Yamaha CS-80

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Yamaha CS-80 Sintetizador analógico polifónico

El Yamaha CS-80 es un sintetizador analógico polifónico lanzado en el año 1976.

Estos sintetizadores son probablemente de los más enigmáticos que jamás se hayan creado. Aquellos que han tenido la oportunidad de ejecutar alguna de las apenas 2000 unidades que se han fabricado desde fines de años 1970s, hablan de una increíble versatilidad para controlar los sonidos mientras se lo ejecuta, así como los bizarros ruidos provenientes de su modulador de anillo y su colorido e intuitivo panel de controles.

Por supuesto que también hablan de sus dos muy notorios problemas: su increíblemente alto peso de casi 100 kg (220 lbs aproximadamente) y su compulsiva aversión a mantenerse afinado a lo largo del tiempo (un problema bastante habitual con los sintetizadores de aquellos años).

El CS-80 fue especialmente creado como una versión "portátil" de un sintetizador aún más grande, el Yamaha GX-1. Aunque notables tecladistas como Stevie Wonder o Keith Emerson tuvieron oportunidad de contar con sus respectivos GX-1 en aquel momento, lo cierto es que no muchos músicos estaban en condiciones de pagar las £30,000 que costaba comprar uno. El CS-80 también era muy costoso, aunque ciertamente tuvo una mucho más amplia aceptación que su hermano mayor el GX-1.

Hablar del CS-80 es casi sinónimo de otro notable músico de aquellas épocas que lo utilizó ampliamente: Vangelis, de quien se dice que luego de probarlo encargó ocho unidades para llevar a su estudio Nemo en Londres. En efecto, desde 1977 en adelante utilizó sus CS-80s en todos y cada uno de sus álbumes (incluyendo los más aclamados tal como China, Spiral, Odas con Irene Papas, sus trabajos con Jon Anderson, las bandas de sonido de Chariots of Fire y Blade Runner entre otras). Debajo se proporciona una lista un poco más exhaustiva, pero también cabe mencionar, entre otros nombres muy importantes, a Klaus Schulze y Eddie Jobson.

Yamaha lanzó el CS-80 en 1976, tiempo antes de que Moog y Sequential Circuits lanzaran al mercado el Polymoog y el Prophet V respectivamente. Estos dos sintetizadores más el modelo Eight Voice de Oberheim, impidieron que el CS-80 quedara en los anales como el mejor sintetizador analógico polifónico de los setenta.


Usuarios reconocidos[editar]