Viuda y huérfana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Definición[editar]

No existe una definición aceptada universalmente en Internet sobre cuáles son viudas y cuáles huérfanas. Lo único en que se está de acuerdo es la regla nemotécnica siguiente: "Las viudas no tienen futuro; las huérfanas no tienen pasado". Las interpretaciones varían: la carencia de futuro puede significar que no se ve la siguiente línea, al estar en otro lugar, o que no hay más líneas en el mismo párrafo. La siguiente definición es la más aceptada:

  • Una línea viuda es aquella que, siendo la última de un párrafo, aparece al principio de la página o columna siguiente, por lo que se muestra aislada de su contexto y, por norma general, seguida de una línea en blanco que la separa del siguiente párrafo.
  • El caso contrario, una línea huérfana es la primera línea de un párrafo que aparece al final de la página o columna, cuyo párrafo continúa en la siguiente página o columna, quedando pues aislada del resto de su párrafo.
  • Una palabra huérfana es una línea huérfana compuesta por una sola palabra.

Confusión en su definición[editar]

Cabe destacar la enorme confusión reinante respecto a estos dos conceptos. Es habitual encontrar en Internet múltiples páginas de mayor o menor credibilidad la definición contraria a la aquí expuesta.

En su Manual de diseño editorial, Jorge de Buen Unna describe una manera fácil de acordarse a qué corresponde cada uno de estos dos conceptos. La viuda tiene pasado, pero no tiene futuro; la húerfana tiene futuro, pero no tiene pasado. Para recordar la versión inversa, la viuda es la que tiene descendencia (que queda en la otra página sola) y los huérfanos son los que se han quedado sin sus predecesores (que han quedado en la otra página).,[1] podría ser un ejemplo.

Referencias[editar]

  1. de Buen Unna, Jorge (2003). Manual de diseño editorial. Santillana. ISBN 9789702909743.