Palenque (zona arqueológica)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Zona arqueológica de Palenque»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ciudad prehispánica y parque nacional de Palenque
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
Palenque Collage.jpg
De arriba hacia abajo e izquierda hacia derecha: El Templo de La Cruz, Pacal El Grande, El Palacio, El Templo del Sol, El Templo de Las Inscripciones, bajorrelieve del Templo de La Calavera
Coordenadas 17°29′00″N 92°03′00″O / 17.48333, -92.05000
País Flag of Mexico.svg México
Tipo Cultural
Criterios i, ii, iii, iv
N.° identificación 411
Región América Latina y el Caribe
Año de inscripción 1987 (XI sesión)

Palenque (en maya: Bàak') es un yacimiento arqueológico maya que se encuentra en lo que hoy es el municipio de Palenque, ubicado en el estado mexicano de Chiapas, cerca del río Usumacinta. Es uno de los sitios más impresionantes de esta cultura. En comparación con otras ciudades mayas, se la considera de tamaño mediano. Menor que Tikal o Copán, destaca por su acervo arquitectónico y escultórico.

El área descubierta hasta 2005 abarca 2,5 km², pero se estima que solo se ha explorado menos de un 2 % de la superficie total que alcanzó la ciudad, permaneciendo aún más de mil estructuras cubiertas por la selva. En 1981, Palenque fue designado parque nacional.[1] La Unesco la declaró Patrimonio de la Humanidad en 1987.[2]

Evolución del nombre[editar]

La ciudad estaba abandonada cuando tuvo lugar la Conquista de México en el siglo XVI. La primera visita de un europeo a Palenque fue la de fray Pedro Lorenzo de la Nada en 1567. En aquel entonces la región era conocida por el pueblo chol como Otolum, o ‘Tierra de Casas Fuertes’; por lo cual De la Nada lo tradujo como "Palenque" (palabra proveniente del catalán palenc) que significa ‘fortificación’ (entre otras cosas).

Palenque en la historia moderna[editar]

Un dibujo de un bajorrelieve en El Palacio hecho por Ricardo Almendáriz en el año 1787 durante la expedición Del Río.

Redescubrimiento en el siglo XVIII[editar]

La comunidad de Santo Domingo de Palenque fue fundada en las cercanías de la zona arqueológica hacia el siglo XVII. Sin embargo, no hay registros de que se hubiera prestado alguna atención a la ciudad abandonada, hasta 1773, cuando Ramón de Ordóñez y Aguilar la visitó, y reportó su visita al Capitán General de Guatemala. En consecuencia fue hecha una segunda visita al año siguiente, la cual determinó que las ruinas eran de alto interés, por lo que dos años después, el explorador y arquitecto Antonio Bernasconi fue enviado para detallar el lugar, acompañado por un contingente militar, encabezado por el coronel Antonio del Río. Cuando exploraban la ciudad abandonada, las tropas derrumbaron varios muros para poder acceder al interior de las construcciones, produciendo un daño considerable a las mismas. Bernasconi dibujó el primer mapa moderno de la ciudad, e hizo copias de algunos bajorrelieves.

Exploraciones durante el siglo XIX[editar]

En 1807, el dibujante Luciano Castañeda hizo más planos de la ciudad. Con la información de los reportes de las últimas expediciones, y conteniendo grabados basados en los documentos de Bernasconi y Castañeda, el primer libro sobre Palenque fue publicado en Londres en 1822, con el título Descriptions of the Ruins of an Ancient City, discovered near Palenque (Descripción de las ruinas antiguas descubiertas cerca de Palenque). En 1834, aparecieron dos publicaciones más basadas en las mismas fuentes.

Hasta principios del siglo XIX, se creía que las figuras plasmadas en la escultura y los bajorrelieves de Palenque, representaban egipcios, polinesios o a las diez tribus perdidas de Israel.[cita requerida] En 1831, en el reporte de su visita a Palenque, el explorador militar Juan Galindo fue el primero en hacer notar que las figuras representadas en Palenque eran más parecidas a la población local.

El Templo del Conde es donde supuestamente dormía Jean Frédéric Waldeck.
Dibujo de Waldeck del bajorrelieve en el Templo del León.

En 1832, el anticuario, cartógrafo y explorador francés Jean Frédéric Waldeck pasó dos años en Palenque haciendo bosquejos que serían publicados en 1866. Mientras tanto, en 1840, el gobernador de las Honduras Británicas envió a Patrick Walker y Herbert Caddy; y luego a John Lloyd Stephens y Frederick Catherwood a explorar la ciudad.

El fotógrafo francés Désiré Charnay tomó las primeras fotografías de Palenque en 1858, y regresó en 1881-1882. El explorador británico Alfred Maudslay fijó su campamento en Palenque en 1890, y tomó numerosas fotografías de las obras de arte e inscripciones, haciendo después moldes de papel y plástico de las inscripciones.

Exploraciones en el siglo XX[editar]

Hubo después varias expediciones, siendo quizás la más relevante la de Frans Blom en 1923, quien trazó mapas de la parte reconocida de la ciudad, además de otras áreas mucho menos exploradas, y a la postre envió su reporte al gobierno mexicano, con recomendaciones del trabajo que debía hacerse para la conservación de las ruinas.

El Templo de las Inscripciones.

Entre 1949 y 1952, el gobierno mexicano, mediante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), envió a un equipo de excavación e investigación, encabezado por el arqueólogo mexicano Alberto Ruz Lhuillier. Entre las contribuciones de este equipo, destaca el descubrimiento, bajo el Templo de las Inscripciones, de la tumba de Pacal el Grande (K'inich Janaab Pakal), considerada por muchos la tumba más importante hallada hasta la fecha en toda el área mesoamericana. El propio Ruz fue el primer ser humano en observar la tumba en más de mil años. Posteriormente, Jorge Ruffier Acosta encabezó otra expedición del INAH en la década de 1970. En esa misma década, el INAH construyó un museo arqueológico en la zona, llamado Museo de Sitio Dr. Alberto Ruz Lhuillier.

La inspiración de Merle Greene Robertson llevó a que, en 1973, tuviera lugar la primera de las mesas redondas de Palenque, una serie de encuentros de estudiosos de los mayas para discutir y examinar nuevos hallazgos. Robertson ha hecho contribuciones a la exploración de Palenque, principalmente en lo que respecta al registro de trazas de color en las esculturas. Las actividades de investigación arqueológica han sido prácticamente ininterrumpidas. Sin embargo, un hecho a destacar es que las actividades de las mesas redondas fueron retomadas en 1995; cuando se llevó a cabo la Primera Mesa Redonda de Palenque (nueva época).

Historia del Palenque maya[editar]

Ruinas residenciales, reservado para la elite maya.

Se cree que los mayas fundaron Lakam Ha durante el período Formativo (2500 a. C.-300), alrededor del 100 a. C., como una aldea predominantemente agricultora, y favorecida por los numerosos manantiales y corrientes de agua de la región.

La población creció durante el período Clásico Temprano (200-600), hasta ser una ciudad, llegando a ser la capital de la región de B'akaal (‘hueso’), comprendido en la zona de Chiapas y Tabasco, en el período Clásico Tardío (600-900). La más antigua de las estructuras que han sido descubiertas fue construida alrededor del año 600.

B'akaal fue un centro importante de la civilización maya entre los siglos V y IX, durante los cuales alternó épocas de gloria y de catástrofe, de alianzas y guerras. En más de una ocasión hizo alianzas con Tikal, la otra gran ciudad maya de la época; en especial para contener la expansión del belicoso Calakmul, también llamado "Reino de la Serpiente". Calakmul resultó victorioso en dos ocasiones, en 599 y 611.

Los gobernantes de B'akaal proclamaban que el origen de su linaje venía del pasado remoto, algunos inclusive jactándose de provenir de tiempos prehistóricos, llegando a la creación del mundo actual, que, en la mitología maya, fue en el año 3114 a. C. Las teorías arqueológicas modernas especulan que la primera dinastía de sus regidores fue probablemente olmeca.

Período clásico temprano[editar]

Bajorrelieve que muestra a K'inich Janaab' Pakal.

El primer señor de B'akaal (llamados ajaw) de quien se tiene información fue K'uk B'alam I (‘Quetzal Jaguar’), a veces llamado Gran Señor de Toktan,[3] quien gobernó durante cuatro años a partir del año 431. Después de él, llegó al poder un ajaw apodado “Casper” o “Gasparín”[4] por los arqueólogos. Los dos siguientes ajaw eran probablemente hijos de Gasparín. Se supo poco acerca del primero de ellos, B'utz Aj Sak Chiik, hasta que, en 1994, fue hallado un tablero describiendo un ritual hacia el ajaw. El mismo tablero menciona a su sucesor Ahkal Mo' Naab' I como un joven príncipe, por lo cual se especula que había una relación de parentesco entre ellos. Por razones desconocidas, Ahkal Mo' Naab' I tuvo gran prestigio, pues los señores que lo sucedieron se mostraban orgullosos de ser sus descendientes.

Al morir Ahkal Mo' Naab I en 524, hubo un vacío de cuatro años, antes de que el siguiente ajaw fuera coronado en Toktán en 529. K'an Joy Chitam I gobernó durante 36 años. Sus hijos Ahkal Mo' Naab' II y Kan B'alam I[5] gobernaron en sucesivos períodos, con un período intermedio donde se desconoce si hubo un ajaw, y el nombre de este. Kan B'alam I fue el primer ajaw que utilizó el sobrenombre Kinich, o ‘Gran Sol’, el cual fue utilizado por los señores subsecuentes. Fue sucedido en 583 por Yohl Ik'nal, quien se cree fue su hija. Las inscripciones halladas en Palenque documentan una batalla ocurrida bajo su gobierno, en la cual tropas de Calakmul invadieron y saquearon Palenque, un hecho militar sin precedentes conocidos. La batalla y saqueo ocurrieron el 21 de abril de 599.

Una segunda victoria de Calakmul ocurrió casi exactamente doce años después, en 611, bajo el gobierno de Sak K'uk, una forastera de sangre real, que fue consagrada gran Dama y madre de Pakal el Grande. En esta ocasión, el ajaw de Calakmul entró personalmente a Palenque, consolidando el significativo desastre militar, el cual fue seguido por una época de desorden político. La destrucción fue tal, que en 615 (año en que K'inich Janaab' Pakal sube al trono) comienza una de las etapas constructivas más importantes de esta ciudad.

Período clásico tardío[editar]

Bajorrelieve en el museo de Palenque que muestra a Upakal K'inich, el hijo de K'inich Ahkal Mo' Naab III.

B'aakal comenzó el período Clásico tardío sumido en el desorden provocado por las derrotas ante Calakmul. Los textos escritos en 613 son pesimistas: «perdida está la divina señora, perdido está el rey», y cuentan que algunos ritos fundamentales no han sido realizados. No se han hallado menciones al gobernante en turno.

Se cree que durante el gobierno de Aj Ne' Ohl Mat, ejerció un poder alterno su hermano llamado Janaab' Pakal, a veces llamado Pakal I gracias a un acuerdo político. Janaab Pakal asumió las funciones del ajaw pero nunca fue coronado; y fue sucedido en 612 por su hija, la señora Sak K'uk, quien gobernó por sólo tres años.[6] Se considera que la dinastía fue refundada a partir de entonces, pues B'aakal retomó el camino de la gloria y el esplendor.

Su hijo es el más conocido de los señores mayas, K'inich Janaab' Pakal, también llamado Pakal el Grande. A partir de los doce años de edad, reinó en Palenque de 615 a 683. Conocido como “el protegido de los dioses”, llevó a Palenque a nuevos niveles de esplendor, a pesar de haber llegado al poder cuando la ciudad vivía un período de decadencia. Pacal el Grande se casó con la princesa de Ox Te' Kuh, Tz'akbu Ajaw, en 624 y tuvo al menos tres hijos.

El Observatorio, torre que forma parte del Palacio.

Durante su gobierno, se construyeron la mayoría de los palacios y templos de Palenque; la ciudad floreció como nunca antes, eclipsando a Tikal. El conjunto central, conocido como El Palacio, fue ampliado y remodelado en varias ocasiones, notablemente en los años 654, 661 y 668. En esta estructura, se encuentra un texto describiendo que en esa época Palenque estaba aliado nuevamente con Tikal, y también con Yaxchilán, y que se realizó la captura de seis señores enemigos de la alianza. No se ha podido traducir mucho más detalle del texto.

Después de la muerte de Pacal el Grande en 683, su hijo mayor K'inich Kan Balam II asumió como señor de B'aakal; y este fue sucedido en 702 por su hermano K'inich K'an Joy Chitam II. El primero continuó las obras arquitectónicas y escultóricas que había iniciado su padre, además de terminar la construcción de la famosa tumba de Pacal el Grande. Además, comenzó ambiciosos proyectos, como el Conjunto de las Cruces. Gracias a las numerosas obras comenzadas durante su gobierno, hoy se tienen retratos de este ajaw, hallados en varias esculturas. Su hermano lo sucedió continuando con el mismo entusiasmo constructor y artístico, reconstruyendo y ampliando el costado norte del Palacio. Gracias al reinado de estos tres señores, B'aakal tuvo un siglo de crecimiento y esplendor.

En 711, Palenque fue asediado por el reino de Toniná, llevando prisionero al anciano señor K'inich K'an Joy Chitam II. No se sabe el destino final del ajaw, y se presume que fue ejecutado en Toniná. Durante diez años Palenque estuvo sometido a Toniná hasta que K'inich Ahkal Mo' Naab III fue coronado en el año 721. Aunque el nuevo señor pertenecía a la realeza, no era hijo de K'inich K'an Joy Chitam II, sino de su hermano Tiwol Chan Mat, otro hijo de Pakal el Grande. Se cree, por tanto, que esta coronación supuso una desviación en la línea dinástica; y probablemente K'inich Ahkal Mo' Nab' III llegó al poder tras haber dedicado esos años al cabildeo y el forjado de alianzas políticas. Este ajaw, su hermano Upakal K'inich Janaab' Pakal y su hijo K'inich K'uk' B'alam II, gobernaron hasta finales de siglo. Poco se ha sabido acerca de esa época, salvo que, entre otros eventos, Toniná continuaba en pie de guerra, y en esta ciudad hay jeroglíficos que registran una nueva derrota de Palenque.

El abandono de Palenque[editar]

El estado de B'aakal estuvo constantemente presionado durante el siglo VIII, del mismo modo que ocurrió con otras ciudades mayas del período clásico. Wak Kimi Janaab' Pakal, también llamado Pacal IV, comenzó a gobernar en 799, y después de él, se pierden los rastros de la dinastía de Palenque. Poco después del año 800 ya no hubo nuevas construcciones en el centro ceremonial. Aunque se sabe que a principios del siglo IX B'aakal ocupaba una posición que aún era respetable e influyente en el área, la emigración y el abandono ya habían comenzado. Lakam Ha' continuó habitada por unas cuantas generaciones más dedicadas a la agricultura, y el lugar fue abandonado paulatinamente, al tiempo que la selva avanzaba sobre él. Para el siglo XVI la región apenas estaba habitada.

Estructuras principales[editar]

El acueducto que proporciona agua fresca procedente de la sierra a la ciudad.
El Templo del Sol.
  • Templo de las Inscripciones. Se trata de un templo sobre una pirámide escalonada localizada en el costado oriental. Tiene este nombre por tres tableros de roca con inscripciones jeroglíficas, que se encuentran dentro del templo. Los jeroglíficos detallan la historia de la dinastía regente en la ciudad, y los hechos de Pacal el Grande. La estructura está decorada con relieves hechos en estuco. En el interior del templo, una baldosa cubría la escalinata que descendía dentro de la pirámide, que en dos tramos, llegaba a la cripta funeraria de Pacal. Tanto el sarcófago y la losa que lo cubre, como los muros de la cripta, están decorados con bajorrelieves que muestran, entre otras cosas, la muerte de Pacal y su descenso al inframundo, donde toma la identidad de uno de los dos gemelos que, en el Popol Vuh, derrotaron a los señores del inframundo y alcanzaron la inmortalidad. En los jeroglíficos de la cripta, se describen también el origen y los ancestros de Pacal, así como la banda celeste y una serie de deidades mayas.
  • El Palacio. Más que un edificio, se trata de un complejo de edificios interconectados, que fueron construidos, remodelados y modificados a lo largo de cuatrocientos años, sobre una terraza artificial. Está situado en la parte central de la zona arqueológica, y su nombre se debe a la conjunción de patios, crujías y la torre de cuatro cuerpos que lo caracteriza. Contiene esculturas y bajorrelieves en estuco de alto valor artístico.
  • Acueducto. Se trata de una estructura abovedada de tres metros de altura, conduce al río Otulum por debajo de la plaza principal de Palenque, en la sección que corresponde a la fachada oriental del Palacio. El acueducto se complementa con un puente de piedra construido aguas abajo, en el lugar conocido como Baño de la Reina, al extremo norte del grupo principal.
  • El Conjunto de las Cruces, formado por el Templo de la Cruz, el Templo del Sol, y el Templo de la Cruz Foliada. Se trata de un conjunto de templos sobre pirámides escalonadas, cada uno con elaborados relieves en su interior. Los templos conmemoran el ascenso al trono del señor Chan Bahlum II, tras la muerte de Pacal el Grande, y muestran al nuevo señor recibiendo la grandeza de manos de su predecesor. Las cruces a las que aluden los nombres de los templos, son en realidad representaciones del árbol de la creación que se encuentra en el centro del mundo, de acuerdo a la mitología maya. El Templo de la Cruz aún conserva la crestería, un muro calado que coronaba la estructura. En su interior estaba el tablero central (hoy exhibido en el Museo Nacional de Antropología) que tiene una representación del monstruo de la tierra, del cual brota una planta de maíz. Sobre la planta, flanqueada por dos figuras humanas, se encuentra posada un ave fantástica. El Templo de la Cruz Foliada ha perdido su fachada, y solo la segunda crujía se conserva completa.
  • Templo del León. Se encuentra 200 m al sur del grupo principal. Debe su nombre al elaborado bajorrelieve, hoy destruido, que representaba a un rey sentado sobre un trono en forma de un jaguar bicéfalo.
  • Templo del Conde. Fue llamado así por Waldeck, quien lo habitó durante su estancia en Palenque, y, entre otras extravagancias, se acreditaba a sí mismo el título de conde (otra veces asumía los títulos de barón y duque). El elegante edificio tiene un basamento escalonado de cinco cuerpos. En la parte superior está un templo que conserva la totalidad de sus elementos arquitectónicos originales.
  • Juego de pelota. Dos plataformas paralelas formaron la estructura para el juego de pelota. Sin embargo, aún se requieren trabajos de exploración y consolidación.

Señores de Palenque[editar]

Máscara en jade del rey K'inich Janaab' Pakal. Museo Nacional de Antropología e Historia, México, D.F.
K'inich K'an B'alam II (Chan Bahlam II) en un dibujo de un relieve de Frederick Catherwood en el libro de 1841 Incidents of Travel in Central America, Chiapas, and Yucatan de Stephens y Catherwood.

La lista siguiente comprende a los señores que se sabe gobernaron Palenque, con las fechas de sus gobiernos:

Véase también[editar]

Portal Artículos relacionados con México.

Notas[editar]

  1. conanp.gob.mx. «20 de julio de 1981 - Decreto por el que se declara Parque Nacional, con el nombre de Palenque» (en español). Consultado el 18 de mayo de 2012.
  2. Unesco. «Pre-Hispanic City and National Park of Palenque» (en inglés). Consultado el 19 de mayo de 2012.
  3. Se cree que Toktán existió realmente, aunque el lugar no ha sido localizado. Se especula que probablemente tenga relación con el lugar de origen de la dinastía.
  4. Gasparín (Casper) es el apodo con el que se conoce al segundo señor de Palenque. Su verdadero nombre, contenido en un glifo, no ha podido ser descifrado. Se sabe que llegó al poder con trece años de edad, y gobernó más de medio siglo. El nombre fue acuñado por Linda Schele (Marken, 2007; 227)
  5. Se cree que K'an B'alam I era hermano de Ahkal Mo' Naab II, pues sólo era un año menor que este último.
  6. Abdicando en favor de su hijo. Se cree que ella retuvo el poder mientras su hijo, en ese entonces de doce años, maduraba lo suficiente para gobernar por sí mismo.

Bibliografía[editar]

  • Bartolomé Bistolleti, Miguel, et al. Mesas Redondas de Palenque. Publicaciones del INAH, México, 2000. ISBN 970-18-2521-7.
  • Bethell, Leslie, ed. Historia de América Latina. Vol. 1: La América precolombina y la conquista. Cambridge University Press, Barcelona, 1998. ISBN 84-7423-436-0.
  • Blom, Frans. Las ruinas de Palenque, Xupá y Finca Encanto. Colección "Biblioteca del INAH". Tercera edición. Publicaciones del INAH, México, 1991. ISBN 968-6487-92-1.
  • García Moll, Roberto. Palenque: 1926-1945. Antologías "Serie Arqueología". Segunda edición. Publicaciones del INAH, México, 1991. ISBN 968-6487-93-X.
  • Marken, Damien B. (2007). Palenque: Recent Investigations at the Classic Maya Center. Estados Unidos: Rowman Altamira. ISBN 978-0-7591-0874-5. Consultado el 7 de septiembre de 2012. 
  • Rivero Torres, Sonia Evangelina. La guerra entre los antiguos mayas. Memoria de la Primera Mesa Redonda de Palenque. Publicaciones del INAH, México, 2000. ISBN 970-18-2501-2.
  • Robles Castellanos, Fernando José. Arquitectura e ideología de los antiguos mayas. Memoria de la Segunda Mesa Redonda de Palenque. Publicaciones del INAH, México, 2000. ISBN 970-18-2515-2.
  • Ruz Lhuillier, Alberto. Los antiguos mayas. Fondo de Cultura Económica, México. ISBN 968-16-4831-5.
En inglés
  • Ruz Lhuillier, Alberto. Official guide from Palenque. Publicaciones del INAH, México, 1978. ASIN B0007B5AMK.

Enlaces externos[editar]