Zecharia Sitchin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Zecharia Sitchin
ZechariaSitchin.png
Nacimiento 11 de julio de 1920
Flag of Azerbaijan SSR (1920-1921).svg Bakú, Azerbaiyán
Fallecimiento 9 de octubre de 2010 (90 años)
Bandera de los Estados Unidos Nueva York, Estados Unidos
Ciudadanía Estados Unidos
Alma máter London School of Economics and Political Science
Universidad de Londres
Conocido por Teoría de astronautas antiguos
Sitio web
http://www.sitchin.com/

Zecharia Sitchin (Bakú, Azerbaiyán, 11 de julio de 1920 – Nueva York, Estados Unidos 9 de octubre de 2010[1] ) fue un escritor autor de una serie de libros pseudocientíficos, que promueven la teoría de los antiguos astronautas, el supuesto origen extraterrestre de la humanidad, la cual atribuye la creación de la cultura sumeria a los Anunnaki (o Nefilim) que procederìan del planeta llamado Nibiru que supuestamente existiría en el sistema solar.

Afirmó que la mitología sumeria refleja este punto de vista; sus especulaciones han sido descartadas por científicos, historiadores y arqueólogos, que están en desacuerdo tanto en su traducción de textos antiguos como en su comprensión errónea de la física.[2]

Biografía[editar]

Educado en el Mandato Británico de Palestina y licenciado en Historia Económica por la London School of Economics, conocía en profundidad el hebreo clásico y el moderno, y leía el sumerio[cita requerida] así como otros idiomas antiguos de oriente. Tradujo y reinterpretó antiguas tablillas e inscripciones de los pueblos donde surgieron las primeras civilizaciones. Durante años fue uno de los principales periodistas y editores de Israel. Vivía en Nueva York, donde participó en programas de televisión y radio. Las obras de Sitchin, han sido traducidas a veintiséis lenguas, y publicadas en ediciones de bolsillo e incluso en versión Braille para invidentes.

Las teorías de Sitchin, se apoyan en interpretaciones propias y desacreditadas de fuentes sumerias, babilónicas, mitología del Cercano Oriente, de la arqueología y de la Biblia, entretejiéndolo y relacionándolo todo con los libros del Antiguo Testamento, el Libro de los Jubileos y otras fuentes.

Especulaciones de Sitchin: la creación de la raza humana por extraterrestres[editar]

Sitchin interpretó las traducciones en lenguas modernas de los textos escritos en varias tablillas de arcilla que se encuentran en distintos museos del mundo. Según esta interpretación, habría que hablar de una nueva versión de la creación humana, según la cual seres extraterrestres serían los responsables del inicio y la evolución de la especie humana (mediante intervención con ingeniería genética).[3] Estas interpretaciones han sido desacreditadas por expertos en lenguas antiguas. Así, el experto en lenguas antiguas Michael S. Heiser ha encontrado multitud de errores e inexactitudes en las traducciones de Sitchin,[4] [5] mientras que el profesor Ronald H. Fritze, en su libro Conocimiento inventado: Falsa Historia, Falsa Ciencia y Pseudoreligión, menciona como ejemplo de falsificación histórica la afirmación de Stichin de que el signo sumerio Din-Gir significa "los puros de los cohetes humeantes", añadiendo que la asignación de significados a palabras antiguas por parte de Sitchin es tendenciosa y frecuentemente forzada[6] Fritze también critica la metodología de Sitchin, asegurando que "cuando los críticos han comprobado las referencias de Sitchin, han encontrado este cita frecuentemente fuera de contexto, o trunca sus citas para distorsionar la evidencia y probar sus afirmaciones. La evidencia es presentada de forma selectiva y toda evidencia contradictoria es eliminada".

Fue autor de las «Crónicas de la Tierra», una serie de 7 libros en los que expuso el resultado de sus investigaciones: El 12.º planeta (presentado en 1976) fue el primero de ellos. Además de estos ejemplares, 7 volúmenes más acompañan a la serie, añadiendo estudios recientes, descubrimientos y exposiciones nuevas acerca de sus teorías. Sus reinterpretaciones provocaron muy diversas reacciones. Según su reinterpretación de las traducciones realizadas por los expertos en lenguas sumerias, acadias y asirio-babilónicas, existe en el Sistema Solar un planeta llamado Nibiru que se acerca cada 3600 años, provocando cambios positivos o catástrofes. El tamaño y la órbita con la cual Nibiru ("Planeta del Cruce" traducido) ingresa a nuestro Sistema Solar (a favor de las agujas del reloj, contrario al resto de planetas), serían los causantes de tales eventos.[7]

Según las teorías de Sitchin basadas en sus reinterpretaciones y en lo que cree que debe leerse en los escritos sumerios sobre el origen del planeta Tierra, Nibiru (Marduk para los Babilonios) fue capturado por la órbita de Neptuno (EA). Ingresó en nuestro Sistema Solar contrariamente al sentido en el cual giran los demás planetas (en contra de las agujas del reloj) y varios de los satélites del "planeta intruso" impactaron con la Tierra (Tiamat) partiéndola en dos, y desplazándola de su órbita natural. Con el tiempo, nuestro planeta, iría adquiriendo la forma como lo conocemos hoy día, y los restos de la colisión serían el Cinturón de Asteroides.

Según dice Sitchin, en los textos sumerios se hablaría de una raza extraterrestre (los Anunnaki), que habrían creado a los humanos para que trabajaran como esclavos en sus minas de África (y en otros lugares de la tierra como América del Sur y Mesoamérica), con el fin de obtener minerales y metales, principalmente oro. Pero lo cierto es que ni siquiera existe el término Anunnaki en todo el léxico sumerio y asirio-babilónico. Es una viejo error de lectura de los primeros estudiosos de tales lenguas que hace ya muchas décadas, incluso antes de Sitchin empezar a escribir sus libros, que ya había sido descubierto y corregido.

Según su reinterpretación, los de "cabeza negra" de Sumeria fueron creados por esos seres, al mezclar las esencias de vida del hombre/mujer simio y los Anunnaki. El proceso consistía en «fijar» sobre la criatura ya existente la «imagen» (la composición genética, interna) de los Anunnaki; es decir, implementar mejoras en el hombre/mujer simio mediante manipulación genética y, adelantándose así a los acontecimientos evolutivos, darle vida al «hombre», al Homo Sapiens. El término cabezas negras es el autónimo que los sumerios utilizaban para referirse a ellos mismos. Se veían así mismos como esclavos al servicio de los dioses, que los habrían creado para que trabajaran para ellos.

Las tablillas sumerias se refieren a la gente de cabeza negra, que fueron creados en una región geográfica llamada 'AB.ZU.' (Mundo Inferior o Hemisferio Sur), la cual correspondería a África del oeste.[8] Esta región geográfica no es tal. El AB.ZU, para los sumerios, es el principio acuoso (las aguas dulces).

Sitchin habla de que la realeza era una combinación de "Dioses" y humanos, o que eran descendientes directos del dios solar, Shamhash.

Los Anunnaki son veintitrés dioses del panteón sumerio, incluyendo a Enlil (señor de los vientos) y Enki (señor de la tierra).

A estos dioses solares se les llamaba 'Sir', o Dragones, en babilonio.

Bibliografía[editar]

Serie Crónicas de la Tierra[editar]

Volúmenes complementarios[editar]

DVD[editar]

  • Are We Alone in the Universe? (basada en Genesis Revisited), documental, 1978 (lanzado en DVD en 2003)[9]
  • An Evening with Zecharia Sitchin, lecture and slide presentation, 1997
  • A Talk From The Heart!, lecture and slide presentation, 2006
  • Signs of the Return, lecture and slide presentation, 2009
  • 2012 - The End of Days?, lecture and slide presentation, 2010
  • Zecharia at 90 - Farewell Address, lecture, 2010

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]