Vulcano (mitología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vulcano (1838), de Herman Wilhelm Bissen (1798-1868). Escultura en el Museo Thorvaldsen, Copenhague.

Vulcano es el dios del fuego y los volcanes en la mitología romana, hijo de Júpiter y Juno y esposo de Venus. Era dios del fuego y los volcanes, forjador del hierro y creador de armas y armaduras para dioses y héroes. Corresponde con Hefesto en la mitología griega. Otros nombres que recibe son: Mulciber ('el que ablanda') en la mitología romana y Sethlas en la mitología etrusca.

Se le representa como un hombre entrado en años, fornido, aunque cojo y de desagradable aspecto. A pesar de ello se casó con la diosa del Amor, Venus, quien le fue infiel con el dios de la guerra, Marte, en un episodio muy difundido.

Diversas escenas de este dios han sido representadas en el arte, por parte de artistas como Velázquez, Rubens, Tintoretto o Giovanni Battista Tiepolo.

La fragua de Vulcano[editar]

Se creía que la fragua de Vulcano se encontraba situada bajo el Monte Etna, en Sicilia, o bajo la isla eolia de Vulcano, en el mar Tirreno. La mitología griega situaba allí la fundición de Hefesto, Dios del fuego y los metales, que tenía por ayudantes a los Cíclopes y a los gigantes.

El templo de Vulcano en el Foro romano, llamado el Volcanal, era, según parece, una pieza importante de los rituales civiles del antiguo Imperio romano. Hoy día, una estatua de Vulcano colocada en Birmingham, Alabama es la mayor estatua de hierro forjado en todo el mundo.

La Vulcanalia[editar]

Durante la festividad de la Vulcanalia, celebrada el día 23 de agosto (día de Vulcano en el calendario romano), se sacrificaba pescado y pequeños animales arrojándolos al fuego. En este día, relata el historiador Apiano que, en el año 153 a. C. tuvo lugar el primer enfrentamiento entre el ejército romano al mando de Quinto Fulvio Nobilior y el ejército celtibérico de segedenses y numantinos al mando de Caro de Segeda. El resultado de esta primera batalla fue a favor de los celtíberos y desde entonces Roma declaró este día como nefasto. Actualmente, una recreación histórica de la batalla es representada en el municipio aragonés de Mara (Zaragoza).

Enlaces externos[editar]

  • Grabados de Venus y Vulcano, con su explicación respectiva: 1; 2.