Zeleste

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Zeleste fue una histórica sala de conciertos de Barcelona inaugurada el año 1973. Actualmente desaparecida, fue sustituida por la sala Razzmatazz y trasladada al barrio del Poblenou. Fue un punto central del movimiento musical de los años 70 conocido como rock laietà.

Historia[editar]

Al principio, se pensó en el nombre Celeste, la novia del elefante de cuentos Babar. Parece ser que Sílvia Guvern, encargada de crear el logotipo, pidió a su hijo de cinco años que escribiera el nombre, y él lo hizo con Z. Así, en origen, el nombre Zeleste quería ser infantil, aunque con el tiempo se tendió a ver más como un acto de provocación.

La sala Zeleste estaba ubicada en el barrio del Born, en la calle Argenteria. En aquella época no era una sala grande pero apostaba por los éxitos internacionales y figuras locales como Gato Pérez, Sisa y el showman Carles Flavià. También se hizo un nombre como sala de conciertos de jazz, tocando Bill Evans, Stan Getz, Machito, Gerry Mulligan o Carles Benavent, en ella.

En la sala Zeleste es donde se hizo el primer festival de música hindú de Barcelona.[1]

En los setenta, esta sala fue una de las que propició el rock laietà, precursor o iniciador del rock català. Se crearon formaciones como la Companyia Elèctrica Dharma y l'Orquestra Plateria (1974). La sala era un referente no solo en Barcelona sinó en toda España. Durante los 80 tocaron bandas de rock, punk y mods, com ara Loquillo, Los Rebeldes y El Último de la Fila.

En 1986 se cierra el local del Born para abrir uno nuevo y mayor en la calle Almogàvers de Poblenou. La nueva Zeleste se ubica en el espacio antes ocupado por dos fábricas de alfombras y estampados. Con una capacidad para 2.000 personas, ha albergado a artistas de la talla de Paul McCartney, Yoko Ono, James Taylor, Oasis, Pj Harvey, Tricky, Sugarcubes, Björk, Siouxie, Bauhaus, Juan Luis Guerra, Blur, Radiohead, Sangtraït, etc.

El año 2000 Zeleste tiene una deuda de unos 780.000€ con la Seguridad Social más una deuda de unos 36.000€, de alquiler, suficiente para ser echados del local. El mismo año la sala reúne, con nuevos propietarios, unos cuantos cambios y se funda la nueva sala Razzmatazz.

Referencias[editar]