WWE Brand Extension

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

WWE Brand Extension fue un proceso utilizado por la empresa de lucha libre WWE, que fue utilizado por primera vez en 2002, con el objetivo de separar y ofrecer distintas marcas que son RAW y SmackDown!, con la inducción de ECW en 2006.

Historia[editar]

WWE Brand Extension 2002 (RAW y SmackDown!)[editar]

WWE Brand Extension 2006 (RAW, SmackDown! y ECW)[editar]

Competencia entre marcas[editar]

La competencia entre marcas se redujo al mínimo, debido a que las superestrellas de todas las marcas que competían juntos sólo en pay-per-views. Sin embargo, en 2003, todos los pay per view fueron registrados por una marca exclusiva, dejando a los "Cuatro Grandes" pago por envento (Royal Rumble, WrestleMania, SummerSlam y Survivor Series) como los únicos shows donde competían todas las marcas. A partir de finales de 2006, en un intento de añadir más potencia a los shows, coincidió con que los shows entre marcas se hizo más común. En particular con los equipos MNM y The Hardys ya que, a pesar de que los compañeros de equipo fueron separados por marcas continuaron siendo pareja en luchas. Bobby Lashley también tuvo una notable acción entre marcas, cuando estuvo involucrado en una historia con el Presidente de WWE, Vince McMahon. El regreso de Saturday Night's Main Event a NBC también ha condujo a una mayor interacción entre las marcas. A partir de abril de 2007, en el evento Backlash, en todos los Pay-Per-Views figuran todas las marcas, como originalmente era en el 2002.

Pay-Per-Views[editar]

La separación de la WWE en dos marcas también tuvo la intención de dividir los pay-per-view, que comenzó con Bad Blood en junio de 2003. La idea original era que había "grandes" pay-per-view en el momento (Royal Rumble, SummerSlam, Survivor Series, y WrestleMania) y sólo ellos contenían los casos en que los luchadores de diferentes marcas podían interactuar entre sí, e incluso entre los cuatro, sólo en Royal Rumble y WrestleMania habría luchadores de diferentes marcas compiten entre sí. Como consecuencia, sólo aparecían dos tercios de luchadores en shows en un año dado, y así apareció en un menor número de shows en comparación a antes de la extensión de marca. Con una sola marca en PPV, WWE fue capaz de añadir más pay-per-views, como Taboo Tuesday/Cyber Sunday, New Year's Revolution, ECW December to Dismember, y The Great American Bash. Finalmente, la WWE abandonó la práctica de una sola marca pay-per-view después de los acontecimientos que siguieron a WrestleMania 23. ECW December to Dismember y New Year's Revolution fueron cancelados después de la noticia.

Campeonatos[editar]

Cuando un campeón era elegido, su campeonato quedaba exclusivo de su respectiva marca y solo puede ser defendido en su marca.

Véase también[editar]