Vladislao II de Polonia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vladislao II Jagellón
Wladislaus dei gracia Rex Polonie, nec non terrarum Cracovie, Sandomirie, Siradie, Lancicie, Cuyauie, Lituanie princeps supremus, Pomeranie, Russieque dominus et heres, etc.
Wladyslaw Jagiello.jpg
Predecesor Eduviges I de Polonia (en Polonia), Algirdas (en Lituania)
Sucesor Vladislao III (en Polonia), Vytautas (en Lituania)
Información personal
Consorte Eduviges, Ana de Celje, Isabel de Pilcza Granowska, Sofia de Halschany,
Descendencia Isabel Bonifacia (1399), Eduviges Jagellón (1408-1431), Vladislao III Jagellón (1424-1444), Casimiro Jagellón (1426-1427), Casimiro IV Jagellón (1427-1492)
Casa real Jagellón
Padre Algirdas
Madre Uliana de Tver
Nacimiento 1350
Vilna, Lituania
Fallecimiento 1 de junio de 1434
Gródek, hoy Horodok, Ucrania
Coat of Arms of Vladislav Jagaila as king of Poland.svg
Escudo de Vladislao II Jagellón

Jogaila, después Vladislao II Jagellón (ca. 1362 - 1 de junio de 1434) fue Gran Duque de Lituania (1377–1434), rey consorte del Reino de Polonia (1386–1399), y único rey de Polonia (1399-1434). Él gobernó en Lituania desde 1377, al principio con su tío Kęstutis. En 1386 en Cracovia fue bautizado como Vladislao, casándose con la joven reina Santa Eduviges I de Polonia, y fue coronado rey de Polonia como Vladislao II Jagellón. En 1387, convirtió a Lituania al cristianismo. Su propio reinado en Polonia se inició en 1399, después de la muerte de la reina Eduviges, y duró otros treinta y cinco años, sentando las bases para la unión Polaco-Lituana. Vladislao II fue el fundador de la dinastía Jagellón que lleva su nombre; como pagano Jogaila fue un heredero de la casa de Gediminidas en el Gran Ducado de Lituania, la dinastía real gobernó ambos estados hasta 1572, y se convirtió en una de las dinastías más influyentes en la Baja Edad Media y principios de la Edad Moderna en la Europa Central y Oriental.

Jogaila fue el último gobernante pagano medieval de Lituania. Ocupó el título de Didysis Kunigaikštis. Como rey de Polonia, aplicó una política de alianzas con Lituania contra los caballeros teutónicos. La victoria aliada en la batalla de Grünwald en 1410, seguido por la Paz de Thorn (1411), aseguraron las fronteras polacas y lituanas y marcaron el surgimiento de la alianza entre Polonia y Lituania como una fuerza significativa en Europa. El reinado de Vladislao II Jagellón extendió las fronteras de Polonia y con frecuencia es considerado el inicio de la época dorada de Polonia.

Primeros años[editar]

Lituania[editar]

Se sabe poco de los primeros años de Jogaila, e incluso su fecha de nacimiento es incierta. Anteriormente, los historiadores habían dado su fecha de nacimiento en 1352, pero algunas investigaciones recientes sugieren una fecha más posterior-aproximadamente 1362. Fue un descendiente de la dinastía Gediminida y probablemente nació en Vilna. Sus padres fueron Algirdas, Gran Duque de Lituania, y su segunda esposa, Uliana, hija de Alejandro I, Gran Príncipe de Tver.

El Gran Ducado de Lituania al que Jogaila ascendió en 1377 era una entidad política compuesta de dos principales pero muy diferentes nacionalidades y dos sistemas políticos: Lituania en el noroeste del país y la vasta Rutenia territorios de la antigua Rus de Kiev, que comprende los territorios de la actual Ucrania, Bielorrusia y partes del oeste de Rusia. En un principio, Jogaila -al igual que su padre- basó su gobierno en los territorios del sur y este de Lituania, mientras que su tío, Kęstutis, el duque de Trakai, continúo gobernando la región del noroeste. La sucesión de Jogaila, sin embargo, pronto puso este sistema de gobierno dual bajo tensión.

Al comienzo de su reinado, Jogaila estaba preocupado por los disturbios en las tierras rusas de Lituania. En 1377-78, Andréi de Pólotsk, el hijo mayor de Algirdas, desafió la autoridad de Jogaila y trató de convertirse en Gran Duque. En 1380, Andrei y su otro hermano, Dmitri de Briansk, se aliaron con el príncipe Dimitri de Moscú contra la alianza de Jogaila con Mamai el kan de la Horda de Oro. Jogaila falló al apoyar a Mamai, deteniéndose en las cercanías del campo de batalla, lo que llevó a la derrota del importante ejército de Mamai a manos del príncipe Dimitri en la Batalla de Kulikovo. La victoria pírrica moscovita sobre la Horda de Oro, a largo plazo, significó, sin embargo, el comienzo de una lenta ascensión al poder del Gran Ducado de Moscú, así, en el transcurso de un siglo se convertiría en el más serio futuro rival y una amenaza para la integridad, así como para el bienestar y la supervivencia de Lituania. Sin embargo, en ese momento Moscovia se debilitó terriblemente por las enormes pérdidas sufridas durante la famosa batalla y por lo tanto, ese mismo año Jogaila era libre de comenzar una lucha por la supremacía con Kęstutis.

En el noroeste del país, Lituania enfrentaba constantes incursiones armadas de los caballeros teutónicos, fundada después de 1226 para combatir y convertir a las paganas tribus bálticas de los prusianos, yotvingios y lituanos. En 1380, Jogaila firmó el secreto tratado de Dovydiškės, directamente contra Kęstutis. Cuando Kęstutis descubrió el plan, el comenzó la guerra civil lituana. Él se apoderó de Vilna, derrocó a Jogaila, y se proclamó Gran Duque en su lugar. En 1382, Jogaila reunió un ejército de los vasallos de su padre y se enfrentó a Kęstutis cerca de Trakai. Kęstutis y su hijo Vitautas entraron en el campamento de Jogaila para las negociaciones, pero fueron engañados y encarcelados en el Castillo de Kreva, donde Kęstutis fue hallado muerto, probablemente asesinado, una semana después. Vitautas escapó a la fortaleza teutónica de Marienburgo y fue bautizado bajo el nombre de Wigand.

Jogaila formuló el Tratado de Dubysa, que recompensó a los caballeros por su ayuda al derrotar a Kęstutis y Vitautas con la promesa de la cristianización y la concesión de Samogitia al oeste del río Dubysa. Sin embargo, cuando Jogaila no ratificó el tratado, los caballeros invadieron Lituania en el verano de 1383. En 1384, Jogaila se reconcilió con Vitautas prometiéndole volver a su patrimonio en Trakai. Vitautas luego se volvió contra los caballeros, atacando y saqueando varios castillos prusianos.

Bautismo y matrimonio[editar]

La madre rusa de Jogaila Uliana de Tver le instó a casarse con Sofía, hija del príncipe Dimitri de Moscú, quien le exigía primero en convertirse a la ortodoxia. Esa opción, sin embargo, era poco probable para poner fin a las cruzadas contra Lituania por los caballeros teutónicos, que consideraban a los cristianos ortodoxos como cismáticos y un poco mejor que los paganos. Jogaila escogió por lo tanto aceptar una propuesta de Polonia para convertirse al catolicismo y casarse la reina de once años Eduviges de Polonia. Los nobles de Malopolska hicieron ésta oferta a Jogaila por muchas razones. Por ejemplo, ellos querían neutralizar los peligros de la propia Lituania y asegurar los territorios fértiles de Galicia-Volhynia. Los nobles polacos veían la oferta como una oportunidad para aumentar sus privilegios y evitar la influencia austríaca, presentada por el anterior prometido de Eduviges, Guillermo de Austria.

El 14 de agosto de 1385 en el Castillo de Kreva, Jogaila confirmó sus promesas prenupciales en la Unión de Kreva. Las promesas incluían la adopción del cristianismo, la repatriación de las tierras «robadas» de Polonia por sus vecinos, y terras suas Lithuaniae et Russiae Coronae Regni Poloniae perpetuo applicare, una cláusula interpretada por los historiadores para significar cualquier cosa, desde una unión personal entre Lituania y Polonia hasta la plena incorporación de Lituania a Polonia. El acuerdo en Kreva ha sido descrito tanto como una visión de futuro, como una apuesta desesperada.

Jogaila fue bautizado debidamente en la Catedral de Wawel en Cracovia el 15 de febrero de 1386 y desde entonces formalmente utilizó el nombre de Vladislao o versiones latinas de ella. El matrimonio siguió adelante el 4 de marzo de 1386, dos semanas después de la ceremonia de bautismo, y Jogaila fue coronado rey Vladislao por el arzobispo Bodzanta. Él también iba a ser adoptado legalmente por la madre de Eduviges, Isabel de Bosnia, por lo que conservaría el trono en caso de la muerte de Eduviges. El bautismo real provocó la conversión de la mayoría de la corte y nobles de Jogaila, así como bautismos en masa en los ríos lituanos, el comienzo de la final cristianización de Lituania. Aunque la étnica nobleza lituana se convirtió mayormente al catolicismo -en tanto el paganismo y el rito ortodoxo se mantuvieron fuertes entre los campesinos- la conversión del rey y sus implicaciones políticas crearon repercusiones duraderas para la historia tanto de Lituania y Polonia.

Gobernante de Lituania y Polonia[editar]

Vladislao y la reina Eduviges reinaron como co-monarcas, y aunque Eduviges probablemente tenía poco poder real, ella tomó parte activa en la vida política y cultural de Polonia. En 1387, dirigió dos expediciones militares exitosas a la Rutenia Roja, recuperando las tierras de su padre Luis I de Hungría que había transferido de Polonia a Hungría, y se aseguró el vasallaje de Petru I de Moldavia. En 1390, ella también inició negociaciones con la orden teutónica. La mayoría de las responsabilidades políticas, sin embargo, recaían en Vladislao, con Eduviges asistiendo a las actividades culturales y benéficas por lo cual ella sigue siendo venerada.

Poco después de la ascensión de Vladislao II al trono polaco, Vladislao otorgó a Vilna un Carta de Población como la de Cracovia, modelado en el derecho de Magdeburgo, y Vitautas emitió un privilegio para una comunidad judía de Trakai casi en los mismos términos que los privilegios expedidos a los judíos de Polonia durante los reinados de Boleslao el Piadoso y Casimiro el Grande. La política de Vladislao de unificar los dos sistemas legales fue parcial y desigual al principio, pero logró una influencia duradera. En la época de la unión de Lublin en 1569, no había mucha diferencia entre los sistemas administrativos y judiciales vigentes en Lituania y Polonia.

Uno de los efectos de las medidas de Vladislao fue el progreso de los católicos en Lituania a expensas de los elementos ortodoxos; en 1387 y 1413, por ejemplo, los boyardos católicos lituanos tuvieron especiales privilegios judiciales y políticos negados a los boyardos ortodoxos. A medida que éste proceso cobró impulso, ella estuvo acompañada por el surgimiento de la identidad rusa y lituana en el siglo XV.

Problemas[editar]

El completo bautismo de Vladislao no logró poner fin a la presunta cruzada de los caballeros teutónicos, que afirmaron que su conversión era un fraude, tal vez incluso una herejía, y renovaron sus incursiones con el pretexto de que los paganos permanecían en Lituania. De ahí en adelante, sin embargo, la orden hacía más difícil de sostener la causa de una cruzada y enfrentó la creciente amenaza a su existencia planteada por el Reino de Polonia y una genuina alianza cristiana de Lituania. Vladislao promovió la creación de la diócesis de Vilna bajo el obispo Andrzej Wasilko, el antiguo confesor de Isabel de Hungría. El obispado, que incluía Samogitia, entonces controlado en gran parte por la orden teutónica, estaba subordinado a la sede de Gniezno y no a la teutónica de Königsberg. La decisión no pudo haber mejorado las relaciones de Vladislao con la orden, sino que sirvió para introducir vínculos más estrechos entre Lituania y Polonia, lo que permitió a la iglesia polaca ayudar libremente a su contraparte lituana.

En 1389, el gobierno de Vladislao en Lituania enfrentó un desafío revivido por Vitautas, que resentía el poder otorgado a Skirgaila en Lituania a expensas de su propio patrimonio. Vitautas comenzó una guerra civil en Lituania, con el objetivo de convertirse en Gran Duque. El 4 de septiembre de 1390, las fuerzas conjuntas de Vitautas y el Gran Maestre teutónico, Konrad von Wallenrode, pusieron sitio a Vilna, que estaba defendido por el regente de Vladislao Skirgaila con la combinación de soldados polacos, lituanos y rutenos. A pesar de que los caballeros levantaron el asedio del castillo después de un mes, gran parte de la ciudad exterior fue reducida a ruinas. Este sangriento conflicto fue llevado finalmente a una suspensión temporal en 1392 con el tratado de Ostrów, por lo que Vladislao entregó el gobierno de Lituania a su primo a cambio de paz: Vitautas iba a gobernar Lituania, como Gran Duque (magnus dux) hasta su muerte, bajo el señorío del Duque Supremo (dux supremus) en la persona del monarca polaco. Skirgaila fue trasladado desde el Ducado de Trakai para convertirse en príncipe de Kiev. Vitautas aceptó su nueva condición, pero siguió con la demanda de separar completamente a Lituania de Polonia.

Este largo período de guerra entre los lituanos y los caballeros teutónicos fue finalizado el 12 de octubre de 1398 con el tratado de Salynas, el nombre del islote en el río Niemen donde fue firmado. Lituania acordó ceder Samogitia y ayudar a la orden teutónica en una campaña para apoderarse de Pskov, mientras que la orden acordó ayudar a Lituania en una campaña para apoderarse de Novgorod. Poco tiempo después, Vitautas fue coronado como rey por los nobles locales, pero al año siguiente sus fuerzas y las de su aliado, el kan Toqtamish de la Horda Blanca, fueron derrotados por los timúridas en la batalla del río Vorskla, poniendo fin a sus ambiciones imperiales en el este y que lo obligó a someterse a la protección de Vladislao una vez más.

Rey de Polonia[editar]

El 22 de junio de 1399, Eduviges dio a luz a una hija, bautizada Isabel Bonifacia, pero en un mes la madre y su hija murieron, dejando a Vladislao como único gobernante del Reino de Polonia y sin un heredero y el derecho más legítimo para gobernar el reino. La muerte de Eduviges minó el derecho de Vladislao al trono, y como resultado los viejos conflictos entre la nobleza de la Pequeña Polonia, generalmente simpatizante a Vladislao, y la alta burguesía de la Gran Polonia comenzaron a aparecer. En 1402, Vladislao respondió a los rumores en contra de su gobierno al casarse con Ana de Celje, una nieta de Casimiro III de Polonia, un casamiento político que re-legitimó su reinado.

La unión de Vilna y Radom de 1401 confirmó el estatus de Vitautas como Gran Duque bajo el señorío de Vladislao, asegurando al mismo tiempo el título de Gran Duque a los herederos de Vladislao en vez de los de Vitautas: si Vladislao moría sin herederos, los lituanos elegirían a un nuevo monarca. Dado que ningún heredero había sido producido por cualquier monarca, los actos eran de consecuencias imprevisibles, pero forjaron lazos entre la nobleza polaca y lituana y una permanente alianza defensiva entre los dos estados, fortaleció a Lituania para una nueva guerra contra la orden teutónica en la que Polonia oficialmente no tomó parte. Mientras el documento dejaba las libertades de los nobles polacos intactos, ésta concedía mayor poder a los boyardos de Lituania, cuyos grandes duques habían sido hasta entonces comprometidos por controles y equilibrios de la clase conectados a la monarquía polaca. La Unión de Vilna y Radom por lo tanto, ganó a Vladislao una medida de apoyo en Lituania.

A finales de 1401, la nueva guerra contra la orden sobrecargó los recursos de los lituanos, que se encontraban luchando en dos frentes después de los levantamientos en las provincias orientales. Otro de los hermanos de Vladislao, el descontento Švitrigaila, eligió este momento para provocar revueltas tras las líneas y declararse a sí mismo gran duque. El 31 de enero de 1402, se presentó en Marienburgo, donde ganó el respaldo de los caballeros con concesiones similares a las realizadas por Jogaila y Vitautas el liderazgo durante las contiendas anteriores en el Gran Ducado.

Derrota[editar]

La guerra finalizó con la derrota de Vladislao. El 22 de mayo de 1404 en el tratado de Raciąż, accedió a la mayoría de las demandas de la orden, incluyendo la cesión formal de Samogitia, y acordó apoyar los planes de la orden en Pskov, en cambio, Konrad von Jungingen se comprometió a vender a Polonia el disputado territorio de Dobrzyń y la ciudad de Złotoryja, una vez empeñada a la orden por Vladislao de Opole, y para apoyar a Vitautas en un revivido intento en Novgorod. Ambas partes tenían razones prácticas para la firma del tratado en ese momento: la orden necesitaba tiempo para fortalecer sus tierras recién adquiridas; los polacos y los lituanos, para hacer frente a los desafíos territoriales en el este y en Silesia.

También en 1404, Vladislao se reunió en Breslavia con Wenceslao IV de Bohemia, quien se ofreció a devolver Silesia a Polonia si Vladislao lo apoyaba en su lucha por el poder dentro del Sacro Imperio Romano Germánico. Vladislao formó el acuerdo establecido con los nobles polacos y silesios, dispuestos a encargarse de los nuevos compromisos militares en el oeste.

Guerra polaco-lituano-teutónica[editar]

En diciembre de 1408, Vladislao y Vitautas sostuvieron conversaciones estratégicas en el castillo de Navahrudak, donde decidieron fomentar una rebelión samogitiana contra el gobierno teutón e intentar sacar a las fuerzas alemanas lejos de Pomerelia. Vladislao prometió pagar a Vitautas por su apoyo mediante la restauración de Samogitia a Lituania en un futuro tratado de paz. La rebelión, que comenzó en mayo de 1409, en un principio provocó muy poca de los caballeros, quienes no habían consolidado aún su dominio en Samogitia mediante la construcción de castillos, pero en junio sus diplomáticos ejercían presión en la corte de Vladislao en Oborniki, advirtiendo a sus nobles en contra de la participación polaca en una guerra entre Lituania y la orden. Vladislao, sin embargo, omitió a sus nobles e informó al nuevo Gran Maestre Ulrich von Jungingen que si los Caballeros actuaban para suprimir a Samogitia, Polonia iba a intervenir. Con esta acción la orden emitió una declaración de guerra contra Polonia el 6 de agosto, que Vladislao recibió el 14 de agosto en Nowy Korczyn.

Los castillos de vigilancia en la frontera norte estaban en tan malas condiciones, que los caballeros capturaron fácilmente los que están en Złotoryja, Dobrzyń y Bobrowniki, la capital del territorio de Dobrzyń, mientras que la burguesía alemana fue invitada a Bydgoszcz (en alemán: Bromberg). Vladislao llegó al lugar a finales de septiembre, recuperando Bydgoszcz en una semana, y llegó a un acuerdo con la orden el 8 de octubre. Durante el invierno, los dos ejércitos se prepararon para una gran confrontación. Vladislao instaló un depósito de suministros estratégicos en Plock en Mazovia y tenía un puente de pontones construidos y transportado hacia el norte por el río Vístula.

Mientras tanto, ambas partes desataron ofensivas diplomáticas. Los caballeros enviaron cartas a los monarcas de Europa, predicando su cruzada habitual contra los paganos; Vladislao respondió con sus propias cartas a los monarcas, acusando a la orden la planificación para conquistar el mundo entero. Dichas apelaciones satisfactoriamente reclutó a muchos caballeros extranjeros en cada lado. Wenceslao IV de Bohemia firmó un tratado defensivo con los polacos contra la orden teutónica, su hermano, Segismundo de Hungría, se alió con la orden, y luego de haber enviado a sus hombres de mayor confianza Nicolás Garai el joven y a Stibor de Stiboricz para negociar con Vladislao II, decidió declarar la guerra a Polonia el 12 de julio. Las fuerzas de Stibor avanzaron quemando una provincia polaca del sur, pero pronto regresaron a casa rechazando el llamado a las armas, y habiendo cumplido el mínimo del convenio con la orden teutónica.

Batalla de Grünwald[editar]

Cuando la guerra se reanudó en junio de 1410, Vladislao avanzó en el corazón de las tierras teutónicas a la cabeza de un ejército de unos 20.000 nobles montados, 15.000 infantes armados, y 2.000 de caballería profesional contratados principalmente de Bohemia. Después de cruzar el río Vístula sobre el puente de pontones en Czerwinsk, sus tropas se encontraron con los de Vitautas, que tenía 11.000 de caballería ligera e incluía rutenos y tártaros. El ejército de la orden teutónica sumaba alrededor de 18.000 de caballería, principalmente alemanes y 5.000 de infantería. El 15 de julio, en la batalla de Grünwald (también conocida como batalla de Tannenberg) después una de las batallas más grandes y más feroces de la Edad Media, los aliados obtuvieron una victoria tan abrumadora que el ejército de la orden teutónica fue virtualmente aniquilado, con la mayoría de sus principales comandantes muertos en combate, entre ellos el Gran Maestre Ulrich von Jungingen y el Gran Mariscal Friedrich von Wallenrode.

El camino hacia la capital teutónica Marienburgo estaba abierto, la ciudad indefensa, pero por razones que las fuentes no explican, Vladislao dudó en proseguir con su ventaja. El 17 de julio, su ejército comenzó un trabajoso avance; llegando a Marienburgo el 25 de julio, momento en el cual el nuevo Gran Maestre, Heinrich von Plauen, había organizado la defensa de la fortaleza. La aparente falta de entusiasmo del asedio consiguiente, cancelada por Vladislao el 19 de septiembre, se ha atribuido indistintamente a la inexpugnabilidad de las fortificaciones, por las altas cifras de víctimas entre los lituanos, y a la poca disposición de Vladislao frente al riesgo de nuevas víctimas, pero la falta de fuentes se opone a una explicación definitiva.

Años finales[editar]

Disidencia[editar]

La guerra terminó en 1411 con la paz de Thorn, en la cual ni Polonia ni Lituania llevaron a casa su ventaja de negociación al máximo, con el consiguiente descontento de los nobles polacos. Polonia recuperó el territorio de Dobrzyń, Lituania recuperó Samogitia y Masovia recuperó un territorio pequeño más allá del río Wkra. La mayor parte del territorio de la orden teutónica, sin embargo, incluyendo las ciudades que se habían rendido, permaneció intacto. Vladislao procedió a liberar a muchos caballeros teutónicos de alto rango y oficiales, con rescates aparentemente modestos. El gasto acumulado de los rescates, sin embargo, provocó una pérdida de recursos en la orden. Éste fracaso para explotar la victoria a la satisfacción de sus nobles, provocó una creciente oposición al régimen de Vladislao después de 1411, agravada por la concesión de Podolia, disputado entre Polonia y Lituania, por Vitautas, y por dos años de ausencia del rey en Lituania.

En un esfuerzo por flanquear a sus críticos, Vladislao promovió al líder de la facción contraria, el obispo Mikolaj Traba, al arzobispado de Gniezno en el otoño de 1411 y lo reemplazó en Cracovia con Wojciech Jastrzębiec, un partidario de Vitautas. Él también trató de crear más aliados en Lituania. En la unión de Horodło, firmado el 2 de octubre de 1413, decretó que el estado del Gran Ducado de Lituania estaba «atado a nuestro Reino de Polonia permanente e irreversible» y concedió a los nobles católicos de Lituania privilegios iguales a los de la nobleza polaca. El acto incluyó una cláusula que prohibía a los nobles polacos elegir un monarca sin el consentimiento de los nobles lituanos, y a los nobles lituanos elegir de un gran duque sin el consentimiento del monarca polaco.

Conflictos posteriores[editar]

En 1414, una esporádica nueva guerra estalló, conocida como la «Guerra del hambre» de los caballeros con las tácticas de tierra arrasada de quemar los campos y molinos; pero tanto los caballeros como los lituanos, estaban demasiado cansados de la anterior guerra para arriesgarse a una gran batalla, y los combates se desvanecieron en el otoño. Las hostilidades no estallaron de nuevo hasta 1419, durante el concilio de Constanza, cuando ésta se suspendió ante la insistencia del legado papal.

El Concilio de Constanza demostró ser un punto de inflexión en las cruzadas teutónicas, como lo hizo durante varios conflictos europeos. Vitautas envió una delegación en 1415, incluido el metropolitano de Kiev, y testimonios Samogitian llegaron a Constanza a finales de ese año para señalar que preferían ser «bautizados con agua y no con sangre». Los enviados polacos, entre ellos Mikołaj Trąba, Zawisza Czarny, y Paweł Włodkowic, presionaron para poner fin a la conversión forzada de los paganos y la agresión de la orden en contra de Lituania y Polonia. Como consecuencia de la diplomacia polaco-lituana, el concilio, aunque escandalizado por Wlodkowic al cuestionar la legitimidad del estado monástico, rechazó la solicitud de la orden para una nueva cruzada y confió en su lugar la conversión de los samogitianos a Polonia-Lituania.

El contexto diplomático en Constanza incluyó la revuelta de los husitas de Bohemia, que veían a Polonia como un aliado en sus guerras contra Segismundo, el emperador electo y nuevo rey de Bohemia. En 1421, el régimen bohemio declarado por Segismundo formalmente depuesto ofreció la corona a Vladislao con la condición de que acepte los principios religiosos de los cuatro Artículos de Praga, que él no estaba dispuesto a hacer. Después de la negativa de Vladislao, Vitautas fue postulado (elegido en ausencia) como rey de Bohemia, pero le aseguró al Papa que él se opondría a los herejes. Entre 1422 y 1428, el sobrino de Vladislao, Segismundo Korybut, intentó una regencia en la guerra en Bohemia, con poco éxito. Vitautas aceptó la oferta de Segismundo de una corona real en 1429-aparentemente con la bendición de Vladislao, pero las fuerzas polacas interceptaron la corona en el camino y la coronación fue cancelada.

En 1422, Vladislao libró otra guerra, conocida como la guerra Gollub, contra la orden teutónica, derrotándolos en menos de dos meses antes de que los refuerzos imperiales de la orden tuvieran tiempo de llegar. El resultante tratado de Melno terminó los reclamos de los caballeros en Samogitia de una vez por todas y se definió una frontera permanente entre Prusia y Lituania. Lituania recibió la provincia de Samogitia, con el puerto de Palanga, pero la ciudad de Klaipeda permaneció para la orden. Esta frontera permaneció sin cambios mayores durante casi 500 años, hasta 1920. Los términos de este tratado, sin embargo, ha sido visto como una victoria polaca que se convirtió en derrota, gracias a la renuncia de Vladislao para las reclamaciones de Polonia en Pomerania, Pomerelia, y Chelmno, por la que recibió sólo la ciudad de Nieszawa a cambio. El tratado de Melno cerró un capítulo en la guerra de los caballeros con Lituania, pero hizo muy poco para resolver sus problemas a largo plazo con Polonia. Una nueva guerra esporádica estalló entre Polonia y los caballeros entre 1431 y 1435.

Las grietas en la cooperación entre Polonia y Lituania después de la muerte de Vitautas en 1430, habían ofrecido a los caballeros una revivida oportunidad de interferencia en Polonia. Vladislao apoyó a su hermano Švitrigaila como Gran Duque de Lituania, pero cuando Švitrigaila, con el apoyo de la orden teutónica y los nobles descontentos rusos, se rebelaron contra el señorío polaco en Lituania, los polacos, bajo la dirección del obispo Zbigniew Oleśnicki de Cracovia, ocuparon Podolia, que Vladislao había otorgado a Lituania en 1411, y Volhynia. En 1432, un partido pro-polaco en Lituania eligió al hermano de Vitautas Žygimantas como Gran Duque, liderando una lucha armada por la sucesión de Lituania que balbuceaba en los años después de la muerte de Vladislao.

Sucesión[editar]

La segunda esposa de Vladislao, Ana de Celje, había muerto en 1416, dejando una hija, Eduviges. En 1417, Vladislao se casó con Isabel de Pilica, que murió en 1420 sin tener ningún hijo, y dos años después con Sofía de Halshany, con quien tuvo dos hijos supervivientes. La muerte en 1431 de la princesa Eduviges, la última heredera de la sangre Piast, liberó a Vladislao de hacer a sus hijos con Sofía de Halshany sus herederos, aunque tuvo que suavizar a los nobles polacos con concesiones para asegurar su acuerdo, ya que la monarquía era electiva. Vladislao finalmente murió en 1434, dejando en Polonia a su hijo mayor, Vladislao III, y en Lituania a su más joven, Casimiro, ambos menores de edad en esa época. La herencia lituana, sin embargo, no podía darse por hecho. Su muerte en 1434 puso fin a la unión personal entre los dos reinos, y no estaba claro quién tomaría su lugar.

Referencias[editar]

  • Bideleux, Robert (1998). A History of Eastern Europe: Crisis and Change (en inglés). Routledge. ISBN 0-415-16111-8. 


Predecesor:
Algirdas
Gran Duque de Lituania
Lob Погоня Сигизмунда Кейстутовича1.svg

1377 - 1392
Sucesor:
Vitoldo Alejandro
Predecesor:
Eduviges I
Rey de Polonia
Herb Polski.svg

1382 - 1434, junto a Eduviges I hasta1399
Sucesor:
Vladislao III