Sarcoma de Kaposi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sarcoma de Kaposi
Kaposis sarcoma 01.jpg
Lesiones cutáneas características del sarcoma de Kaposi en una paciente VIH-positiva
Especialidad Oncología, infectología
Síntomas Manchas de color morado en la piel[1]
Factores de riesgo Herpesvirus humano 8, inmunodeficiencia, VIH[1][2]
Diagnóstico Biopsia, imagen radiológica[1][2]
Diagnóstico diferencial Melanoma, síndrome de Bean, granuloma piogénico[2]
Tratamiento Cirugía, quimioterapia, radioterapia[1]
Tasa de letalidad Varía según el subtipo (véase pronóstico)[3]
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
Sarcoma de Kaposi.

El sarcoma de Kaposi es un tumor maligno del endotelio linfático causado por el virus del sarcoma de Kaposi. La enfermedad fue descrita por el dermatólogo húngaro Moritz Kaposi en Viena en el año 1872, bajo el nombre de «sarcoma múltiple pigmentado idiopático».

Su manifestación clínica más común es a través de manchas en la piel de color violáceo, aunque puede presentarse en otras formas que implican otros territorios como el tracto gastrointestinal o los pulmones. Está frecuentemente asociado a la presencia de VIH, a pesar de que el sarcoma puede tener orígenes diversos. El tratamiento puede variar ampliamente, y está adaptado a las manifestaciones y la extensión de la enfermedad. En pacientes con sarcoma de Kaposi asociado a VIH la administración de terapia antirretroviral permite a menudo una remisión completa y un pronóstico favorable.

Su prevalencia es mayor en hombres que en mujeres, aunque esta varía ampliamente según el territorio. Suele darse con más frecuencia en varones mayores de 50 años.

Historia[editar]

Entre los años 1950 y 1960 se describió de forma endémica en África central. En 1970 se lo asoció con estados inmunodeprimidos iatrogénicos, con enfermedades malignas terminales, pacientes trasplantados, etc.

En 1981 la aparición de varios casos en varones homosexuales marcó la primera alarma respecto a la enseguida identificada como una nueva epidemia, la de sida y se detectaron partículas virales del tipo herpético en cultivos de tejidos y en biopsias. También se reconocieron elementos que lo vincularon al citomegalovirus (CMV), detectándose antígenos tempranos y tardíos, CMV DNA y CMV RNA en cultivos de células de Sarcoma de Kaposi (SK) por diversos métodos.

En 1994 Chang et al. demostraron finalmente la presencia de un herpesvirus asociado,[4]​ llamado VHH-8 o KSHV (Kaposi's sarcoma herpes virus), del que pronto fue descifrada la secuencia genética.

Epidemiología[editar]

El sarcoma de Kaposi es mucho más frecuente en hombres que en mujeres, con una proporción 17:1, y se da sobre todo en pacientes mayores de 50 años. Es más común en personas de origen europeo del este o mediterráneo. Estos tipos de pacientes también son más propensos a desarrollar metástasis a partir del sarcoma.[5][6]​ La prevalencia se corresponde con la distribución geográfica del herpesvirus humano 8 en el mundo.[7]​ En los EE. UU. la prevalencia se ha mantenido estable desde el año 1997, con aproximadamente 1 caso por cada 100 000 habitantes desde el año 1997.[8]

El sarcoma de Kaposi endémico tiene una predileción por la población en edad pediátrica, y su prevalencia también se correlaciona con la seropositividad del HHV-8 del territorio.[9]​ La proporción de seropositividad en pacientes pediátricos varía ampliamente en el continente africano, desde un 2% en Eritrea hasta casi un 100% en la República Centroafricana.[10]​ Desde el comienzo de la epidemia por VIH en África, la proporción hombre-mujer ha caído desde un 7:1 hasta un 2:1.[11]​ En Uganda y Zimbaue, el sarcoma de Kaposi endémico supone el cáncer más común en hombres y el segundo más común en mujeres.[11]

La tasa de seropositividad de herpervirus humano 8 en el mundo es muy diversa, con porcentajes que varían desde un 40% en el África subsahariana hasta un 2-4% en los países de otras zonas como el norte de Europa, el sudeste asiático o los territorios del Mar Caribe. Aproximadamente un 10% de los habitantes en países mediterráneos y un 5-20% en EE. UU. son seropositivos ante el HHV-8.[12][13]​ Esta distribución territorial con preferencia mediterránea, sudamericana y subsahariana es única del HHV-8 y no concuerda con la distribución del resto de tipos de herpesvirus.[14]

El sarcoma de Kaposi relacionado con el SIDA es el segundo tumor más común hallado en pacientes de VIH con un recuento de células CD4 menor a 200 células/mm3, y suele vincularse a la presencia de SIDA en el paciente.[15]​ Hasta un 30% de los pacientes VIH-positivos que no se hallan bajo tratamiento antirretroviral (HAART) acabarán desarrollando sarcoma de Kaposi.[16]

El sarcoma de Kaposi iatrogénico posee igualmente un predominio masculino de 3:1.[5]​ Más del 5% de los pacientes trasplantados que desarrollan un tumor maligno desarrollarán sarcoma de Kaposi, lo cual supone una exposición de 400 a 500 veces mayor respecto al resto de la población.[17][18]​ El riesgo de desarrollar la enfermedad en pacientes que han recibido un trasplante de médula ósea o células madre es menor respecto al de los pacientes que receptores de un trasplante de órgano.[5][18]

Signos y síntomas[editar]

Aunque todas las formas del sarcoma de Kaposi son similares en su histología —e incluyen células fusiformes, hendiduras vasculares que contienen hematíes y una infiltración variable de células inflamatorias—, existe una amplia variedad en cuanto a la distribución y las manifestaciones clínicas del sarcoma de Kaposi asociado al sida.[19]​ La enfermedad se presenta a menudo inicialmente a través de manifestaciones cutáneas de color violáceo, pero con frecuencia los síntomas orales, viscerales o nodulares pueden preceder al fenómeno dermatológico.[20]

Manifestaciones en la piel[editar]

El sarcoma de Kaposi se manifiesta con frecuencia a través de máculas pigmentadas, placas, pápulas o nódulos en la piel; aunque también se dan nódulos subcutáneos sin pigmentación observable a simple vista. Su tamaño puede variar, observándose desde manchas de pocos milímetros de extensión hasta territorios amplios de varios centímetros de diámetro. El color también puede darse en diferentes formas: rosa (especialmente en manchas de reciente aparición), rojo o púrpura; y es frecuente que este se oscurezca con el paso del tiempo. En pieles más oscuras, las manchas pueden presentarse de color marrón oscuro o negro. En algunos pacientes, las manchas de color rojo o violáceo pueden presentar un halo verde o amarillo. Con el tratamiento, el color de las manchas tiende a desteñir hacia el marrón o el gris, y es común que la pigmentación permanezca aún cuando existe ausencia residual de sarcoma de Kaposi en la biopsía de la zona. El tratamiento también tiende a reducir el relieve de las mismas, y puede provocar hiperpigmentación central en manchas de mayor tamaño.[20][21]

Manifestaciones orales[editar]

Estas ocurren en aproximadamente un tercio de los pacientes con sarcoma de Kaposi asociado al sida, y se dan más frecuentemente en el paladar duro. Suelen presentarse como máculas rojas o violáceas con extensión localizada o difusa, y a menudo no provocan síntomas, tendiendo a pasar desapercibidas. En ocasiones, sin embargo, las manchas de mayor tamaño localizadas tanto en el paladar duro como en el blando pueden protruir y ulcerarse, dando lugar a sangrado en la zona. Otras localizaciones incluyen la encía, la lengua, la campanilla, las amígdalas, la faringe y la tráquea. Estas pueden resultar molestias en la alimentación y el habla, y provocar la pérdida de piezas dentales o comprometer las vías aéreas.[22][20]

Manifestaciones gastrointestinales[editar]

Se da una afectación del tracto digestivo en un 40% de los pacientes con sarcoma de Kaposi asociado al sida en el momento del diagnóstico, y un 80% en las autopsias. Este puede darse sin que exista una manifestación cutánea. Aunque la frecuencia de estas manifestaciones es relativamente común, estas suelen ser predominantemente asintomáticas, y no poseen un impacto significativo en el pronóstico de la enfermedad. En los casos poco frecuentes en las que son sintomáticas, suelen cursar con síntomas como dolor, obstrucción o sangrado en el recorrido del tracto gastroinstestinal.[23][20][24]

Manifestaciones pulmonares[editar]

El sarcoma de Kaposi puede afectar al parénquima pulmonar, el árbol bronquial y la pleura. A menudo los pacientes que presentan manifestaciones pulmonares se encuentran en un estado avanzado del sida. Este tipo de manifestación suele ser sintomática, siendo poco frecuentes los casos en los que se halla implicación de los pulmones asintomática a través de una broncoscopia o una radiografía.[20][25]

Entre los síntomas más comunes se encuentran disnea, tos, sibilancias y hemoptisis; y en algunas ocasiones los pacientes pueden desarrollar insuficiencia respiratoria.[20][25]

Manifestaciones linfáticas[editar]

A menudo los pacientes de sarcoma de Kaposi sufren de un aumento moderado de tamaño de sus ganglios linfáticos. Las biopsias ganglionares en estos pacientes a menudo encuentran manifestaciones ganglionares concretas asociadas al sarcoma, pero, como en el caso de las gastrointestinales, estas poseen limitada importancia clínica. Sin embargo, aunque raramente, pueden darse casos en los que el aumento de tamaño es significativamente mayor, dándose la invasión del ganglio por parte del sarcoma.[20]

Independientemente de la afectación de los ganglios, una complicación menos común entre pacientes de sarcoma de Kaposi es la presencia de edema linfático, que suele cursar independientemente de la situación cutánea del paciente. Estos edemas son generalmente negativos al signo de Godet, y afectan con mayor frecuencia a manos y pies, aunque otras localizaciones frecuentes incluyen la ingle, los genitales externos y la periórbita. Con menor frecuencia pueden darse en los brazos y en el tronco. En los casos de edema severo, particularmente en las piernas, puede darse una reducción de la movilidad, contracturas, ulceración de la piel, celulitis e infección.[20][21][26]

Tipos[editar]

El sarcoma de Kaposi se presenta en cuatro formas epidemiológicas, con desarrollos clínicos distintos, en los diferentes grupos susceptibles.[27]

  • La forma clásica fue la primera en ser descrita. Afecta sobre todo a hombres (de 5 a 15 veces más que a las mujeres) de más de 60 años. Se conoce de las regiones orientales del Mediterráneo, sobre todo las penínsulas Itálica y Balcánica y las islas griegas. La incidencia observada en estas últimas entre los varones infectados por VHH-8 es de aproximadamente 1/3500. La enfermedad suele presentarse en forma cutánea, afectando sobre todo a los miembros inferiores, y es a menudo indolora.[cita requerida]
  • La forma endémica fue descrita a partir de los años 1950 como una de las formas más frecuentes de cáncer en África Central y Oriental. Afecta a los hombres de 10 a 15 veces más a menudo que a las mujeres. En hombres de edad avanzada el curso puede ser semejante a la forma clásica, pero en personas más jóvenes se presenta como un cáncer mucho más agresivo, diseminado, con lesiones multifocales (distribuidas) que a menudo implican a las vísceras y con afectación de nodos linfáticos. Una forma rara (5 % de los casos) afecta a niños, con la misma frecuencia para los dos sexos, en una forma linfonodal severa. Es en esas regiones donde la seroprevalencia del VHH-8 (reveladora de la tasa de infección) supera a menudo el 50 % de los hombres adultos. No obstante no hay una correlación perfecta entre los dos parámetros, siendo la incidencia baja en algunas regiones donde la prevalencia es extrema.[cita requerida]
  • La forma postrasplante empezó a observarse en los años 1970 en pacientes de trasplante, sobre todo de riñón, sometidos a tratamientos inmunosupresores, como los que se siguen para evitar el rechazo. La incidencia del sarcoma de Kaposi es en estas personas alrededor de 500 o 1000 veces más alta que en la población general. La infección por el VHH-8 puede ser anterior al trasplante o una de las consecuencias del mismo.[cita requerida]
  • La cuarta forma es la asociada al VIH. Fue precisamente la concurrencia, en un breve espacio de tiempo, de un número inusitado de casos entre varones homosexuales de California, la que alertó de la aparición del síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

El riesgo acumulado en diez años de desarrollar sarcoma de Kaposi en hombres y mujeres coinfectados por los virus VIH y VHH-8 es de 30 a 50 %[28]​ y la incidencia varios miles de veces mayor que en la población general. En los países desarrollados la introducción de terapias antirretrovirales altamente activas ha reducido radicalmente su incidencia;[29]​ pero en países africanos donde la prevalencia de ambos virus es elevada y los recursos sanitarios escasos, el sarcoma de Kaposi se ha convertido en el cáncer más común, representando en algunos lugares hasta el 50 % de los cánceres.

No se observan diferencias histológicas e inmunohistoquímicas entre las diferentes formas epidemiológicas, siendo las diferencias observadas más importantes las relativas al grado de desarrollo de la lesión. Los pacientes con delección del cromosoma 22 no tienden a presentar esta patología.[cita requerida]

Diagnóstico[editar]

Imagen microscópica de una muestra por biopsia de un sarcoma de Kaposi en la que pueden observarse células fusiformes, alto grado de vascularización y glóbulos hialinos intracelulares

Aunque los signos y síntomas del sarcoma de Kaposi pueden resultar evidentes ante una evaluación clínica, el valor predictivo de este tipo de diagnóstico es limitado,[30]​ y el gold standard actual para el diagnóstico está representado por el análisis histopatológico realizado a través de una biopsia. Sin embargo, en el caso del sarcoma de Kaposi temprano, este método de diagnóstico puede presentar deficiencias cuando los profesionales a cargo del mismo no están familiarizados con sus particularidades.[31]​ Cuando se trata de manifestaciones más evidentes, no obstante, —su análisis y, por tanto, su diagnóstico— resulta más sencillo.[32][33]

Un indicador fiable es la presencia de LANA-1 (antígeno nuclear de latencia) en la muestra de tejido,[34]​ aunque este también puede presentarse en otras patologías como linfoma primario de cavidades o enfermedad de Castleman.[35][36]​ Asimismo, la presencia de LANA-1 puede variar dependiendo del estadio de progresión de la enfermedad, sobre todo en sus manifestaciones cutáneas. Por ejemplo, las manchas que desarrollan pacientes con sarcoma de Kaposi que se encuentran bajo terapia antirretroviral son menos propensas a poseer LANA-1.[37]​ Su presencia tampoco está asociada a factores como edad, género, subtipo de sarcoma, recuento de CD4 o distribución o extensión de las manchas.[38][39]​ Incluso en los casos en los que se da ausencia de LANA-1, los test de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) han demostrado ser capaces de detectar la presencia de Herpesvirus humano 8.[38][33]

Diagnóstico diferencial[editar]

La amplia gama de manifestaciones clínicas del sarcoma de Kaposi puede hacer sospechar de numerosas patologías, tanto neoplásicas como no neoplásicas; y un diagnóstico acertado a menudo implica el conocimiento de las diferentes variedades en las que la enfermedad puede presentarse. Entre las características histiológicas más comunes se hallan el hecho de que, en todas sus formas, el sarcoma presenta células fusiformes;[3]​ y que en la mayoría de los casos estas se encuentran infectadas por el herpesvirus humano 8.[3][40]

Tratamiento[editar]

El tratamiento más común de las manchas en la piel relacionadas con el sarcoma de Kaposi consiste en la realización de una extirpación local, el uso de nitrógeno líquido y la administración de vincristina.[41][42]​ También son eficaces tratamientos como la escleroterapia, la bleomicina o el interferón-alfa. En su forma endémica y sistémica, es habitual el tratamiento mediante quimioterapia, particularmente en niños.[41][8]

Los pacientes con sarcoma de Kaposi relacionado con el VIH responden positivamente a la terapia antirretroviral convencional (HAART),[43]​ que suele permitir la remisión completa del sarcoma. En pacientes con sarcoma severo es frecuente combinar la terapia HAART con dosis de quimioterapia.[44]

Además, el sarcoma de Kaposi clásico tiende a ser sensible a la radioterapia, especialmente en los estadios más tempranos de la enfermedad. Para los casos más avanzados, esta puede usarse como tratamiento paliativo con el objetivo de reducir el dolor, el edema y el sangrado.[43]

Posibles complicaciones[editar]

Las manifestaciones de mayor tamaño pueden resultar dolorosas y conllevar edema y desfiguración de la piel. Cuando existe implicación pulmonar, el sarcoma de Kaposi puede condicir a una situación de insuficiencia respiratoria. El tratamiento por quimioterapia y radioterapia posee también efectos adversos concomitantes como infertilidad, neurotoxicidad o linfedema.[45]

Pronóstico[editar]

Entre un 10 y un 20% de los pacientes que sufren la forma clásica del sarcoma de Kaposi fallecerán a causa de este.[3]​ La tasa de supervivencia para el sarcoma de Kaposi asociado a VIH es mayor, y existen numerosas variables que sirven de orientación predictiva del pronóstico para este tipo de pacientes,[20]​ como el recuento de CD4 y la presencia de infecciones oportunistas. En pacientes con sarcoma de Kaposi de origen iatrogénico, el pronóstico depende en mayor medida de su enfermedad de base y su capacidad para tolerar la inmunosupresión.[3]​ El pronóstico es menos favorable para pacientes que adquieren sarcoma de Kaposi a partir de un trasplante de órgano, sobre todo si los órganos de trasplante son los pulmones.[42][45]

Referencias[editar]

  1. a b c d Kaposi Sarcoma Treatment (PDQ®)–Patient Version - National Cancer Institute (en inglés). 8 de diciembre de 2006. Consultado el 30 de mayo de 2021. 
  2. a b c Schwartz, Robert A.; Micali, Giuseppe; Nasca, Maria Rita; Scuderi, Laura (2008-08). «Kaposi sarcoma: A continuing conundrum». Journal of the American Academy of Dermatology (en inglés) 59 (2): 179-206. doi:10.1016/j.jaad.2008.05.001. Consultado el 30 de mayo de 2021. 
  3. a b c d e Staskus, K A; Zhong, W; Gebhard, K; Herndier, B; Wang, H; Renne, R; Beneke, J; Pudney, J et al. (1997-01). «Kaposi's sarcoma-associated herpesvirus gene expression in endothelial (spindle) tumor cells». Journal of Virology (en inglés) 71 (1): 715-719. ISSN 0022-538X. doi:10.1128/jvi.71.1.715-719.1997. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  4. Chang, Y., Cesarman, E., Pessin, M. S., Lee, F., Culpepper, J., Knowles, D. M. & Moore, P. S. (1994). «Identification of herpesvirus-like DNA sequences in AIDS-associated Kaposi's sarcoma». Science 266 (5192): 1865-1869. PMID 7997879. 
  5. a b c Fatahzadeh, Mahnaz (2012-01). «Kaposi sarcoma: review and medical management update». Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology and Oral Radiology 113 (1): 2-16. ISSN 2212-4411. PMID 22677687. doi:10.1016/j.tripleo.2011.05.011. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  6. Brown, E. E. (1 de marzo de 2005). «A Common Genetic Variant in FCGR3A-V158F and Risk of Kaposi Sarcoma Herpesvirus Infection and Classic Kaposi Sarcoma». Cancer Epidemiology Biomarkers & Prevention 14 (3): 633-637. ISSN 1055-9965. doi:10.1158/1055-9965.epi-04-0598. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  7. Mohanna, Salim; Maco, Vicente; Bravo, Francisco; Gotuzzo, Eduardo (2005-09). «Epidemiology and clinical characteristics of classic Kaposi's sarcoma, seroprevalence, and variants of human herpesvirus 8 in South America: A critical review of an old disease». International Journal of Infectious Diseases (en inglés) 9 (5): 239-250. doi:10.1016/j.ijid.2005.02.004. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  8. a b Schneider, Johann W.; Dittmer, Dirk P. (2017-08). «Diagnosis and Treatment of Kaposi Sarcoma». American Journal of Clinical Dermatology (en inglés) 18 (4): 529-539. ISSN 1175-0561. PMC 5509489. PMID 28324233. doi:10.1007/s40257-017-0270-4. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  9. Fatahzadeh, Mahnaz (2012-01). «Kaposi sarcoma: review and medical management update». Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology and Oral Radiology (en inglés) 113 (1): 2-16. doi:10.1016/j.tripleo.2011.05.011. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  10. Etta, Elizabeth; Alayande, Doyinmola; Mavhandu-Ramarumo, Lufuno; Gachara, George; Bessong, Pascal (27 de agosto de 2018). «HHV-8 Seroprevalence and Genotype Distribution in Africa, 1998–2017: A Systematic Review». Viruses (en inglés) 10 (9): 458. ISSN 1999-4915. PMC 6164965. PMID 30150604. doi:10.3390/v10090458. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  11. a b Dedicoat, M; Newton, R (2003-01). «Review of the distribution of Kaposi's sarcoma-associated herpesvirus (KSHV) in Africa in relation to the incidence of Kaposi's sarcoma». British Journal of Cancer (en inglés) 88 (1): 1-3. ISSN 0007-0920. PMC 2376771. PMID 12556950. doi:10.1038/sj.bjc.6600745. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  12. Chatlynne, Louise G.; Ablashi, Dharam V. (1999-06). «Seroepidemiology of Kaposi's sarcoma-associated herpesvirus (KSHV)». Seminars in Cancer Biology (en inglés) 9 (3): 175-185. doi:10.1006/scbi.1998.0089. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  13. Yarchoan, Robert; Uldrick, Thomas S. (15 de marzo de 2018). «HIV-Associated Cancers and Related Diseases». En Longo, Dan L., ed. New England Journal of Medicine (en inglés) 378 (11): 1029-1041. ISSN 0028-4793. PMC 6890231. PMID 29539283. doi:10.1056/NEJMra1615896. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  14. Mariggiò, Giuseppe; Koch, Sandra; Schulz, Thomas F. (19 de octubre de 2017). «Kaposi sarcoma herpesvirus pathogenesis». Philosophical Transactions of the Royal Society B: Biological Sciences (en inglés) 372 (1732): 20160275. ISSN 0962-8436. PMC 5597742. PMID 28893942. doi:10.1098/rstb.2016.0275. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  15. Tounouga, Dahlia Noëlle; Kouotou, Emmanuel Armand; Nansseu, Jobert Richie; Zoung-Kanyi Bissek, Anne-Cécile (2018). «Epidemiological and Clinical Patterns of Kaposi Sarcoma: A 16-Year Retrospective Cross-Sectional Study from Yaoundé, Cameroon». Dermatology (Basel, Switzerland) 234 (5-6): 198-204. ISSN 1421-9832. PMID 30205412. doi:10.1159/000492175. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  16. Lemlich, Gabrielle; Schwam, Lori; Lebwohl, Mark (1987-02). «Kaposi's sarcoma and acquired immunodeficiency syndrome». Journal of the American Academy of Dermatology (en inglés) 16 (2): 319-325. doi:10.1016/S0190-9622(87)70043-7. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  17. Mendez, Julio C.; Paya, Carlos V. (2000-02). «Kaposi's Sarcoma and Transplantation». Herpes: the journal of the IHMF 7 (1): 18-23. ISSN 1470-1537. PMID 11866996. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  18. a b Luppi, Mario; Barozzi, Patrizia; Rasini, Valeria; Torelli, Giuseppe (2002-01). «HHV-8 Infection in the Transplantation Setting: A Concern Only for Solid Organ Transplant Patients?». Leukemia & Lymphoma (en inglés) 43 (3): 517-522. ISSN 1042-8194. doi:10.1080/10428190290011994. Consultado el 31 de mayo de 2021. 
  19. Jessop, Sue (2006-10). «HIV-associated Kaposi's sarcoma». Dermatologic Clinics 24 (4): 509-520, vii. ISSN 0733-8635. PMID 17010779. doi:10.1016/j.det.2006.06.006. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  20. a b c d e f g h i «Clinical Characteristics of Kaposi Sarcoma». University of California San Francisco. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  21. a b Grayson, Wayne; Pantanowitz, Liron (2008). «Histological variants of cutaneous Kaposi sarcoma». Diagnostic Pathology (en inglés) 3 (1): 31. ISSN 1746-1596. PMC 2526984. PMID 18655700. doi:10.1186/1746-1596-3-31. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  22. Fatahzadeh, Mahnaz; Schwartz, Robert A. (2013-06). «Oral Kaposi's sarcoma: a review and update». International Journal of Dermatology (en inglés) 52 (6): 666-672. doi:10.1111/j.1365-4632.2012.05758.x. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  23. Ioachim, H. L.; Adsay, V.; Giancotti, F. R.; Dorsett, B.; Melamed, J. (15 de marzo de 1995). «Kaposi's sarcoma of internal organs. A multiparameter study of 86 cases». Cancer 75 (6): 1376-1385. ISSN 0008-543X. PMID 7882289. doi:10.1002/1097-0142(19950315)75:63.0.co;2-y. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  24. Lee, Ann Joo (2015). «Gastrointestinal Kaposi’s sarcoma: Case report and review of the literature». World Journal of Gastrointestinal Pharmacology and Therapeutics (en inglés) 6 (3): 89. ISSN 2150-5349. PMC 4526844. PMID 26261737. doi:10.4292/wjgpt.v6.i3.89. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  25. a b Nwabudike, Stanley M.; Hemmings, Stefan; Paul, Yonette; Habtegebriel, Yordanis; Polk, Octavius; Mehari, Alem (2016). «Pulmonary Kaposi Sarcoma: An Uncommon Cause of Respiratory Failure in the Era of Highly Active Antiretroviral Therapy—Case Report and Review of the Literature». Case Reports in Infectious Diseases (en inglés) 2016: 1-4. ISSN 2090-6625. PMC 5107221. PMID 27872774. doi:10.1155/2016/9354136. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  26. Cancer Research UK. «Kaposi's sarcoma». www.cancerresearchuk.org. Consultado el 4 de junio de 2021. 
  27. S. Plancoulaine;A. Gessain (2005). «Aspects épidémiologiques de l'herpèsvirus humain 8 (HHV-8) et du sarcome de Kaposi». Médecine et Maladies Infectieuses 35 (5): 314-21. 
  28. J. N. Martin;D. E. Ganem;D. H. Osmond;K. A. Page-Shafer;D. Macrae;D. H. Kedes (1998). «Sexual transmission and the natural history of human herpesvirus 8 infection». N Engl J Med 338 (14): 948-54. 
  29. J. J. Goedert (2000). «The epidemiology of acquired immunodeficiency syndrome malignancies». Semin Oncol 27 (4): 390-401. 
  30. Amerson, Erin; Woodruff, Carina Martin; Forrestel, Amy; Wenger, Megan; McCalmont, Timothy; LeBoit, Philip; Maurer, Toby; Laker-Oketta, Miriam et al. (1 de marzo de 2016). «Accuracy of Clinical Suspicion and Pathologic Diagnosis of Kaposi Sarcoma in East Africa». JAIDS Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes (en inglés) 71 (3): 295-301. ISSN 1525-4135. PMC 4770348. PMID 26452066. doi:10.1097/QAI.0000000000000862. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  31. Ackerman, A. Bernard (22/1979). «Subtle clues to diagnosis by conventional microscopy: The patch stage of Kaposiʼs sarcoma». The American Journal of Dermatopathology (en inglés) 1 (2): 165-172. ISSN 0193-1091. doi:10.1097/00000372-197900120-00011. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  32. Bunn, Belinda K.; Carvalho, Marianne de Vasconcelos; Louw, Melanie; Vargas, Pablo A.; van Heerden, Willie F. (2013-02). «Microscopic diversity in oral Kaposi sarcoma». Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology and Oral Radiology (en inglés) 115 (2): 241-248. doi:10.1016/j.oooo.2012.11.009. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  33. a b Schneider, Johann W.; Dittmer, Dirk P. (2017-8). «Diagnosis and Treatment of Kaposi Sarcoma». American journal of clinical dermatology 18 (4): 529-539. ISSN 1175-0561. PMC 5509489. PMID 28324233. doi:10.1007/s40257-017-0270-4. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  34. Pereira, Patricia Fonseca; Cuzzi, Tullia; Galhardo, Maria Clara Gutierrez (2013-04). «Immunohistochemical detection of the latent nuclear antigen-1 of the human herpesvirus type 8 to differentiate cutaneous epidemic Kaposi sarcoma and its histological simulators». Anais Brasileiros de Dermatologia 88 (2): 243-246. ISSN 0365-0596. PMC 3750888. PMID 23739689. doi:10.1590/S0365-05962013000200010. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  35. Cesarman, Ethel (2011-06). «Gammaherpesvirus and lymphoproliferative disorders in immunocompromised patients». Cancer Letters (en inglés) 305 (2): 163-174. PMC 3742547. PMID 21493001. doi:10.1016/j.canlet.2011.03.003. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  36. Dupin, N.; Fisher, C.; Kellam, P.; Ariad, S.; Tulliez, M.; Franck, N.; van Marck, E.; Salmon, D. et al. (13 de abril de 1999). «Distribution of human herpesvirus-8 latently infected cells in Kaposi's sarcoma, multicentric Castleman's disease, and primary effusion lymphoma». Proceedings of the National Academy of Sciences (en inglés) 96 (8): 4546-4551. ISSN 0027-8424. PMC 16369. PMID 10200299. doi:10.1073/pnas.96.8.4546. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  37. Krown, Susan E.; Roy, Debasmita; Lee, Jeannette Y.; Dezube, Bruce J.; Reid, Erin G.; Venkataramanan, Raman; Han, Kelong; Cesarman, Ethel et al. (15 de abril de 2012). «Rapamycin With Antiretroviral Therapy in AIDS-Associated Kaposi Sarcoma: An AIDS Malignancy Consortium Study». JAIDS Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes (en inglés) 59 (5): 447-454. ISSN 1525-4135. PMC 3302934. PMID 22067664. doi:10.1097/QAI.0b013e31823e7884. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  38. a b Hong, Angela; Davies, Stewart; Soon Lee, C. (2003-10). «Immunohistochemical detection of the human herpes virus 8 (HHV8) latent nuclear antigen-1 in Kaposi’s sarcoma». Pathology (en inglés) 35 (5): 448-450. doi:10.1080/00313020310001602657. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  39. Mohanlal, Reena D.; Pather, Sugeshnee (2015-07). «Variability of HHV8 LNA-1 Immunohistochemical Staining Across the 3 Histologic Stages of HIV-Associated Mucocutaneous Kaposi Sarcoma: Is There a Relationship to Patients' CD4 Counts?». The American Journal of Dermatopathology (en inglés) 37 (7): 530-534. ISSN 0193-1091. doi:10.1097/DAD.0000000000000363. Consultado el 5 de junio de 2021. 
  40. Marušić, Zlatko; Billings, Steven D. (2017-06). «Histopathology of Spindle Cell Vascular Tumors». Surgical Pathology Clinics (en inglés) 10 (2): 345-366. doi:10.1016/j.path.2017.01.006. Consultado el 6 de junio de 2021. 
  41. a b Fatahzadeh, Mahnaz (2012-01). «Kaposi sarcoma: review and medical management update». Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology and Oral Radiology (en inglés) 113 (1): 2-16. doi:10.1016/j.tripleo.2011.05.011. Consultado el 6 de junio de 2021. 
  42. a b Kaplan, Lawrence D. (6 de diciembre de 2013). «Human herpesvirus-8: Kaposi sarcoma, multicentric Castleman disease, and primary effusion lymphoma». Hematology (en inglés) 2013 (1): 103-108. ISSN 1520-4391. doi:10.1182/asheducation-2013.1.103. Consultado el 6 de junio de 2021. 
  43. a b Temelkova, Ivanka; Tronnier, Michael; Terziev, Ivan; Wollina, Uwe; Lozev, Ilia; Goldust, Mohamad; Tchernev, Georgi (20 de agosto de 2018). «A Series of Patients with Kaposi Sarcoma (Mediterranean/Classical Type): Case Presentations and Short Update on Pathogenesis and Treatment». Open Access Macedonian Journal of Medical Sciences 6 (9): 1688-1693. ISSN 1857-9655. PMC 6182508. PMID 30337990. doi:10.3889/oamjms.2018.354. Consultado el 6 de junio de 2021. 
  44. Gbabe, Oluwatoyin F; Okwundu, Charles I; Dedicoat, Martin; Freeman, Esther E (1 de septiembre de 2014). «Treatment of severe or progressive Kaposi's sarcoma in HIV-infected adults». En Cochrane HIV/AIDS Group, ed. Cochrane Database of Systematic Reviews (en inglés). PMC 4174344. PMID 25221796. doi:10.1002/14651858.CD003256.pub2. Consultado el 6 de junio de 2021. 
  45. a b Bishop, Bradie N.; Lynch, David T. (2021). Kaposi Sarcoma. StatPearls Publishing. PMID 30521260. Consultado el 6 de junio de 2021.