Xylocopa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Abejorro carpintero
Bee September 2007-15.jpg
Abejorro carpintero (X. violacea) robando néctar
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Hymenoptera
Suborden: Apocrita
Superfamilia: Apoidea
Familia: Apidae
Subfamilia: Xylocopinae
Tribu: Xylocopini
Género: Xylocopa
Latreille, 1802
Especies

Ver texto

Xylocopa es un género de himenópteros ápidos de la subfamilia Xylocopinae conocidos vulgarmente como abejorros carpinteros (o cigarrones en Venezuela). Son abejas grandes, velludas de distribución mundial. Hay alrededor de 500 especies en 31 subgéneros.[1] Llevan este nombre porque construyen sus nidos en la madera o en cañas de bambú. La excepción es el género Proxylocopa que hace sus nidos en el suelo.

Los miembros de la tribu relacionada Ceratinini son mucho más pequeños.

Características[editar]

No comen madera, en general la descartan o usan trocitos de madera para hacer tabiques separando las celdillas del nido. Algunas perforan agujeros en la madera de construcciones. En general no causan mayor daño a las estructuras porque los túneles suelen ser superficiales.

Son importantes polinizadores de flores amplias, abiertas y en algunos casos son polinizadores obligados, como en Passiflora incarnata. Pero también en otros casos son ladrones de néctar cortando la base de la corola en flores con corola profunda para llegar al néctar sin tocar las partes sexuales de la flor y por lo tanto no recogen ni transportan polen.

Xylocopa virginica robando néctar de Monarda.

Los miembros del género Xylocopa o abejorros carpinteros se confunden fácilmente con los abejorros del género Bombus porque son de similar tamaño y coloración. Se los puede distinguir porque en general Xylocopa tiene el abdomen lustroso desprovisto de pelos mientras que Bombus suele estar cubierto de vellosidad en todo el cuerpo.

Los machos de muchas especies tienen un manchón blanco o amarillento en la cara que está ausente en las hembras. Además los machos suelen tener ojos más grandes, que tienen una función en su comportamiento sexual. Los machos establecen y vigilan sus territorios, dispuestos a atacar a cualquier intruso. No son peligrosos porque al igual que los demás machos de Hymenoptera carecen de aguijón y no pueden picar.[2] Las hembras sí son capaces de picar pero raramente lo hacen y sólo si se sienten amenazadas.

Muchos abejorros carpinteros del viejo mundo tienen una bolsa en el primer segmento abdominal llamada acarinaria que sirve de refugio a ciertos ácaros los cuales se comportan como comensales, no como parásitos. Es posible que desempeñen una función beneficiosa para el abejorro carpintero limpiando el nido, alimentándose de hongos o de parásitos de las larvas pero aún no se sabe su función exacta.

Comportamiento[editar]

Desechos producto de la limpieza y preparación del nido.
Abejorro carpintero hembra en el nido.

Los abejorros carpinteros son considerados como abejas solitarias, en que cada madre se encarga de sus propias crías; aun así tienden a ser gregarias, es decir que construyen sus nidos en proximidad unos de otros. Algunas especies presentan un grado de socialización simple en que las madres e hijas cohabitan, incluso presentan un grado de distribución del trabajo. Unas hembras pasan la mayor parte del tiempo vigilando el nido mientras otras se encargan del forrajeo. Esto nunca llega al grado avanzado de eusocialidad de las especies de abejorros y de abejas melíferas.

Los abejorros carpinteros construyen sus nidos dentro de la madera. Taladran túneles haciendo vibrar el cuerpo mientras raspan con sus mandíbulas. Cada nido tiene una sola entrada y puede consistir de varios túneles adyacentes. El tubo sirve de nido para las crías y de almacenaje para su alimento. Almacenan polen y néctar en forma de estructuras bastante complejas; en vez de ser una masa esferoide como en otras especies de abejas, la de Xylocopa suele tener varias proyecciones con forma de abrojo. Posiblemente esto sirve para reducir el contacto con las paredes del tubo y prevenir la posible contaminación por hongos o bacterias. Los huevos son muy grandes y son entre los de mayor tamaño entre los insectos.[3]

Hay dos tipos diferentes de sistemas de apareamiento y los machos presentan ciertas características físicas según a que sistema pertenecen. Las especies en que los machos tienen ojos grandes pertenecen al sistema de apareamiento en que el macho patrulla un territorio o busca a las hembras y las persigue cuando las encuentra. En el otro tipo de apareamiento los machos en general tienen cabezas chicas pero tienen un reservorio glandular hipertrofiado en el mesosoma que produce una feromona. El macho segrega la feromona cuando vuela y ésta sirve para atraer a las hembras.[4]

Galería[editar]

Referencias[editar]

  1. Minckley, R.L. 1998. A cladistic analysis and classification of the subgenera and genera of the large carpenter bees, tribe Xylocopini (Hymenoptera: Apidae). Scientific Papers, Natural History Museum, University of Kansas 9:1–47
  2. University of Kentucky Entomology: Carpenter Bees
  3. Salvatore Vicidomini (09-02-2005). «Chapter 40 — Largest Eggs». Book of Insect Records. University of Florida.
  4. Minckley, R.L., Buchmann, S.L., Wcislo, W.T. 1991. Bioassay evidence for a sex attractant pheromone in the large carpenter bee, Xylocopa varipuncta (Anthophoridae: Hymenoptera). J. Zool. Soc. London 224: 285–291

Enlaces externos[editar]