The Santa Clause

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «¡Vaya Santa Claus!»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

The Santa Clause¡Vaya Santa Claus! en España y Santa Cláusula en Hispanoamérica— es una película cómica de 1994 dirigida por John Pasquin, producida por Robert Newmyer, Brian Reilly y Jeffrey Silver, y escrita por Leo Benvenuti y Steve Rudnick. Producida por Walt Disney Pictures y protagonizada por Tim Allen, se centra en Scott Calvin, un hombre que por accidente se convierte en Santa Claus luego de que este se cayera de su techo. La película recibió buenas críticas, fue un éxito en taquilla y se terminó convirtiendo en un clásico navideño.[2]​ Por ello, se hicieron dos secuelas: The Santa Clause 2 (2002) y The Santa Clause 3: The Escape Clause (2006), dirigidas por Michael Lembeck.

Argumento[editar]

Scott Calvin es un exitoso ejecutivo que se encuentra divorciado de Laura. Juntos tienen un hijo llamado Charlie, que ya no cree en Santa Claus, probablemente debido a la influencia del nuevo esposo de su madre, un psiquiatra llamado Neal. Para su decepción, Charlie debe pasar la Nochebuena con su padre y, al quemar este la cena, ambos deben ir a comer a un restaurante familiar. Antes de dormir, Scott le narra un cuento navideño a su hijo, que vuelve a creer en Santa Claus. Por la noche, el niño oye un ruido en el tejado y asume que proviene de los renos. Su padre, escéptico, sale de la casa para investigar de dónde proviene el alboroto y observa a un intruso que intentaba entrar por la chimenea. Pero resulta que el supuesto intruso era nada más y nada menos que Santa Claus, el cual momentos después Scott le grita al hombre asumiendo erróneamente que se trataba de un ladrón y Santa por su parte se asusta por el grito, lo que a su vez provoca que este último accidentalmente se resbale por la nieve del techo y se caiga directamente al suelo, aparentemente muriendo por la caída. Mientras Scott trata de averiguar quien era la persona que se cayo del techo, Charlie se despierta para ver que ocurrió y se sorprende de ver a Santa Claus tendido en el suelo y asume que su padre accidentalmente lo mato, pero Scott le menciona a su hijo que no es así, ya que el hombre solo se resbalo del techo. Mientras ambos revisan los bolsillos del traje, estos encuentran una misteriosa tarjeta con un mensaje escrito en la parte trasera que dice: «Si algo me pasa, póngase mi traje, los renos sabrán qué hacer». Al no comprender que quiere decir y en el momento que ambos apartan la mirada, descubren que Santa había desaparecido sin dejar rastro, dejando atrás el traje, por otro lado Charlie, muy emocionado se sube al techo de la casa y descubre el trineo de Santa junto con los renos y le pide a su padre que se vista de Santa y se suba al mismo. Por su parte, Scott lo hace y vestido de Santa Claus, reparte los regalos que hay en una bolsa del trineo en algunas casas que estaban pendientes, con la ayuda de una «magia navideña» que le permite entrar por las chimeneas o tubos pequeños, entre otras cosas.

Los renos llevan a Scott y Charlie al polo norte, donde permanecen al cuidado de un duende llamado Bernard, quien los guía hacia una enorme fábrica subterránea donde los duendes trabajan. Bernard le obsequia una esfera de nieve a Charlie y le explica a Scott que al ponerse el traje, este asumió inconscientemente ser el nuevo Santa Claus y si no hace el trabajo del mismo, decepcionará a todos los niños del mundo. Ambos vuelven a casa y Scott, muy cansado, se pone su pijama y se duerme profundamente. Por la mañana, despierta en la cama de su casa y cree que todo fue solo un sueño, pero para su sorpresa, Charlie recuerda todo lo ocurrido. En los días posteriores, el niño cuenta en la escuela que su padre es Santa Claus, por lo que Laura y Neal intentan sacarle de la mente todo lo relacionado con el polo norte. A lo largo del año, Scott empieza a «transformarse»: engorda cada vez más, le sale mucha barba y su pelo se vuelve de color blanco, por lo que todos los niños comienzan a confundirlo con Santa Claus. Eventualmente, Laura y Neal realizan los trámites correspondientes para que Scott ya no pueda estar con Charlie. Sin embargo, Scott va a verlo mientras Laura y Neal no están en casa. Bernard se les aparece a ambos y los lleva al polo norte para comenzar con los preparativos navideños.

Cuando regresan a casa, Laura y Neal sospechan que Scott enloqueció y secuestró a Charlie, por lo que contactan con la policía. Entretanto, padre e hijo se divierten trabajando con los duendes. Cuando terminan, vuelven a casa, pero la policía captura a Scott y lo pone en prisión. En el polo norte no entienden por qué Scott no ha regresado y llaman al Escuadrón de los Duendes para buscarlo. Los duendes van a la casa de Laura, donde encuentran el trineo vacío en el tejado. Charlie les explica todo lo ocurrido y los duendes sacan a Scott de la cárcel. Un vez libre, Scott les agradece y todos regresan a la casa de Laura y Neal en busca del trineo. La policía sigue allí, por lo que Scott se despide de su hijo y le promete que siempre estará con él. Bernard también le dice que si sacude la esfera de nieve que lo obsequió, mágicamente Santa estará en frente de él cualquier día y en cualquier hora. Cuando Scott se marcha, todos —incluidos Laura, Neal y la policía— lo ven viajando en el trineo, por lo que quedan convencidos de que verdaderamente es Santa, aunque antes de irse Scott les lanza tres obsequios dirigidos a Charlie, Laura y Neal, donde estos dos últimos reciben unos antiguos regalos, que ambos habían pedido en su momento para navidad en sus respectivas infancias, pero que nunca llegaron en ese entonces y se ponen a llorar de felicidad por ello. Diez minutos después, Charlie sacude la esfera de nieve para probar si la misma funcionaba tal y como le dijo Bernard de que su padre volvería con solo agitarla, pero justo cuando cree que este no se presentara, sorpresivamente su padre regresa y le pregunta si quiere ayudarlo a repartir los regalos en todo el mundo. El niño acepta y ambos se van volando en el trineo.

Reparto[editar]

Producción[editar]

La película fue filmada en su mayoría en Oakville, una ciudad en el área metropolitana de Toronto, que sirvió como para ficticia ciudad de Lakeside, Illinois. Los trenes utilizados en la escena del Polo Norte y el comienzo de la película son LGB.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «The Santa Clause» (en inglés). www.boxofficemojo.com. 
  2. Bricker, Tierney (11 de noviembre de 2019). «25 Secrets About The Santa Clause Revealed» (en inglés). www.eonline.com. Consultado el 10 de diciembre de 2021. 

Enlaces externos[editar]