Visita ad limina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Visita ad Limina Apostolorum es la visita que todos los obispos diocesanos deben realizar a "los umbrales de San Pedro y San Pablo". El objetivo de la visita no es tan sólo visitar la tumba de los apóstoles sino el de informar al Papa, cada cierto período, el estado de la diócesis que gobiernan.

Durante esta visita, el obispo debe dar cuenta del estado moral y espiritual de su diócesis y todo lo relacionado con su gobierno. Esta visita puede ser realizada por el obispo titular, el coadjutor, auxiliar o, con permiso de la Santa Sede, por un párroco. Generalmente la realiza el Obispo titular de la diócesis y debe ser obligatoriamente cada 5 ó 10 años. Esta visita está regulada por el Código de Derecho Canónico en los Cánones 399 y 400.