Zodiaco de Dendera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El llamado zodiaco de Dendera es un conocido bajorrelieve del Antiguo Egipto esculpido en el techo de la pronaos (o pórtico) de una cámara dedicada a Osiris en el templo de Hathor de Dendera, en Egipto. Está expuesto en el Museo del Louvre de París y mide 253 por 255 cm.

El zodiaco de Dendera expuesto en el Louvre.

Contiene imágenes que parecen corresponder a las constelaciones de Tauro y Libra. Esta cámara está datada a finales del periodo ptolemaico y su pronaos fue añadida durante el reinado del emperador Tiberio. Esto llevó a Jean-François Champollion a fechar el relieve correctamente en el periodo grecorromano, pero muchos de sus contemporáneos postularon que databa del Imperio Nuevo. La fecha aceptada mayoritariamente en la actualidad es hacia el año 50 a. C., pues muestra estrellas y planetas en las posiciones en que se observarían en esa época. Se ha conjeturado con que el relieve sirviera de base para la confección de sistemas astronómicos posteriores.[1]

Historia[editar]

Durante la campaña napoleónica en Egipto, Vivant Denon dibujó el zodiaco circular y los rectangulares. En 1802, tras la expedición napoleónica, Denon publicó varios grabados del techo del templo en su Voyage dans la Basse et la Haute Egypte.[2] Éstos suscitaron una gran controversia en torno a la fecha del zodiaco, que iba desde miles de años hasta unos siglos y si era un planisferio o una representación astrológica.[1] Louis Charles Antoine Desaix, también miembro de la expedición, decidió enviar el relieve a Francia y así, en 1820, el distribuidor de antigüedades Sébastien-Louis Saulnier encargó a Jean Baptiste Leloraine, un maestro albañil, extraer el zodiaco circular usando herramientas especialmente diseñadas para esa labor. La pieza finalmente llegó en 1821 a París y al año siguiente fue instalada por Luis XVIII en la Biblioteca Real. En 1964, se trasladó de la Biblioteca nacional al Museo del Louvre.

Descripción del zodiaco[editar]

Grabado del siglo XIX del zodiaco.

El zodiaco es un planisferio o mapa de las estrellas en un plano de proyección particular, mostrando las 12 constelaciones zodiacales de la banda, que forman 36 «décadas» de diez días cada uno, y los planetas. Estas «décadas» son grupos de estrellas de primera magnitud. Estos se utilizaron en el antiguo calendario egipcio, que se basó en ciclos de 30 días y en el orto helíaco de la estrella Sothis (Sirio).

Su representación del zodiaco en forma circular es único en el arte del Antiguo Egipto, siendo más normales los zodiacos rectangulares, como los que decoran la pronaos del mismo templo o los «techos astrónomicos» de las tumbas del Valle de los Reyes.

La bóveda celeste está representada por un círculo sostenido por cuatro pilares del cielo en forma de mujeres, entre las que se insertan seres con cabeza de halcón. En el primer anillo, 36 seres simbolizan los 360 días del año egipcio quedando 5 1/4 días epagomenales sin nombre (funestos).

En el círculo interior, se encuentran las constelaciones, mostrando los signos del zodíaco. Algunas de éstas están representadas de la forma habitual, como por ejemplo, Aries, Tauro, Scorpio, Capricornio, aunque en la mayoría en diferente orientación en comparación con las convenciones de la antigua Grecia y la evolución árabe-occidental posterior), mientras que otros se muestran en la forma habitual de Egipto, como Acuario, que está representado como el dios de las inundaciones Hapy, sosteniendo dos vasos de los que brota agua.

Asunto de Dendera[editar]

La polémica en torno al zodiaco, llamado el «Asunto de Dendera», incluyó a personas como Joseph Fourier (que calculó su composición en el 2500 a. C.),[3] Thomas Young, Jean-François Champollion y Jean-Baptiste Biot.[4] Johann Karl Burckhardt y Jean-Baptiste Coraboeuf mantuvieron, tras analizar la pieza, que los antiguos egipcios conocían la precesión de los equinoccios. Champollion, entre otros, creyeron que se trataba de un zodiaco religioso y descifró los nombres de los emperadores Tiberio, Claudio, Nerón y Domiciano y fechó el relieve en la época de dominación romana.[5]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Haddon, J. (1825): Zodiac of Dendera, epitome. (Exhib., Leic. square).
  2. Abigail Harrison Moore, "Voyage: Dominique-Vivant Denon and the Transference of Images of Egypt", Art History 25.4 (2002:531–549).
  3. Francis Lister Hawks, The Monuments of Egypt: Or, Egypt a Witness for the Bible. John Murray, 1850. 256 pages. Page 158.
  4. Biot, Récherches sur plusieurs points de 1'Astronomie Egyptienne, appliquées aux monumens astronomiques trouvés en Egypte. Paris, 1823. 8 Volumes.
  5. J. G. Honoré Greppo, Essay on the Hieroglyphic System of M. Champollion, Jun., and on the Advantages which it Offers To Sacred Criticism. Saxton & Miles, 1842. 276 pages.

Enlaces externos[editar]