William Adama

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

William "Bill" Adama es un personaje de ficción interpretado por Edward James Olmos en la nueva versión de la serie de televisión de los 70 Battlestar Galactica llamada Battlestar Galactica (Reimaginada).

Biografía del personaje[editar]

Vida previa[editar]

William Adama nació en el mundo colonial de Caprica, hijo de Joseph Adama, un abogado especializado en Derecho Civil y Evelyn Adama, contable.[1]

Adama fue un piloto de Viper con talento en la flota Colonial durante las últimas etapas de la primera guerra contra los Cylon.[2] Por su actuación durante su primera misión recibió una recomendación.[1]

Adama estaba a bordo de la Battlestar Galactica durante la última semana de la guerra, cuando un grupo de asalto Cylon intentó matar a la tripulación despresurizando la nave.

Una vez terminada la guerra, Adama contrajo matrimonio con su primera esposa, Caroline, de la que tuvo dos hijos, Zak y Lee.[3] Adama más tarde relata a la Capitana Louanne "Kat" Katraine como, durante ambos embarazos, Caroline estaba convencida de que llevaba una niña, y se sorprendió por el nacimiento de varón. El propio Adama hubiera querido una hija, diciendo que "tres es un buen número".[4]

Después de la guerra, la carrera militar de Adama estuvo confusa. Como muchos militares tras el fin de un conflicto, fue pasado a la reserva. Se divorció de Caroline, la cual más tarde se volvió a casar. Se encontró sirviendo en un carguero comercial en la ruta Caprica-Tauron, donde encontró un antiguo compañero piloto de Viper, Saul Tigh.[2] Los dos forjaron una amistad duradera, y podría decirse que Adama rescató a Tigh de sus impulsos más destructivos.[2]

De vuelta a la Flota[editar]

Edward James Olmos, el actor que interpreta a William Adama.

Durante este periodo, Adama se casó por segunda vez, con Anne, y usó las conexiones de la familia de su nueva esposa en el consejo de defensa para ser readmitido en la Flota con el rango de Capitán. una vez ascendido a Mayor, aseguró la reentrada de Tigh en la flota.[2]

Como Mayor, Adama sirvió en la Battlestar Atlantia,[1] donde tuvo una larga disputa con el oficial de control de aterrizaje que inspiró una "olorosa" celebración de su milésimo aterrizaje.[3] Más tarde sirvió como oficial ejecutivo en la Battlestar Columbia, posiblemente como Coronel, antes de ganarse su propio mando, la Battlestar Valkyrie. Adama trajo a su viejo amigo, Saul Tigh, como su oficial ejecutivo.[1] En algún momento durante esta fase de su carrera, Adama o sirvió a bordo o visitó una battlestar de clase Mercury.[5]

Aproximadamente tres años antes de la destrucción de las Doce Colonias, el Almirantazgo Colonial ordenó al comandante Adama y al Valkyrie comprobar la disposición militar de los Cylons con una misión de espionaje encubierta (e ilegal) más allá de la línea de armisticio. El vehículo de exploración Stealthstar fue descubierto por los Cylons y dañado; Adama ordenó disparar el armamento de la Valkyrie para derribarlo y evitar su captura. Estos sucesos precipitaron su traslado a la vieja Battlestar Galactica como un honorable último destino en su carrera.[1]

Los dos hijos de William Adama eligieron seguir los pasos de su padre y convertirse en pilotos de Viper. Mientras que Lee se convirtió en un piloto experto, Zak no era un piloto innato. Durante el entrenamiento, Zak empezó una relación secreta con Kara "Starbuck" Thrace, su instructora de vuelo. Zak habría suspendido su entrenamiento básico de vuelo si Kara no lo hubiera aprobado basándose en sus sentimientos por él. Durante un vuelo de rutina, el Viper de Zak se estrelló y él se mató. Esta tragedia causó una separación entre Adama y su hijo superviviente, Lee, que culpaba a su padre por empujar a Zak a la carrera militar. También durante este tiempo William Adama encontró a Kara, iniciando una relación padre-hija.[3]

Tras el ataque Cylon[editar]

Dos años después de la muerte de Zak, Adama se enfrenta a su última prueba. A la cincuentañera Galactica se le acaba su periodo en activo, destinada a convertirse en una nave museo. A la mañana siguiente a la ceremonia de retirada de la nave, los Cylons lanzaron un ataque sorpresa sobre las Doce Colonias, bombardeando las colonias con armamento nuclear y destruyeron la mayoría de la Flota Colonial. La Flota es incapaz de montar un contraataque efectivo debido a la infiltración de los Cylon en el Programa de Navegación de de los puestos de mando de las naves coloniales.[6]

Debido a que era una nave antigua de la primera guerra contra los Cylon, y a la estricta prohibición de Adama a usar abordo ordenadores conectados en red, la Galactica no es susceptible a la infiltración Cylon. La mayoría de los cazabombarderos más modernos de la Galactica no son tan afortunados, y se pierden rápidamente en el ataque. Afortunadamente, como parte de su exhibición de museo, la Galactica tiene cuarenta Mk II Vipers antiguos a bordo, incluyendo el propio cazabombardero personal de Adama. Ya que la Galactica ha sido desarmada en anticipación a su retiro, Adama lleva la nave a puerto Ragnar para rearmarse. Mientras está allí, la Galactica encuentra una flota de naves civiles que albergan alrededor de 50,000 supervivientes, incluyendo a la nueva Presidenta de las Colonias, Laura Roslin, que implora a Adama que abandone su plan de atacar a los Cylon y en su lugar guíe a los supervivientes hasta la seguridad. Después de algunas deliberaciones, accede, decidiendo que la supervivencia de la raza humana es más importante que proceder a un contraataque contra los Cylons. Galactica y su flota saltan más allá de la "línea roja" (la frontera imaginaria de saltos hiperespaciales conocidos). Se supone que deja atrás a su segunda mujer, Anne.[6]

Tras un incidente en el hangar que ocasionó la muerte de varios pilotos, Adama descubre los verdaderos detalles de la muerte de su hijo Zak, después de que Thrace deje que todo el asunto nuble su juicio de nuevo y siendo demasiado dura con los nuevos reclutas. Adama apenas es capaz de contenerse tras descubrir la causa de la muerte de Zak por parte de Thrace.[3] Los sucesos tras la confesión llevan a Adama y a su otro hijo Lee a cometer otro acto similar, permitiendo que los sentimientos nublen la razón, después que Thrace es derribada y se encuentra atrapada en un planeta inhabitable. La Presidenta Roslin fuerza a Adama a abandonar a Thrace, pero Thrace sobrevive milagrosamente y regresa a la Galactica a bordo de un Raider Cylon capturado. Adama perdona a Thrace por sus confesiones sobre Zak. Este incidente también fortifica la unión padre-hijo entre William Adama y su hijo superviviente: Lee le pregunta por cuanto tiempo estaría su padre buscándole en el caso de que desapareciera, a lo cual su padre responde "si fueras tu... nunca nos iríamos."[7]

Poco después de que la Galactica y la flota Colonial descubran el planeta perdido Kobol, un agente Cylon dispara a Adama, dejándolo en peligro mortal.[8] Aunque sobrevive a este intento de asesinato, esta experiencia casi mortal lo cambia en algunos aspectos: algunos piensan que sus inclinaciones más emocionales son una reacción post-traumática a los disparos, pero Adama bromea con Roslin diciendo que cree que él "sólo es una nenaza."[9]

Después de que la Battlestar Pegasus se uniera a la flota fugitiva, Adama entra en conflicto con la Almirante Helena Cain, comandante de la Pegasus, sobre el tratamiento a dos miembros de la tripulación de la Galactica , el teniente Karl Agathon y el capataz Galen Tyrol. La Almirante Cain y el Comandante Adama están a punto de entrar en combate con ambas naves.[5] Cada uno hace planes para asesinar al otro tras la conclusión de una operación conjunta para destruir la nave de resurrección de los Cylon. Ninguno de los planes se lleva a cabo, aunque Cain es posteriormente asesinada por el agente Cylon Gina.[10]

Con la muerte de la Almirante Cain, la Presidenta Roslin asciende a Adama a Almirante. Adama se sorprende y conmueve: en este punto de su carrera, ya había abandonado toda esperanza de obtener tal rango; anima a Roslin, que está luchando contra un cáncer de pecho, a que tenga esperanza de recuperación. También hay un beso corto y dulce entre los dos, iniciado por Adama, a quien Roslin sonríe después.[10]

Nueva Caprica y el segundo Éxodo[editar]

Tras el descubrimiento de Nueva Caprica, el Almirante Adama es reacio a establecer una colonia permanente en el planeta, pero es desautorizado por el Presidente Gaius Baltar.[11] En los meses que siguen, su actitud se ablanda, y empieza a permitir al personal militar reunirse y establecerse en Nueva Caprica.[12]

Cuando los Cylons localizan Nueva Caprica tras un año sin contacto con los seres humanos, el Almirante Adama se ve forzado a huir a su pesar con solo un puñado de naves,[11] dos mil civiles y las Battlestars Galactica y Pegasus muy cortas de personal.[13] Sin haber sido intimidado, Adama empieza a elaborar un plan de rescate para los humanos atrapados bajo el dominio Cylon. Su estrategia es heterodoxa (llega tan lejos como para saltar la Galactica dentro de la atmósfera de Nueva Caprica) pero tiene éxito, y se le alaba como un héroe.[14]

Tres años tras el incidente en la Línea de Armisticio, la Galactica rescata al teniente Daniel 'Bulldog' Novacek, el piloto de la nave de reconocimiento que Adama ordenó derribar cuando estaba al mando de la Battlestar Valkyrie. El sentimiento de culpabilidad de Adama por ese incidente y las sospechas de que él pudo haber provocado el ataque de los Cylons las Colonias le llevan a ofrecer su dimisión de la Flota: sin embargo, la Presidenta Roslin se niega a acepta su renuncia. Más aún, en un intento por mejorar la moral de la flota y premiar al Almirante Adama por su servicio militar asegurando la supervivencia de la flota, la Presidenta Roslin concede a Adama una Medalla de reconocimiento por sus 45 años de servicio a la Flota Colonial. El Coronel Tigh salva a Adama cuando Bulldog ataca a éste, como venganza por su captura, y esto marca un punto de inflexión en la relación de Adama y Tigh: después de la ceremonia de premios, los dos amigos se sientan para compartir una bebida y hablar sobre los sucesos en Nueva Caprica, y la muerte de Ellen Tigh en particular.[1]

Adama al principio apoya la competición de boxeo "sin rangos" celebrada en la Galactica con el Coronel Tigh como árbitro, viéndola como un medio útil de permitir a la tripulación ventilar sus frustraciones y prevenir que crezcan en rencillas y disputas. Sin embargo cuando ve que parte de la tripulación prefiere disfrutar de la competición en vez de cuidar de sus tareas profesionales, recuerda como se ablandó durante el año sobre Nueva Caprica. Compite con el capataz Galen Tyrol en el ring; aunque él, más joven, le derrota, sus hechos y palabras posteriores recuerdan a la tripulación la solemne tarea de proteger a la flota civil.[12]

Mientras la flota se prepara para realizar un trayecto peligroso a través de un cúmulo estelar altamente radiactivo, Tigh finalmente regresa a su puesto en el centro de mando de la Galactica. A pesar de que Adama no se une al aplauso al Coronel, no puede ocultar una leve sonrisa. Una vez atravesado el cúmulo estelar, visita a la Capitana Louanne Katraine en su lecho de muerte ya que ha recibido una dosis de radiación fatal mientras guiaba naves civiles a través del cúmulo. La reconforta, le dice que su oscura vida pasada es irrelevante para él: solo le interesa su valentía y sus magníficas cualidades como líder, por las cuales la devuelve a su puesto de comandante de grupo de vuelo. También insinúa que Kat se ha convertido en la hija que él y su primera esposa, Caroline, querían pero nunca tuvieron.[4]

Imagen pública[editar]

Adama es muy querido por la tripulación de la Galactica y muchas veces se le llama de forma afectuosa como "el Viejo", aunque nunca a la cara. Su popularidad entre la población civil de la Flota Colonial probablemente no sea tan alta. Esto se debe a que Adama ha tomado algunas decisiones bastante controvertidas, como montar un breve golpe contra la Presidenta Roslin, y ocultar el hecho de que algunos Cylons pueden hacerse pasar por humanos.

Servicio militar[editar]

El registro del servicio militar de Adama se muestra en el dossier preparado para Laura Roslin por Billy Keikeya. Aparecen los siguientes eventos:[1]

  • D6/21311 - Primer destino: Battlestar Galactica escuadrón de cazas
  • E4/21312 - Elogio por derribar un caza Cylon en su primera misión de combate
  • D5/21314 - Retirado de activo tras el armisticio
  • R6/21317 - Sirviendo como marino de cubierta en la flota mercante y como simple mozo de carga en cargueros itinerantes intra-coloniales
  • D1/21331 - Reasignado a la Flota Colonial
  • D6/21337 - Mayor: Battlestar Atlantia
  • R8/21341 - Oficial Ejecutivo: Battlestar Columbia
  • C2/21345 - Comandante: Battlestar Valkyrie
  • C2/21348 - Comandante: Battlestar Galactica


Anécdotas[editar]

  • Edward James Olmos tiene los ojos marrones, pero lleva lentes de contacto cuando actúa como William Adama para mostrarlos como azules. Esto se hace para que Olmos y Jamie Bamber, que interpreta a su hijo, Lee, se parezcan mas. Recíprocamente, Bamber se tiñe su pelo más oscuro para igualar la coloración de Olmos.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

Capítulos de referencia

  1. a b c d e f g "Hero"
  2. a b c d "Valley of Darkness"
  3. a b c d "Act of Contrition"
  4. a b "The Passage"
  5. a b "Pegasus"
  6. a b "Miniseries"
  7. "You can't Go Home Again"
  8. "Kobol's Last Gleaming"
  9. "Home"
  10. a b "Resurrection Ship"
  11. a b "Lay Down Your Burdens"
  12. a b "Unfinished Business"
  13. "Precipice"
  14. "Exodus"