Ídolos de la caverna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los ídolos de la caverna (del latín, idola specus) son una forma de prejuicio por la cual alguien de manera inapropiada extiende las normas que se aplican a su misma cultura y grupo social, o a sus propias preferencias.

El término fue introducida por Francis Bacon en su Novum organum, un ensayo sobre lógica y el método científico, para nombrar uno de los peligros que los filósofos enfrentan en el proceso del pensamiento. Esos peligros o ídolos son nociones arraigadas que desafían a sus habilidades para diferir de las nociones establecidas. Además de los ídolos de la caverna, existen también los ídolos de la tribu, los ídolos del foro y los ídolos del teatro.

La Teoría Crítica, por ejemplo, habla de la insistencia positiva en la consistencia teórica, a pesar de la posible falta de la existencia de la cosa en sí misma —como en un análisis de una sociedad, la cual puede ser más bien inconsistente o hasta irracional en sus trabajos— es derivado del convencionalismo puramente impulsivo lejos de coherencia y uniformidad, haciendo de eso un «ídolo de la caverna».

Racismo, sexismo y, más específicamente machismo, pueden ser ejemplos de ídolos de la caverna, pero el concepto va más allá de las críticas de todas las formas de subjetividad irreflexiva o predisposición individual.[cita requerida]

Véase también[editar]