Último parte de la Guerra Civil Española

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Documento original del último parte.

El último parte de la Guerra Civil Española fue firmado por el general Francisco Franco el 1 de abril de 1939. Es un breve texto muy famoso en España que dice literalmente lo siguiente:

En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado.
El Generalísimo, Franco
Burgos, 1 de abril de 1939.

La guerra ha terminado[editar]

«La guerra ha terminado» es la frase con la que concluye el último parte de guerra emitido el 1 de abril de 1939 por el general Francisco Franco. Dicho comunicado puso fin oficialmente a la Guerra Civil Española, por lo que fue muy difundido nacional e internacionalmente.

Lectura radiofónica[editar]

Fue el único parte firmado por Franco, quien revisó minuciosamente su redacción e hizo varias correcciones. El texto definitivo fue llevado a toda prisa desde el burgalés Palacio de la Isla, sede del gobierno franquista durante la guerra, hasta el entonces estudio de Radio Nacional, en el cercano Paseo del Espolón. Fue leído a las 22:30 por el actor y locutor Fernando Fernández de Córdoba, con entonación y énfasis propios de la radiofonía de aquellos años.

Contexto histórico del parte[editar]

Reproducción facsímil del último parte oficial de guerra firmado por el General Francisco Franco. Concluye con la frase: «la guerra ha terminado».
  • "Parte". El parte de guerra, emitido radiofónicamente durante la Guerra Civil, fue sustituido por un informativo más convencional, aunque mantuvo durante los años de dictadura el mismo nombre. Durante el franquismo todas las radios privadas tenían la obligación de conectar con la radio pública española a la hora del informativo o, como se le designó, "parte". De ahí que las personas que vivieron el franquismo todavía hoy sigan llamando "el parte" a cualquier tipo de informativo, tanto radiofónico como televisado.
  • El cuartel general del generalísimo estaba entonces en el Palacio de la Isla, en Burgos, que era la capital provisional del bando franquista durante la guerra.
  • III año triunfal era una manera protocolaria de llamar al año 1939. El bando franquista llamó a 1937 I año triunfal y a 1938 II año triunfal. 1939 fue también llamado por este bando como Año de la Victoria. Sobre esta costumbre de asignar eslóganes propagandísticos a los años, se ha especulado que pudiera estar copiada de la Italia de Mussolini, que numeraba los años en números romanos contando a partir de 1922 (año de la Marcha sobre Roma). Sin embargo, Mercedes Martínez, hija del teniente coronel José Martínez Maza, ayudante de campo de Franco durante la guerra, ha explicado el porqué de la utilización del término «Año Triunfal» desde el inicio de la contienda: «...tanto Franco como mi padre eran muy católicos, y, según la Iglesia, no se podía empezar una guerra si no se estaba seguro de que se iba a ganar. Por eso aquella frase debía responder a ese convencimiento en la victoria». («Así se gestó el último parte de Franco: "La guerra ha terminado"», ABC, 2 de abril de 2014). El teniente coronel Martínez Maza se quedó con el borrador del parte de guerra escrito por Franco, al que también pidió permiso para quedarse con el lápiz que había utilizado. Así permaneció este documento original, primero en manos del teniente coronel hasta su muerte en 1963, y después en las de sus familiares. Excepto una fotografía en blanco y negro realizada por la agencia EFE hace varias décadas, no existía ninguna otra imagen pública de este borrador, hasta que el diario ABC mostró en exclusiva y en color este trozo de la historia de España, justo al cumplirse 75 años de la redacción de las famosas palabras que tantas vidas había costado redactar.
  • El primero de abril pasó a ser celebrado como Día de la victoria durante todo el franquismo.
  • Nótese que el parte habla de que las tropas nacionales han alcanzado sus últimos objetivos «militares». Franco subrayaba así la importancia política que para él tenía el ejército.
  • A pesar de ser considerado como el final de la contienda, continuó habiendo guerrillas de combatientes republicanos (maquis) hasta finales del mes de abril de 1939 e incluso hubo conatos de guerrillas en las cercanías de Madrid durante los años de posguerra. Pero como eran milicianos y no formaban parte del ejército regular, pasaron a ser considerados como terroristas o bandoleros por las autoridades franquistas.

Influencia cultural[editar]

  • La ucronía titulada En el día de hoy, de Jesús Torbado (que obtuvo el Premio Planeta en 1976), toma su título de las primeras palabras del parte. En esta ucronía se novela qué podría haber pasado si el gobierno de la Segunda República hubiese ganado la Guerra Civil Española. La novela se aprovecha de lo conocido que es el parte, repitiéndolo palabra por palabra, pero cambiando "ejército rojo" por "ejército faccioso" y "Nacionales" ("...tropas Nacionales...) por "Republicanas".

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]