Vuelo 173 de United Airlines

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vuelo 173 de United Airlines
Fecha 28 de diciembre de 1978
Causa Agotamiento del combustible, debido a un error del piloto (la falta de conocimiento de la situación)
Lugar Portland, Oregón
Coordenadas 45°31′21″N 122°30′00″O / 45.5225, -122.5Coordenadas: 45°31′21″N 122°30′00″O / 45.5225, -122.5
Origen Aeropuerto Internacional Stapleton, Denver
Destino Aeropuerto Internacional de Portland, Portland
Fallecidos 10
Heridos 24
Implicado
Tipo McDonnell Douglas DC-8-61
Operador United Airlines
Registro N8082U
Pasajeros 181
Tripulación 8
Supervivientes 179
[editar datos en Wikidata ]

El 28 de diciembre de 1978, el Vuelo 173 de United Airlines se quedó sin combustible después de un problema del tren de aterrizaje. El DC-8 realizó un círculo en las proximidades de Portland y se estrelló, matando a 10 personas e hiriendo gravemente a 24 de los 189 personas a bordo. Según la NTSB, la tripulación de vuelo no pudo comprobar el estado de combustible por lo tanto, provocando que el avión se estrellara.

Lesiones[editar]

De los miembros de la tripulación, 2 fallecieron, 2 sufrieron lesiones clasificadas por la NTSB como "grave", y 4 sufrieron lesiones clasificadas como "menores o ninguna" De los pasajeros, 8 murieron, 21 sufrieron lesiones graves, y 152 sufrieron heridas menores o ninguna.

Investigación[editar]

La investigación reveló que la NTSB cuando el tren de aterrizaje se redujo, un fuerte golpe se escuchó. Ese sonido inusual fue acompañado por vibración anormal y una guiñada anormal de la aeronave. El tren de aterrizaje principal derecho debió retraerse, pero el cilindro había fracasado debido a la corrosión, y que permitió la marcha adecuada a caída libre. A pesar de que estaba abajo y bloqueado, la caída libre rápida y anormal del equipo dañado un micro interruptor de tal gravedad que no pudo completar el circuito a la luz verde que indica a la cabina de los pilotos que la rueda se ha reducido y cerrado. Fueron esos indicadores inusuales (ruido, vibraciones, orientación, y no hay luz verde) que llevó el capitán de abortar el aterrizaje, por lo que tendrían tiempo para diagnosticar el problema y preparar a los pasajeros para un aterrizaje de emergencia. Si bien la decisión de abortar el aterrizaje fue correcta, el accidente se produjo porque la tripulación de vuelo se enfrascó tanto en el diagnóstico del problema que no calculó un momento en el que tenían que aterrizar para evitar el agotamiento del combustible.

"La NTSB considera que este accidente es un ejemplo de un problema que se repite - un desglose en la gestión de cabina y trabajo en equipo durante una situación de mal funcionamiento de los sistemas de la aeronave en vuelo. Por lo tanto, la NTSB no puede sino concluir que la tripulación no pudo relacionar la combustible restante y la tasa de flujo de combustible al tiempo y la distancia desde el aeropuerto, porque su atención estaba dirigida casi en su totalidad hacia el diagnóstico del problema del tren de aterrizaje.

El NTSB determinó que la causa probable fue la siguiente:

"El hecho de que el capitán supervisaba adecuadamente el estado de la aeronave de combustible y para responder adecuadamente a la situación de combustible y las advertencias del tripulante con respecto a estado de combustible. Esto dio como resultado el agotamiento de combustible para todos los motores. Su falta de atención como resultado de la preocupación por un mal funcionamiento del tren de aterrizaje y los preparativos para un posible aterrizaje de emergencia."

La NTSB también determinó el siguiente factor contribuyente:

"El hecho de que los otros dos miembros de la tripulación de vuelo ya sea para comprender plenamente el carácter crítico de la situación relativa al combustible o para comunicarse con éxito su preocupación por el capitán."

Sin embargo, la situación del combustible estuvo muy presente en la mente de los pilotos y la tripulación. Las transcripciones de las grabaciones de cabina confirman esto. De hecho, la tripulación fue deliberadamente la quema de combustible para tener combustible mínimo a bordo al aterrizar. Informes de los medios en el momento sugiere que había un problema no amplia-mente conocido con indicadores del estado del combustible en que los aviones modelo. El problema no se conoce amplia-mente, en parte porque los aviones comerciales se espera que volar con no menos de 45 minutos de reserva de combustible en todo momento. El problema del indicador se dirige, aunque oblicuamente, en una de las recomendaciones de la Junta de Seguridad:

"Emitir un Boletín de Alerta de Operaciones de tener inspectores de la FAA asegurar que el entrenamiento equipo destaca las diferencias en los instrumentos de medida de la cantidad de combustible y que las tripulaciones de vuelo con el nuevo sistema se hacen conscientes de la posibilidad de una mala interpretación de lecturas del medidor (Clase II - Acción Prioritaria). (A-79-32) "

Consecuencias[editar]

Como resultado de este accidente, United Airlines instituyó la industria de la primera gestión de Recursos de la Tripulación / Cockpit Resource Management (CRM) para los pilotos, en 1980. El programa de CRM demostró ser tan exitoso que ahora se utiliza en todo el mundo.

Referencias[editar]