El juez deja en libertad a 7 de los 8 detenidos en relación con Al Qaeda Los capturados en Francia serán interrogados (El País 21/03/2003)». «Explicó que la mochila con cables y teléfonos móviles modificados se la había facilitado un amigo que tiene un puesto de telefonía en el Rastro de Barcelona y que los vídeos sobre acciones militares que se le incautaron eran para estar informado. El juez decidió mantenerle en prisión mientras concluyen las investigaciones policiales y le acusa de tener útiles para la falsificación de documentos que serían destinados al terrorismo islámico en Francia y España. » 
  30. «El juez deja en libertad a 7 de los 8 detenidos en relación con Al Qaeda Los capturados en Francia serán interrogados». «21 MAR 2003: Explicó que la mochila con cables y teléfonos móviles modificados se la había facilitado un amigo que tiene un puesto de telefonía en el Rastro de Barcelona y que los vídeos sobre acciones militares que se le incautaron eran para estar informado. El juez decidió mantenerle en prisión mientras concluyen las investigaciones policiales y le acusa de tener útiles para la falsificación de documentos que serían destinados al terrorismo islámico en Francia y España. » 
  31. Fernando Reinares y Antonio Elorza (2004). El nuevo terrorismo islamista. Del 11-S al 11-M. Temas de hoy. p. 41. ISBN 9788484603733. «Más aún, existía el convencimiento de que las redadas efectuadas en septiembre y noviembre de 2001, así como otras realizadas en la primavera del 2002 y a inicios del 2003, habían neutralizado los riesgos y disuadido ulteriores tentativas encaminadas a reconstruir las tramas de ese terrorismo, inhabilitando a Al Qaeda o cualquiera de sus grupos afines para cometer atentados en territorio español. » 
  32. a b Cabrera, Mercedes (2020). 11 marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España. Taurus. p. 55. ISBN 9788430622771. 
  33. Reinares, Fernando (2014). ¡Matadlos!. Quién estuvo detrás del 11_M y por qué se atentó en España. Galaxia Gutenberg. p. 56. ISBN 978-8416072-00-2. ««Dicho documento del CNI atribuía a Lamari un comportamiento inquietante y mencionaba fuentes fiables de información según las cuales el argelino estaba en disposición de preparar y perpetrar actos terroristas en España, incluso con carácter inminente. El citado documento situaba a Lamari en Madrid, donde para entonces estaba ya formada la red del 11-M, a la cual se había sumado. Este era el contenido: ..... [Lamarí murió en atentado kamikace contra los GEOS, en Leganés, el 3 de abril de 2004]». » 
  34. a b Cabrera, Mercedes (2020). 11 marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España. Taurus. p. 121. ISBN 9788430622771. 
  35. Rodríguez, Jorge A. (29 de octubre de 2007). «Bombas que se montan en tres horas con un curso». El País. Consultado el 15 de marzo de 2013. 
  36. Auto de procesamiento, 2006, pp. 1 y 2.
  37. Sánchez Manzano (2013). Las Bombas del 11 M. Relato de los hechos en primera persona. J. J. Sánchez. p. 30 y 361 (Doc nº 5). ISBN 9781493797318. «Se trataba de una mochila que contenía un teléfono con cables y una sustancia blanquecina con textura de plastilina que, aparentemente, podía ser explosivo ». 
  38. M. Yagüe, Antonio (12 de marzo de 2004). «Hospitales atestados y a media asta». El Periódico Mediterráneo. 
  39. del Pino, Luis (30 de marzo de 2008). «Archivan las investigaciones sobre el intento de atentado contra el AVE». Libertad Digital. Archivado desde el original el 22 de abril de 2008. 
  40. Laas bombas DEL 11 M. Relato de los hechos en primera persona.. Madrid: J. J. Sánchez. Acceso gratuito en Dialnet. 2013. p. 44. ISBN 978-1-493797-31-8. «Comprobamos que se trataba de material similar al que provocó la masacre del 11-M. Durante la tarde, investigamos la procedencia del detonador del artefacto. Y esa misma noche conseguimos resultados positivos: detonadores con las mismas características habían sido servidos a Mina Conchita ». 
  41. de Pablo, José María (2009). «18». La cuarta trama. ciudadela. p. 336. ISBN 8415436734. 
  42. «elmundo.es - Cuatro terroristas islámicos se inmolan en un piso de Leganés y matan a un agente de policía». www.elmundo.es. Consultado el 21 de febrero de 2024. 
  43. Azpiroz, Ana Terradillos (10 de marzo de 2017). «"Nos estaban pegando tiros y nosotros aplaudíamos porque habíamos encontrado el piso de los terroristas"». cadena SER. Consultado el 21 de febrero de 2024. 
  44. «elmundo.es - Operación policial en Leganés relacionado con el atentado del 11-M». www.elmundo.es. Consultado el 21 de febrero de 2024. 
  45. https://www.peonesnegros.info/fondodocumental/2%20Juicio%2011-M%20de%202007/5%20Sumario/Tomos_PDF_021_060/00_Cuerpo_principal_PDF_021_060_042.pdf
  46. a b Barroso, F. Javier; Rodríguez, Jorge A. (4 de abril de 2004). «Un policía y tres terroristas muertos al inmolarse un sospechoso del 11-M». El País. Consultado el 18 de agosto de 2017. 
  47. «La lista de las víctimas del 11-M». ABC. 30 de octubre de 2007. 
  48. «La policía y los forenses rebajan a 190 el número de víctimas mortales en los atentados de Madrid». El País. 23 de marzo de 2004. Consultado el 11 de marzo de 2014. 
  49. D. Sotero, Paloma (24 de marzo de 2004). «Rebajan a 190 el número oficial de muertos en los atentados». El Mundo. Consultado el 11 de marzo de 2014. 
  50. «Las campanas suenan en Madrid en un emotivo recuerdo a las víctimas del 11M trece años después». RTVE. 11 de marzo de 2017. 
  51. Cedeira, Brais (11 de marzo de 2017). «La víctima que entró en coma el 11M hasta morir 10 años después». El Español. 
  52. «elmundo.es - Duran pide a los partidos que no caigan en la tentación de instrumentalizar los atentados». www.elmundo.es. Consultado el 1 de junio de 2023. 
  53. SER, Cadena (11 de marzo de 2004). «Zapatero: "Pido a los ciudadanos como reacción a ETA una masiva participación en las urnas"». Cadena SER. Consultado el 31 de mayo de 2023. 
  54. Cué, Carlos E. (12 de marzo de 2004). «Llamazares cree que la división de los demócratas sería "imperdonable" y rechaza el uso político de atentados». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 1 de junio de 2023. 
  55. «Ibarretxe califica de "monstruosidad" la matanza y augura que ETA escribe su final con acciones "terribles"». La Vanguardia. 11 de marzo de 2004. Consultado el 1 de junio de 2023. 
  56. «JOSÉ MANUEL GARCÍA MARGALLO Margallo: “Casado no ganó las primarias. Habríamos votado a cualquiera que no fuera Soraya”». «“Cuando al rato entraron Pedro Arriola y Paco Villar, les pregunté: ‘Pero, ¿sabemos quién ha sido?’. “Todavía no” —me respondieron—. Si ha sido ETA nos salimos del mapa, pero si han sido los yihadistas, nos vamos a casa”. "Preocupante diagnóstico, y certero”.» ». 
  57. a b «Anabel Díez: "El PSOE contrasta en un vídeo el bulo del PP con la sentencia del 11-M" (8 de noviembre de 2007)». «El vídeo incorpora las impresiones del sociólogo Pedro Arriola, asesor de Aznar, horas después del atentado, recogidas en el libro del periodista de El Mundo Casimiro García Abadillo. "Si ha sido ETA, barremos; si han sido los islamistas, gana el PSOE", opinó el experto. » 
  58. a b 11-M LA VENGANZA. Esfera de los libros. p. 70. «Casimiro Garcia Abadillo, hablando del encuentro en Génova, a las 22.00 horas del mismo día 11, entre Zaplana y Arriola, escribe la contestación de éste último: “Pues mira: yo creo que si se confirma la autoría de ETA, el PP va a barrer, pero si al final los atentados los han cometido los terroristas islámicos, entonces gana el PSOE”. » 
  59. Guenaga Bidaurrazaga, Aitor (12 de marzo de 2004). «Otegi asegura que ETA no está detrás de "esta masacre"». El País. 
  60. a b c Granda, Elsa (28 de julio de 2004). «La verdad de Acebes, paso a paso». El País (Madrid). Consultado el 22 de febrero de 2010. 
  61. «Declaración íntegra de Aznar». El Mundo. 11 de marzo de 2004. 
  62. «Texto íntegro de la declaración de José Luis Rodríguez Zapatero». El Mundo. 11 de marzo de 2004. 
  63. Martínez, Isabel Cristina (11 de marzo de 2004). «Ibarretxe reclama que nadie haga un uso "partidista y electoral" de la matanza». El País (Vitoria/Bilbao). Consultado el 13 de marzo de 2023. 
  64. «Bin Laden amenaza a España en un nuevo mensaje atribuido al líder de la red terrorista Al Qaeda». 
  65. Reinares, Fernando (2014). ¡Matadlos!. Quién estuvo detrás del 11_M y por qué se atentó en España. Galaxia Gutenberg. p. 56. ISBN 978-8416072-00-2. ««Dicho documento del CNI atribuía a Lamari un comportamiento inquietante y mencionaba fuentes fiables de información según las cuales el argelino estaba en disposición de preparar y perpetrar actos terroristas en España, incluso con carácter inminente. El citado documento situaba a Lamari en Madrid, donde para entonces estaba ya formada la red del 11-M, a la cual se había sumado. Este era el contenido:... [Lamarí murió en atentado kamikaze contra los GEOS, en Leganés, el 3 de abril de 2004]». » 
  66. «El embajador español en la ONU se disculpa por impulsar una resolución contra ETA el 11-M. 'ACTUAMOS DE BUENA FE PERO CON PRISAS', HA DICHO». 
  67. telegrama del 11 marzo de 2004 a Embajadores (13 de marzo de 2004). «Palacio instruye a todos los embajadores que confirmen responsabilidad de ETA». El País. p. Elpais.es. Consultado el 19 de diciembre de 2019. 
  68. «Copia TELEGRAMA a Embajadas». «En el documento nº 5, copia del original ». 
  69. Las Bombas del 11 M. Relato de los hechos en primera persona. Dialnet. DESCARGA GRATUITA. p. 30 y Nota oficial en pag 361 ss. ISBN 978-1-493797-31-8. «A 15 metros de una de las explosiones, un policía local había encontrado el primer artefacto. Se trataba de una mochila que contenía un teléfono con cables y una sustancia blanquecina con textura de plastilina que, aparentemente, podía ser explosivo. DOC nº 5: (Nota sobre la desactivacion artefacto de Vallecas, elaborada en la madrugada del dia 12). Elementos similares a los observados por los TEDAX que participaron en desactivación de los artefactos en Atocha y El Pozo con los pertenecientes a este [desactivado en Vallecas]: (...) - Sustancia tipo plastelina color blanco marfil. » 
  70. Sentencia número 65/2007, p. 175 y 176. Audiencia Nacional. 31 de octubre de 2007. Consultado el 18 de diciembre de 2019. «III. 1.2. Atocha. (Hecho probado 1.2) “…Así pudo ver que había una masa blanquecina o marfil con textura de plastilina dentro de una bolsa de basura azul semitransparente por lo que, …” III. 1.3. El Pozo (hecho probado 1.3) “…Al meter la mano todo lo que pudo por la boca de la mochila vio una masa de color blanquecino dentro de una bolsa azul traslúcida y encima de la misma un teléfono móvil bocabajo y unos cables de detonador….” ». 
  71. Manzano, Juan Jesús Sánchez (2015). Las bombas del 11-M: relato de los hechos en primera persona. ISBN 978-1-4937-9731-8. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  72. Cabrera, Mercedes (2020). 11 Marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España. Taurus. p. 43. ISBN 978-84-306-2277-1. «Ni siquiera están "dobladas" las placas de matrícula de la furgoneta, algo habitual en los vehículos robados por ETA... » 
  73. a b Audiencia Nacional (ed.). Sentencia 65/2007. Hechos probados, p. 179. «2.3. En el transcurso de la inspección, dichos funcionarios encontraron, debajo del asiento delantero derecho, una bolsa de basura de color azul semitransparente con siete detonadores industriales eléctricos y un extremo de un cartucho de dinamita plástica de color blanco marfil con papel parafinado. » 
  74. Díaz Herrera, José (2009). Pedro J Ramírez al desnudo. Akal. p. 556. ISBN 9788496797338. «Cuando se efectuó el registro en el coche [furgoneta Kangoo], en presencia del comisario general de Información, Jesús de la Morena, halló pequeños restos de Goma 2 ECO. Y bajo uno de sus asientos delanteros, varios detonadores con sus números de serie correspondientes. » 
  75. «'¿Quién os protegerá de nosotros?'». El Mundo. 12 de marzo de 2004. 
  76. «Al Qaeda asume la autoría del atentado de Madrid por 'un ajuste de viejas cuentas' con España». El Mundo. 12 de marzo de 2004. 
  77. a b c d «Wayback Machine». web.archive.org. Archivado desde el original el 23 de julio de 2011. Consultado el 14 de marzo de 2023. 
  78. 11M : El bulo del suicida, consultado el 14 de marzo de 2023 .
  79. «El día de la infamia, en la prensa». Consultado el 8 de febrero de 2021. 
  80. «ETA niega responsabilidad en atentados». El Universo. EFE. 12 de marzo de 2004. 
  81. «Acebes apunta a ETA; los terroristas niegan su participación». El Mundo. 13 de marzo de 2004. 
  82. Sánchez Manzano (2014). Las bombas del 11 M. Relato de los hechos en primera persona. Pag. 39 y Nota oficial, pag. 361.. Madrid: J. J. Sánchez. Acceso gratuito en Dialnet. ISBN 978-1-493797-31-8. 
  83. «Mariano Rajoy: "Tengo la convicción moral de que fue ETA"». El Mundo. 13 de marzo de 2004. 
  84. Schwartz, M.; Castro, R. (21 de julio de 2004). «Un mando policial culpa a Acebes de ocultar la pista islamista el 13-M». La Voz de Asturias. Archivado desde el original el 14 de enero de 2009. 
  85. a b R. Aizpeolea, Luis (14 de marzo de 2004). «Toda la oposición acusa al Gobierno de manipular y ocultar información». El País. 
  86. «Al Qaeda reivindica los atentados en un vídeo hallado en Madrid». El Mundo. 14 de marzo de 2004. Consultado el 18 de agosto de 2017. 
  87. a b «Miles de personas exigen en las calles españolas que se les diga la verdad antes de votar». El País. 14 de marzo de 2004. 
  88. «Evidentes irregularidades del 11-M no investigadas». El Español. 11 de marzo de 2021. Consultado el 2 de junio de 2023. 
  89. Iustel, todo el Derecho en Internet. «Penúltima traba a la investigación del 11-M; por José María de Pablo Hermida, Abogado de la Asociación de víctimas del 11-M». www.iustel.com. Consultado el 2 de junio de 2023. 
  90. https://www.facebook.com/lavozdegalicia (14 de septiembre de 2009). «Una jueza de Madrid investiga irregularidades en las pruebas utilizadas en el juicio del 11-M». La Voz de Galicia. Consultado el 2 de junio de 2023. 
  91. EFE (6 de julio de 2006). «Suspendido un secretario judicial por perder pruebas del 11-M». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 2 de junio de 2023. 
  92. Roda, Carlos Sánchez de (11 de marzo de 2020). «Carlos Sánchez de Roda». Revista de Prensa. Consultado el 2 de junio de 2023. 
  93. «11M, el mayor atentado terrorista de la historia de España». «Cerca de las 13 horas del mismo 11 de marzo, el entonces ministro de Interior, Ángel Acebes, declaró públicamente: “ETA buscaba una masacre y ha conseguido su objetivo. El Gobierno no tiene ninguna duda de que ETA está detrás [...] Es absolutamente intolerable cualquier tipo de intoxicación que vaya dirigida a desviar el objetivo y los responsables de esta tragedia”. Comenzaba así una cascada de afirmaciones por parte de los máximos responsables del Ejecutivo —que más tarde se demostrarían falsas— sobre la autoría de los atentados. A pesar de que la investigación policial enseguida descartó la participación de ETA porque la metodología no encajaba, las informaciones de que el grupo terrorista vasco era el autor corrieron como la pólvora. » 
  94. «El químico del 11-M presenta su libro 'Titadyn': 'Hemos abierto una brecha'». 
  95. a b backend (4 de diciembre de 2019). «TITADYN». Ayuda 11-M. Consultado el 14 de marzo de 2023. 
  96. a b «Líderes internacionales condenan los atentados de Madrid». El Mundo. 11 de marzo de 2004. 
  97. Cañas, Gabriela (12 de marzo de 2004). «Europa declara el 11-M Día de las Víctimas del Terrorismo». El País. 
  98. «Palace plays Spanish anthem». BBC (en inglés). 14 de marzo de 2004. 
  99. «Homenaje internacional a las víctimas del 11-M». 20 Minutos. 11 de marzo de 2005. 
  100. Egurbide, Peru (12 de marzo de 2005). «España y el mundo recuerdan a los ausentes». El País. 
  101. «Los españoles salen a la calle sin esperar a la manifestación de mañana a las 19.00». El Mundo. 11 de marzo de 2004. 
  102. «11 millones de españoles se echan a la calle». El País. 13 de marzo de 2004. 
  103. Labari, N.; Bécares, R.; Figueras, A.; Antón, A. (13 de marzo de 2004). «Millones de personas se manifiestan contra el terrorismo». El Mundo. 
  104. Ordaz, Pablo (13 de marzo de 2004). «"¿Quién ha sido?"». El País. 
  105. «L'Espagne se lève contre le terrorisme». Radio Canada (en francés). 13 de marzo de 2004. Archivado desde el original el 23 de septiembre de 2006. Consultado el 24 de agosto de 2019. 
  106. «Cataluña se vuelca». El País. 13 de marzo de 2004. 
  107. «España entierra a sus muertos». BBC Mundo. 13 de marzo de 2004. 
  108. Tremlett, Giles (13 de marzo de 2004). «Eta still main suspect despite denials». The Guardian (en inglés). 
  109. «11M, el mayor atentado terrorista de la historia de España». «El 13 de marzo, el candidato a la presidencia del PP, Mariano Rajoy, rompió el día de reflexión previo a las elecciones y le concedió a El Mundo una entrevista en la que afirmó que tenía “la convicción moral” de que ETA estaba detrás del 11M. » 
  110. «Ángel, la otra víctima del 11-M y de la campaña de mentiras de Aznar». Público. 10 de marzo de 2014. 
  111. Sola, Ramón (14 de marzo de 2004). «Un policía mata a tiros a un abertzale de Iruñea». Gara. Archivado desde el original el 27 de marzo de 2014. 
  112. Valerio, María; Bécares, Roberto; Fernández, Helena (15 de marzo de 2004). «Miles de personas protestan en toda España contra el PP». El País. 
  113. Marín, Bernardo (13 de marzo de 2004). «Miles de personas se concentran frente a las sedes del PP en toda España». El País. 
  114. «Mariano Rajoy pide el cese de las 'manifestaciones ilegales' antes las sedes del Partido Popular». El Mundo. 14 de marzo de 2004. 
  115. Cabrera, Mercedes, Mercedes (noviembre de 2020). 11 marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España (primera edición). Madrid: Taurus. p. 78. ISBN 978-84-306-2277-1. 
  116. «El presidente del Gobierno vota entre aplausos y críticas». El Mundo. 14 de marzo de 2004. 
  117. «Comienza a funcionar la Oficina de atención a las víctimas del 11-M». El País. 30 de marzo de 2004. 
  118. «La indemnización a las víctimas del 11-M alcanza los 314,3 millones de euros». El Mundo. 10 de marzo de 2011. 
  119. «Asociación de Manjón apunta a Aznar: Nos llevó a la guerra y recibimos el 11M». 
  120. «Revista 11MAGINA». 
  121. Sánchez Manzano (2013). Las Bombas del 11 M. Relato de los hechos en primera persona.. Madrid: J. J. Sánchez. p. 23. ISBN 978-1-493797-31-8. «"El lema United We Stand.... En España, sin embargo, coexistieron dos juicios: el instruido por los tribunales y el paralelo desarrollado por algunos medios. Así lo dijo el 11 de junio de 2007 el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, en sus conclusiones definitivas al final del juicio sobre el 11-M. » 
  122. «"Por qué el 11-M dividió a los españoles" (11 de marzo de 2015)». «No ha sido inusual que desde este sector social se critique al entonces Ejecutivo del Partido Popular por haber insistido en asociar a ETA con el 11-M, incluso cuando la evidencia apuntaba en otra dirección, para mantener así sus expectativas electorales ante los comicios generales que se celebraron sólo tres días después de los atentados. » 
  123. «Real Instituto Elcano». web.archive.org. 2 de octubre de 2006. Archivado desde el original el 2 de octubre de 2006. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  124. Lorente, G. López Alba/ J. L. «PSOE y PP tensan la cuerda en vísperas del Pacto Antiterrorista, aunque nadie quiere hablar de ruptura del acuerdo». ABC. Consultado el 11 de marzo de 2019. 
  125. «Zapatero concede su primera entrevista a Jiménez Losantos como prueba de la "renovación democrática"». Libertad Digital. 11 de mayo de 2004. Consultado el 11 de marzo de 2019. 
  126. «El abrupto final de Aznar». El País. 22 de marzo de 2004. ISSN 1134-6582. Consultado el 11 de marzo de 2019. 
  127. «JOSÉ MANUEL GARCÍA MARGALLO Margallo: “Casado no ganó las primarias. Habríamos votado a cualquiera que no fuera Soraya”». «El 11-M. “Si ha sido ETA, nos salimos del mapa”. “Cuando al rato entraron Pedro Arriola y Paco Villar, les pregunté: ‘Pero, ¿sabemos quién ha sido?’. “Todavía no” —me respondieron—. Si ha sido ETA nos salimos del mapa, pero si han sido los yihadistas, nos vamos a casa”. "Preocupante diagnóstico, y certero”. » 
  128. a b Cabrera, Mercedes (2020). «¿UN VUELCO ELECTORAL?». 11 marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España. Taurus. p. 63 y ss. ISBN 978-84-306-2277-1. 
  129. Yoldi, José; A. Rodríguez, Jorge (29 de septiembre de 2006). «La autoría intelectual del 11-M corresponde a "líderes de la insurgencia iraquí y de Al Qaeda"». El País. 
  130. «Libertad Digital - Encuestas y sondeos - Especial Elecciones 2004». www.libertaddigital.com. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  131. a b «"Guerra, terrorismo y elecciones: incidencia electoral de los atentados islamistas en Madrid". Narciso Michavila. Documento de Trabajo (DT) 13/2005. 10/3/2005. Real Instituto el Cano de Estudios Internacionales y Estratégicos.». Archivado desde el original el 16 de mayo de 2006. Consultado el 25 de diciembre de 2007. 
  132. "Miedo o engaño: el encuadramiento de los atentados terroristas del 11-M en Madrid y la rendición de cuentas electoral". José A. Olmeda. Documento de Trabajo DT Nº 24/2005 (Traducción del inglés). 5/5/2005. Real Instituto el Cano de Estudios Internacionales y Estratégicos.
  133. Sánchez Manzano (2014). Las Bombas del 11 M. Relato de los hechos en primera persona. Madrid: J. J. Sánchez. Acceso gratuito en Dialnet. p. 51 y ss. ISBN 978-1-493797-31-8. 
  134. Yoldi, José (28 de enero de 2008). «Marruecos procede contra el 'yihadista' Hriz por el 11-M». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  135. a b c «El Mundo en Orbyt - Suscripción digital online.». documenta.elmundo.orbyt.es. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  136. «Uno de los autores de la masacre de Atocha murió como kamikaze en Irak». web.archive.org. 19 de enero de 2012. Archivado desde el original el 19 de enero de 2012. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  137. Rodríguez, Jorge A. (20 de octubre de 2007). «El último terrorista huido del 11-M murió en combate en Bagdad». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  138. Rodríguez, Jorge A. (12 de febrero de 2006). «La policía halla en los escenarios del 11-M el ADN de cinco terroristas sin identificar». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  139. Juicio 11M - Vista Oral Sumario 20/04 - Sesión 19/03 - 3/7, consultado el 31 de mayo de 2023 .
  140. Juicio 11M - Vista Oral Sumario 20/04 - Sesión 19/03 - 4/7, consultado el 31 de mayo de 2023 .
  141. Cabrera, Mercedes (2020). 11 marzo 2004. el día del mayor atentado de la historia de España. Taurus. p. 47. ISBN 978-84-306-2277-1. «Se avisó a los TEDAX, que inmediatmente..... y, con enormes precauciones trasladaron la mochila al vecino parque Azorín, donde procedieron a desactivarla. Esta vez se consiguió, después de unas cuantas largas horas. » 
  142. Sánchez Manzano (2014). Las Bombas del 11 M. Relato de los hechos en primera persona. Madrid: J. J. Sánchez. - Acceso gratuito Dialnet. p. 37 y ss. ISBN 978-1-493797-31-8. 
  143. Cabrera, Mercedes (2020). 11 marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España. Taurus. p. 85. ISBN 978-84-306-2277-1. «El 18 de marzo saltó la primicia, la detención del exminero asturiano José Emilio Suárez Trashorras. Gracias a la rápida investigación de los TEDAX, se había sabido que la única empresa a la que se le habían servido el tipo de los detonadores encontrados en la mochila de Vallecas era Caolines de Merillés, cerca de Tineo, en Asturias. » 
  144. Sanchez Manzano (2013). Las Bombas del 11 M. Relato de los hechos en primera persona. Madrid: J. J. Sánchez. Acceso gratuito Dialnet. p. 87. ISBN 978-1-493797-31-8. «El lunes 15, después de comprobar algunos datos y repetir determinadas operaciones, elaboré una nota informativa con el siguiente contenido: “Por gestiones realizadas personalmente por el comisario jefe de esta Unidad, en torno a los detonadores utilizados en los atentados del día 11 de marzo, en la línea de cercanías Guadalajara-Madrid, se ha podido determinar, con un alto porcentaje de acierto, que las mismas proceden de las canteras Caolines de Merillés, a 20 kilómetros de Tineo Asturias. Los mismos pertenecen a la última remesa de febrero del presente año, servidos a través del distribuidor empresa Canela Seguridad, con sede en Cangas de Narcea. Esta cantera consume unas dos toneladas de Goma 2 ECO al mes, de la envasada en cartuchos del calibre 26, el mismo calibre que el resto recogido en el coche Renault Kangoo 0576BRX, encontrada en Alcalá de Henares”. » 
  145. Sánchez Manzano (2013). Las Bombas del 11 M. Relato de los hechos en primera persona. Madrid: J. J. Sánchez. Acceso gratuito Dialnet. p. 44. ISBN 978-1-493797-31-8. 
  146. Sánchez Manzano (2013). Las Bombas del 11-M. Relato de los hechos en primera persona. Madrid: J. J. Sánchez. p. 45. ISBN 978-1-493797-31-8. 
  147. Auto de procesamiento, 2006, pp. 544 y 545.
  148. a b REMACHA, Belén. ««No me voy a poner a hacer poesía con el 11M». Eldiario.es». Consultado el 2016. 
  149. «Entregan seis meses a Marruecos a El Haski, condenado por el 11-M». Libertad Digital. 23 de septiembre de 2008. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  150. Folio 736 y concordantes de la sentencia del TS
  151. «Portada». Libertad Digital. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  152. «Marruecos juzgará a Abdelilah Hriz como autor material del 11-M - Nacional - www.elperiodicomediterraneo.com». web.archive.org. 21 de enero de 2009. Archivado desde el original el 21 de enero de 2009. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  153. Basándose en una diligencia de Informe sobre dos documentos de Globac Islamic Media recogida en los folios 532 y ss. del auto de procesamiento, especialmente en el folio 541.
  154. Folio 1.359 del auto de procesamiento, haciéndose referencia a un Informe de 15 de febrero de 2006 de la Comisaría General de Información.
  155. Folio 1454 y ss. del auto de procesamiento.
  156. Sentencia número 65/2007, p. 718.
  157. Editorial. «La trama asturiana que no existió». La Nueva España. Archivado desde el original el 22 de enero de 2009. Consultado el 3 de octubre de 2008. 
  158. Folio 950 y concordantes de la sentencia del TS.
  159. Yoldi, José (29 de mayo de 2007). «El juez mantiene en el reformatorio al menor ya condenado». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  160. «Quién fue el autor intelectual del 11M en Madrid y otras claves que plantea el documental de Netflix sobre el mayor ataque yihadista en Europa». BBC News Mundo. Consultado el 15 de marzo de 2023. 
  161. Ballesteros, Roberto R. (11 de marzo de 2021). «"Sin saber el autor intelectual ni financiero del 11-M, nunca cerraremos el duelo"». elconfidencial.com. Consultado el 15 de marzo de 2023. 
  162. 20minutos (31 de octubre de 2007). «¿Por qué la sentencia no determina ningún autor intelectual de los atentados?». www.20minutos.es - Últimas Noticias. Consultado el 15 de marzo de 2023. 
  163. «10 años del 11-M: ElComercio.es». canales.elcomercio.es. Consultado el 15 de marzo de 2023. 
  164. «La tesis de la conspiración sobre el 11-M fue ignorante, interesada y maligna». 
  165. Reinares Fernando (2014). ¡Matadlos!. Quién estuvo detrás del 11-M y por qué se atentó en España. Galaxia Gutenberg. p. 76 y ss. ISBN 9788416072002. «Haski vivió en Damásco, estuvo en Afganistán y pasó un tiempo en Lanzarote, en 2002, antes de asentarse en Bélgica. Al archipiélago canario acudiría para refugiarse tras el 11-M y el desmantelamiento, en las semanas siguientes, de las células del GICM en Bélgica y en Francia.... Gracias a las declaraciones de miembros de esta organización detenidos en Francia en abril del mismo año, se sabe que Haski estaba al corriente de los planes de atentar en Madrid, que se ocultó en los días anteriores y posteriores al 11 de marzo.... "Me dijo que conocía a Jamal Zougam"... Cuando la policía belga detuvo a Belhadj... Que la fecha del 11 del 11 de marzo quedase plasmada por escrito en Bruselas desde el 19 de octubre de 2003 tiene un indudable interés. Es la primera vez, aunque como se verá en el siguiente capítulo no la única, en que el día elegido para la matanza en los trenes de cercanías aparece en documentación relacionada con algún importante miembro de la red del 11-M, en este caso con el nodo componente del GICM en dicho entramado. » 
  166. Reinares, Fernando (2014). ¡Matadlos!. Quién estuvo detrás del 11-M y por qué se atentó en España.. Galaxia Gutenberg. p. 93. ISBN 9788416072002. «Mohamed el Egipcio, estaba explicando a un acólito....: "No te oculto que el hilo de la operación de Madrid fue mio, ¿entienes? Los trenes... Todos fueron mi grupo. Yono estuve con ellos el día de la operación, pero..." ». 
  167. «Jaime Ignacio del Burgo: "Nadie se cree que los moritos de Lavapiés fueran capaces de actuar solos"». 
  168. Reinares, Fernando. !Matadlos! Quién estuvo detrás del 11-M y por qué se atentó en España. Galaxia Gutenberg, Círculo de Lectores. p. 121. ISBN 9788416072002. «Entre los integrantes de la red del 11-M existía una marcada diversidad en lo que se refiere a sus antecedentes educativos y a sus desempeños ocupacionales. Aunque abundaban aquellos cuya escolarización no fue más allá de los estudios primarios y secundarios, a menudo incompletos, aquel entraamado terrorista no carecía de unos pocos miembros con experiencia universitaria. » 
  169. Cabrera, Mercedes (2020). 11 marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España. Taurus. p. 92. ISBN 9788430622771. «El tunecino era un estudiante aplicado. Había nacido en 1968, en una familia de clase media en Túnez y había llegado a Madrid en 1994 con una beca de la Agencia Española de Cooperación Internacional para estudiar Económicas en la Universidad Autónoma de Madrid.... » 
  170. ALBÁCAR RODRÍGUEZ, J. L (julio-septiembre 2007). Revista de Asociación Abogados del Estado, ed. «"Un juicio ejemplar"». p. 7 y ss. 
  171. Sentencia, páginas 715 y ss
  172. Sentencia, pag. 171-172.
  173. Sentencia número 65/2007, p. 578.
  174. Hassan EL Haski: quince años; Basel Ghalyoun: doce años; Fouad El Morabit Anghar: doce años; Mouhannad Almallah Dabas: doce años: Sael El Harrak: doce años; Mohamed Bouharrat: doce años; Youssef Belhadj: doce años; Mohamed Larbi Ben Sellam: doce años; Rachid Aglif: 18 años; Abdelmajid Bouchar: 18 años; Hamid Ahmidan: 21 años.
  175. Sentencia número 65/2007, pp. 586 y 587.
  176. Sentencia número 65/2007, pp. 536-545.
  177. «Sentencia AN 65/2007. Pag. 513». 
  178. «Sentencia AN 65/2007, pag. 444». 
  179. Sentencia, pág, 512.
  180. Diaz Herrera, José (2009). Pedro J. Ramírez al desnudo. Akal. p. 572 y 573. ISBN 9788496797338. «LLegados a este punto, cabría preguntarse: ¿la obsesión de Pedro J. de resucitar la teoría de la conspiración se habría desarrollado si el ganador de las elecciones hubiera sido el PP y no hubiera tenido que contentar a los dirigentes del partido de la calle Génova?. "Que los lectores El Mundo, la gente de la calle se crea el asunto, lo entiendo. Pero que el PP y sus ministros se dejaran influir por la tesis de la conspiración, cuando el atentado les ocurrió a ellos y fue su ministro del Interior el que ordenó la detención de los terroristas árabes es lo más increíble del mundo. Que esos señores, Rajoy, Zaplana, Acebes, Mayor Oreja, hayan sido inducidos a defender comportamientos irracionales es tremendo", cuenta el general Madrigal del CNI. » 
  181. Marraco, Manuel (2014). «Sentencia firme, dudas firmes». El Mundo. 
  182. Recogido en el Fundamento Jurídico nº 9, folio 581 y ss. de la sentencia del TS.
  183. Sentencia número 503/2008, pp. 955 y 956.
  184. Sánchez de Roda, Carlos (12 de septiembre de 2022). «El 11-S del 11-M». El Español (Madrid). Consultado el 13 de marzo de 2023. 
  185. Del Pino, Luis (28 de febrero de 2012). «Hallado uno de los focos de explosión del 11-M». Libertad Digital (Madrid). Consultado el 11 de marzo de 2023. 
  186. https://www.libertaddigital.com/fotos/tren-santaeugenia-1003630/
  187. «La Fiscalía de Madrid entierra el bulo del 11-M que Torres-Dulce ordenó indagar». El País. 7 de julio de 2010. 
  188. «Dictamen de la Comisión Parlamentaria sobre el 11 M». 
  189. «PRESENTA AL GOBIERNO 215 PREGUNTAS "El PP considera que persisten 'incógnitas' sobre el 11-M y denuncia la existencia de 'pruebas falsas'" (19 de abril de 2006)». 
  190. «"El PP, más de tres años negando la evidencia. La derecha convirtió la teoría de la conspiración en uno de los ejes de su discurso político" (31 octubre 2007)». «ETA y su relación con las explosiones de los trenes se convirtieron en los mimbres sobre los que Mariano Rajoy armó durante años la oposición conservadora. Más de 500 preguntas parlamentarias han servido para mantener en el Congreso viva la teoría conspirativa. » 
  191. «El PP alimentó la teoría de la conspiración del 11M con cientos de preguntas parlamentarias (9 de marzo de 2014)». 
  192. dice, Victorio Fuentes Pulido (2 de junio de 2012). «la Cuarta Trama». el blog de José María de Pablo. Consultado el 14 de marzo de 2023. 
  193. PERITOS EXPLOSIVOS 11M, consultado el 14 de marzo de 2023 .
  194. «11M, el mayor atentado terrorista de la historia de España». 
  195. Reinares, Fernando (2014). ¡Matadlos! Quién estuvo detrás del 11-M y por qué se atentó en España. Glaxia Gutenberg. ISBN 9788416072002. 
  196. Cabrera, Mercedes (2020). 11 marzo 2004. El día del mayor atentado de la historia de España. Taurus. ISBN 9788430622771. 
  197. Fernando Reinares y Antonio Elorza (2004). El nuevo terrorismo islamista. Del 11-S al 11-M. Temas de Hoy. ISBN 9788484603733. 
  198. «El Gobierno de Aznar me pidió que asumiera su mentira sobre el 11-M». 
  199. «El honor perdido de José María Aznar». 
  200. «11M: Terror in Madrid | Sitio oficial de Netflix». www.netflix.com. Consultado el 30 de enero de 2024. 
  201. Fernández Santos, Elsa: «Microrrelatos, autoficción y otras fronteras. Especialistas definen los nuevos caminos de la narrativa española.» 7 de junio de 2009. El País.
  202. a b c d Manrique Saboal, Winston: «Peregrinación literaria al día del horror.» 11 de marzo de 2014. El País.
  203. Echevarría, Ignacio. «Volviendo a la estación de Atocha Elcultural.com». Consultado el 2013. 
  204. «Blanca Riestra recrea la atmósfera previa al 11-M en 'Madrid blues'». Diario Sur. 7 de junio de 2008. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  205. «Ángeles humanos · ELPAÍS.com». Consultado el 2009. 
  206. ««Me interesaba escribir sobre lo que el terror tiene de humillación». ELPAÍS.com». Consultado el 2009. 
  207. SATORRAS, Lluís. ««Vidas que resisten». ELPAÍS.com». Consultado el 2011. 
  208. VERBO, Eduardo. ««Alonso Guerrero, primer marido de la Reina Letizia, novela el 11-M». Elmundo.es». Consultado el 2014. 
  209. Diario de Burgos, 24 de agosto de 2015; pág. 18.
  210. «El Cultural - Revista de cultura y artes referente en España - Elcultural.com en El Español». El Español. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  211. Santos Sanz Villanueva (19 de enero de 2018). «La dulzura». El Cultural: 18. 
  212. «Saliendo de la Estación de Atocha, la burla sobre la creación de Ben Lerner. La Vanguardia, 24/01/2013». Archivado desde el original el 14 de agosto de 2014. Consultado el 2013. 
  213. El título original en inglés es Leaving the Atocha Station, Coffee House Press, 2011. ISBN 9781566892926. En español se publicó traducida en 2013.
  214. Mundolibro. ««El 11-M. Literatura contra el olvido». Elmundo.es». Consultado el 2013. 
  215. Alberto Martín (28 de abril de 2017). «“Cartas para Angélica”, el homenaje de una profesora a su alumna fallecida en el 11-M». Tribuna Complutense. Consultado el 13 de septiembre de 2023. 
  216. Luis Bagué Quílez (9 de septiembre de 2023). «Enrique Falcón, un poeta para tiempos de apocalipsis». El País. Consultado el 13 de septiembre de 2023. 
  217. Luis María Anson. ««Paloma Pedrero y el 11-M». El Cultural. Archivado desde el original el 27 de junio de 2015. Consultado el 2015. 
  218. a b GOSCH, Carlos. «La literatura empieza a asomarse al 11-M». Archivado desde Laopinion.es el original el 15 de febrero de 2013. Consultado el 2009. 
  219. «Un largo invierno en Filmin». 
  220. «11M: el principio del fin - Terra Ignota». 
  221. «11M: El Principio del Fin - IMDb». 
  222. «11M: El principio del fin (Miniserie de TV) - FilmAffinity». 
  223. «11M: el principio del fin - La Vanguardia». 
  224. «11M: a un año del fin (evento en Madrid 11/03/2023)». 
  225. «11-M, a un año del fin. El debate definitivo sobre la investigación pendiente y la prescripción en 2024». Libertad Digital (Madrid). 11 de marzo de 2023. Consultado el 13 de marzo de 2023. 
  226. In principio, libreto del cd del Coro de Cámara de la Filarmónica Estonia, Tõnu Kaljuste (director), ECM Records, 2009.
  227. GAVIRA, Susana. «Música para las 'Madres dolorosas'. ABC.es». Consultado el 2011. 
  228. «Fran Perea: "No intereso a las discográficas" - El Correo de Andalucía». web.archive.org. 17 de enero de 2012. Archivado desde el original el 17 de enero de 2012. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  229. «Jonatan Cerrada en tête des téléchargements». chartsinfrance.net. Consultado el 27 de abril de 2023. 
  230. «Trapecista | Marwán». Consultado el 5 de octubre de 2020. 
  231. «Las 10 canciones para homenajear a las víctimas del 11M». okdiario.com. 11 de marzo de 2022. Consultado el 26 de mayo de 2022. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]