Vuelo 867 de KLM

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vuelo 867 de KLM
PH-BFC.jpg
El avión implicado del vuelo 867
Fecha 15 de diciembre de 1989
Causa Fallo de todos los motores debido al bloqueo por ceniza volcánica
Lugar Volcán Redoubt, Anchorage, Alaska
Origen Aeropuerto de Ámsterdam Schiphol
Destino aeropuerto internacional de Anchorage
Fallecidos 0
Heridos 0
Implicado
Tipo Boeing 747-406M
Operador KLM
Registro PH-BFC
Pasajeros 231
Tripulación 14
Supervivientes 245 (todos)

El 15 de diciembre de 1989, el vuelo 867 de KLM en ruta al aeropuerto internacional de Anchorage, Alaska desde el aeropuerto de Ámsterdam Schiphol, se encontraba en descenso hacia el aeropuerto de Anchorage cuando sus cuatro motores fallaron. El Boeing 747-400, con menos de seis meses de vida,[1] voló a través de una nube de ceniza volcánica procedente del Monte Redoubt,[2] que había erupcionado el día antes.

Fallo de motor[editar]

Los cuatro motores del avión fallaron dejando al avión sólo con los sistemas críticos haciendo uso de la electricidad de reserva. Un informe afirmó que la parada de los motores se debió a la entrada de polvo volcánico dentro de la cubierta de vidrio del motor lo que hizo fallar los sistemas de control de temperatura y esto llevó a una autodesconexión de los motores.[3]

Cuando los cuatro generadores principales se apagaron debido al fallo de todos los motores, se produjo una interrupción momentánea de potencia mientras los instrumentos de vuelo eran transferidos a la potencia estática. La potencia estática en los 747-400 está proporcionada por dos baterías e inversores. El capitán inició el procedimiento de reinicio del motor que no logró en las primeras ocasiones y que repitió hasta lograr su arranque. En algunos de los intentos, como uno o más (pero no todos) de los motores comenzaron a operar, el generador principal volvió a conectarse. Estos encendidos y apagados continuos provocaron interrupciones en la transferencia de potencia a los instrumentos de vuelo. La desaparición temporal de los instrumentos daba la sensación de que el sistema de potencia estática había fallado. Estas transferencias de potencia fueron luego verificadas en la grabadora de datos de vuelo.

Transcripción[editar]

Las siguientes transmisiones tuvieron lugar entre Anchorage Centro, la instalación de control de tráfico aéreo de la región, y el KLM 867:[4]

  • Piloto KLM B–747—‘‘KLM 867 pesado alcanzando nivel 250 rumbo 140º’’
  • Anchorage Centro—‘‘Ok, ¿tiene a la vista la nube de ceniza volcánica en este momento?’’
  • Piloto KLM B–747—‘‘Si, pensamos que la nube que tenemos a la vista debe de ser ceniza. Es más marrón que una nube normal.’’
  • Piloto KLM B–747—‘‘Tenemos que virar a la izquierda ahora. . . Hay humo en la cabina en este momento, señor.’’
  • Anchorage Centro—‘‘KLM 867 pesado, recibido, izquierda a discrección.’’
  • Piloto KLM B–747—‘‘Ascendiendo a nivel 390, estamos en una nube negra, rumbo 130º.’’
  • Piloto KLM B–747—‘‘KLM 867 con fallo de todos los motores y en descenso inmediato!’’
  • Anchorage Centro—‘‘¿KLM 867 pesado, Anchorage?
  • Piloto KLM B–747—‘‘KLM 867 pesado, estamos descendiendo. . . Estamos en caida’’
  • Piloto KLM B–747—‘‘KLM 867, necesitamos toda la asistencia que nos pueda dar, señor. Solicitamos vectores’’

Reconexión de motor[editar]

Tras descender más de 14.000 pies, el capitán Karl van der Elst y su tripulación fueron finalmente capaces de reiniciar los motores y aterrizar sin problemas el avión. En este caso la ceniza causó más de US$80 millones en daños al avión (siendo necesario reemplazar los cuatro motores), pero no hubo que lamentar ninguna víctima.[2] [5] En 2011, el avión permanece todavía en servicio con KLM bajo la librea de KLM Asia.[6]

Incidentes similares[editar]

En un incidente prácticamente idéntico el 24 de junio de 1982, el vuelo 9 de British Airways desde Londres Heathrow a Auckland, mientras se encontraba en el tramo de Kuala Lumpur a Perth, Australia Occidental, voló dentro de una nube de ceniza volcánica procedente de la erupción del Monte Galunggung, provocando que todos los motores fallasen por fallo en el compresor. El avión fue desviado a Yakarta, y fue capaz de volar lo bastante lejos como para salir de la nube de cenizas, reiniciar sus motores y aterrizar sin problemas.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]