Xochipilli

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Xochipilli (náhuatl: xochipilli, ‘el príncipe de las flores’xochitl, flor; pilli , príncipe’)? en la mitología mexica es el dios del amor, los juegos, la belleza, las flores, el maíz, el placer, ; formado por los vocablos náhuatl xochitl flor y pilli príncipe, significa Príncipe de las flores, aunque también puede ser interpretada como flor preciosa o flor noble.[1]

Su culto se relaciona con el de otros dioses del maíz,[2] de la fertilidad y de la cosecha, como el dios de la lluvia, Tláloc, y el del maíz, Cinteotl. Está asociado con Macuilxochitl (Cinco flores), dios de los juegos y las apuestas.[2] Su esposa era Mayáhuel y su hermana gemela era Xochiquétzal. En su festividad religiosa asociada, que significa fiesta de las flores en náhuatl. En esta fiesta se hacían ofrendas de comida, y los pueblos cercanos a Teotihuacan llevaban cautivos como tributo para los sacrificios. Era el dios del juego de Patolli.

Se le relaciona con la deidad Macuilxóchitl «5 Flor», patrono de los juegos, los bailes y los deportes, que es representado como un hombre que sale de una Tortuga (el Zodiaco), pero tal vez sólo sea su nombre calendárico.

Museo Nacional de Antropología[editar]

En el Museo Nacional de Antropología de México se puede apreciar una extraordinaria escultura de Xochipilli, hecha en piedra volcánica y procedente de la zona de Tlalmanalco. En su libro « Magia Crística Azteca » el Maestro Samael la describe de la siguiente manera: «Se halla Xochipilli sentado sobre un cubo de basalto bellamente tallado. Las rodillas en alto y las piernas en Cruz de San Andrés, las manos con los pulgares e índices en contacto y la vista hacia el infinito. Grandes orejeras de jade; coraza con fleco que termina en garras de tigre o colmillos de serpiente sobre la cual, en el pecho, ostenta 2 Soles con sendas Medialunas sobre los mismos; pulseras y rodilleras que rematan en flor de 6 pétalos; canilleras con garras que aprisionan sus tobillos y, sobre las canilleras, 2 Campánulas con las corolas hacia abajo arrojando, una 6 Semillas y la otra Fuego; Cactli (sandalia hecha de fibras de maguey) cuyas correas se anudan graciosamente sobre sus pies. La cara de Xochipilli es impasible pero su corazón rebosa de alegría. «Las garras felinas del fleco de su coraza son las mismas que a los lados de la cara de Tonatiuh (en el Calendario Azteca) destrozan corazones, símbolo del sacrificio de las emociones del iniciado; sacrificio sin el cual no es posible llegar a Dios».

Así describe el Maestro esta escultura. Los 2 Soles y las 2 Lunas nos hablan también de la Pareja Divina Ometecuhtli (Señor Dos) y Omecíhuatl (Señora Dos). Las 6 Semillas Divinas o Xinactlis y el Fuego o Xiuh, saliendo de las 2 Campanas que se encuentran en cada canilla, nos indican la Fuerza del Amor, la fecundación del Mercurio por el Fuego, para formar el Arché de los Sabios Alquimistas, con el que se puedes fabricar los Cuerpos Solares y realizar toda la Gran Obra.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. González Torres, Yolotl; Juan Carlos Ruiz Guadalajara (1995). Diccionario de Mitología y Religión de Mesoamérica. Ediciones Larousse. pp. 161-162. ISBN 970-607-802-9. 
  2. a b Taube, Karl A. (1993) (en inglés). Aztec and Maya Myths. University of Texas Press. pp. 33. ISBN 029278130X, 9780292781306. 

Enlaces externos[editar]