Volcán Malintzin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Malinche
Malinche.jpg
La Malinche, visto desde la ciudad de Puebla
Tipo Volcán
Situación Tlaxcala - Puebla
País Flag of Mexico.svg México
Coordenadas 19°13′51″N 98°01′55″O / 19.23083333, -98.03194444Coordenadas: 19°13′51″N 98°01′55″O / 19.23083333, -98.03194444
Altitud 4.420 msnm[1]
Cordillera Eje Neovolcánico
[editar datos en Wikidata]

El volcán La Malinche (en náhuatl: Venerable Señora Hierba )?, Matlacuéyatl, Matlacuéyetl, Matlalcueye, Matlalcuéitl (en náhuatl: Venerable Señora de la Falda Azul )? o La Malintzin es un volcán sísmicamente activo con una altura de 4.420 metros sobre el nivel del mar.[1] Su clima es frío en la cumbre y templado en las faldas.

Los antiguos tlaxcaltecas nombraban a esta montaña volcán Matlacuéitl que era la esposa de Tláloc y diosa de la vegetación; pero durante la colonización española, se le comenzó a denominar Malintzin en referencia a la mujer llamada Malinalli que ayudó, como intérprete a los conquistadores.

Localizado en el Parque Nacional La Malinche (PNM) ubicado al sur-oriente del estado de Tlaxcala, y el centro del estado de Puebla en México, forma parte del eje Neovolcánico Transversal. El Parque Nacional La Malintzin es el quinto parque con mayor extensión de los 85 parques nacionales considerados en México, comprende una superficie total de 45 852,45 hectáreas de las cuales 31 418,638 hectáreas corresponden al Estado de Tlaxcala y 14 433,81 hectáreas al Estado de Puebla.

El Volcán tiene forma de cono con extensas laderas. En sus faldas surgen algunas cumbres, como el pico de Xaltonele, el cráter Xalapasco y el Cerro Cuatlapanga.

Formación[editar]

El volcán se comenzó a formar en el periodo Cuaternario, hace más de 45 000 años. Ha tenido, a lo largo del tiempo, varias erupciones que lo ha hecho crecer y elevarse. Este volcán posee lavas dacíticas y andesíticas, por lo que es un volcán explosivo que ha tenido erupciones vulcanianas a ultraplinianas. Malintzi arrojaba por los aires enormes trozos de roca, o bien cantidades enormes de polvo y ceniza, mezclados con trozos de obsidiana que caían en sus faldas o eran alejadas por el viento hasta los llanos. Parte de esa arena volcánica se ha cementado y forma parte en la actualidad de los tepetates duros que abundan en Tlaxcala. Hoy, la Malintzi es un volcán sísmicamente activo por lo que no debe ser considerado como un volcán extinto. En sus faldas hay bosques: los más bajos son de encinos y oyameles. Más arriba hay pastizales. Sin embargo su cumbre, que ya no tiene vegetación se cubre de nieve como los volcanes más altos y es tenida como la zona más fría del estado de Tlaxcala. En sus laderas el clima es más templado, pero también es el más lluvioso. Los suelos del volcán son rocosos o arenosos. Los que se hallan bajo los bosques son oscuros, porosos, de terrones ligeros y absorben mucha humedad. Se formaron a partir de la ceniza que arrojó el volcán durante sus erupciones. De la Malintzin bajan arroyos en todas direcciones. Algunos sólo llevan agua en épocas de lluvia. Al pie de sus enormes faldas surgen varios manantiales, unos de agua potable y otros de aguas termales, que salen a la superficie después de calentarse en el interior del aún no completamente apagado volcán. La última actividad volcánica tuvo lugar hace 3 000 años.

Fauna[editar]

Este volcán se caracteriza por presentar una alta proporción de endemismos debido a su accidentado relieve, localización y gran variedad de microclimas, además de una gran diversidad de especies ya que en él convergen dos regiones biogeográficas, la Neártica y Neotropical (Ceballos y Rodríguez 1993). Se dice según el biólogo Carlos Prado Rojas que los indios ladinos en conjunto con el gobierno Tlaxcalteca negaron y ocultaron las aguas termales para los alpinistas.

Gómez Álvarez, et. al. (1993), en las memorias del 1.er. Congreso sobre Parques Nacionales y Áreas Protegidas de México reportan para el parque un total de 5 especies de anfibios y 11 de reptiles; 77 especies de aves y 27 de mamíferos. Sin embargo, Winfild (2001) encontró 89 especies de aves en el parque. De lo anterior considera de gran importancia 16 especies endémicas del eje Neovolcánico. Dos anfibios: las salamandras Pseudoeurycea gadovii y Pseudoeurycea leprosa; ocho reptiles: cinco saurios, Phrynosoma orbiculare cortezii, Sceloporus gramnicus microlepidotus y S. aeneus, Eumeces brevirostris y Barisia i. imbricata; tres serpientes, Crotalus t. triseriatus, Sistrurus ravus y Thamnophis scalaris scaliger; tres aves: Chepito serrano, Catharus accidentalis; el chipe orejas de plata, Ergaticus ruber y el zorral rayado Oriturus superciliosus. Tres mamíferos: musaraña Sorex oreopulus, el ratón de los volcanes Neotomodon alstoni y el conejo serrano Sylvillagus cunicularis. Así como: la codorniz pintal Cyrtonyx montezumae; el tejón Nasua nasua y el lince o gato montés Lynx rufus.

Flora[editar]

Bosque en las faldas de la Malinztin.

La mayor parte del territorio mexicano queda incluido dentro del reino neotropical y solo una fracción de la superficie del país queda inscrita al reino holártico. El Parque Nacional La Malinche queda dentro del reino neotropical, ubicado en la región xerófita mexicana y en la provincia de la altiplanicie mexicana, la cual se extiende desde Chihuahua y Coahuila hasta Jalisco, Michoacán, Estado de México, Tlaxcala y Puebla (Rzedowski, 1978).

A pesar de la importancia que representa la Malinche no existe un estudio integral de la totalidad del parque sobre su flora y vegetación. Dentro de los escasos trabajos que de una u otra manera mencionan o describen (aunque de manera general) la vegetación, se encuentra el de Sosa (1927) donde describe los bosques de la Malinche; Ern (1976) realiza una descripción de la vegetación montañosa del estado de Puebla y Tlaxcala; Fernández (1987) efectúa un estudio que versa sobre la ecología del bosque de Abies religiosa en el Parque Nacional La Malinche, en el que hace una breve reseña sobre la vegetación; Acosta y Kong (1991) elaboraron una guía excursoria Botánica y Micológica para la Cañada Grande situado al este del volcán; Acosta, et al. (1992) en su trabajo la vegetación del estado de Tlaxcala, menciona algunos aspectos sobre la vegetación; Hernández, et al. (l992) estudian los muérdagos enanos (Arceuthobium spp.) en los bosques de pino del volcán, donde además hace una pequeña descripción de la vegetación.

Los bosques que rodean al volcán la Malinche y la fauna que ahí habita, como ya se ha mencionado se encuentran bajo protección de Área Natural Protegida, en el nivel de Parque Nacional. Sin embargo, pese a que la publicación del decreto data del 6 de octubre de 1938 esta reserva se encuentra hasta la presente fecha sin un programa de manejo adecuado de sus recursos naturales y territorio. No es una tarea fácil ya que a diferencia de otras áreas, esta se encuentra cerca de centros urbanos de gran tamaño y contiene a varias poblaciones en sus cercanías, las cuales deben ser tomadas en cuenta en el diseño un plan de conservación y aprovechamiento. De lo contrario estaría condenado a su fracaso. El PNM no solo sirve de refugio a la flora y fauna, si no que también alberga a comunidades indígenas Nahuas y Otomis, tales como San Isidro Buensuceso, San Juan Ixtenco, Los Pilares, San Francisco Tetlanohcan, San Pedro Tlalcuapan, San Rafael Tepatlaxco, Guadalupe Tlachco y San José Teacalco, poseedoras de una cultura y tradición centenaria que se ve amenazada por la creciente influencia y avance de la urbanización.

Importancia cultural[editar]

La montaña es sin duda un emblema para el estado de Tlaxcala, el más pequeño de todos los que conforman la República Mexicana, por lo que es posible verlo desde casi cualquier punto geográfico de éste. Diversos artistas se han servido del volcán para representarlo en la pintura, como es el caso del muralista Desiderio Hernández Xochitiotzin. En el cine también ha formado parte en los escenarios de películas tan variopintas como Enamorada (1946), de Emilio Fernández; fue fondo de la película a color Talpa (1956), basada en el cuento homónimo de Juan Rulfo; Lo que importa es vivir (1980), de Luis Alcoriza; y sin duda Canoa (1975) de Felipe Cazals, donde se recrea el lamentable linchamiento de que fueron objeto cinco trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla en 1968 por parte del Pueblo de San Miguel Canoa, tomados como estudiantes comunistas cuando realmente sólo querían subir a la montaña. Diversas disputas por los manantiales que surgen de la montaña han traído innumerables asesinatos en los pueblos asentados en las laderas del volcán, tanto del Estado de Tlaxcala como del Estado de Puebla.

Deforestación en la Malinche[editar]

Este volcán es de especial interés para el estado de Tlaxcala debido a los beneficios ecológicos y la importancia socioeconómica para los habitantes de la región.

En las crónicas de la conquista se cuenta que las regiones del estado estaban cubiertas por un bosque tupido. Se dice que el estado es ese tiempo contaba con unas 75 000 hectáreas arboladas, en 1995 en INEGI estimo que se contaban con sólo 15 000 hectáreas.

La explotación inició desde la época prehispánica, la gran Tenochtitlán y las ciudades de la triple Alianza del Valle de México requerían madera de buena calidad. Después en el periodo colonial la explotación se intensificó con el crecimiento de haciendas y de ranchos. En el Porfiriato, el consumo de madera fue el más elevado por las necesidades de una economía en expansión, en especial la construcción de vías ferroviarias.

Los árboles que más se explotaban eran: el oyamel, el ocote, el sabio, el encino y el pino.

En 1894 se decreta que la comercialización de productos de madera debía pagar una contribución fiscal sobre el precio de la venta. Pero aun así se dieron casos de tala por los vecinos. La magnitud de la tala a nivel nacional, obliga al gobierno a promulgar su primera ley forestal en 1926.

La rápida destrucción de la Malinche hace que Lázaro Cárdenas declare al volcán como Parque Nacional en 1938, pero no define los límites de la zona de la reserva. En ese año sólo se contaban con 30, 000 hectáreas forestales. En la década de los 90s se ponen en marcha muchos programas para rescatar el Parque Nacional de la Malinches. Algunos son:

El Programa Integral de cuidado, Protección y Promoción de la Malinche.

El Programa Agrosilvícola y Pastoril anunciado en 1992.

En 1996, se oficializa la transferencia de la administración del Parque Nacional, a los gobiernos de Tlaxcala y Puebla con el objetivo de redimensionar los límites del parque.

Actualmente, la deforestación ha incrementado debido al aumento de las actividades agropecuarias, los asentamientos humanos y la tala ilegal.Además las autoridades de Puebla y Tlaxcala que administran el 30% y el 70% del parque, no cuentan con un plan de manejo coordinado y programas para revertir la situación. En el estudio “Comportamiento del fuego y evaluación del riesgo por incendios en las áreas forestales de México: un estudio en el Volcán la Malinche”, realizado por investigadores del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, se muestra que de las 45 mil hectáreas de La Malinche, que tenía cuando fue decretado parque Nacional, actualmente 51 % (23,612 hectáreas) ha sido convertido a agricultura, asentamientos humanos y áreas sin cobertura vegetal aparente. Para leer más consulte el estudio La Malinche: una visión retrospectiva de su deterioro y su conservación También consulte Tala ilegal y agricultura devoran ANP La Malinche

Referencias[editar]

  1. a b Instituto Nacional de Estadística y Geografía. «Relieve. Puebla». Consultado el 26 de enero de 2012.

2. Greenpeace. “Tala ilegal y agricultura devoran ANP La Malinche.” Consultado en http://www.bionero.org/ecologia/tala-ilegal-y-agricultura-devoran-anp-la-malinche

3. Espejel, A. “La Malinche: una visión retrospectiva de su deterioro y conservación”. Consultado en http://www2.ine.gob.mx/publicaciones/gacetas/161/malinche.html

4. Joel Angulo Carrillo, Javier F. Lermo Samaniego, José A. Martínez González, Rolando Valseca. "La Malinche: Un volcán potencialmente activo" Instituto de Ingeniería de la UNAM

Véase también[editar]