Vivace

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Comienzo del Estudio op. 25 n.º 5 para piano de Frederic Chopin. Otras palabras italianas del fragmento de partitura que aquí aparecen son: leggiero: ligero y scherzando: escarceando, es decir una forma de juguetear al trote con un caballo.

Vivace (en español se pronuncia: "vivache") es un término de origen italiano que significa "vivo" o, mejor dicho vivaz, y en música se utiliza como signo musical para hacer referencia al carácter y al tempo con que debe ejecutarse una pieza musical. Indica que la obra o el movimiento donde aparece es de carácter alegre y por lo general en un tempo rápido. La velocidad normalmente coincide con la de molto allegro y precede al presto. Equivale a una indicación de metrónomo de 132-160 pulsaciones por minuto. Esta indicación suele encontrarse en una pieza de música, al comienzo de la misma o bien al principio de una nueva frase.

Historia y ejemplos[editar]

Como una denominación de tempo por sí misma, y ​​no como adjetivación de otra denominación, aparece a partir del siglo XVII en partituras, así como en la mayoría de tratados, como un calificativo comparable a allegro. Beethoven lo utiliza para marcar el tempo del tema de las Variaciones Diabelli, mientras en el segundo movimiento de la novena sinfonía indica molto vivace.

En el siglo XVIII indicaba algo más lento. El tratado anónimo A Short explanation de 1725, lo sitúa entre el largo y el allegro. Leopold Mozart (1754) explicaba que tanto vivace como spiritoso significaban que se pudiera tocar con comprensión, y que eran el punto medio entre rápido y lento. Por otra parte, hay abundantes muestras de que en la Inglaterra del siglo XVIII representaba algo más lento que en los siglos precedente y posterior. Según Rousseau en su Dictionnaire de la Musique (1765), la forma francesa vif era equiparable a la italiana vivace y, por tanto, no escapa de las ambigüedades mencionadas.

De hecho, cuando se hizo más popular este indicativo, fue el siglo XIX, periodo en el que hacía referencia quizá incluso más a una cuestión de carácter y de expresión que de tempo. Esto parece especialmente claro cuando funciona no como único adjetivo para calificar el tempo y/o la expresión del movimiento sino como añadidura, adjetivando, de la denominación principal del movimiento. probablemente el caso más habitual es el allegro vivace, pero no el único: Beethoven, en los dos últimos movimientos de su primera sinfonía, escribió allegro molto e vivace, pero también usó la expresión andante vivace (y aquí sí que no hay duda que indica carácter y no tempo). Del modo similar, el empleo que hace Schubert también parece que alude más a una forma más viva de interpretarlo que al tempo. También se encuentran los superlativos vivacissimo (adjetivo) y vivacissimamente (adverbio), este último, por ejemplo, el último movimiento de la sonata para piano op. 81 de Beethoven.

Acerca de este sonido Johannes Brahms - Doble concerto para violín, violonchelo y orquesta en la menor, tercer movimiento Vivace no troppo

Acerca de este sonido Felix Mendelssohn - Sinfonía n.º 3 en la menor, segundo movimiento (scherzo) Vivace non troppo

Acerca de este sonido Felix Mendelssohn - Concierto para violín y orquesta en mi menor, tercer movimiento Allegro molto vivace

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Específica
  • Epstein, David: Shaping Time: Music, the Brain, and Performance. Nueva York: Schirmer, 1995. ISBN 0-02-873320-7
  • Fallows, David: «Vivace» en Grove Music Online.
  • Fraisse, Paul: Psicología del ritmo. Madrid: Morata, 1976. (Google Libros)
  • Marty, Jean-Pierre: The tempo indications of Mozart. New Haven: Yale University Press, 1988. ISBN 0-300-03852-6
  • Sachs, Curt: Rhythm and Tempo: A Study in Music History. Nueva York: W. W. Norton, 1953. OCLC 391538
  • Snoman, Rick: The Dance Music Manual: Tools, Toys, and Techniques. Oxford, UK: Elsevier Press, 2009. ISBN 0-9748438-4-9 (Google Libros)
General

Enlaces externos[editar]