Vitiligo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vitiligo o vitíligo
Vitiligo03.jpg
Mano de una persona afectada por el vitiligo
Clasificación y recursos externos
CIE-9 709.01
OMIM 193200
MedlinePlus 000831
eMedicine ent/524
MeSH D014388
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

El vitiligo o vitíligo[1] es una enfermedad degenerativa de la piel, en la que los melanocitos (las células responsables de la pigmentación de la piel) mueren, dejándose así de producir melanina (la sustancia que produce la pigmentación de la piel) en la zona donde ha ocurrido la muerte celular.[2]

En la mayoría de los casos comienza entre los 10 y los 30 años y se manifiesta por la aparición de manchas blancas que resultan de la ausencia del pigmento en la piel. En principio suelen ser zonas circulares con bordes definidos y con una extensión variable que suelen observarse más frecuentemente en las extremidades (manos y pies), zonas de extensión y flexión (rodillas y codos), la cara o los genitales. Las zonas despigmentadas con el tiempo pueden crecer y extenderse a cualquier otra parte del cuerpo. El vitiligo no es contagioso, ni por el tacto ni por ningún otro tipo de contacto, ya que los procesos que lo desencadenan son inherentes a la persona. Sus consecuencias son leves: incrementa la susceptibilidad a las quemaduras solares en las zonas sin pigmentación y causa principalmente problemas estéticos.

La prevalencia de esta afección está entre el 0,5 y el 3 % de la población.[3] No hay diferencias por sexo o etnia.[4]

Historia del término[editar]

El término latino vitiligo (con acentuación grave) fue aparentemente acuñado por el enciclopedista romano Celsus en su libro de medicina escrito en el siglo I d. C.[5]

Existen dos hipótesis sobre el origen de la palabra vitiligo:

  • vitium: ‘vicio, defecto’
  • vitelius: ‘cordero’, que alude al color blanco característico de los terneros.

Hacia finales del siglo XIX, el dermatólogo húngaro Moritz Kaposi (1837-1902) definió el vitiligo como una distrofia pigmentaria.

Etiología[editar]

Las causas de aparición de esta enfermedad aún no han sido dilucidadas por completo y los mecanismos por los cuales se desata esta alteración todavía se encuentran en proceso de estudio, aunque parece que en el 30 al 40 % de los casos existe una historia familiar de esta patología que se heredaría mediante un modelo poligénico multifactorial con expresión variable.

Existen tres hipótesis que intentan explicar el mecanismo etiopatogénico:

  • La hipótesis autoinmune: Los melanocitos se destruyen por ciertos linfocitos activados. Sería similar a lo que ocurre en otros procesos autoinmunes mejor conocidos (como algunas tiroiditis), y se ve confirmada por la respuesta de algunos casos a tratamientos con fármacos inmunosupresores.
  • La hipótesis neurógena: Se postula una posible interacción entre los melanocitos y células nerviosas que liberarían un mediador neuroquímico tóxico. Este sería el causante de la destrucción de los melanocitos.
  • La hipótesis de la autodestrucción: Según esta propuesta los melanocitos serían destruidos por sustancias tóxicas formadas en los procesos metabólicos de biosíntesis de la melanina (a través de determinadas rutas metabólicas activas tan sólo en algunos sujetos).[6]

Otras teorías apuntan a causas víricas y estrés oxidativo.[6]

Clínica[editar]

Se caracteriza por la aparición de zonas de despigmentación en forma de máculas de crecimiento progresivo, de bordes nítidos y color blanco. En casos con componente inflamatorio aparece el borde inflamado, pruriginoso, enrojecido y sobreelevado. Pueden aparecer también cambios en anejos cutáneos (encanecimiento del pelo, alopecia areata, etc.).

La distribución de las lesiones puede seguir varios patrones:

  • No segmentaria (o tipo A): las manchas se distribuyen con una clara simetría a ambos lados del cuerpo. Es la variedad más común y se subdivide en los siguientes tipos:
    • Generalizada: es la distribución más frecuente. Las lesiones aparecen distribuidas de manera difusa por todo el cuerpo.
    • Segmentaria: las manchas se distribuyen en un solo lado del cuerpo.
    • Acrofacial: las lesiones aparecen en la región peribucal (alrededor de la boca) y en extremidades (dedos de manos y pies).
    • Universal: las lesiones ocupan toda o prácticamente toda la superficie del cuerpo.
    • Focal: una mancha única o en unas pocas localizaciones concretas.
  • Segmentaria (o tipo B): una mancha única en una sola zona del cuerpo. Es la forma menos extendida. Más común en niños y jóvenes.

Diagnóstico[editar]

El diagnóstico es clínico, a simple vista o mediante el examen bajo la luz de Wood. Sólo en raras ocasiones es necesaria una biopsia que confirma la ausencia de melanocitos.[cita requerida]

Tratamiento[editar]

En la actualidad no se dispone de un tratamiento eficaz contra la destrucción de los melanocitos que se produce en el vitiligo. Se ha intentado la repigmentación mediante el uso de esteroides o inmunomoduladores (tópicos y sistémicos) con malos resultados. También se emplean, con una eficacia bastante limitada, los psoralenos en combinación con sesiones de luz UVA. Se recomienda el uso sistemático de fotoprotectores (factor superior a 30), ya que la ausencia de melanina en las zonas hipopigmentadas aumenta la susceptibilidad a lesiones por la radiación solar. En algunos casos de vitiligo generalizado o universal se propone la despigmentación de las zonas sanas residuales para mejorar el aspecto estético.

Casos notables[editar]

  • Charly García (1951-), músico argentino de rock, con medio bigote blanco.
  • Michael Jackson (1958-2009), músico afroestadounidense. Fue diagnosticado con vitiligo en 1986. En 1993 reconoció en una entrevista con Oprah Winfrey que sufría esta enfermedad. Esto se confirmó en el informe de su autopsia.[7]
  • Luke Davis (1965-), músico afrobritánico.[8]
  • Thomas Lee (1967-), reportero afroestadounidense de Fox Broadcasting Company.
  • Jon Hamm (1971-), actor estadounidense. Atribuyó su vitiligo al estrés de la filmación de la serie Mad men.[9]
  • Scott Jorgensen (1982-), peleador estadounidense de artes marciales mixtas.
  • Jorge Luengo (1984-), conocido mago e ilusionista por tener una ceja blanca, ha hecho del vitiligo su seña de identidad.
  • Chantelle Young (1995-), más conocida como Winnie Harlow es una modelo afroamericana de 19 años.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. El Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española no recoge esta voz (ni «vitiligo» ni «vitíligo»).
    La Gran Enciclopedia Larousse (Madrid) solo recoge «vitíligo», como esdrújula.
    La mayoría de los hispanohablantes (que se encuentran en México y Sudamérica) pronuncian «vitiligo», como grave (/bitilígo/).
  2. Vitiligo (2013). «Qué es el vitiligo».
  3. Fitzpatrick TB, Johnson RA, Wolff K. Trastornos de la pigmentación. Atlas en color y sinopsis de Dermatología Clínica, sección 13. págs. 336-343. Madrid: McGraw-Hill. Interamericana, quinta edición, 2005.
  4. M. Sánchez Viera, y M. E. Gatica Ortega: «Lesiones hipopigmentadas. Vitiligo», en Medicine 2002; 8(90): 4855-4859.
  5. «Vitiligo, -inis», entrada del diccionario Priberam (en portugués).
  6. a b Halder, RM; Chappell, JL (2009). «Vitiligo update». Seminars in cutaneous medicine and surgery 28 (2):  pp. 86–92. doi:10.1016/j.sder.2009.04.008. PMID 19608058. 
  7. «Autopsy reveals Michael Jackson's secrets», artículo de Alan Duke en el sitio web CNN Entertainment, del 7 de mayo de 2013.

    The autopsy confirmed what Jackson told people who questioned why his skin tone became lighter in the 1980s. Jackson had vitiligo, a skin pigmentation disease

    LA coroner Dr. Christopher Rogers
  8. «I turned from black to white: How a skin disorder changed a man's identity and his place in the world», artículo del propio Luke Davis en el diario Daily Mail (Londres) del 24 de julio de 2009.
  9. http://www.theage.com.au/lifestyle/celebrity/mad-men-stars-stress-disease-20100906-14xh2.html «Mad Men star's stress disease»], artículo en inglés del 6 de septiembre de 2010 en el sitio web The Age.

Bibliografía[editar]

  • T. B. Fitzpatrick, R. A. Johnson, y K. Wolff (2005, 5.ª edición). Atlas en color y sinopsis de Dermatología Clínica. Madrid: McGraw-Hill. Interamericana. 

Enlaces externos[editar]