Wilfred Owen

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Wilfred Owen.

Wilfred Edward Salter Owen (18 de marzo de 1893 - 4 de noviembre de 1918) fue un poeta y un soldado inglés. Su mentor Siegfried Sassoon fue una clara influencia en su chocante y cruda poesía acerca de los horrores de la Primera Guerra Mundial, que contrastaba con la percepción general que se tenía de la misma. Entre sus obras más conocidas figuran "Anthem for Doomed Youth", "Dulce Et Decorum Est", “Insensibility”, “Strange Meeting”, “Futility” y "The Parable of the old man and the young".

Primeros años[editar]

Wilfred Owen fue el mayor de cuatro hermanos. Nació en Oswestry, Shropshire (Inglaterra), el 18 de marzo de 1893; perteneció a ancestros ingleses y galeses. Por aquella época vivía junto a sus padres, Thomas y Harriet Susan (Shaw) Owen, en un confortable hogar, propiedad de su abuelo. Cuando éste murió, la familia se vio forzada a mudarse a una casa rural situada en las calles de Birkenhead, una villa del distrito de Wirral.

Fue educado en el Instituto de Birkenhead y en la ahora conocida como Wakeman School, donde recibió una sólida formación académica. Dejó la escuela en 1911, y entró en la Universidad de Londres aunque sin honores, pues sus estudios se vieron afectados por la pérdida de su tío y modelo a seguir Edgar Hilton. Además, trabajó como tutor particular en Francia antes del estallido de la Primera Guerra Mundial.

Servicio militar[editar]

En 1915 ingresó al ejército, y un año después recibió el cargo de subteniente (en pruebas) en el regimiento de Manchester. Empezó los años de guerra con un carácter alegre y optimista pero tras dos experiencias traumáticas, el rumbo de su vida cambió para siempre. En primer lugar, fue alcanzado por un mortero de trinchera que le hizo aterrizar sobre los restos de un compañero. Poco después, quedó atrapado durante días en una vieja trinchera alemana. Debido a estos dos eventos se diagnosticó que sufría de trastorno de estrés postraumático y fue enviado al Hospital de Guerra Craiglockhart de Edimburgo para ser atendido. Ahí conoció a otro poeta, Siegfried Sassoon, quien le dio ánimos y lo ayudó con problemas estilísticos, trasformando por completo su vida.

Después de un periodo de convalecencia, Owen regresó a las funciones del regimiento. En 1918, fue enviado a Ripon donde compuso varios de sus poemas, entre los que se encuentran “Futility” y “Strange Meeting”.

Homosexualidad y relación con Sassoon[editar]

Wilfred Owen siempre mantuvo a Siegfried Sassoon en una posición de héroe. Tras ser dado de alta en Craiglockhart, Owen se asoció con miembros del mundo artístico en el que lo había introducido Sassoon, como Robert Ross y Robert Graves. Andrew Motion escribió sobre la relación de Owen con Sassoon declarando que la homosexualidad del segundo le permitió a Owen poseer una ideología y un estilo de vida que encontraría naturalmente simpáticos.

Varios incidentes de la vida de Owen han llevado a algunas personas a la conclusión de que era homosexual no declarado y de que Sassoon lo atraía no sólo como poeta más experimentado, sino también como hombre. Tales incidentes fueron, por una parte, las declaraciones de Robert Graves y Sacheverell Sitwell (a quien también conoció personalmente), quienes afirmaban que era homosexual, y por otra parte, el homoerotismo como elemento central en muchos de sus poemas. A través de Sassoon, Owen fue introducido en un sofisticado círculo literario homosexual, en el que se hallaban Robert Ross (amigo de Oscar Wilde) y Osbert Sitwell, entre otros. Estos contactos aumentaron su confianza a la hora de incluir elementos homoeróticos en sus trabajos.

Poesía[editar]

Owen es considerado por los historiadores como el principal poeta de la Primera Guerra Mundial. Sus inicios en el mundo de la poesía llegaron a la temprana edad de diez años. Poetas románticos como Shelley o Keats fueron una gran influencia en sus primeros trabajos. Sin embargo, sus poemas más famosos (“Dulce et Decorum Est” y “Anthem for Doomed Youth”) surgieron del profundo efecto que hizo su amigo y consejero Siegfried Sassoon; como resultado, la poesía de Owen llegó a ser más aclamada que la de su mentor. Su poesía cambió radicalmente en 1917, después de salir del hospital. Como parte de su terapia, el doctor de Owen, Arthur Brock, alentó a éste a trasladar sus experiencias, particularmente las oníricas, a sus poemas.

Miles de poemas fueron publicados durante la guerra pero muy pocos tuvieron el beneficio de un patrocinio tan fuerte como los de Owen. Y es la influencia de Sassoon, entre otros motivos, lo que aseguró su popularidad, junto con un resurgimiento del interés en su poesía en la década de 1960, en la cual llegó a incumbir a más público. Sólo cinco de sus poemas habían sido publicados antes de su muerte. Sassoon, junto con Edith Sitwell, ayudó posteriormente a garantizar la publicación de la colección entera.

Muerte[editar]

En julio de 1918, después de un periodo de recuperación, Owen volvió al servicio activo en Francia, pese a que podría haberse quedado en su casa de servicio indefinidamente. Esta decisión la tomó cuando Sassoon, que había recibido un disparo en la cabeza en un fuego amigo, se vio forzado a volver a Inglaterra durante el resto de la guerra. Owen vio como su deber relevarle en el frente para poder seguir contando los horrores de la guerra.

El 4 de noviembre de 1918, irónicamente justo una semana antes de que acabara la guerra, Owen cayó abatido durante el cruce del canal Sambre-Oise. Su madre recibió un telegrama que le informaba de su muerte el Día del Armisticio. Actualmente, Wilfred Owen se encuentra enterrado en el Cementerio Comunal de Ors y algunos de sus poemas ocupan un lugar destacado en el Réquiem de Guerra del compositor Benjamin Britten.

Enlaces externos[editar]