Íñigo Manrique de Lara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Íñigo Manrique de Lara

Royal Coat of Arms of the Crown of Castile (15th Century).svg
Presidente del Consejo de Castilla
1479-1482
Predecesor Lope de Rivas
Sucesor Pedro de Aranda

Template-Archbishop.svg
Arzobispo de Sevilla
1483-1485
Predecesor Pedro González de Mendoza
Sucesor Rodrigo de Borja

Template-Bishop.svg
Obispo de Jaén
1475-1483
Predecesor Alfonso Vázquez de Acuña
Sucesor Luis Osorio de Acuña

Obispo de Coria
1457-1475
Predecesor Fernando López de la Orden
Sucesor Francisco de Toledo

Obispo de Oviedo
1444-1457
Predecesor Diego Rapado
Sucesor Rodrigo Sánchez de Arévalo
Información personal
Nombre Íñigo Manrique de Lara
Fallecimiento 1485
Sevilla, España
Padres Pedro Manrique de Lara y Leonor de Castilla (1393-1470)
[editar datos en Wikidata]
No debe confundirse con Íñigo Manrique de Lara, su sobrino, obispo de León y Córdoba.

Íñigo Manrique de Lara y de Castilla (¿? - Sevilla, 1485) fue un clérigo castellano.

Biografía[editar]

Fue uno de los 9 hijos, junto con 5 hijas, de Pedro Manrique II de Lara y Mendoza,(1381 – 21 de septiembre de 1440) VIII señor de Amusco, III señor de Treviño, y de Navarrete, adelantado mayor de Castilla, hijo de Diego Gómez Manrique y Leyva y Juana de Mendoza. Su madre era Leonor de Castilla una descendiente ilegítima de Sancho de Castilla (1342-1374), uno de los hijos bastardos del rey Alfonso XI de Castilla con la viuda Leonor de Guzmán. Íñigo era hermano del poeta Gómez Manrique y tío de Jorge Manrique, hijo éste de Rodrigo Manrique. Otro sobrino suyo, también llamado Íñigo Manrique de Lara, fue obispo de León (1484-1485) y de Córdoba (1485-1496).

Fue obispo de Oviedo entre 1444 y 1457, donde aparece confirmando las antiguas libertades otorgadas por los reyes a la iglesia de Oviedo en 1456, cuando las sancionó el rey don Enrique IV. El papa Calixto III estableció el jubileo de la Santa Cruz durante su pontificado ovetense.[1]

También fue obispo de Coria hasta 1475, obispo de Jaén hasta 1483 y finalmente Arzobispo de Sevilla hasta su muerte. Entre 1479 y 1484 desempeñó también la presidencia del Consejo de Castilla. Aparece en las crónicas como un clérigo virtuoso, en contraste con otros altos cargos eclesiales de la época.

Referencias[editar]

  1. Anónimo (1902). Adolfo Brid- Gijón, ed. Estadismo de la Diócesis de Oviedo. Archivo del Arzobispado de Oviedo. pp. Episcopologio Ovetense. Capítulo IV; pag 40. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]