Base (química)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Álcalis»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Una base o álcali (del árabe: Al-Qaly القلي ,القالي, 'ceniza') es una sustancia que presenta propiedades alcalinas. En primera aproximación (según Arrhenius) es cualquier sustancia que en disolución acuosa aporta iones al medio.[1]​ Un ejemplo claro es el hidróxido de potasio, de fórmula KOH:

Los conceptos de base y ácido son contraopuestos. Para medir la basicidad (o alcalinidad) de un medio acuoso se utiliza el concepto de pOH, que se complementa con el de pH, de forma tal que , ( en CNPT es igual a . Por este motivo, está generalizado el uso de pH tanto para ácidos como para bases.[2]

Distintas definiciones de base[editar]

La definición inicial corresponde a la formulada en 1887 por Svante August Arrhenius.[3]

La teoría ácido-base de Brønsted-Lowry, formulada por Brønsted y Lowry en 1923, dice que una base es aquella sustancia capaz de aceptar un protón (H+).[4]​ Esta definición engloba la anterior: en el ejemplo anterior, el KOH al disociarse en disolución da iones OH, que son los que actúan como base al poder aceptar un protón. Esta teoría también se puede aplicar en disolventes no acuosos.[4]

Lewis en 1923 amplió aún más la definición de ácidos y bases, aunque esta teoría no tendría repercusión hasta años más tarde. Según la teoría de Lewis una base es aquella sustancia que puede donar un par de electrones.[5]​ El ion OH, al igual que otros iones o moléculas como el NH3, H2O, etc., tienen un par de electrones no enlazantes, por lo que son bases. Todas las bases según la teoría de Arrhenius o la de Brønsted y Lowry son a su vez bases de Lewis.

  • Ejemplos de bases de Arrhenius: , ,
  • Ejemplos de bases de Brønsted y Lowry: , , .

Propiedades de las bases[editar]

Finalmente, según Boyle, bases son aquellas sustancias que presentan las siguientes propiedades:

  • Poseen un sabor amargo característico.
  • Sus disoluciones conducen la corriente eléctrica.
  • Cambian el papel tornasol rojo en azul.
  • La mayoría son irritantes para la piel (cáusticos) ya que disuelven la grasa cutánea. Son destructivos en distintos grados para los tejidos humanos. Los polvos, nieblas y vapores provocan irritación respiratoria, de piel, ojos, y lesiones del tabique de la nariz.
  • Tienen un tacto jabonoso.
  • Son solubles en agua (sobre todo los hidróxidos)...
  • Reaccionan con ácidos formando sal y agua.[6]

Fuerza de una base[editar]

Una base fuerte es la que se disocia completamente en el agua, [7]​es decir, aporta el máximo número de iones . El hidróxido potásico es un ejemplo de una base fuerte.

Una base débil también aporta iones al medio, pero está en equilibrio el número de moléculas disociadas con las que no lo están.

En este caso, el hidróxido de aluminio está en equilibrio (descomponiéndose y formándose) con los iones que genera.

Formación de una base[editar]

Una base se forma cuando un óxido metálico reacciona con agua (hidrólisis):[8]

igual es:

Nomenclatura de bases[editar]

Para crear una base usando diversas nomenclaturas para ellas tomadas a partir de los nombres de los elementos y juntándolos con un ion hidroxilo (OH), tomando el número de valencia del elemento y combinarlos (cambiándolos de posición) como se muestra en la tabla:

Fórmula Tradicional Stock IUPAC
Cu(OH) Hidróxido cuproso Hidróxido de cobre (I) Hidróxido de cobre
Cu(OH)2 Hidróxido cúprico Hidróxido de cobre (II) Dihidróxido de cobre

Cuando un elemento tiene más de dos valencias no se le pone nomenclatura tradicional. Al usar la menor valencia, el elemento termina en oso y cuando se usa la mayor termina en ico.[9]​,[10]​ En la nomenclatura IUPAC se le va a dar una conformación de prefijos al elemento según su valencia usada (Mono, Di, Tri, Tetra, Penta, Hexa, etc) junto con la terminación -hidroxi u -oxidrilo que es el ion OH con carga −1 ().[11]

Ejemplos de bases[editar]

El jabón es una base.

Algunos ejemplos de bases son:

Referencias[editar]

  1. Bases de la fisiología. Editorial Tebar. 2007. ISBN 9788473602662. Consultado el 30 de enero de 2018. 
  2. 90, Sol (17 de febrero de 2014). Materia. Britannica Digital Learning. ISBN 9781625131409. Consultado el 30 de enero de 2018. 
  3. Antón, Juan Luis; Andrés, Dulce María (2015-06). Física y Química 3º ESO (LOMCE). Editex. ISBN 9788490785270. Consultado el 30 de enero de 2018. 
  4. a b Quimica 2. Ediciones Umbral. ISBN 9789685607209. Consultado el 30 de enero de 2018. 
  5. Dvorkin, Mario A.; Cardinali, Daniel P. Best &Taylor. Bases Fisiológicas de la Práctica Médica. Ed. Médica Panamericana. ISBN 9789500604604. Consultado el 30 de enero de 2018. 
  6. Hill, John W. (1999). Química para el nuevo milenio. Pearson Educación. ISBN 9789701703410. Consultado el 30 de enero de 2018. 
  7. Muradás, Rosa María González; Bosque, Pilar Montagut; Ortega, Maria Del Carmen Sansón; Pintos, Roberto René Salcedo (21 de octubre de 2014). Química: Serie Universitaria Patria. Grupo Editorial Patria. ISBN 9786074389357. Consultado el 30 de enero de 2018. 
  8. Guia. david vazquez. 1983. Consultado el 30 de enero de 2018. 
  9. Baldor, F. A.; Baldor, F. J. (1 de enero de 2002). Nomenclatura química inorgánica. SELECTOR. ISBN 9684031319. Consultado el 30 de enero de 2018. 
  10. Manual Del Auxiliar de Laboratorio. Temario Ebook. MAD-Eduforma. ISBN 9788466528795. Consultado el 30 de enero de 2018. 
  11. OTROS, PASTOR FERNÁNDEZ Y. (2011-03). CULTURA GENERAL 2 CIENCIA Y TEC. Editorial Paraninfo. ISBN 9788497328425. Consultado el 30 de enero de 2018. 

Véase también[editar]