Symbiodinium

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Zooxantela»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Symbiodinium
Symbiodinium Wikipedia v2 (1).png
Clasificación científica
Dominio: Biota
Reino: Chromista
Filo: Myzozoa
Infrafilo: Dinoflagellata
Clase: Dinophyceae
Orden: Suessiales
Familia: Symbiodiniaceae
Género: Symbiodinium
Freudenthal, 1962
Especies

Ver texto

Imagen SEM de Symbiodinium en el tejido interno de un pólipo de coral Porites.
Symbiodinium sp. en tejido de pólipo coralino

Symbiodinium es un género de algas dinoflageladas de la familia Symbiodiniaceae, clase Dinophyceae.

Se conocen comúnmente por zooxantelas, del latín Zooxanthellae, que viene a significar "pequeños animales amarillos", en referencia a su color marrón-dorado.[1] De hecho, hasta la segunda mitad del siglo XX, Zooxanthella se consideraba como un género del orden Zooxanthellales. Aún hoy en día, a los animales que contienen en sus tejidos estas algas se les denomina zooxantelados, en la mayor parte de la literatura científica.

Especies[editar]

El Registro Mundial de Especies Marinas acepta las siguientes especies en el género:[2]

Descripción[editar]

Estos dinoflagelados marinos fototróficos tienen dos fases principales en su ciclo vital, una móvil, o célula flagelada, llamada mastigoto, y otra no móvil o célula cocoide.

Son organismos endosimbiontes de varios animales marinos y protistas. Generalmente son integradas por ingestión directa, y se multiplican a continuación en los tejidos del anfitrión, proporcionándole nutrientes variados. En el caso de los corales, las algas realizan la fotosíntesis produciendo oxígeno y azúcares, que son aprovechados por los pólipos, y se alimentan de los catabolitos del coral, especialmente fósforo y nitrógeno.[3]

El tamaño de la población de estos organismos en los tejidos del anfitrión es limitada por la cantidad de nutrientes y luz que recibe, así como por la digestión de las células excesivas.

Ecología[editar]

Ecología de Symbiodinium

Las distribuciones de especies de Symbiodinium comprenden diferentes gremios ecológicos en un ecosistema de arrecife coralino.

A: Cnidarios hospedantes pueden expulsar millones de células simbiontes (viables y necróticas) en el medio ambiente circundante (a). A su vez, estos animales pasan grandes cantidades de agua a través de su sistema gastrovascular, tanto para la respiración, como para la eliminación de desechos, un proceso que introduce numerosas pequeñas partículas, incluyendo alimento y otras especies de Symbiodinium (indicadas por diferencias de color en las células) (b).


B: El nicho ecológico, desde el punto de vista funcional de los grupos, difiere entre especies de Symbiodinium. Existen varios gremios ecológicos, incluyendo abundantes especies de hospedantes específicos y hospedantes generalistas (1), especies de bajo fondo y potencialmente oportunistas (2), y especies no simbióticas estrechamente relacionadas con el bioma del coral (3) y/o ocupando hábitats no asociados (4).[4]


Las Symbiodinium son especies cruciales para los arrecifes coralinos, ya que su impacto en la comunidad es extremadamente grande en relación con su fracción del total de la biomasa de la comunidad.[5] Los corales hermatípicos, aquellos que con sus esqueletos construyen los arrecifes, tienen especies de Symbiodinium, y son dependientes en gran medida de ellas, limitando así su crecimiento a la zona fótica del arrecife. Esta relación simbiótica es probablemente la responsable del gran éxito de los corales como organismos constructores de arrecifes en las aguas tropicales. Por tanto, también es clave para la supervivencia de la mayor parte de las especies coralinas, y, por consiguiente, de los propios arrecifes. De hecho, el aumento de las temperaturas de las aguas oceánicas, producido por el cambio climático global y los fenómenos como El Niño, provocan el estrés de los animales hospedantes que albergan las Symbiodinium,[6] con el abandono masivo de éstas de los tejidos animales, lo que se conoce como blanqueo en el caso de los corales, y, la muerte de estos, en muchos casos.


Aparte de los "corales duros" del orden Scleractinia, también los "corales blandos" del orden Alcyonacea y parte de las gorgonias, obtienen gran parte de sus nutrientes de la relación simbiótica con especies de Symbiodinium. Otros organismos que pueden contener Symbiodinium son las esponjas, las medusas, los moluscos bivalvos, "gusanos" marinos y algunos protistas, entre otros.



Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. http://eol.org/pages/91312/details
  2. Guiry, Michael D. (2014). Symbiodinium Freudenthal, 1962. In: Guiry, M.D. & Guiry, G.M. (2014). AlgaeBase. World-wide electronic publication, National University of Ireland, Galway (taxonomic information republished from AlgaeBase with permission of M.D. Guiry). Accessed through: World Register of Marine Species at http://www.marinespecies.org/aphia.php?p=taxdetails&id=109572 Consultado el 19 de octubre de 2014.
  3. Debelius, Helmut y Baensch, Hans A. (1998) Atlas Marino. Mergus.
  4. https://commons.wikimedia.org/wiki/File:SymbiodiniumEcology.png. Todd LaJeunesse (2012)
  5. Baker, A. C. (2003). (en inglés) Flexibility and specificity in coral-algal symbiosis: diversity, ecology, and biogeography of Symbiodinium. Annual Review of Ecology, Evolution, and Systematics. 34, 661-689.
  6. Jokiel P.L, Coles, S.L (1990) (en inglés) Response of Hawaiian and other Indo-Pacific reef corals to elevated temperature. Coral Reefs 8:155-162